Canal RSS

Iconoclastas e Iconódulos

Publicado en

“Don´t follow leaders,watch the parking meters”

(Bob Dylan; Subterranean Homesick blues)

Ante una disyuntiva moral, o simplemente de acción concreta, cualquier creyente buscará encontrar en las palabras de su dios trasmitidas por alguna encarnación terrenal o algún profeta – y asentadas normalmente en algún libro sagrado – si lo que quiere hacer está bien o no. Pero probablemente algo parecido hará también un no creyente consultando lo que dijo, hizo o dejó escrito algún referente, tomándolo muchas veces al pie de la letra. Cuántas veces hemos visto personas que la van de revolucionarios dedicando un buen tiempo a efectuar la exégesis de los escritos de Marx o Lenin para ver si tal o cual conducta corresponde a la de un revolucionario o de un burgués Son casos de iconodulia: tomar como guía sagrada e indiscutible lo que alguien suficientemente ilustre y con el que se simpatiza ideológicamente dijo, hizo o escribió.

Hay una diferencia entre los dos casos. Podemos entender al religioso. Si cree en la existencia de un ser sobrenatural y todopoderoso con poder de decidir sobre quién se salva y quien no, es lógico que si quiere ser salvado siga a pie juntillas lo que cree que éste ha trasmitido y ordenado a los mortales. Lo que no debería ser así, pero es bastante normal y habitual – diría que es lo normal – es encolumnarse rígidamente detrás de personas comunes, normalmente intelectuales, políticos, artistas, en fin, generalmente personas que han entrado en la historia, delegando en lo que ellos hicieron o dijeron la capacidad de pensar. Pasan, estas personas, a ser la versión atea o laica de un dios. Incluso, muchas veces en las representaciones que se hacen de ellos, se insertan componentes de estética o atributos religiosos. Pensemos, por ejemplo en toda la verborragia de Nicolás Maduro endiosando a Chávez, los dibujos animados que nos lo mostraban en el paraíso y todo el pintoresco desquicio del pajarito.


Himno a Artigas
El Padre nuestro Artigas
señor de nuestra tierra
que como un sol llevaba
la libertad en pos.
Hoy es para los pueblos
el verbo de la gloria
para la historia un genio
para la Patria un Dios.
Para que fuera ejemplo
de los americanos
grabó en el libro de oro
de la inmortalidad.
La Patria de mis hijos
no venderé oh tiranos
al precio miserable
de la necesidad.
Cuando hoy – recordamos
la pureza de su amor a la Patria
y su virtud.
Nuestras almas se llenan de grandeza
y el corazón estalla
en gloria y juventud.
Levantad vuestros nobles corazones
la palabra de Artigas escuchad
que sus ecos parecen escuadrones
que pasan y que atacan
gritando libertad.
Gritando libertad – gritando libertad
gritando libertad – …
El Padre nuestro Artigas
señor de nuestra tierra
que como un sol llevaba
la libertad en pos.
Hoy es para los pueblo
el verbo de la gloria
para la historia un genio
para la Patria un Dios.
Para la historia un genio
para la Patria un Dios…
Ovidio Fernández Ríos

icon00

Esta forma de idolatrar seres humanos lleva a que los errores o barbaridades de estos endiosados personajes sirvan para justificar errores o barbaridades del presente, nada de cuestionar a los endiosados. Más aún, normalmente se trata de adornar la vida de éstos, agregarles atributos inexistentes (que a veces llegan hasta temáticas que nada tienen que ver con su ámbito de acción), tejer leyendas y buscar rebuscadas justificaciones para acciones oscuras. Los héroes, además, siempre encontrarán en el arte quienes los inmortalicen: pinturas, estatuas, bustos canciones. Esta debilidad humana ha sido aprovechada en toda época por los manipuladores de siempre. No necesito explayarme en decir que el grado superlativo de endiosar a estos mortales lo han tenido las dictaduras. Pensemos en el culto a Stalin, Hitler, Franco o a toda la saga norcoreana de Kim-Il-Sung, Kim-Jong-Il y Kim-Jong-Un. O lo que ha ocurrido en regímenes híbridos de populismo autoritario como el de Perón o Chávez. Pero –y tal vez esto sea lo más grave – pasa incluso en las democracias sin que nos demos cuenta, tomándolo por algo normal, porque generalmente la infabilidad del héroe viene desde el sistema educativo. En Uruguay Artigas no se cuestiona, todo lo de él es palabra sagrada. Lo mismo pasa con José Pedro Varela. Incluso en el deporte: alguien alguna vez ha oído,por ejemplo, alguna crónica de algún partido jugado mal por Obdulio Varela o una patada mal dada (de esas que hoy serían tarjeta roja)? Y ni qué hablar todo el endiosamiento/martirización que sufrió la figura de Luis Suárez luego de su lamentablemente famosa mordida.

Recuerdo que hace unos años me illamó la atención lo ocurrido con las declaraciones de una dirigente de la Vertiente Artiguista, una maestra de nombre Susana Bonilla. El incidente está recogido en el Semanario Búsqueda del 24 de diciembre de 2002 (se puede ver una cita aquí: http://www.rebelion.org/hemeroteca/uruguay/israel281202.htm) y estaba relacionado con un conflicto que ocurría dentro la la Intendencia de Montevideo y que había generado un debate dentro del Frente Amplio respecto a si lo ocurrido en este conflicto debía ser informada a la población o censurado. La citada dirigente, partidaria de limitar la información, había expresado como argumento a favor: “En algunos casos Artigas y Fidel Castro practicaron la censura”. Fidel Castro era – y sigue siendo – un ícono intocable para una buena parte del espectro político y Artigas lo es para el 99.9% de nuestra población. En ningún momento el razonamiento es: “Artigas y Fidel no tuvieron – por lo menos en ese caso – una conducta democrática”, sino “Si lo hicieron Artigas y Fidel está bien y por lo tanto estamos autorizados a hacer lo mismo”. Esta es una de las formas más comunes y aberrantes de razonar.

También, muchas veces, ante todo intento de reforma de nuestro lamentable sistema educativo quienes se oponen invocan “que va contra los principios varelianos”, y ahí ineludiblemente se cita el clásico slogan que hemos aprendido mecánicamente a recitar desde la escuela: “gratuidad, laicidad, obligatoriedad”. Como si el mundo de Varela fuera el mismo que el de hoy. Claro, los que tienen como ícono sagrado a Varela se ven muchas veces en problema cuando miran todo su ideario y tapan pudorosamente su actuación como funcionario de una dictadura y su nunca oculto racismo.

Partiendo de bases falsas y formulando afirmaciones sin fundamento, se cree generalmente entre nosotros en la perfecta igualdad de las razas humanas y como consecuencias, en su igualdad de aptitudes para seguir con el mismo vigor todas las etapas del progreso. La falsedad de esa afirmación y de esa doctrina, ha podido demostrarse con cifras con respecto a los índios”. (José Pedro Varela. Lesgialción escolar. Cap V
I. Amenazas para el porvenir).
Es preocupante que los pueblos hispanoamericanos hayan mezclado su sangre con la sangre decrépita de las razas aborígenes (José Pedro Varela. Lesgialción escolar. Cap VI p. 71, Amenazas para el porvenir)

 

Es que para poder tener estos referentes que nos ahorran el trabajo de pensar es necesario armar figuras perfectas, personajes de cuento de hadas. Ni siquiera personajes mitológicos, pues muchas mitologías – principalmente la más conocida, la griega – nos presentan a los dioses y héroes con todas sus imperfecciones y bajezas terrenales. Así se retuercen los argumentos y se trata de convertir en virtud todo lo que está relacionado con el falso dios.

Si no, vean este otro ejemplo.

Una de las frecuentes (y pocas) críticas que se le hacen a Artigas (fuera de las aulas lógicamente) es que no liberó a los esclavos negros. Algunos historiadores han visto en esto una simple falta de visión del prócer (diferente a lo que hizo Bolívar), otros un no querer tocar los intereses de algunos hacendados que apoyaban su revolución. En cambio el profesor Gonzalo Abella, connotado iconódulo artiguista, empeñado en mostrarnos la visión multirracial de Artigas nos da una versión totalmente diferente. Como un experto alquimista troca el racismo del prócer en virtud.

Aquí se puede leer algo que no tiene desperdicio.

http://www.chasque.net/vecinet/abella13.htm

http://www.chasque.net/vecinet/abella14.htm.

Para Abella “La abolición de la esclavitud fue siempre (¡en la historia de toda América!) la hipócrita resolución de los poderosos que modernizaban sus formas de opresión” Sin duda que los ingleses cuando presionaron para abolir el tráfico de esclavos no lo hacían movidos por intereses humanitarios, sino porque les era difícil competir contra la producción de las colonias basada en la mano de obra esclava. Pero eso no invalida que en sí la abolición de la esclavitud fuera un hecho positivo como es absolutamente obvio. La iconodulia tiene su cara reversa y complementaria. Así como todo lo que dice el héroe está bien, todo lo que dice o hace el enemigo está mal, y si mi enemigo lo dice eso basta para usar lo contrario como argumento a mi favor. Para Abella el no plantear la abolición de la esclavitud era una forma de proteger a los negros, ya que los esclavistas tenían la obligación por ley de mantener a los negros viejos y si se liberaba a los esclavos los negros viejos quedaban en la vía. Podemos imaginarnos como sería esa manutención que le daban sus dueños a esos pobres viejos ya inútiles para el trabajo (o es que aquí los amos esclavistas, terratenientes contra los que se levantó el prócer se vuelven solidarios y sensibles de golpe respetando las leyes?) . Y nos preguntamos: ¿es que en el Artigas de los más infelices sean los más privilegiados no había un lugar para liberar y mantener a esos viejos, prefiriendo que la manutención estuviera de cargo del enemigo? Otro argumento es que como los negros no eran sujeto de derecho, darle tierras a ellos era regalársela a sus amos. O sea, resumiendo, Artigas mantenía a los negros esclavos para protegerlos. Un argumento parecido al que emplean quienes tienen pájaros enjaulados, justificando que si los liberan se mueren.

El iconódulo divide necesariamente al mundo en buenos y malos. Los buenos son maravillosos y perfectos, los malos son demonios.

El historiador Lincoln Maiztegui en su libro Caudillos desarrolla el concepto de que tendríamos otra visión de muchos personajes de la historia nacional si se hubieran muerto antes. Respecto a una de las figuras más controvertidas (y odiada por muchos) de nuestra historia, Venancio Flores dice:

De inmediato firmó con Oribe el pacto de la Unión (11 de noviembre de 1855)) por el que ambos caudillos renunciaban a sus aspiraciones presidenciales (..) y se comprometían a seguir el camino de la legalidad constitucional. Luego, de común acuerdo, ofrecieron su apoyo a Gabriel Antonio Pereira, que fue designado entonces presidente de la República en un clima de armonía sólo quebrado por la intransigencia de los Conservadores (..). aquel momento señaló el apogeo de Flores como caudillo de acuerdos y fue alabado por su epíritu pacificador. Si por alguna circunstancia hubiera fallecido en esos días, la historia hubiera tenido motivos para recordarlo de una manera muy distinta a la que la ha hecho”.

Por eso haremos bien en ser iconoclastas, si es necesario hasta la exageración; es la única forma de sacar del pedestal a estos falsos dioses. Y de última poder entender que los individuos cuando dejan huellas en la humanidad, lo hacen con una parte de su ser. Se puede ser genial y cometer errores; contradecirse en la vida una y mil veces es lo normal, se puede ser altruista en algunas ocasiones y jodido en otras.
Porque hasta incluso bajando a tierra a los personajes históricos podremos separar mejor la paja del trigo y quedarnos realmente con sus verdaderos aportes.

ALGUNAS ILUSTRACIONES DE ICONODULIA ( EN MUCHOS CASOS EXTREMA).

Esta es una recopilación de ejemplos de adoración de falsos dioses, la mayoría de ellos tomados de textos escolares, con los cuales se pretende manipular la mente de los niños y sobre todo anular su espíritu crítico.

(dar click en las fotos para ampliar)

 icon1

icon 4  icon2

icon3

icon6 icon7icon8  icon9 icon10icon11

icon12

icon14 icon15icon13 icon16 icon17 icon18 icon19 icon20 icon21 icon22 icon23 icon24 icon26 icon27 icon28 icon29 icon30 ?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? icon32 icon33 icon34  icon36 icon37 icon38icon39 icon40

 Con motivo de conmemorarse el 170 aniversario del nacimiento del educador uruguayo José Pedro Varela, la Coordinación Ciudadana en Defensa de la Educación Pública y la Laicidad, convoca a la ciudadanía a concentrarse hoy a las 11.30 horas al pie de su monumento en Montevideo (Bulevar Artigas y Av. Brasil).
La organización pretende que se hagan presentes “todos quienes se sientan identificados con la defensa de los pilares de la Educación Pública laica, gratuita y obligatoria, pues es a partir de ellos, que nuestro país fue capaz de consolidar los principios republicanos que lo sustentan, forjados en los tiempos del ciudadano José Artigas- y construir ciudadanía e igualdad de oportunidades”, aseguran los convocantes.
Educación inclusiva
“En los últimos tiempos, la sociedad uruguaya ha conquistado nuevos derechos y la Educación Pública ha alcanzado más recursos presupuestales, que deberán fortalecerse, mejorando asimismo, la gestión administrativa”, enfatizan, y añaden que “convencidos que es posible una Educación Pública de calidad, inspirada en sus buenos ejemplos, tanto nacionales como del exterior y no a través de los mal llamados ‘liceos públicos de gestión privada’, que son selectivos respecto a sus estudiantes, segregando a los más desfavorecidos, rechazamos la transferencia de recursos estatales a los mismos, sea por vía indirecta como sucede actualmente, a través de la exoneración impositiva a los empresarios que realizan ‘donaciones’, o por el subsidio estatal directo.

libpero2 peron peron peron-adivinanzas votaron a peronparvulitos pelayos-y-flechas

don’t follow leaders

Anuncios

»

  1. Hola: tengo la incomoda costumbre de empezar a leer los libros por cualquier parte (a veces por el final). Creo que sin descartar el psicológico diagnóstico de “trastorno compulsivo”, es un artilugio para saber si la lectura vale la pena, no se desgastará mi interés y sobre todo …no me desilusionaré. Aquello de la primera impresión…la definitiva, a mi me vino con una lija en el bolsillo (como los Blue jeans, aquel remedo tercermundista del Lee, allá por el 70).
    Todo este introito para qué ? Seguramente para filtrar a los lectores ansiosos e inteligentes. Ahora que estoy solo, tengo que confesarme. Es (creo) la primera incursión del autor en el blog … y es la que me parece más comprometida y determinante , hasta ahora … Y yo recién la leo.
    Apenas voy a destacar un detalle, de los tantos con que plaga la información . Hay una foto en la que al pie reza “Stalin vive. com. “. No se pierdan ese blog, no tiene desperdicio. Me hizo acordar a unas revistas que le mandaba la embajada de la URSS (ediciones Pueblos Unidos) a un vecino en los 60 ,( pero ahí no era joda). La fotografía y el papel satinado era impresionante. Aquel buen hombre murió diciendo que el mundo ( y miraba un globo terráqueo que tenia sobre la chimenea) cada día, se pondría más rojo. Ahora no sé si era banderas rojas, sangre o contenedores chinos.
    Bueno Salud : ahora me pongo a ver una pelicula que “bajé” y que hacía años esperaba, para comprobar si el paso de los años nos envejeció a ambos.
    Ah! la pelicula es “O Lucky man” de Lindsay Anderson , dura como 3 horas (voy a amanecer
    tratando de acordarme con quién la vi en Cinemateca, a mediados de los 70), una de esas películas que la dictadura “se mancaba ” y dejaba pasar por un tiempito.

    Me gusta

    Responder
    • Espero haya podido recordar con quien disfrutó las andanzas del cafetero Malcom Mc Dowell, y en que sala, si la que estaba abajo de la piscina de la Asociación Cristiana de Jóvenes, Estudio Uno en la sede de Aebu o la Sala Carnelli. Yo la vi tantas veces que ni me acuerdo. Lo que sí es cierto que en la puerta, picando la tarjetita de Cinemateca estaba – con sus inflatables poleras negras – Manolo Martínez Carril.

      Me gusta

      Responder
      • De la compañía, me acordé… pero no me trajo alivio, todo lo contrario.
        La sala no era la de la ACJ porque me acordaría del calor reinante. Aunque fue la que más visité, por concurrir a practicar fútbol sala y boxeo (mi abuela me mandaba la plata para la cuota, nunca le dije que la ACJ no era católica, sino me cortaba los víveres). Usted sabe que no me puedo acordar del picado de la tarjeta, juraría que marcaban con bolígrafo la cuponera.
        A Martínez Carril tuve el gusto de tratarlo, en una época que llevábamos películas
        para un cine forum, que el cura del pueblo había armado en la parroquia. Como yo viajaba los fines de semana estaba encargado de acarrear con las latas de 16 mm. en una bolsa. Todo se pudrió cuando perdí un rollo (luego apareció , pero ya era tarde) Igual el foro, que el pobre cura llamaba “espacio de reflexión” (así se lo “vendió” a la Curia de Canelones, para que nos saliera de garante) se había transformado en una bolsa de gatos (bolches,anarcos, democristianos,etc etc) todos contra todos. El neo realismo italiano daba para la especulación de todo el espectro político. El goce no era el cine, sino la confrontación.
        Pero cambiando de tema… no le parece bizarro subir a la cantina de la ACJ, tomarse uno de aquellos jugos de naranjas aguados y mirar con ojos adolescentes a su compañera de asiento, que se retiraba destellando … acompañada por el boludo que perdió Constitucional 2 veces (pero que tenía una Yamaha RD 125 0 KM ).
        Por último y esto en serio, Don Salmón, usted no habrá sido uno de mis compañeros en el curso de cine de Cinemateca, que en el 74 hubo los domingos de mañana en la ACJ.
        El Uruguay es tan chiquito! y somos tan poquitos.

        Me gusta

      • Pegó en el palo… estuve en los cursos de cine de Cinemateca (o algo que pretendió ser un curso), pero no en el 74, sino en el 76 y se dictaban en Estudio 1. Y creo que sí, que tenés razón, no picaban la tarjeta, le ponían una marquita con birome.

        Me gusta

  2. Cuando me refiero a que plaga (ahora que lo releo) debe ser interpretado mirando la concepción del blog : un medio para minar nuestras certezas, un virus para…etc etc ..ya empezó la peli.

    Me gusta

    Responder
  3. Cuando. me deseaste suerte en el recuerdo de la compañía con la que asistí al cine, estuve a punto de bromear con que podías haber sido vos. Y no habría estado tan errado. Seguramente en algún momento coincidimos en la risa o la emoción de alguna función. Pero dejemos estos sensibleros recursos epistolares “onda Corín Tellado”. Volviendo al curso de Cinemateca, estás muy en lo cierto acerca de su carácter artesanal.
    Lo que quedó en el debe, en mi caso, fue la parte práctica. Por motivos obvios, en aquella época los medios técnicos lloraban por la ausencia. La parte teórica estuvo impecable, dentro de lo conciso que debía ser.
    Las vueltas que tiene la vida! y lo chiquita que es nuestra comunidad . Tuve algún intercambio de opiniones con C. Aharonian, que nos dictó clases. Mi soberbia e insolencia de los 18 años le discutió cosas, que por verguenza me niego a recordar. 2 años después yo comencé a trabajar en los estudios de Fimasa y a escuchar , corregir ticks y frituras en las “madres” y a prensar entre tantos otros los vinilos de AYUI TACUABÉ . Ahí descubrí lo poco que sabe un intuitivo como yo, frente a un estudioso como el “gran petiso calentón” (como apretaba la mano al saludar!). Me di el lujo de escuchar el primer vinilo de todas sus novedades, también no me olvido la generosidad de regalarme 1 Lp de cada edición (por supu me quedaba con el Nro. 1 en las ediciones numeradas). Alguna vez en el futuro se valorará debidamente el trabajo a pulmón de la gente de Ayui. Dejo en claro , para no ser hipócrita, que mucho de su producción no me gustó/a en absoluto. Hubo puntos altísimos como los discos de Jaime. Querés que te cuente una anécdota ?(a esta altura te estoy escribiendo a vos , no al blog, porque presumo que solamente a algún melómano le puede interesar y es evidente que escapa a tu propuesta formal). Bueno, allá por el 82 y ante la ida de Jaime hacia el sello Orfeo (mis patrones ya olían el éxito), le pregunté a Coriún por el pase (un poco chusma mi actitud, pero en realidad yo no entendía las reglas del crecimiento comercial) , me respondió apretándome el brazo y fiel a su lógica del ” Homenaje a la flecha clavada en el pecho de J.D. de Solís” (una de sus obras electroacústicas) me susurró: “el sistema se los va a seguir TRAGANDO” (dijo otra palabra más gruesa, propia del momento histórico y la calentura).
    Se que esta anécdota parece chusmerío onda Facebook y estás en todo el derecho de sospechar que es mentira o exageración. Tengo muchas anécdotas de artistas , en donde muchas veces sobrevuelan tus conceptos sobre la fragilidad de nuestra iconodulia. Hay una muy jugosa de Jaime cuando fue a escuchar el master de Mediocampo, pero que por ahora no te la voy a relatar. Por su característica vas a creer que es una revancha mía (justamente …Jaime y grabaciones!, vos me entendés…)
    Te repito, este comentario apenas reviste algo de valor para vos, si querés recortarlo o eliminarlo, dale nomás, es apenas un comentario tipo cola del BPS , sin pretensión de trascendencia.

    Me gusta

    Responder
    • Interesante anecdotario . esa época creo que fue también – y supongo que sigue siéndolo – de mucha envidia hacia los artgistas que tenían éxito y de un tremendo cerradismo en términos musicales por algunos popes cantopopu. Habíaa muchos músicos (no sé si coriún no estaba entre ellos) que se sentían con potestades de dictaminar qué música era “válida”y cuál no para entrar dentro de los cánones del canto popular.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: