Canal RSS

LAS SESIONES SECRETAS DE JAIME ROOS

Publicado en

En los ambientes relacionados con la música venía corriendo, desde hace algún tiempo, el rumor de la existencia de unas grabaciones inéditas de Jaime Roos. Al parecer, luego de editado su disco “Fuera de ambiente”, y mientras estaba en una de sus agotadoras giras, el músico tuvo un accidente al caerse de una moto. Si bien el accidente no fue grave, el hecho de que pudo haber tenido consecuencias importantes lo puso en alerta, por lo que decidió bajar las revoluciones y efectuar varios retiros para tomar un poco de distancia de su actividad, y de paso recargar las pilas. Al parecer, durante uno de estos retiros, el cantautor quiso darse un gusto. Fue así que reunió, de manera totalmente informal y en secreto, a varios músicos del ambiente, formando una improvisada banda – a la que bautizó como “Los Halcones”- realizando varias toques en forma totalmente descontracturada. Así fue grabando nuevos temas que fueron surgiendo de manera espontánea, más como parte de una actividad lúdica que de un emprendimiento profesional. Sin embargo, en algunos momentos surgió la idea de editar un cd con esta música, lo cual fue finalmente descartado por el propio artista. Estas versiones nunca pudieron ser confirmadas, pero tampoco fueron desmentidas, y en el ambiente es común que los músicos se refieran a ellas como las Cintas del Sótano, ya que al parecer las reuniones habrían tenido lugar en el sótano de una casa de la Ciudad Vieja, un depósito de frutos del mar que fuera limpiado y acondicionado especialmente para la ocasión. Otras versiones ubican el sótano de la reunión en una casa de la Calle Pastoriza donde en otra época funcionaba un lugar de entretenimiento para hombres. Es probable que las sesiones – si existieron – se hayan realizado en más de un lugar. Hasta aquí el rumor, con más características de leyenda urbana que de historia cierta.

Hace unos días, entre la multitud de adhesiones que suscitó el artículo “Ejemplar jornada cívica”, nos llegó un sugestivo correo de una persona que prefirió no identificarse – firmaba bajo el seudónimo de Conrad – y que sostenía haber participado de forma casual en algunas de las sesiones, dándonos algunos sugestivos y convincentes detalles, que nos llevan a pensar que aquellos míticos encuentros ocurrieron realmente; lamentablemente no podemos revelar esos detalles, pues, a cambio de nuestro compromiso de silencio, Conrad nos pasó como primicia absoluta las letras de algunas de las canciones compuestas por Jaime. Estas letras son parte de un borrador sobre el cual se iba a diseñar un pequeño libro que acompañaría una caja con dos CDs, que en principio se iba a titular  “El sótano de Jaimito” . El  CD1  iba a llevar como título “Las sesiones de la Vasca” y el CD2 “Las sesiones del depósito limpio” . Afortunadamente Conrad logró rescatar el borrador de la destrucción efectuada por el artista cuando decidiera no publicarlas. La manera en la cual se hizo de estos borradores parece realmente tomada de un cuento de Borges. Cuando le preguntamos a nuestro informante cuál era el motivo por el cual había decidido pasarnos el material nos contestó que nunca había entendido por qué Jaime Roos no había querido grabar las canciones, ya que muchas de ellas estaban muy buenas, a la altura incluso de lo mejor de su carrera. Le parecía adecuado hacerlas llegar a un blog de creciente popularidad para que un público masivo las conociera y así el músico se sintiera presionado a editar el cd. Al respecto nos comentó que – pese a la testarudez con la que Jaime despreció su obra – buena parte de las grabaciones habían sido rescatadas y estaban en poder de algunos de los participantes de la reunión. Una copia íntegra, incluso, estaría en poder del propio hijo de Jaime, Yamandú.

En forma coherente con el eclecticismo y la apertura musical de de Jaime, por las sesiones desfilaron músicos heterogéneos, tales como: Hugo Fattoruso, el Zurdo Bescio, los hermanos Ibarburu, El Sabalero, Gustavo Montemurro, la murga Contrafarsa, la cuerda de tambores de C1080, Tabaré Rivero, Mariana García Vigil, Jorge Galemire, Alvaro Gutierrez, Dino, Ricky Musso, Laura Canoura, Santiago Tavella, Fernando Flores, Gabriel Lucero, Pitufo Lombardo, Yamandú Cardozo, Popo Romano, el Fata Delgado, Ruben Olivera, Roberto Darvin, Coco Echague, Pinocho Routin, Jorge Bonaldi, el Pelado Cordera, Sebastián Almada, Eduardo Useta, Jorge Esmoris, Pepe Guerra, Adriana Varela, y en una ocasión se hizo presente el Negro Rada. En una de las sesiones apareció de sorpresa un anciano bastante amargo con sombrero de cowboy, que se abrazó con Jaime, y dejó a todos los presentes estupefactos. El tipo cantó un par de canciones en inglés con una voz bastante estropeada y carrasposa, pero no se dejó sacar fotos, ni sonrió en la hora que estuvo ahí. Jaime lo presentó como “el Judío rico” y nuestro informante dijo ni tener idea de quien se trataba. Así como llegó se fue sin saludar a nadie más que a Jaime.

Conrad también nos comentó algunos detalles anecdóticos de las sesiones. El día que estuvo Rada, ya sobre el final, y luego de haberse agotados los stocks de vino y gaseosa que en proporciones de 7 y 3 aliviaban las gargantas de los participantes tuvieron la idea de jugar al juego de la copa intentando contactar al espíritu de Eduardo Mateo para que los fueran guiando letra a letra en la composición de una canción. Atribuyen que de ahí salió la canción Así fui yo.

Además de las canciones que fueron componiendo e improvisando hay otros divertimentos como una adaptación murguera de la canción “La mer secrète” del poeta francouruguayo Jules Supervielle: “Quand nul ne la regarde/la mer n’est plus la mer/elle est c’est que nous sommes/lorsque nul ne nous voit/elle a d’autres poissons/d’autres vagues aussi/c’est la mer pour la mer/et pour ceux qui  en rêvent/comme je fais ici.” Por supuesto la canción terminó deformada de varias maneras jugando los músicos con las similitudes fonéticas de la palabra mer.

Con un razonable convencimiento de que las letras son auténticas y esperando no haber sido engañados en nuestra buena fe el Salmón les ofrece en primicia exclusiva algunos de los textos inéditos.

VIEJO TABLADO

(con El Sabalero)

(la INTRODUCCION de la canción es con el Sabalero haciendo, con su voz aguardentosa, una especie de recitado donde va nombrando direcciones y nombres de viejos tablados: “Piedra Alta y Cerro Largo”,”Jardín de la Mutual” “Jardín de las Comparsas”…, mientras un corito de Laralaira, laralaira va creciendo).

Viejo tinglado de barrio
olvidado
de serpentina y papelitos
de murguistas que desafinaban
voz de estaño y grapamiel

me hablaba mi abuelita
de las guerras de agua
tablado que dormita
el sueño del recuerdo
el humo que es de olores
de un pomo apretado
con agua amarilla
en el traje almidonado
de algun cajetilla de esquina

ya miró a la colombina
con su suspiro de emoción
no tuvo ocasión
de agarrar la serpentina

Viejo tablado de barrio
De rifas y esperas largas
de borrachos y chiquilines
a las tres de la mañana
laralaraira
vacía la damajuana
laralaraira
vacía la damajuana
encontramos el recuerdo
de los Patos esta vez
y mi abuela que contaba
que hasta un día vino
el abuelo borracho
a la casa con Pepino.

ADIÓS TE DIJE

Adiós te dije
y te fuiste
y te vi
y yo así
tu vestido transparente
tu mirada de repente
y yo así
así
sí sí

te vi
cuando me dijiste
adiós
entre tanta gente
y tu sí sí
te vi
te vi y te conocí
sí sí
y tu beso siempre pendiente

NEGRO OLVIDADO

Era Cococho el más valiente
patrón del área tricolor
cuando llegaba la hinchada
y él sentía el tambor

Cococho gambas torcidas
barriendo al centrofóbal rival
siempre sacando y sacando
lastimado y jugando igual

Cococho no dejaba entrar a nadie
que quería ir camino del gol
el cerrojo que ponía
solo lo abría Peñarol

Era tiempo de inocencia
era tiempo de gozar
de aquella adolescencia
que nos empezaba a alborotar

Cococho el día que colgaste
los botines que no serian “Ribó”
sentí que me abandonaste
y que empecé a ser mayor.

Uno más para atender

CANCION DE AMOR PARA MARGOT

Margot tiene el pelo recogido
en la tina todo el día
Margot mira el mar tras la esquina
película de Fellini
crudeza del ayer
con malvón y con clavel

Margot gusta del heladero
que ayer pasó
y hoy le compró
un vasito de cartón azul
con cucharita de madera
Margot te miro a los ojos
y no lo puedo creer
que con esa carita gastada
y el olor a Jane en tu sudor
me digas que sí
si si si si
laralaraira
si si si
hoy me atreví

Margot hoy está contenta
Claro que sí
Que la vi
Y la entendí
Sí sí
Con su espuma controlada
Y la boca desbocada
Si que sí
Ilusionada
Con el dragoncito que la besa
Ya la tina no le pesa
Pues te vi
Y me atreví
Si si

LOS VIEJOS

Los viejos se reunen
en el boliche otra vez
Ramón lo de siempre
y la Ancap con “Oxi Bitué”
no les hablen de pelo largo
de Beatles o sallad bar
allá el mago siempre les sonríe
y el pan para picar
tocino, salame, butifarra y cantar
uruguayos campeones
y tome y tome

y en la noche al Espronceda
de bochas es la cuestión
la glándula todavía chica
y no hay operación
quien la tiene ya verán
con el paso de los años
el recuerdo del zaguán
si son lisas o rayadas
es lo mismo, tanto da

el tiempo no les ha llegado y no los vayan a apurar
se dan dique con sus recuerdos de los bailes de Carnaval
Teatro Solís, Parque Hotel y a arrasar con todo el barrio
Arrastrándole el ala a las gurisas y pasando bien el plumero
Bailando con la orquesta del gran Toto D’Amario
Donde tocaba Solano, de la cuadra el peluquero

ASI FUI YO (la canción de la copa)

Asi si
tan asi me fui
y vi
si
como si que si
por ti
candombeando candombeando
la noche de llamadas
asi
asi
asi como que si
si si
porque si
candombeando candombeando
la noche de llamadas

POR QUE

Por que ya se fue
y no volverá
el afilador
el viejo colchonero
porque no quedan ya barquilleros
porque la leche en bolsitas
y envasada la papa frita
por que los ravioles
no los hace mas la vieja
por que el tiempo no deja
a los muertos en paz
por que no se graba mas en vinilo
y lo cuchillos en lugar de filo
tienen un serrucho
que te mete flor de chucho
por que la flor esta triste
que ya nadie la desviste
por que no llorar
puede el asfalto
de la vieja calle Salto

LENTEJUELA

Lentejuelas de payaso almidonado
que vas cantando en febrero
esa canción con esmero
en tu tono desafinado
Adiós, adiós adiós hada madrina
vieja colombina
enamorada del pierrot
Adiós al barrio otra vez
y mañana de nuevo
a cantarle a otra muchacha
y tal vez un amor
y tal vez un amor
un amor que dé tu sonrisa
de colores pintados
en equilibrio por la fina cornisa
que el amor se enamora de eso
que siente en medio de un beso
el aliento a vino lija
del olor a hombre tierno
toda mamá te querría de yerno
del polvo brillante de tu vestimenta…..
polvorienta

y de noche después del bar
vuelta a casa sin despertar
a la vieja que durmiendo está
y una taza de sopa que en la heladera todavía te espera
toda redonda
ya iras aprendiendo solo
a calentarla en el microondas.

MEDIANOCHE

Medianoche
y el lobo se calló
medianoche
y el caballero regresó
medianoche
y el enamorado se desvistió
medianoche
y tu sonrisa que volvió

LARALARAIRA

(esta canción la cantan todos juntos los primeros cuatro versos. Los otros cuatro se repiten muchas veces y cada vez es una voz solista diferente. Cada cinco repeticiones vuelve el coro. La canción parece que dura uno doce minutos).

Lararlarairla
cantemos todos
laralaraira
que es carnaval
laralaraira
cantemos todos
laralaraira
que Momo otra vez llego

EL DUEÑO DE LA PELOTA

Cuando venía Marcelito
A visitar a sus primos pobres
Se traía la número cinco
Pa practicar unos goles

Era fiesta en el rioba
Con la gurisada alborotada
Seis pa cada lado
Y a correr atrás de la globa

Marcelito championes blancos
Y medias haciendo juego
El pelo a la gomina
Y el andar que lo delataba
Se quejaba como chiquilina
Cuando recibía una patada

Marcelito patadura
Enojado y despeinado
Con la guinda bajo el brazo
El partido se terminaba

Marcelito serías el dueño
De la pelota tan deseada
Y aunque con tu vieja te la llevaras
Vos no eras el Negro Jefe
Y en lugar de silenciarnos
Pedazo de mequetrefe
Empezábamos a las puteadas

Marcelito no vuelvas más
Que con la de trapo aquí
igual nos arreglamos
Cuando te hagas hombre vení
Que la biava igual te la damos

Marcelito muñequita
Mariquita de barrio rico
Marcelito mariquita
Muñequita de barrio rico

HIMNO AL AMOR ENCONTRADO

(esta canción la interpreta el Zurdo Bescio como solista en los tres primeros versos y sigue con un coro de murga. Las palabras diapasón, sensual, sol, pasar , gozar, etc. se acentúan especialmente

Canto con fuerza mi amor
Canto con fuerza mi sentir
Canto con fuerza mi dolor
corean las golondrinas su diáfano son de diapasón
y es una estrella bella de arrrojo sensual
que al disparar
le levanta el mar el amar el armar
porque la hermosa diosa rosa de la luna ya
se fue
y en enceguecido disparo avaro del sol
su nombre a la sombra rompió
su dura aventura de ruidoso pasar
al alcanzar el recorrido herido del gozar
con su suave ave de reluciente diente sensual
con el abrazo lazo de tu perdón

DOMINGO PARA OLVIDAR

El juez tarde….
Domingo
día de la improductividad
Un tango triste
y tu recuerdo
de tu cara sin maquillar
aquel humo y Leonard Cohen
aquella voz en la mañana sin afinar
aquella pedrada de los chiquilines
en la ventana que da al mar
aquella araña en el reflejo y mi hojilla de afeitar
depilando tu entrepierna, solo por molestar
aquella olla abollada
y el perfume del hervor
aquella mesa tan mal puesta
con el mantel caído a estribor
aquella vez que tu respuesta
fue solo contigo mi amor
y los muchachos me advertían
una vez en la cantina
como Ceres y Proserpina
en la noche se va a escapar
con la luna enrojecida
ensayando para no llorar
la nota que no logro encontrar
el ritmo sin palpitar
de vuelta a la milanesa, y el tinto en el bodegón
la berenjena hervida y de postre una banana
a esperar que en la mañana
vuelva a empezar la función

Anuncios

»

  1. 5mentarios

    Me gusta

    Responder
  2. Hola, soy un canario veterano, muy amante de la música y sus vericuetos (por llamar de alguna manera a los “entretelones” de su gestación). Llegué a tu blog de rebote por un comentario a una nota de El PAÍS. Si no fuera porque presumo (respetuosamente ) que tus escritos no tienen difusión mediática masiva, sospecharía que es parte de una operación de marketing. Luego miré el almanaque y al ver que no estaba en los 60s o 70s leyendo la revista Cronopios o Pelo me rendí ante el encanto de tu historia. Resumiendo… si esto es verdad estaremos presenciando el inicio de una leyenda urbana, que recorrerá los asados y originará mil asistentes mitómanos (como los millones que dicen haber estado en Woodstock). Bueno me tengo que ir a dormir porque a las 6 suena la sirena del frigorífico (no, no estoy parafraseando un verso de Jaime, es la “veritá” ).
    Está muy buena la redacción y engancha, luego con tiempo voy a leer más de lo tuyo.
    Esta noche voy a soñar que compro en la feria de Tristán N. una vieja caja de parlantes y encuentro adentro unos cassettes envueltos en un banderín de Defensor, etc. etc. (te imaginarás como sigue mi delirio onírico).
    Saludos desde Los Cerrillos .
    Guayabox.

    Me gusta

    Responder
    • Estimado amigo:
      gracias por sus conceptos.
      Como bien decís, siempre hay personas a las que les gusta ponerle color a las historias o incluso inventar leyendas. A veces esas leyendas son más lindas que la realidad misma y nos esforzamos en creerlas y propagarlas. En la película “Quien mató a Liberty Valance” de John Ford todo el pueblo estaba convencido que el protagonista de la historia (James Stewart) – un abogado que apenas sabía manejar un arma – había matado al terrible bandido Liberty Valance (Lee Marvin), librando a su pueblo de su tiranía. Años después de ocurrido el hecho regresa al pueblo para asistir al entierro de un viejo amigo (John Wayne). Acepta que un diario local le haga un reportaje – es un héroe – y en ese reportaje le cuenta como fue la historia real: en realidad, su amigo recientemente fallecido era quien había disparado sobre Liberty. Cuando termina la historia ve que el periodista que había estado tomando notas rompe el papel en que las había escrito. “No le interesa mi historia?” le dice. Y la respuesta del periodista será recordada como una de las frases más famosas de la historia del cine: “cuando la leyenda se transforme en hecho, publica la leyenda” (when the legend becomes fact, print the legend). La verdad a veces no es lo más interesante, a veces es la leyenda.
      Muy buenos tus recuerdos sobre las revistas Pelo y Cronopios que yo también supe consumir, y sobre la feria de Tristán a la cual en una época concurría puntualmente en busca de vinilos imposibles de conseguir. Eso sí, declaro que no estuve en Woodstock.
      Un abrazo, espero que continúes leyendo el salmón.
      Print the legend
      <a href="http://” title=”print the legend”>

      Me gusta

      Responder
      • Salud, de nuevo
        No soy muy adepto a participar en foros ni comentar notas(ni correo tengo, usé el de mi esposa). En parte lo atribuyo a timidez, poco tiempo para mi intelecto o simplemente esa abulia que te impregna el reiterado salpique de las mil botellas tiradas al mar (…que circunspecto y pretencioso sonó eso!). Leo noticias en forma aleatoria y husmeo los comentarios en aquellos asuntos que todavía me emocionan (no sé porque me acuerdo ahora de aquel tema de Emerson L and P con wha wha distorsionado), Bueno, siguiendo con la cháchara, decidí mandarte mi parecer, por el trabajo que te tomaste en comunicar una noticia, sin esperar ser justipreciado. Igualmente, por la misma razón, tampoco esperaba que te tomaras el trabajo ( tan esmerado y prolífico ) de contestarme. Mi hijo leyó la nota y me alertó de tu recibo.
        Cual no sería mi sorpresa al disfrutar tu colación a una frase deleitada en un western , género de mis amores primigenios. Aquel encanto de la sábana colgada en el boliche de campaña, los viernes de noche,con el ruido del proyector 16 mm que sonaba más fuerte que las balas, con los vaqueros en blanco y negro y el rumor que la semana entrante “traen una en colores”.
        Parece mentira, pero en estos tiempos de desidia coloquial, un saludo correspondido logra abrir ventanas en la memoria. Nombraste a Lee Marvin y me acordé del Sylvania a válvulas, con el vertical saltando y Ballinger de Chicago ondulando la voz, “por culpa de la 6dq6 que hay que cambiar”. Me vinieron ganas de volver a ver “Carnicería humana” ( como la titularon aquí cuando la estrenaron por el 70 y algo).
        Bueno a esta altura ya no sé que estoy escribiendo. tal vez la mejor forma de corresponder tu esfuerzo seria leer otra de tus notas, en lugar de utilizarte como un “Deja vu” atizador de nostalgias.
        Ahora sí me puedo ir a dormir, la cuenta por la terapia te la debo.
        Guayabox
        P.D. la línea que separa lo sensible de lo cursi es muy delgada, por lo tanto espero tu indulgencia si percibís que necesito cambiar los lentes (es por la edad …viste).

        Me gusta

  3. Tengo un amigo que tiene un primo que conoce a uno de los que manejó la consola de sonido una de las tardes. Me dice que sacó una copia de sonido directo, de al menos tres canciones inéditas. Están sin mezclar y en mp3. También tiene unas fotos sacadas con el celular. Creo que la semana que viene voy a acceder a todo el material, aunque no se que tan legal pueda ser. Ya arreglé con un buen amigo para que mezcle las pistas y las ecualice, más o menos, para tener un registro para uso personal. Probablemente te haga llegar una copia, si prometes no lucrar con la misma.

    Saludos

    Me gusta

    Responder
  4. Estimado amigo Leo:

    Welly welly well.
    Muchas gracias por tu aporte. Espero ansioso tu material, con el compromiso de no darle difusión. Te quiero aclarar además, a ti y a todos los lectores que mi informante me ha dicho que hay más letras en su poder. Las que he publicado son simplemente las más lúdicas, aquellas que compusieron entre todos los de la banda divirtiéndose usando los clichés de las canciones de Jaime, una especie de broma que se hicieron a si mismos. Se puede apreciar que la mayor parte de las canciones – tal vez con la excepción de “Domingo para olvidar” no están a la altura de la creatividad del artista.
    Espero ansiosas esas cintas.

    Me gusta

    Responder
  5. Esto me suena un poco a las “basament tapes” de Dylan, con The Band, pero en otro contexto, vió?

    Me gusta

    Responder
    • basement tapes?
      que es eso?
      ja. ja…..creo que captaste el sentido del artículo y las guiñadas presentes en él.
      De última Jaime Roos debe ser lo más parecido a Dylan en Uruguay. Por lo menos por haber comenzado en algún momento con una propuesta diferente.
      Pero captaste bien….

      Me gusta

      Responder
  6. Muy memorioso, culto y sagaz lo suyo, Don Pereira.
    Nunca fui “fana” del “Robert”, pero ahora que me acuerdo … tiene mucha , mucha razón.
    Guayabox
    P.D. La imagen de Jaime en moto no me cerraba… ahora caigo!

    Me gusta

    Responder
    • Amigo Guayabox:
      Como te dije antes, a veces queremos creer las leyendas porque son más lindas que la realidad. Print the legend.

      Me gusta

      Responder
      • Digno de Los Lobizones o la revista Lunes que salía en El País. Está muy bueno y al releerlo no puedo más que aplaudirte.. pero con mi cara en medio de las manos (no puedo ser tan gil!). Muy bueno el recurso del “judio rico”, la descripción de lugares descacharrantes y detalles que rompen los ojos. En síntesis… me reí mucho, principalmente de mi mismo.
        Saludos
        PD. podría esbozar una ego- justificación tipo Tabarez : ” era de madrugada, y recién llegaba cansado del laburo” ..no?, no sirve? bué…”que mencionabas a Borges para justificar algunas licencias literarias cual él ” …tampoco .. bué ..me voy a buscar la Tablet (te agarré ! si no borrás esa sonrisa, te acuso de gerontofobia!).

        Me gusta

  7. Guayabox es un maestro !!!
    Además digo:
    Tantos larailará en las letras publicadas me hicieron acordar a Capusotto en el sketch de James Bo, el agente secreto uruguayo arrepentido.

    Me gusta

    Responder
    • Por las dudas aclaro que las letras fueron escritas mucho antes que Capusoto creara el personaje. guayabox ya se ha tornado en un colaborador permanente del blog. Me sumo al deseo de larga vida al recuerdo de Shakers y Mockers, así como El Kinto, Totem, Días de Blues y tantos otros.

      Me gusta

      Responder
    • maestro? Jua!… igual que el mayordomo Chance en “Desde el jardín”!

      Me gusta

      Responder
  8. Cuando entré a este blog por primera vez estaba convencido que el nick de Salmón se refería a un deseo de volver al inicio, como lo hace ese pez retornando a desovar al lugar donde nació y me encontraría con un blog de búsqueda intimista y nostalgiosa, luego leí los primeros Post y pude saber la razón del autor. En uno de esos post prometí contarle una anécdota sobre Roos en la que participé con mi “iconodulia”. Creo que es momento de hacerlo antes que se me borre el disco duro.
    Jaime siempre fue un tipo obsesivo y meticuloso con sus producciones y por 1984 su anterior éxito “Siempre son las 4” le permitió tener ciertas exigencias con el sello productor para la grabación de Mediocampo. El corte del acetato fue realizado en Buenos Aires y no representó un problema para su aprobación por parte de Roos. Con el sobre del LP la cosa estuvo más peleada porque el color de la camiseta de Fénix no pudo ser obtenido fielmente, ya que la foto montaba color sobre blanco y negro y varias muestras fueron rechazadas antes que los muchachos de la imprenta de Fimasa lograran dar con el tono del agrado del músico (pudiendo así dejar de acordarse de su pobre vieja).
    Por aquella época el cassette tenía una importancia comercial superlativa y Jaime se preocupó de atender la calidad del audio resultante, cosa poco común para ese formato. La cabina de grabación de los cass estaba pegada a la sala de prensas de vinilos y yo me pasaba generalmente charlando con Roberto, el botija que grababa los cass., cuando vino Jaime y escuchó la primera prueba la rechazó al toque… y ya nos vimos venir la amansadora. Le explicamos que la calidad de la cinta de los cass no permitía una grabación con un rango dinámico similar al master,pues se perdían graves y agudos. Tal vez alguno piense que lo más sencillo era que fueran a comprar cass buenos y se solucionaba el problema, pero no , la máquina Otari de cass grababa “tortas” o carretes de cinta y luego armaba enganchando dicha cinta a cajitas de cass vacías. Esos carretes importados eran la única cinta posible de usar. A Jaime se le ocurrió que teníamos que realizar otro master copiando el original, pero reforzando la ecualización como forma de compensar ciertas frecuencias. Toda una mañana estuvo el tipo ecualizando tema a tema (cada uno de diferente manera) y nosotros sabiendo que vendría otro problema. Cada lado del cass ocupa media pista de la cinta, cuando forzamos la grabación sus picos de frecuencias invaden la otra pista provocando que aparezcan ruidos parásitos y hasta se puede llegar a escuchar el otro lado del cass, pero al revés (tal como pasa cuando la cabeza del grabador está corrida de lugar). No hay cosa más jodida que tener que esmerarse en algo que sabés que no tiene vuelta, no hubo forma para que entrara en razón. Lógicamente el músico creía que se la estábamos jopeando y no nos dio pelota, se fue a dar una vuelta anunciando que si era necesario se debería retocar el master nuevamente. Nos dimos cuenta que ese día íbamos a estar hasta las 3 de la mañana Al morir la tarde habíamos hecho infinidad de pruebas y a pesar de ir marcando las mismas ya teníamos un pedo de novela, por lo que a veces comparábamos erradamente la prueba Nro 25 con la 20 y no con la 24… cuando en una de esas.. se hizo la luz! una prueba no tenía el odioso siseo! (yo no entendía nada) Lo fuimos tanteando y sonaba perfecto en toda su extensión. Con cara de suficiencia Jaime se levantó y nos dijo “Vieron? es cuestión de paciencia” (o algo similar) Se ve que estaba tan podrido como nosotros, porque se levantó, nos saludó y se peló como un ajo. Yo me quedé mirando el Deck y escuchando el cass desconcertado y buscando una explicación, cuando miro a mi compañero lo veo que está sonriendo y que me dice “Serás tan bobo que no te diste cuenta?” ,Resulta que la prueba 40 y pico en realidad era la prueba Nro 1. Había borrado con alcohol y cambiado el Nro escrito con drypen en el cass grabado en primer lugar.
    Pasó que luego de escuchar durante horas un sonido distorsionado nuestros oídos ya no buscaban la excelencia que pretendíamos al principio y se conformaban con la standard formalidad Nunca sabré si el Jaime tampoco se dio cuenta de la maniobra o en realidad estaba tan cansado que fue la única forma de retirarse sin darnos la razón sobre la dificultad que le habíamos planteado al principio.
    No se me cayó un ídolo, como diría un “iconodúlico”como UD, sigo pensando que es un tipo con un oído increíble…casi tanto como el mío (Je je ).
    Saludos…y tengo una duda.. ¿en qué momento nos empezamos a tratar de UD ?Tengo idea que fue una vez que le hice una broma con respecto a eso y Ud se lo tomó en serio y yo seguí la joda, luego me acostumbré (y le diría que hasta me gustó)
    PD me voy a alejar por un tiempito de la troya virtual así que no se “haga películas” ni “Corintelladas” Para que vea que estoy vivo cada tanto voy a mandar algún Twit a la barra . Saludos al Esquina a Crossroad y a Perro

    Me gusta

    Responder
    • Excelente relato. Hace un tiempo estuve en un cumpleaños en el cual Jaime Roos animó con sus canciones. El homenajeado, quien además mantiene una cierta amistad con él, ya que parece que fue uno de los pocos que estuvo en el primer recital que diera Jaime al volver a Montevideo, que llevara tan poca gente que al final del mismo Jaime los invitara a todos a comer pizza al Tassende, me comentó precisamente de su meticulosidad y de su gran oído, que le permitía además aprender con mucha facilidad idiomas. La anécdota lo pinta tal cual. Pensar que yo tuve ese cassette – regalo de un cuñado que tenía entonces – y nunca me imaginé la historia detrás. De hecho para mí el cassette era un objeto despreciable que solo se justificaba tener cuando el vinilo original era imposible de conseguir., ya que su sonido era muy malo, se rompía de nada y prácticamente no traía información, aunque si mal no recuerdo la edición de este cassette venía acompañada de un librito. Una prueba además de la mala calidad de esas cintas era que cuando uno conseguía el vinilo y el cassette ya no servía para nada recurría al viejo truco de ponerle una cintita en el agujerito del costado y regrabarlo. El resultado solia ser deplorable, mucho peor que el que se obtenía de grabar de un cassette de buena marca vendido virgen. La pregunta que le quería hacer es si alguna vez Jaime se enteró de la anécdota. Respecto al ud. es una forma habitual que utilizo en este tipo de comunicaciones que – vaya a saber por qué motivo – me agarré el vicio de formalizarlas en ese sentido dandole un cierto toque de epístolas decimonónicas. En mi vida común y corriente no trato de ud a casi nadie. Bueno, espero que disfrute su retiro espiritual y nos volvamos a ver pronto. Saludos a ud y a doña Bernardita.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: