Canal RSS

LOS MEJORES RECITALES DE ROCK (PRIMERA PARTE)

 

La llegada de los Rolling Stones a Uruguay es una buena ocasión para pasar revista a los conciertos de rock que han pasado por Montevideo.  La música de rock, que se hiciera popular en el mundo a partir de los 60, y que tanto marcara  especialmente a las generaciones de aquel momento, comenzaría a llegar a nuestro país bajo la forma de conciertos unos 30 años después.  Como en tantas otras cosas el país viviría aislado del mundo durante décadas y fuera del mapa de las rutas musicales de los grandes artistas del género. Aunque hubo algún recital aislado anterior (Rod Stewart, Van Halen) podríamos marcar el inicio de la llegada de músicos importantes en el recital de Eric Clapton en el estadio Centenario en 1990. Hasta entonces había que contentarse con ver a los ídolos en algún videoclip que pasaran por la tv, o en alguno de los pocos videos de música que se vendían por ahí. También estaba la opción de ir a los trasnoches sabatinos del desaparecido cine Liberty (frente al túnel de Ocho de Octubre), donde durante años estuvieron exhibiendo la película de Woodstock. A menos que se tuviera la oportunidad de viajar, _4DEtQyXclaro. Y lejos, porque también las llegadas de espectáculos de rock a estos lados era esporádica. Para los grandes artistas del género el mundo se reducía a algo más que Estados Unidos, Inglaterra y algunos países de Europa Occidental. Una excepción a esto fue Santana recalando en Argentina en 1973 o Queen en el mismo lugar en 1981. La llegada de Clapton a Uruguay fue una sorpresa que nadie se esperaba, pues hasta ese entonces, los músicos que ya habían empezado a llegar a la región no miraban para el margen oriental del Río de la Plata. Y a todos nos parecía lógico. Ganados por el síndrome del “paisito” nos sentíamos poca cosa y subestimábamos el hecho de que en Uruguay existía una cantidad suficiente de cultores del género, capaces de hacer rentable con su presencia masiva un espectáculo de estas características. Pero contra  todos los pronósticos de los escépticos de siempre el Estadio se llenó y en general todos los conciertos que vendrían de aquí en más fueron éxito de público

Fui a ver a Clapton con cierto escepticismo, ya que había escuchado alguna de sus últimas composiciones y no me generaban demasiado entusiasmo,  las veía demasiado pop y no sabía demasiado en qué onda venía.  Era un misterio saber si se limitaba a lo que venía cantando últimamente o si se descargaría con los temas viejos.   De telonero estuvo el ex-Stone Mick Taylor, quien deleitó con su virtuosismo y la excelencia de sus blues, tocando incluso algún tema de los Rolling,  como You´ve got a move, una canción que es especialmente indicada para cantar borracho y abrazado con un grupo de amigos. Lo de Clapton en sí superó largamente todas las expectativas. Si bien, en aquel momento, emitir un juicio objetivo sobre el recital era el equivalente a hacer una evaluación sobre un acto sexual efectuado luego de años de abstinencia, la perspectiva del tiempo me ha confirmado que aquel fue uno de los mejores recitales que se vieron en Montevideo. El tipo impactaba de pique con su sola presencia. Vestido de un impecable traje blanco y pese a que muchas veces se lo ha tratado de frío y a que en realidad casi no se movió mientras cantaba o tocaba la guitarra,  trasmitía una calidez impresionante en el escenario. Estuvieron presentes sus temas del momento, pero fundamentalmente abundó con sus grandes clásicos (Sunshine of your Love, Layla, Wonderful tonight, sólo por citar 3) y por supuesto deleitó a todo el mundo con exquisitos solos de guitarra donde mostró su virtuosismo sin excederse. Recuerdo que en medio del clímax de uno de estos impresionantes solos, (probablemente el que aparece en el video que sigue) y cuando todo el mundo escuchaba en silencio, como en un trance, alguien cercano a donde yo estaba  no aguantó más y largó – interpretando el sentimiento de todos los que estábamos ahí – un  festejado “qué hijo de puta!!”. El sonido que se sintió en el Estadio Centenario esa noche fue algo completamente distinto a lo que se podía escuchar en cualquiera de sus discos. Es que hay un abismo entre la música de Clapton grabada  (que incluso por momentos hasta puede parecer monótona) y lo que produce en el escenario.  Además estaba acompañado por una gran banda con una cantidad impresionante de músicos entre los cuales se destacaba el percusionista Ray Cooper. El  tipo, un pelado tremendamente carismático –pese a un cierto  look que recordaba antes que a un rockero a un agente de la Gestapo – se ganó rápidamente al público al cual hizo participar en un increible solo de percusión, (bastante diferente a los largos y monótonos solos de percusión monopolizados por los bateristas que suelen aburrir con sus excesos). Terminó siendo ovacionado al grito de “pelado, pelado”, expresión que probablemente no debe haber entendido  , pero a la cual respondió empáticamente.  El impresionante solo,- con grito de “pelado” incluido – en el video de abajo, que no pueden dejar de ver.

El periodista Raúl Forlán Lamarque (primo del padre de Diego) escribiría en La República:

Y así estuvieron, previsiblemente, cerca de veinticincomil personas para afiebrarse con el supporting act del ex Stone Mick Taylor y con el set del espléndido compositor y guitarrista británico Eric Clapton. Una velada, la del Estadio Centenario, que será recordada fundamentalmente por los muy buenos momentos musicales que allí se registraron. En manos de estos veteranos, ciertamente, el rocanrol sigue siendo uno de los enclaves más intensos y prestigiosos de la música popular contemporánea.  Aclaración de El Salmón: los veteranos Clapton y Taylor tenian entonces 45 y 41 años respectivamente. Cómo deberíamos hoy llamar a los Stones?

Se habló mucho de las excentricidades del artista respecto a las cosas que pidió antes del concierto. Según una crónica del mismo diario se dispuso que en el vestuario hubiera

sesenta vasos de plástico, un cartón con cien paquetes de cigarrillos, pan y manteca, una bandeja de frutas variadas, una bandeja con alimentos fríos (fiambres y demás), una bandeja de distintas clases de quesos, cuatro litros de vino blanco, veinticuatro latas de gaseosa, veinticuatro latas de un refresco cola, dieciocho litros de agua mineral sin gas, doce litros de agua tónica, doce litros de agua mineral Perrier, un litro de jugo de naranja recién exprimido y otros cinco litros de juego de naranja (no importaba, ja,ja, si estaba recién exprimido)

También se habló de que había decidido no alojarse en Montevideo al enterarse que no había un hotel cinco estrellas. Al final parece que le convencieron de quedarse. Un ingenioso espectador había armado una pancarta donde se leía: “We don´t have a five stars, but we have a beatiful moon”. Lo que esa noche de luna llena,  era estrictamente cierto.

En algún momento antes de iniciar el recital la productora del espectáculo hizo un anuncio. La semana siguiente iba a estar Sting. Algo de no creer;  dos recitales de dos figuras de primerísima línea en Montevideo separados por pocos días.

NO VFS0NEl recital de Sting estuvo precedido por Banana Pueyrrredón como telonero (!!!!), ocasión en la cual dicen que dijo  en el momento de finalizar su actuación: “No se vayan que ahora viene Sting”. Yo no me acuerdo, porque la verdad no le estaba prestando atención,  (lo que me faltaba prestarle atención a Banana) pero si todos lo dicen debe haber sido así. Mucha gente se burló de él por lo que dijo, no entendieron que estaba ironizando. El recital de Sting fue bastante decepcionante. Un recital correcto, pero nada más. Con lo justo. El sonido estaba bastante bajo y la tónica del espectáculo fue de cierta frialdad. Ni siquiera complació a su público femenino, ya que esta vez no cumplió el ritual de sacarse la camiseta. Un concierto para olvidar.

 

A mediados de 1991 el país recibió la ilustre visita de nada menos ni nada más que de Bob Dylan, referente de toda la música de rock. Fue una de las jornadas más tristes en la historia de los recitales en Uruguay. “The day the music died”, como diría Don Mc Lean en su American Pie. A alguna mente brillante de esas que meten sus narices en la organización de los recitales se le ocurrió hacerlo en el Cilindro Municipal. Fue horrible. N 6lpavCFue imposible escuchar algo coherente. Era como una gran bola de sonido indiscernible. Como una vieja radio Spica puesta a todo volumen. Todos nos quedamos con una gran sensación de frustración.  A Eduardo Darnauchans que actuó de telonero solo le entendí al despedirse cuando dijo “Gracias Dylan por existir”. Imagínense lo que fue entender algo de la música de Dylan, que además siempre cambia la forma en que interpreta sus canciones. Si sus canciones, en condiciones normales, son difíciles de reconocer con un sonido bastardeado es imposible. Un representante de la organización – sin duda un negociante que nada sabe de música – trató de justificarse de que Dylan “no había ayudado mucho” por su forma particular de cantar, que el tipo cantaba para adento, dando a entender que no sabía hacerlo. Dylan no era el primero cuyo sonido era tragado por el Cilindro, así como otros fueron tragados en el Palacio Peñarol, otro lugar de acústica imposible.  La prensa trató de distinta maneras el tema. Ni los más iconodúlicos pudieron evitar hacer una referencia la tema del mal sonido, pero pocos hicieron de esto el centro del comentario, que era lo que correspondía, ya que anuló todo lo demás. Sin embargo a muchos les dio el paño para comentar el recital, al que pusieron por las nubes. Sin duda, como era Dylan, había que decir que fue algo espectacular. Y por supuesto que los periodistas vinculados a quienes organizaban el espectáculo no dijeron ni una sola palabra del desquicio sonoro.

“Abraxas (la empresa organizadora) cumplió con el público uruguayo”.

citó El País. Si bien se refería a que el show había estado en duda ya que  había sido pospuesto varios  meses y estaba difícil conseguir fecha, dadas las circunstancias del desastre sonoro,  parecía una broma de mal gusto.

Henry Segura del mismo Diario El País escribía:

Y no fue fácil apreciar la dimensión de lo que se estaba viviendo. Porque la amplificación no podía contra ese templo pagano apto para jugar al básquetbol, pero infame para escuchar música. Además a Dylan siempre se le ocurrió apartar la paja del trigo y liberar a sus recitales de la pirotecnia que llena ojos y eventualmente aturde oídos. A él hay que escucharlo, vivirlo en toda su desnudez y punto.  Parte de los cinco mil peregrinos reunidos corrieron hacia los parlantes para evitar los rebotes, aunque la mayoría (las tribunas altas) debieron contentarse con saber que participaban más de un acto de adoración que de una apreciación racional de un fenómeno emocional. … Los jovencitos que pegaban el oído en las paredes exteriores del Cilindro procurando disfrutar e identificar algo del programa de Dylan, no sabía que los de 40 nos veíamos en figurillas para reconocer temas.

En el suplemento Rock de Primera del extinto diario Últimas Noticias alguien había escrito, bajo el título Crónica de una muerte anunciada:

Lo que no deja de dolernos es el Cilindro, increíble que por intrincados y ajenos manejos de marcas comerciales, el máximo poeta de nuestra generación haya muerto en el Cilindro. Sabido es también, no somos necios, que por esas mismas firmas comerciales es que estas visitas son posibles, pero creemos que es injusto que haya que soportar esa bola infame de sonido para, de ella, tratar de descifrar qué es lo que se desprende de músicos y vocalista sobre el escenario. No queremos hablar de falta de respeto ni de otros duros calificativos que siempre se escuchan al finalizar cada nuevo y frustrado intento en el Cilindro, porque sabemos de la buenísima intención de organizadores y técnicos, y también sabemos que lo sabíamos desde el principio. Es justo también destacar un hecho positivo dentro del desastre auditivo: por fin, equipos y técnicos uruguayos detrás de un espectáculo con artista internacional.  Y con muy buen resultado.

Uno no sabe si el final de esta crónica está escrito con ironía o el que lo escribió lo dice en serio. En pocas palabras, el sonido era una mierda, pero lo bueno es que los que lo hqq1LTnChicieron posible eran uruguayos (y con muy buen resultado !!!!! ). Como te digo una cosa te digo la otra. Unos cuantos años después, como se verá más adelante, se demostraría que el  Cilindro no era invencible, y que con una técnica adecuada se podían lograr buenos resultados.

Se tejieron muchas leyendas urbanas sobre su visita. La única que parece cierta – hay fotos – es que antes del recital Bob se bajó dos o tres cuadras antes del Cilindro y se fue caminando (con unos cuantos guardaespaldas se supone). También se dijo que después del recital comentó que nunca había tocado en un lugar con tal mal sonido y juró que nunca más volvería a tocar en Uruguay. Sin embargo unos 17 años después volvió. No al Cilindro, claro. Ni siquiera a Montevideo.

En este video casero  publicado en youtube se puede ver como sonaba Bob por aquella época. Es de una actuación en Munich de febrero (aquí estuvo en agosto). No haberlo visto fue un desperdicio.

La siguiente visita fue  ese mismo año  (no en 1992 como dice erróneamente el video)   k72_0rx9y correspondió a Paul Simon. Fue un gran espectáculo. El ícono de los 60 se descargó con un vibrante show donde alternó sus temas más clásicos con los de sus últimos discos, llenos de ritmos latinos y afro. Incluso hizo versiones de temas que cantaba su ex-socio Garfunkel cuando tenían el famoso dúo (Bridge over troubled Waters por ejemplo). También llegó con una gran banda. Desde el escenario trasmitía que los músicos se estaban divirtiendo con el show. Muy buena música y muy buena onda. Pero no tanta buena onda hubo en la previa. El telonero fue nuevamente  Eduardo Darnauchans y cuando había tocado tres o cuatro temas  los “plomos” que acompañaban a Paul Simon le avisaron que había terminado su tiempo y lo sacaron del escenario a empujones.

 

aiutIeM9Por esa época – no tengo las fechas muy claras ya que estuvo 4 veces entre 1992 y 1998 – se presentó en Montevideo, más concretamente en el cine Plaza, B.B. King. El viejo bluesero estuvo brillante en cada uno de sus shows. Con su imponente presencia de hombre pasado en kilos no sólo mostró su calidad musical sino una increible simpatía, a la vez que trasmitió el disfrute de lo que estaba haciendo. Terminaba el espectáculo tirándole al público las  púas  de la guitarra, un exquisito trofeo que algunos fans tendrán bien guardados. En sus sucesivas actuaciones recuerdo que estuvieron de teloneros La Incandescente Blues Band, y en otra Papo Napolitano, que incluso llegó a tocar con él.

mCfjNZK9En marzo de 1994 estuvo James Taylor en el Teatro de Verano en un show un tanto livianito. La verdad que – pese a que tocó la mayor parte de sus clásicos – estaba muy lejos de lo que fue antes; el hombre del cual la leyenda dice que su ex mujer Carly Simon se separó de él porque la maltrataba había edulcorado bastante sus viejas canciones.

En 1996 o 1997 le tocó el turno a Buddy Guy en el Cine Plaza, uno de los grandes blueseros, de una generación intermedia entre los blueseros clásicos y los rockeros;  más cerca a estos últimos en edad. Fue un muy buen concierto, un tipo con mucha vitalidad y con muy poca difusión en el país.

Una agradable sorpresa fue, en 1999 la banda Cr7qmdyGVU_thumb_thumbeedence Clearwater Revisited, o sea los restos del legendario Creedence Clearwater Revival. Realmente, esta banda, a la que fui a ver sin demasiadas expectativas y con cierta curiosidad fue una de las experiencias más gozosas en materia musical que he experimentado. Del viejo Creedence quedaban el batero Douglas Clifford y el bajista Stu Cook. O sea, la base rítmica del grupo, que en definitiva es su sello más distintivo. Conseguir dos guitarristas buenos que sepan tocar las canciones del grupo no es algo demasiado complicado. Y uno de ellos, además,  tenía un timbre de voz muy parecido al de John Fogerty. Así que no se notaba demasiado la diferencia con el grupo original. Fue diversión pura por donde se lo mirara y prácticamente no faltó ningún clásico. Como si estuvieran haciendo covers de su propia música. La gente cantó y bailó como pocas veces se vio en un espectáculo. En su gran mayoría gente entre 40 y 45 años que sintieron como un viaje al pasado.

SXSyyHFd_thumb1_thumbEn 1999 hubo un concierto un tanto extraño: el de Luis Alberto Spinetta, también en el Cine Plaza. La mayor parte de la gente que fue al teatro esperaba que el músico argentino fuera a interpretar sus grandes clásicos de los 60: Muchacha Ojos de Papel y esas cosas. Confieso que yo, en parte también. Lo que hizo fue algo muy distinto, un gran recital de rock a toda máquina, que no todo el mundo entendió. Pasó algo parecido a lo que en el recital de Caetano Veloso del Estadio Charrúa, o lo que ha pasado siempre con Bob Dylan. Un lujo que solo los grandes pueden permitirse, no apostar a lo seguro y mostrar siempre algo nuevo. Más allá de la calidad o no de las interpretaciones– por momentos la música se hizo un poco confusa – lo más rescatable fue la postura.

(Seguimos la semana próxima o la otra con los recitales del siglo XXI)

Anuncios

»

  1. Lamentablemente la informacion es parcial.
    Entre 1988 y 1993 yo vi en Montevideo a The Mission, B52, The Inspiral Carpets y The Cult. O sea, bandas de primer nivel que estaban en su mejor momento.
    Para quienes les interes saberlo: los toques de The Mission (con poca gente en el Cilindro) y el de The Cult (en el Estadio con la Olimpica llena) fueron buenisimos.

    Me gusta

    Responder
    • Amigo Antonio:
      Por supuesto la información es parcial, ya que se basa en mis vivencias. No puedo hablar sobre recitales a los que no asistí. Es una visión absolutamente personal. El post me quedó muy largo y lo tuve que dividir en dos partes. En la segunda parte que probablemente salga publicada la semana que viene o la otra enumero una serie de conciertos a los cuales no asistí por un motivo u otro. Respecto a los que usted menciona, simplemente no los vi por no ser el tipo de música que más me gusta. De la misma forma que no fui a ver a Guns and Roses o Aerosmith, por ejemplo. Cuestión de gustos, simplemente. Le agradezco su participación.

      Me gusta

      Responder
      • Fui al recital de Van Halen éstos vinieron en su esplendor, luego fueron al US festival a tocar por un millón de dólares, hay muchas anécdotas de ellos por Montevideo, el recital se puede bajar de internet, es considerado de los mejores bootlegs por los fanáticos de Van Halen, tengo alguna foto del concierto y un audio de Berch (dicen que tiene videos del concierto) presentando a los teloneros (Peter Pan Band) del ex tecladista del Sexteto Electrónico Moderno, Armando Tirelli, el sonido no fue tan malo como dicen, tengo una cronología de los grupos y cantantes que actuaron en Uruguay hecha con un amigo, si te interesa algún material te lo paso, chau

        Me gusta

    • Amigo Antonio:
      Por supuesto la información es parcial, ya que se basa en mis vivencias. No puedo hablar sobre recitales a los que no asistí. Es una visión absolutamente personal. El post me quedó muy largo y lo tuve que dividir en dos partes. En la segunda parte que probablemente salga publicada la semana que viene o la otra enumero una serie de conciertos a los cuales no asistí por un motivo u otro. Respecto a los que usted menciona, simplemente no los vi por no ser el tipo de música que más me gusta. De la misma forma que no fui a ver a Guns and Roses o Aerosmith, por ejemplo. Cuestión de gustos, simplemente.

      Me gusta

      Responder
  2. Hace un tiempo hice con un amigo una cronología de grupos que actuaron en Uruguay desde los 60 y realmente no la encuentro, muy buenos sus comentarios, fui al recital de Van Halen y fue increible que viniesen en su punto máximo ya que luego fueron a tocar al US festival por 1000000 de dólares, anécdotas de ellos en Montevideo hay muchísimas, videos no hay, me comentaron que Berch Rupenian los tiene grabados, si hay alguna foto, el concierto se puede bajar de internet, es grabado de la consola de sonido, por lo cual se escucha bastante bien, es considerado por los fanáticos de Van Halen como de los mejores bootlegs, el sonido del Cilindro no fue tan desastroso, los temas se ubicaban perfectamente, inclusive tengo en audio a berch presentando a la banda telonera (Peter Pan Band) de Armando Tirelli, ex tecladista del sexteto Electrónico Moderno famoso grupo uruguayo instrumental de los 60, seguimos en contacto

    Me gusta

    Responder
    • Gracias, Pablo. Muy bueno tu aporte. sería bueno que encontraras esas cronologías y me las pasaras. No fui a ver a Van Halen porque nunca me gustó su música, pero bueno, es cuestión de gustos. Por suerte no tenemos todos losmismos gustos.

      Me gusta

      Responder
  3. Roger Hodgson, 1998, vocalista de Supertramp en el Teatro de Verano.
    Soda Stereo, 1991, Punta del Este, gratuito, estacionamientos de playa Brava.

    Me gusta

    Responder
  4. Pablo Crossroads

    Estimado, en noviembre del 79 estuvo Billy Preston en el Cilindro. Nos enteramos en la mañana del sábado, salimos a conseguir la entrada en medio del lodazal que era el entorno del Cilindro luego de varios días de lluvia. Se habilitó una sola tribuna, éramos poquitos pero ruidosos. Cantó su set, bis y se fue del Cilindro. Nos quedamos haciendo ruido hasta que retornó al estadio y hizo más bises. Recuerdo su versión de La Cumparsita, que aún tengo grabada parcialmente en un cassete.
    Cuando vino Van Halen, el que dio manija fue Rupenian, ya que practicamente nadie los registraba. Fui con un amigo, no porque me interesaran demasiado sino porque había que demostrar que si traian gente, había público. Ruidoso, efectista pero disfrutable. Salimos sordos, caminamos desde el Cilindro hasta Punta Carretas y seguíamos sin escuchar nada!!
    El concierto de Rod Stewart en febrero-marzo de 1989 fue histórico. Para algunos sabelotodos venía porque estaba terminado…volvió hace un par de años, mirá que terminado estaba. Fue buenísimo, un tipo al que escuchaba desde 1971 y que se me cumplía poder verlo.Cuando arrancó con Sailin’ justo pasó un avión bien bajito de América a Olímpica, increíble!!
    Clapton fue el sueño del pibe, no podía creer que lo estuviera viendo y escuchando, era impensable en mi adolescencia cuando lo conocí. Sonó como un cd, el grupo supersólido, el pelado Cooper se compró a todo el estadio, todos esperábamos el momento en que ,finalmente, le diera un palazo al enorme gong que tenía a sus espaldas, y cuando ocurrió, se cayó el estadio. Es bueno el circo, cuando además está acompañado de substancia. El doble CD Montevideo Blues es un bootleg que se debe tener.
    Mick Taylor, a pesar de tocar con luz natural y la gente entrando, igualmente fue muy bueno. Un capo que no quiso ser más grande, le alcanzó lo que tenía.
    Paul Simon fue “amazing”. Que sonido!!! Que luces!! Que músicos!! Por esa época sostuve una polémica epistolar con el nabo de Elbio Rodríguez Barilari que además de escribir que Jethro Tull era el nombre de un duendecillo celta de la fertilidad agrícola(sic) dijo que Simon imitaba desde siempre a Sting, porque hacía música de otras tierras. juaaaa. Cuando hizo El condor pasa, Sting estaba en secundaria y de ahí en más hay varios ejemplos.
    Y hablando de Sting, el concierto acá fue una verguenza, un ensayo en el que cobró entrada. Modestamente lo considero uno de los músicos mas sobrevalorados de la Historia, además de un demagogo. perdón, pero es mi opinión.
    A BB tuve la suerte de verlo todas las veces. La primera fue en mi cumpleaños de 1992, 28 de octubre. El mejor regalo de mi vida. Una de las púas que contás y una guitarrita con su nombre, que me la dio en la puerta de salida del Plaza, me las afanó junto a su caja de 4 cd, una empleada doméstica infiel. Una de las veces, la 3ª creo, vino con Pappo de telonero. Flor de concierto. Otra estuvo el Gato Eduardo, que vergonzozamente no se quería ir del escenario, desubicado como chupete en el tuges. Otra vez estuvo un grupo de una guitarrista de blues de pollerita roja corta y muchos punteos insípidos.La única razón para estar fue que era la novieta de turno de Barilari.
    Discrepo con lo de James Taylor. Fue la primera vez que con mi esposa dejamos a nuestro primogénito en casa de mis padres, tenia un par de meses pero la posibilidad de ver a Taylor fue mas fuerte. Nos asombró la voz, estaba conservada igualita a los 70, increíble. ya no era aquel pibe peludo, sino un veterano pelado pero que voz!!!
    A Dylan por supuesto que fuimos en patota. Que espanto! Recuerda haber logrado llegar a la parte trasera del escenario, en la tribuna, a ver si podía escuchar por los monitores de los músicos. No se entendía nada y luego me corrió la policía. Incluso en alguna crónica periodística que aún tengo, se refieren elogiosamente a temas …que no tocó!!! Y te aviso que tengo el recital completo en un cd, proveniente de los países nórdicos. Un documento maravilloso de un recital de terror que llegó a mis manos por vías inesperadas. Por suerte volví a verlo años después en Vélez y fue extraordinario. Justo estos días me estoy matando con el último ejemplar de la Bootleg Series, el nº 12, son nada más que 18 cd de las sesiones de 1965-66…
    A Creedence no fui, sin Fogerty no es Creedence.
    De los argentinos, fui a todas las veces que vino Charlie, desde el Princess de 1974 de Sui Generis que terminó a las corridas y con Charlie en cana inventando una letra nueva para Botas Locas hasta los que dio en el Palacio de nombre impronunciable, una bola de ruido, o los de los Montevideo Rock I o II. Un fenómeno que hoy está medicado y cuyo genio solo se aprecia en su mirada. Recuerdo un León Giecco de 1976-77, en el Teatro de El País, para un par de docenas de personas que lo conocíamos. Hermoso concierto, buenas canciones, lejos de la demagogia tercermundista trasnochada que curte hoy. Recuerdo un Porchetto en un cine que no recuerdo el nombre,en la Avda. Rivera cerca del Zoológico.
    Y finalmente, que noches aquellas del Liberty, una noche Naranja Mecánica, otra Woodstock, mes tras mes. Cuando empezaba Joan Baez con su bodrio aprovechábamos a salir a fumar . Y si alguien hablaba cuando estaba Joe Cocker o Alvin Lee hacía su punteo, se le tiraba con lo que hubiera a mano. A Cocker lo vi en Punta del Este la noche en que empezó la Guerra del Golfo I, de las emociones más grandes de mi vida, luego de escucharlo años y años, tenerlo ahí cerca, ya que como éramos pocos, nos hicieron adelantarnos a todos y quedamos pegaditos. Fuahhhh. Esa tarde estuve entrando y siendo sacado del Campus toda la prueba de sonido , los tenía podridos. Lo vi luego 2 veces más, una en el Montevideo Rock IV en el Centenario y la última en el Luna Park hace 3 o 4 años.
    Perdoname la extensión, pero la tarde del domingo es ideal para recordar. Y de mucho, para suerte tuya, me olvidé
    saludos

    Me gusta

    Responder
    • Excelente reporte complementario del mío. No me acordaba de lo de Billy Preston y seguramente no me enteré en el momento. Van Halen no me gusta así que los ignoré olímpicamente. Hoy cuando lo pienso en retrospectiva tal vez fue un error, en aquella época no había visto nada y uno no podía darse el lujo de despreciar algo que en aquella época parecía imposible de ver. Tampoco me gusta demasido Rod Stewart, aunque también he tenido referencias en el sentido de lo que decís de que fue muy buen recital. Coincido completamente con lo de Clapton (el sueño del pibe), Simon (la opinión de Barilari,….en fin….), Sting (creo que con Police era bueno, después lo ganó su divismo). De BB King no me puedo acordar cuantas veces lo vi, creo que 3. El Gato Eduardo….por favor….una vez fui a verlo a un recital de él que tenía en un bar….triste, lamentable. Uhh…como hiciste para hacerte del bootleg de Dylan en el cilindro? ¿y el sonido como es? me interesa. Todavía no encargué mi cd del bootleg 12. ¿te compraste la edición de los dieciocho cds? Maestro !!! Sabés que nunca le pude entrar a Charlie? Tal vez he quedado aprisionado entre la visión edulcorada de cuando integraba sui generis y su imagen de loco. Nunca le presté demasiad atención. Es cierto, Leon Giecco prometía otra cosa y no esa versión tercermundista de hoy. De todas maneras su canción de los Orozco me parece increible. El cine de Rivera seguramente sea el Arizona o el Princess. Y ahora que me lo dice recuerdo haber visto ahi a Vox Dei. Ruido puro. Estuve el día del estreno de Woodstock en un trasnoche en el cine 18 de julio. Recuerdo que cuando Hendrix tocó el himno americano un tipo se paró en la sala y se puso a hacer la venia. Tu comentario sobre lo aburrida de Joan Baez (es cierto) me hizo acordar cuando vi el estreno, también en un trasnoche del concierto para Bangla Desh. Se oia muy bajo el sonido. Pero lo peor fue que un grupo de tarados se puso a abuchear cuando cantó Dylan, porque se ve que les aburría. Sew ve que sos gran hincha de Cocker. Yo lo empecé a valorar más en los últimos tiempos.

      Me gusta

      Responder
  5. Pablo Crossroads

    Ah, y calculo que cuando hablás de que el Cilindro era dominable te referís al maravilloso concierto de Clapton, que iba a ser al aire libre y como llovió se lo trasladó al peor lugar elegible…y sonó perfecto. Pero eso es historia del siglo XXI

    Me gusta

    Responder
  6. Pablo Crossroads

    Sigo jorobando, primero saludo a mi colega de profesión y nombre, Pablo. Fue mi alumno hace muuuucho y tenemos amigos comunes.Lo reconoci por su recopilación de conciertos y el quizás no sepa que yo soy Crossroads.
    Me acordé de la estafa de Elton John en 1996(creo), no por él, que esuvo buenísimo ni por Sheryl Crow que vino como telonera y a la que no puede atender en su actuación ya que estaba procurando conseguir un lugar donde pudiera ver en el viejo Parque Central, que el mafioso promotor que lo trajo vendió 2 veces, sí, había por lo menos 2 personas por cada lugar, apretados como sardinas,parados donde se pudiera, una verguenza. Pero el concierto fue muy bueno.
    Y acabo de encontrar la entrada de Ray Charles, 6 de noviembre de 1992, en el Plaza. Un fenómeno, lástima que cuando terminaba cada canción, levantaba la tapita de su reloj de pulsera braille, tanteaba la hora y seguía. Cuando llegó a la hora justa, listo, good night, thank you y bye bye. Una desilusión como persona pero musicalmente perfecto. Lo peor, al salir miré el grabador que había llevado escondido en la cintura y lo había apagado en algún movimiento al pararme y sentarme, nooooooo. Con BBKing sí pude grabarlo, debo buscar los K7.
    A Vox Dei los vi en el Stella haciendo La Biblia.
    Comprarme el Bootleg 12….juajua, que buen chiste, a más de U$S 600????? ojalá. Por suerte existen los torrents…ejem ejem, negaré haberlo dicho. Lo que precises de Dylan, a la orden, incluso el bootleg del Cilindro, que obtuve gracias a una copia de mi amigo Alvaro, el Archivista, otro colega de profesión, experto en Marley pero poseedor de una colección insuperable de grabaciones no oficiales. Se lo mandaron desde Suecia o Noruega, a ver si era en Uruguay o Argentina y se escucha claramente a un vendedor de café en medio de la grabación. Incluso el tipo que lo grabó, un porteño por el acento, se sube a un ómnibus y lo bajan por no tener cambio, de noche y a la salida del Cilindro!! Eso se escucha en el audio, ya que siguió grabando quizás sin darse cuenta. El sonido, obviamente, una bola de ruido pero es un documento.
    No fueron conciertos en vivo pero los recuerdo claramente, por esperar desde temprano a la a la entrada del cine: A Concert For Bangladesh y la mejor película de rock hasta que apareció No Direction Home, The Last Waltz, el concierto despedida de The Band.
    Tommy y Monterey Festival también fueron “casi” conciertos, por la época en que se vivía, sin chance de ver a nadie en vivo.
    saludos

    Me gusta

    Responder
    • Qué increible que se encuentren conocidos aquí en el blog.
      No direction home, the last waltz….qué películas….tal vez de para comentarlas en algún momento. tambien shine a light

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Que casualidad…Shine a Light, The Last Walz, No Direction Home, The Blues, todas de Martin Scorsese.

        Me gusta

      • AAh encontrarme con mi colega y tocayo, que increible, lo que si no ubico es lo de la estafa de Elton, fui a ese recital y recuerdo el buen espectáculo de Sheryl y el concierto de Elton muy sobrio, aclarame lo de la estafa

        Me gusta

      • Pablo Crossroads

        Hola Pablo, como estás? Cuando me referí a estafa fue porque sobrevendieron el espectáculo. Las colas para entrar iban por Urquiza desde Monte Caseros a 8 de Octubre varias veces caracoleando. Al entrar, luego de un buen rato, ya no encontrabas lugar, estuve primero en el segundo tramo de la vieja tribuna Delgado, como soy medio alto veía mas o menos algo del escenario atrás de varias filas de gente parada. Bajé luego y terminé parado atrás del todo en la Delgado baja, apoyado con la palma de las manos para no caerme en el techo que hacía la Delgado alta. Es complicado de describir, quizás fuiste al campo donde había menos problemas, aunque se que los hubo. En las tribunas fue una verguenza. Incluso recuerdo algún juicio o algo similar al promotor. En una rápida búsqueda no encontré información al respecto para ser mas contundente con detalles, pero si que vendieron 12.000 entradas en el Parque viejo!!! Una locura. La actuación, tanto de él como de Crow, fueron muy buenas. Saludos

        Me gusta

    • No olvidar UB 40,Alan Parsons Project,recital espectacular! Beach Boys en el Conrad.

      Me gusta

      Responder
  7. Pablo Crossroads

    Ah,en cuanto a Sting, completamente de acuerdo!!

    Me gusta

    Responder
  8. En 1990 estuvo UB40,también llegó b52,y hace no tanto Alan Parsons Project,un estupendo recital,con excelentes músicos y cantante muy solvente,ante el desafío de cantar temas que fueron colaboraciones de muchos artistas en os discos de Alan,fue una fiesta!!

    Me gusta

    Responder
  9. Salmón encontré la cronología, alguno de cuyos datos me los pasó a través de un amigo común mío nada menos que Crossroads, es un archivo Word decime como te lo paso (y si te interesa algún otro material, tengo algún libro en pdf como Life de Keith Richards en español), y la historia es de antes, no olvidarse que estuvieron Los Plateros (auténticos), The Tremeloes y The American Beetles

    Me gusta

    Responder
  10. Y Blood Sweat and Tears, Brenda Lee y no recuerdo si Temptations o Foundations ese dato no lo tengo totalmente
    Ahi va la cronología Salmón disculpe la extensión

    Paul Williams, cine Plaza, no pude encontrar datos, fue en 1979 o 1980, anécdota, la gente que fue la mayoría ni sabía muy bien quien era y gritaban bastante, Paul Williams luego de una canción dijo en inglés algo como “dejar escuchar que no somos animales”

    Billy Preston, Cilindro, ídem que el anterior en cuanto a fecha, El País de los domingos sacó un suplemento comentando el recital

    Van Halen, 05 de febrero de 1983, Cilindro Municipal, en contra de muchas críticas estuvo buenísimo, el sonido no fue tan malo, los temas se ubicaban perfectamente, varios días antes se decía que el techo del Cilindro se caía por la potencia de los equipos (65000 wats), los de Van Halen anduvieron en bicicleta por Montevideo, dicen que Eddie Van Halen fue al día siguiente a comer un asado a la casa de un fan y David Lee Roth rompió una mesita del hotel Victoria Plaza con un golpe de karate por un entredicho con un empleado, recordar que Van Halen estaba en el punto más alto y que se fueron a USA al U.S Festival a tocar por 1.000.000 U$

    Yes, 26 de enero de 1985, Estadio Campus de Maldonado, según los que están en la pomada lo mejor que ha pisado Uruguay

    Air Supply, Palacio Peñarol más de una vez

    Gene Loves Jezebel, el 29 de mayo de 1988, Palacio Peñarol

    The Mission, 04 de setiembre de 1988, Cilindro Municipal

    Rod Stewart, 28 de febrero de 1989, Estadio Centenario

    Zinatra 1989, Explanada Montevideo Shopping, Montevideo, eran unos chantas

    Ub 40, 15 de marzo de 1989, Cilindro Municipal, si mal no recuerdo hubo incidentes afuera

    Erasure, 29 de marzo de 1990, Parque Central

    Eric Clapton, 03 de octubre de 1990, Estadio Centenario, 10 de octubre de 2001 Cilindro Municipal

    Mick Taylor, 03 de octubre de 1990, Estadio Centenario, Montevideo

    Sting, 10 de octubre de 1990, Estadio Centenario

    Bob Dylan, 25 de mayo de 1991, Cilindro Municipal, acústica sin palabras, 2008 Punta del Este

    Billy Idol, Joe Cocker, Estadio Campus de Maldonado, Enero de 1991

    The Cult, Estadio Centenario 1992, dicen que solicitaron groupies en abundancia

    Paul Simon, Estadio Centenario 12 mayo 1992

    Reo Speedwagon, Palacio Peñarol 1992, dicen que fue un buen show

    Roxette, Estadio Centenario 21 de abril de 1992, en Últimas Noticias luego del recital le preguntaron a uno de los guitarristas, que le había parecido el concierto y dijo, “yo improvisé para estos indios” (el público)

    Iron Maiden, Estación Central 28 de julio de 1992, dicen que prometieron nunca más venir a Uruguay porque unos punks que estaban adelante les empezaron a tirar piedritas, Dickinson paró la música y empezó a gritar ¡fuck! ¡fuck! ¡fuck!

    Brian May, B 52s, Noviembre de 1992, “Montevideo Rock IV” Estadio Centenario, Montevideo

    Duran Duran, Estación Central 07 de mayo de 1993, Estación Central AFE, Montevideo1993

    The Ramones, 14 noviembre 1994 Palacio Peñarol, Trotsky Vengarán de teloneros, originalmente iba a ser en el Teatro de Verano, se cambió al Palacio Peñarol, dicen que la policía perseguía no muy amigablemente a algún que otro fan hasta 18 de julio
    Elton John con Sheryl Crow de telonera, Parque Central 1995

    Ian Gillan, Palacio Peñarol 1995

    Christopher Cross, sin datos

    Alanis Morissette, 21 de noviembre de 1999, Velódromo Municipal, Montevideo

    Simple Red, Cine Plaza 10 de abril de 2000

    B.B. King, Diciembre de 1998, Cine Plaza, Montevideo

    Lou Reed, en Teatro de Verano 2000

    Mark Knopfler, 2 de abril de 2001, Teatro de Verano de 2001, Montevideo

    David Byrne, 16 de diciembre de 2004, Cine Teatro Plaza, Montevideo

    Jethro Tull, Teatro de Verano 2005 famoso por el descontento de Anderson con la Sinfónica de Montevideo, hay una página (The Ministry) que recopila todos los conciertos de Jethro Tull en su historia y en éste están esos comentarios y 2007 Velódromo, dicen que en la prueba de sonido de los teloneros (Los Casal) uno de estos estaba ensayando con una flauta y Anderson le dijo flauta no.

    The Alan Parsons Project, 17 de setiembre de 2005, Teatro de Verano, Montevideo

    Deep Purple, Velódromo 2006, una aplanadora impactante

    Toto, 03 de noviembre de 2007, Teatro de Verano, Montevideo

    Bryan Adams, 02 de marzo de 2007, Estadio Centenario, Montevideo, 15 de abril de 2008, Teatro de Verano

    Living Colour, 23 de agosto de 2007, Teatro Plaza, Montevideo

    Guns N’ Roses, 18 de marzo de 2010, Estadio Centenario, Montevideo

    Me faltan datos de America, Elo (sin jeff Line) y La rubia de los Mamas and the Papas

    Me gusta

    Responder
    • espectacular el recuento. Duda; fue Guns and Roses o Axel Rose. ?
      falta alguno en la lista : Chuck Berry (va en segunda parte el comentario), Tony Levin, Anddy Belew, (idem), Jon Anderson.

      encontré la referencia al recital de Ian con la filarmónica

      16/4/05 Teatro de Verano Montevideo, Uruguay

      Ian, band and the Orquesta Filarmónica de Montevideo.
      Audience: 4251 (sold out).
      On stage 20:20-22:35, with a 15 min interval (50 mins + 60 mins).
      Setlist published in El Pais (newspaper) over a fortnight in advance!
      In a 2006 interview, Ian expressed considerable dissatisfaction with this orchestra.
      Eurology¹, Calliandra Shade¹, Skating Away…¹, Up The ‘Pool¹, We Five Kings¹, Life Is A Long Song, In The Grip Of Stronger Stuff, Wond’ring Aloud, Griminelli’s Lament (w. Beatriz Zoppolo), Cheap Day Return², Mother Goose², Bourée – [Interval] – Boris Dancing¹, Living In The Past¹, Pavane, Aqualung, God Rest Ye Merry Gentlemen, My God, Budapest, Locomotive Breath
      1: Ian’s band
      2: Band + oboe & bassoon.
      All others: band + orchestra.

      a ver quien encuentra e reportaje. !!!

      muchísimas gracias. un gran aporte.

      Me gusta

      Responder
    • Living Colour !! que polenta! y Yes …seguramente en el Top Five de lo que he visto.
      Anderson enamorado como “pata de catre” de su novia y dándole pa delante (era virtuosa, pero la endiosó demasiado).
      Te acordás de D. L. Roth tirando pelotas de fútbol a la hinchada cuando empezó el Show? Coincido en que fue el primer gran recital de un grupo en su cenit y aunque nunca fui fana del grupo tengo claro que Eddie Van Halen es uno de los guitarristas más virtuosos que haya visto en vivo. No coincido con lo del sonido, era casi ininteligible, además adelante mio estaba una petisita (Anita le decían) con dientes prominentes que se pasó todo el recital diciendo “que peligro… esto en cualquier momento se prende fuego y se cae”.

      Me gusta

      Responder
  11. fue Axl Rose, no se si tiene el nombre legal de la banda, mi cronología finaliza ahí porque no la continuamos, obviamente faltan cosas de ahi en adelante como por ejemplo Paul Mc Cartney (para mi fue mejor el primer concierto) y puede que falten cosas de antes, te aclaro que somos solamente aficionados, te mando algún material a ver que te parece, entre musiqueros intercambiamos, respecto a Ian Anderson con la Sinfónica hay un reportaje que hoy no puedo ubicar donde le preguntaban sobre la gira “Sinfónica” del 2005 por Sudamérica y decía que por ejemplo la Sinfónica de Santiago de Chile fue sensacional pero en”el siguiente país” que no nombra pero es Uruguay la Sinfónica llegaba tarde, no le daban mucha bola y tuvo que estar el triple de tiempo ensayando, respecto a Chuck fue lo más Bizarro que vi, lo vi desde atrás del alambrado de la cantera con un clima muy especial y a Chuck olvidándose de las letras, me parece que Crossroads lo vió en Buenos Aires, el video está en youtube

    Me gusta

    Responder
    • Bien por tu invalorable aporte.
      no te olvides que yo tampoco soy experto. Simplemente alguien que trata de compartir vivencias y reflexiones con quienes lo quieran leer.

      Me gusta

      Responder
    • Bien por tu invalorable aporte.
      no te olvides que yo tampoco soy experto. Simplemente alguien que trata de compartir vivencias y reflexiones con quienes lo quieran leer.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Hola de nuevo. Si Pablo, yo vi a Chuck Berry en BsAs y, si bien fue bastante penoso, no lo fue tanto como parece que lo fue acá. Allá tuvo momentos en que arrancaba y guau!!! eso es R&R pero al ratito se desinflaba.
      Con respecto a Ministry of Information y su comentario, cuando en aquel momento lo leí fui a buscar el reportaje y lo encontré, pero ahora no está donde pensé y creo que no lo bajé. Mas tarde miraré entre mis cosas a ver si aparece, en efecto decía algo así como: en un pequeño país sudamericano tuve problemas con la calidad de la sinfónica local, pero no diré que país es por respeto. Pero dejemos esto para cuando nuestro amigo salmón haga la 2° parte con los conciertos del siglo XXI. Abrazo

      Me gusta

      Responder
  12. Muy buena nota y mejores comentarios.
    Solo agregar alguna de entrecasa.
    Recital de Dylan. Fui con un amigo , de poco más de treinta años como yo y un sobrino de 19. A mi sobrino lo cachearon antes de entrar, A mi amigo y a mi no. ¿ Motivo ?
    Llevé unos vjiejos y enormes binoculares que nos permitieron ver claramente el famoso perfil de Dylan ( su famosa nariz de ” judío de Minnesota ” ).
    A la salida un tipo decepcionado le pregunta a Macunaima si había reconocido alguna canción y el sujeto dijo haber reconocido tres que incluso nombró. Un crack o un mentiroso compulsivo
    Gracias a ustedes recuperé el recuerdo de haber visto a una banda argentina llamada El Reloj y a Vox Dei en ese cine de la calle Rivera cerca del zoo, de cuyo nombre tampoco me acuerdo.
    Gracias Salmón por existir.

    Me gusta

    Responder
    • Reapareció, amigo Esquina, pensé que había desaparecido. Ahora solo falta que vuelva Guayabox que vaya a saber por donde anda.

      Me gusta

      Responder
      • …tratando de encontrar la grabación del recital de Billy Cobham (este artículo me sacudió la modorra) en un cass video mini dv. que grabamos de contrabando en el Plaza (a lo último una mina de la producción se avivó y nos quiso sacar el cass,… minga!!). El “prolijo” de mi hijo ni sabe donde está, entre la montaña de instrumentos , vinilos (míos) ,cds, revistas viejas (mías..lpmqlp!).
        También buscando las entradas (que envidia Salmón…una vez le dije que usted es tan meticulosamente ordenado… que me irrita!), de muchos de esos recitales (50 % de garrón, lo admito) que pude ir.
        Los dos recitales que más me movilizaron se ubican casi en las 2 puntas de mi vida, el primero de Los Tremeloes en un baile del Parque Hotel que me llevó (a regañadientes) una prima y más acá el 1ero de Paul (que nos llevó mi hijo).
        Como anécdota le cuento que en el 1er recital de Dylan el Alfonso Carbone (por ese entonces compañero mío de laburo) estuvo discurriendo la posibilidad de ir a buscar al “judío rico” en una Limousine ( pichón de iconodulia!) ,tengo de testigo al Daniel Prosdóscimo,( que creo aún “vive y curra”, cariñosamente hablando).
        Saludos de Guayabox
        PD en realidad mi abstinencia parte de un asumido acto de constricción, ante mi enfermiza “extroversión”, que ha utilizado su blog cual si fuera un consultorio virtual (se acuerda de la película “Qué tal Bob?”).
        2a PD podría agregar como tesoro neuronal el debut (antes que en B. Aires) de Pescado Rabioso en el Festival del Sol, en el Country de Atlántida (verano del 72).

        Me gusta

      • Qué alegría verlo por aquí de nuevo. Y con rrecuerdos que emanan de lo más profundo. ¿En qué año fue eso de los Tremeloes” Porque bailes en el Parque Hotel hace mucho que no hay. Qué grupo que se perdió en las neblinas del tiempo. Solo recuerdo el tema “Silence is golden”:
        Lo más gracioso del post que usted piense que soy “meticulosamente ordenado”. Ni meticuloso, ni ordenado. Están las fotos de las entradas que conservo, no las que perdí…jaa.

        Me gusta

  13. Como dice Gustavo los Beach Boys (de Mike Love) ídolos estuvieron 3 veces en el Conrad igual que Ringo Starr y Stylistics

    Me gusta

    Responder
  14. No sea modesto…aunque en realidad, cualquiera que guarde los discos en su correspondiente sobre ya pasa a ser mas ordenado que yo.
    Los Tremeloes vinieron varias veces al Río de la Plata y por ser “made in england” a mí me llenaron de fantasía la expectativa. Eran una onda beat que ya estaba quedando desfasada ante la incipiente psicodelia ,recuerdo claramente esa contradicción porque un mismo día compré dos simples: En tu mundo ( versión en español, grabada vertiginosamente)de los “Tresmelones” (sic) como les llamaron en un sketch del Show del Mediodía y Race with the Devil de The Gun . Había leído en una revista Pin up que Los Beatles fueron rechazados por la Decca, que contrató en su lugar a Los Tremeloes y también me generó cosas raras en la cabeza. Los vi en el invierno del 68 ( estaba en 1ero de liceo), no estoy seguro de la fecha. Mi prima y su novio de entonces, “ya están bailando del otro lado” y no puedo preguntarles. Actuaron en canal 12 y la IMM los contrató para actuar en escenarios populares (recuerdo una crítica a ese “gasto superfluo” del diario El País, que mi abuela leyó en la mesa, mirándome de reojo). El tema que me gustaba era “Here comes my baby” (original de C. Stevens).
    Bueno me quedo por acá (dije que moderaría mi intromisión blogera, pero usted agitó los fantasmas de mi altillo…)
    Saludos …y pregunto si alguien se acuerda sobre la marca de los equipos que le vendieron a Los Delfines (creo) y que yo discuto que eran Vox y una prima argenta porfiaba que eran Fender (tenían el curro de venderlos antes de irse).
    En una entrevista O. Fatorusso menciona que la última actuación de Los Shakers fue de teloneros de Los Tremeloes.
    Bueno tá! tá! ya está!!

    Me gusta

    Responder
  15. En “De las cuevas al Solís” no recuerdo si tomo 1 o 2 dice que erran de marca Vox y que mandaron a uno de ellos que sabía inglés a comprarlos, voy a buscar los libros y les confirmo

    Me gusta

    Responder
  16. EN “De las cuevas al Solís” 1 Esteban Hirschfield integrante de Los Delfines y anteriormente de Los Mockers cuenta que fue a la fábrica Vox y compró instrumentos y amplificadores y que haciendo escala en Rio de Janeiro se le hizo tarde y perdió el barco con los instrumentos y tuvo que alcanzarlo en santos donde hacía otra escala

    Me gusta

    Responder
    • Gracias Pablo, pero yo hacía referencia a que Los Tremeloes le habían vendido sus equipos a Los Delfines. Seguramente estoy confundido por alguna de las “leyendas urbanas” que se cocinaban en los bailes. Yo me jugaba que eran Vox por la previa presunción de la venta a Los Delfines y acordándome claramente que éstos usaban esa marca. Los vi varias veces hasta entrados los 70 y en esa época ya me fijaba en la equipación , violas, marcas y todo ese snobismo que te hacía “culto” y apetecible para las féminas e imberbes de mi aldea (todo aderezado con elaboradas poses izquierdozas… qué “jeropa”!).
      De nuevo muy amable por tomarte el trabajo de buscar la información. Para ese libro siempre postergué la compra (era recaro), esperando verlo más barato en mi “asistencialista” T. Narvaja.
      Saludos
      PD … pero que los vendían…los vendían!

      Me gusta

      Responder
  17. …y que los vendían…los vendían, luego de buscar porfiadamente encontré esto:

    http://www.lahistoriadelrock.com.ar/esp/repo-garcia.html

    Hace un tiempo escuché en el programa Buscadores de canal 5 a Antonio Maeso (uno de sus panelistas habituales y músico aficionado) comentar que tiene en su poder uno de los equipos Mesa Boogie que trajo y usó E. Clapton en uno de de sus shows, ¡ eso sí que es un “trofeo de guerra!”. Aparte de sana envidia siento que debo cuestionar mi agudeza auditiva , porque nunca me imaginé que el sonido que yo escuché fuera de un típico Amplifier made in costa oeste de Usa . Bueno, otro de los prejuicios míos que se derrumbó.
    Ahora me resta por saber si el dato que me dieron cuando adolescente fue verdad, o simplemente una adaptación libre de un chisme de la vecina orilla.

    Me gusta

    Responder
  18. Hola! Keith Richards no estuvo como solista en el 92? en el Estadio? creo que se olvidaron de este show. Y Tina Turner no vino alguna vez? o me confundo con un recital en Bs.AS.
    Y los Pet Shop Boys tuvieron su primer recital acá en el conrad este año…
    Ahora viene Morrisey en diciembre

    Falta que toque en Uruguay: Kraftwerk, Depeche Mode, David Bowie. Al Stewart ( escocés como Rod,) y alguno de los Pink Floyd….
    Pero realmente han venido artistas

    Me gusta

    Responder
    • Keith Richards solista aquí? no lo creo. Sé que estuvo en Buenos Aires, pero aquí me parece que no. no sé Tina, tampoco lo recuerdo.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Hola Pablo, Keith Richards no estuvo nunca tocando en Uruguay. Sí lo hizo en Argentina, un par de años antes de que fueran los Stones or primera vez, y cuentan que quedó tan asombrado con la forma en que lo recibieron que insistió frente al resto en que tenían que ir a tocar a BsAs. Y es cierto, BsAs es una ciudad Stpone, las veces que los fui a ver allá, era una locura general.
      Y Tina Turner no pudo venir a tocar porque en la noche elegida para ello el Estadio Centenario estaba ocupado por un partido entre cuadros chicos o era la noche anterior o posterior a un partido entre equipos chicos y CAFO no lo prestó. We are fantastic!

      Me gusta

      Responder
  19. Del asunto que habían estado en Uruguay The Foundations o The Temptations transcribo un párrafo del libro De las cuevas al Solís 2 página 103 ” En los bailes de La Kabaña se procura equilibrar las propuestas melódicas, roqueras y de candombe beat. Entre las bandas que pasan por su escenario a lo largo del 71 se encuentran Psiglo, Killers, Opus Alfa, Tótem, Kano y los Bulldogs, Omicrón, Los Gigantes, Los Renos, Los Campos, y Los Delfines, y algunas presencias internacionales como The Foundations y Las Satánicas (banda argentina que según el libro vestían rigurosamente hot pants)”

    Me gusta

    Responder
  20. Me acordé de otro grupo importante.Red Hot Chili Peppers cuando todavía no eran famosos. Actuaron en un cine o teatro (no me acuerdo) por el 88 (tampoco estoy seguro) y no fui ni me acuerdo de alguna crítica (Ja ! un lujo mi referencia! ). No eran “vendedores”aún y sí recuerdo que en mi laburo sacaron solamente en cassette el buen trabajo Mothers Milk, Por esa referencia y viendo que el cass salió en el 89 llegué a la conclusión que estuvieron por el 88 + o –
    Más vale tarde…
    PD el recital de Clapton lo pasó en la tele canal 12, sonaba bárbaro, yo lo tenía en VHS y a veces sueño con tener ganas de buscarlo en el altillo …y poder encontrarlo!

    Me gusta

    Responder
  21. Me jugaría la cabeza, pero ya me la cortaron en alguna anterior certeza de mi vida. Hasta yo, llegué a dudar de mencionarlo porque busqué algún dato en la Web y no hay nada. Tengo eso sí la confirmación de mi hijo que me asegura que en alguna oportunidad con mi esposa mencionamos esa visita y nuestra bronca por no haber tenido la “visión” de ir a verlos. Tendría que ubicar al compañero que grababa los cass. en mi trabajo y que fue el que me recordó al salir el 1er cass. que esos “loquitos” habían tocado acá, pues yo ya ni me acordaba su pasada.
    La memoria a veces nos hace jugadas raras, yo no me puedo acordar que pasaba en mi vida cuando vino Jeff Beck (y eso que me encanta), pues no recuerdo nada de nada de su visita. Un comentario de Perro 666 me trajo esa noticia, para mi sorpresa y calentura!.
    Durante años estuve dudando del momento que vi a Serrat en el Solis y discutimos con un amigo si había sido antes (yo) o recién comenzada la dictadura(él), lo que recuerdo claramente es que 2 tiras nos pararon en la cola y le hicieron sacar al gordo Perdomo (conocido oftalmólogo) unos refuerzos de salchichón casero que traía en un bolso y que inundaron la galería con su “aroma”.
    Alguien se acuerda si el primer recital de Les Luthiers fue en el Stella?, porque fui pero tengo la duda donde (los La Paz suave venían tan fuertes!).

    Me gusta

    Responder
  22. Los Titas en el Palacio Peñarol fue lo mejor que vi, legendaria banda brasilera, nadie dijo nada acerca de esto, creo que fue por el 94, no recuerdo bien

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: