Canal RSS

Juan Eslava Galán

Publicado en

Juan Eslava Galán es un escritor español nacido en Jaén, que escribe principalmente sobre historia, y sin duda es u muy adecuado para salmones, bizarros e iconoclastas.

Algo de eso uno se puede imaginar cuando ve los títulos de alguno de sus libros.

eslava1 eslava2 eslava3

Su estilo particular se basa en reconocer que la historia está llena de mitos y mentiras, y por lo tanto su enfoque tiende a mostrarnos a los que la hicieron como personas llenas de defectos y contradicciones. La mirada del historiador se posa así sobre aspectos humanos y de la vida cotidiana. Complementa esta visión con una narrativa plagada de mordaces ironías – frecuentemente no exentas de cariño – que se materializan en comentarios que nos toman por sorpresa en medio de un texto o en llamadas al pie, a veces referidas a anécdotas triviales que operan   muchas veces como disgresiones, otras veces apuntando a relfexiones más profundas. Adicionalmente es frecuente que en algunos de sus libros intercale ficciones, imaginando diálogos entre personajes reales o imaginarios. Esta forma de escribir hace más amena la lectura, nos mete en un palco privilegiado  en el teatro de la historia, sin que ello implique falta de rigurosidad. Las citas documentadas son abundantes y la erudicción del autor es evidente.

Una particular mirada a la evolución de la sociedad española nos aparece en la trilogía que se ilustra a continuación y que comienza en la España de la posguerra, atraviesa todo el régimen franquista y termina con la transición democrática y los primeros años de la democracia, hasta el 23F

eslava4 eslava5 eslava6

De alguna forma esta trilogía es precedida por el libro “Una Historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie” que como su nombre sugiere presenta una visión no maniquea de este hecho histórico. En el imaginario colectivo ha quedado grabada la historia de que en esta guerra los republicanos son los buenos y los nacionales los malos (salvo, claro está, para gente muy reaccionaria). La cultura de izquierda, asimismo ha ensalzado el heroismo republicano, y construido un panteón con sus mártires: desde el icónico García Lorca, hasta la masacre de Guernica inmortalizada por la genialidad de Picasso. Las canciones que entonaban los milicianos en la guerra se han popularizado por todos lados y ciertamente, el oscurantismo de lo que vino después parece dar razón a esta visión.

Eslava Galán  nos muestra otra visión: los republicanos no eran tan buenos, ellos también mataban salvajemente y pisoteaban las libertades allí donde mantenían el poder. Por sus páginas – además de las previsibles barbaridades del bando franquista – desfilan también las tristemente célebres “chekas” (celdas de tortura utilizadas por la República), los “paseos” (secuestros de opositores que terminaban generalmente en fusilamientos), los juicios sumarios, los incendios de iglesias, matanzas de religiosos (por el solo hecho de serlos) y todo el desquicio de gobierno irresponsable de quienes pretendían a la vez derrotar al fascismo y hacer la revolución.  Las líneas  que se transcriben a continuación son una buena síntesis de la visión del autor: “Dos Españas. Cada una de ellas pretendía catquizar a la contraria y convertirla a su estilo de vida, y si ello no fuera posible, por lo menos, exterminarla. Dado que el país era más fértil en analfabetos y hombres de acción apasionados y montaraces que en caviladores y contemplativos, el bagaje ideológico de cada bando se redujo a media docena de consignas fáciles de recordar. … Sobre cuál de las dos Españas era la mala y cuál era la buena, si es que alguna era buena, hay diversidad de opiniones. Lo que está fuera de toda duda es que cada una se creía la buena y estaba convencida de que la otra no tenía derecho a la vida.”

En la trilogía Eslava Galán es implacable con Franco y su régimen, y se las arregla para introducir el humor en medio del sombrío panorama que relata. Pero también es implacable con el español medio y con los personajes que fueron apareciendo en la transición (o “transacción”, como prefiere llamarla) hacia la democracia. Los libros no solo abarcan los hechos históricos típicos sino que además se detienen en anécdotas y costumbres – en particular todos los cambios que va experimentando la sociedad española – -, lo cual es – junto con la iconoclastia del autor – un sello distintivo de sus relatos. Así nos enteramos que Franco poseía una prodigiosa vejiga que le permitía estar muchas horas en las reuniones de gobierno sin levantarse a mear, que el régimen prohibió la venta de condones y que el Generalísimo tenía en su dormitorio una virgen que – según hipotetiza el autor – le impedía a don Paco inspirarse para el amor, lo cual estaría explicando por qué fue tan poco prolífico en dejar descendencia.

Hay algunos pasajes que se destacan sobre los demás: la fallida toma de Gibraltar durante la guerra, la visita de Hitler, la de Eva Perón, la voladura de Carrero Blanco, la decadencia y muerte del Generalísimo, las indecisiones del Rey Juan Carlos, la gran manipulación de Torcuato Fernández-Miranda – verdadero artífice de la apertura – de los personajes que comandarían la transición, la ascensión de un desconocido Adolfo Suárez, y  la perlita del final: el minucioso relato del 23F donde Eslava Galán nos da su particular interpretación de los hechos: una payasesca puesta en escena montada por el Rey con la complicidad de toda la clase política y que estuvo a punto de írsele de las manos. Una de las tantas interpretaciones que se han dado sobre este oscuro suceso de la historia española, Podrá ser cierta o no, pero por cierto no es contradictoria con las ridículas imágenes que se vieron de la entrada de Tejero en el Congreso.

Como debilidades la obra de Eslava Galán se podría señalar que a veces a la mirada le falta un poco de profundidad. En particular, en el episodio del tejerazo faltan algunos cabos sueltos en la interpetación del autor y en otras ocasionesn encontramos que falta algún por qué. Sin embargo, el tono ameno y cuestionador de sus libros alcanza para cumplir algunos objetivos nada menores. En primer lugar entretiene; en segundo lugar nos deja con más inquietudes que antes de leer, lo cual es un profundo estímulo para seguir buceando en la historia. Poco importa si muchas explicaciones no son lo suficientemente completas.. Basta con que haya quedado sembrada la semila de la curiosidad para que busquemos esas explicaciones en otros lados. No es poca cosa.

Anuncios

»

  1. Me gusta mucho tu blog, me encanta tu enfoque y tu apertura a las críticas e ideas apenas.
    Solo quería recomendarte que leyeras tu trabajo luego de escribirlo para corregir algunas faltas ortográficas, detalles nada mas

    Slds

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: