Canal RSS

LOS MEJORES RECITALES DE ROCK (SEGUNDA PARTE)

Continuamos con el tema de hace dos semanas pasando revista ahora a los mejores recitales de rock del siglo XXI que se vieron en Uruguay.

En 2001 hubo dos espectáculos importantes y bien diferentes: el de Mark Knopfler en el Teatro de Verano y la segunda visita de Eric Clapton.

Respecto al primero no hay mucho para decir. Un concierto correcto, pero frío, de esos que no dejan demasiada impresión o recuerdo. De hecho lo único que me acuerdo del recital es que en un momento Knopfler se dirigió al público en un inglés bastante difícil de entender, tal como corresponde a su origen escocés. Un tipo atrás mío hizo  reir a los de al lado al descolgarse con el comentario de “tanto tiempo estudiando en el Anglo para no entenderle un carajo a un tipo de éstos cuando vienen”. Knopfler no estuvo mal, pero tampoco dejó su huella.

El segundo recital de Eric Clapton en Montevideo fue promocionado como su última gira. Después de ésta se retiraría, pero lo cierto que el tipo sigue en rodaje. En principio el concierto estaba programado para el Velódromo, pero cayeron unas gotitas de lluvia y la producción resolvió cambiar de lugar y lo mudaron para el Cilindro. Confieso que cuando supe del cambio de escenario me planteé seriamente devolver la entrada porque estaba seguro que se iba a repetir lo que ocurrió con Dylan, pero al final no lo hice. Era más fuerte la carga emotiva del recuerdo de mi primer recital como para no querer estar ahí de nuevo frente a “Dios”. Y por suerte que lo hice, porque por algún milagro de la técnica el sonido fue absolutamente correcto y se pudo disfrutar plenamente de la música. En el poco tiempo que medió desde la suspensión del espectáculo en el Velódromo hasta su traslado al infame escenario habían acondicionado el lugar de forma que la acústica fuera aceptable. Se oía y entendía todo perfectamente. Lo lamentable, eso sí, fue que el arreglo de sonido no fuera hecho esta vez por un técnico uruguayo como ocurrió con Dylan.   (por las dudas esto último es una ironía, dado un comentario de un diario citado en la primera parte de este post). Respecto al show en sí, si bien no tuvo el gran despliegue del anterior, ya que la banda fue mucho más pequeña  y el toque general un poco más intimista, la calidad del mismo estuvo casi a la altura del de 1990. Hubo un momento tremendamente emotivo en que la gente escuchó en absoluto silencio la impresionante e íntima “Tears in Heavens”. Y otro de los puntos altos fue Cocaine, cantada con la gente que – puños en alto – coreaba el estribillo: “She don’t lie, she don’t lie, she don’t lie, Cocaine”. Es interesante reflexionar cómo llega un momento en que el público se hace cómplice del músico en despojar de su contenido de apología de la adición a esa canción y transformarla simplemente en una serie de sonidos disfrutables de cantar con un breve dejo transgresor. Padres que cuidadosamente educaron a sus hijos en el no consumo de esta sustancia se levantaban junto a ellos, puño en alto a entonar el citado estribillo.

Nolh_kX0_thumbSobre fines de 2006  llegó Deep Purple. Obviamente, sin John Lord, Richie Blackmore o Glen Hughes, pero manteniendo intacta su fuerza original. Recuerdo que me decidí a último momento ir al recital. Nunca había sido demasiado fan del grupo; más aún en mi adolescencia los despreciaba porque eran demasiado ruidosos, algo así como el “metal” del momento. En aquella época había una especie de rivalidad entre los hinchas de la música más heavy – de la cual Deep Purple junto con Black Sabbath y alguna otra eran los máximos exponentes – y los de la onda más “progresiva” entre los que me contaba. Alguien que escuchara a Deep Purple jamás iba a escuchar a Yes, a Pink Floyd, o a solistas como Joni Mithcell o Paul Simon y viceversa. Con el paso del tiempo mis gustos fueron evolucionando hacia el sonido más rockero, empalagado por los excesos del llamado rock sinfónico. Cuando uno escucha los viejos discos de la banda se da cuenta que aquello que en esa época parecía tan pesado, hoy, al lado de los grupos de metal que vinieron después suena como Leonard Cohen al lado de los Rolling Stones. Durante el show hicieron algunas guiñadas al público como interpretar algunos acordes de “Stairway to Heaven”:

  En 2007 se produjo la tantas veces postergada actuación de Jethro Tull. El grupo venía amagando con venir a Montevideo desde principios de los 90. Incluso en una oQDubpAi0_thumbportunidad Ian Anderson había estado en una radio y una televisión uruguaya anunciando el futuro show. En esta última hasta llegó a “interpretar” un par de canciones en un evidente y nada disimulado play back. (fue tan obvio que cuando prendió el grabador y salió su voz, él mismo dijo, en tono cómplice y como haciéndose el sorprendido: oh, it’s me”). Cuando ya nadie los esperaba aparecieron para  tocar en el Velódromo Municipal. Si bien ya Ian Anderson hacía un tiempo que  había perdido la mayor parte de su expresiva voz,  y a veces uno hasta podía percibir el sufrimiento por el que pasaba para tratar de llegar a tonos que ya no podía dar,  el espectáculo estuvo muy bueno. Pasó revista a muchos de sus mejores éxitos e hizo una readaptación del clásico Aqualung tocado con violines –llevó una violinista china – y flauta (en su versión original es tal vez el único clásico de Jethro Tull en que la flauta está ausente). Pese a los años transcurridos y el deterioro de su voz la calidad de Anderson como showman y su sentido del humor permanecían intactos. En un momento supo ponerse a la gente en el bolsillo cuando hizo un comentario en el cual hacía un elogio de Estados Unidos previo a  interpretar una adaptación instrumental del viejo clásico  America.  No faltó quien silbara ante el comentario, a lo cual Ian no dudó en contestar algo por el estilo de: “no se confundan.  USA tiene grandes cosas, por más que tenga un loco en la casa Blanca” (era la época de Bush, obviamente). Unos años antes lo había podido ver (a Jethro, no a Bush) en un show muy parecido en el Teatro Gran Rex en Buenos Aires, e, incluso aprovechando los contactos de un amigo que tenía allí, logré pasar al backstage y tener la satisfacción de saludarlo personalmente, a él y al guitarrista Martin Barre. El saludo, en lugar de darle la mano, consistió en tomarle el codo, ya que el hombre no daba la mano por miedo a que se la reventaran (al parecer le había ocurrido algo por el estilo). Obviamente que cuando estuve delante de él no supe qué decirle, más que balbucear un torpe “I enjoyed  the show very much” y decirle que venía de Montevideo donde él había estado en una ocasión en una radio. “Oh, Montevideo”, recuerdo que dijo. En ese instante me sentí como un adolescente atrás de su ídolo (y conste que no era el único veterano que estaba en el backstage en onda admirador pelotudo). Un momento inolvidable, del que me quedó un gran recuerdo, algunas fotos y mi cd de Thick as a Brick autografiado. (Aclaro Jethro Tull ha sido desde siempre mi banda de culto).

jethro-02_thumbjethro-04-2_thumbRlCFnMAk_thumb3

El mismo día que llegué de Buenos Aires fui a ver a Kevin Johansen en la Sala Zitarrosa. Me quedé dormido.

snq1R_IK_thumb1En 2008 se produjo la vuelta de Bob Dylan al país, y nuevamente se eligió el lugar equivocado, el Hotel Conrad de Punta del Este, y no por un tema de sonido precisamente.  Como parte de las atracciones para sus apostadores el hotel, de vez en cuando, trae algún artista de renombre, generalmente tipos que ya hace tiempo han pasado su cuarto de hora . Para los apostadores es como un simple agregado secundario en su menú de cita con el paño verde. Como los grissines y la salsa que ponen en la mesa para que nos entretengamos antes de que empiecen a servir el almuerzo. Y era difícil que entre los que estaban ahí hubiera muchos que les interesara o incluso conocieran a Bob Dylan. Y por otra parte Dylan no es de ese tipo de músicos que enamore rápidamente a quien nunca lo ha escuchado. Más bien todo lo contrario.  Así que a poco que el hombre empezó a tocar y a llenar todo con su original graznido comenzaron a retirarse en masa de la platea, bufando y molestando a los que estaban detrás, haciendo ruido y generando desconcentración en el resto del público. Me hizo acordar cuando, hace muchos años, había ido al cine a ver un doble programa: La Naranja Mecánica y Los Demonios, programa que proyectaban en el difunto Cine Teatro Artigas, un cine del circuito porno de la época, pero en el cual a veces se colaban películas de nivel, pero con “mala fama”. A medida que avanzaban las películas se podía ver a los habitués del cine levantándose malhumorados por la poca proliferación de culos, tetas y coitos que veían.  El espectáculo estuvo muy bueno, aunque tocar en el estacionamiento de un hotel no es lo más adecuado para un artista de su altura. Como siempre, costó reconocer las particulares versiones de sus viejas canciones y convengamos que ya a esa altura hacía muchos años que su voz estaba totalmente destrozada. Ya no era el Dylan capaz de enfatizar con  toda fuerza el final de los versos (“like a rolling stoooooone”), pero igual sabía manejar magníficamente lo que le quedaba de voz. Y la banda que lo acompañaba notable, mucha fuerza. Era rock puro. Dicen que no se alojó en el Conrad, y que antes del concierto salió disfrazado de mujer a dar una vuelta en bicicleta por la costa. Debería esperar hasta 2012 para ir a verlo en un lugar como la FhfKXPuo_thumb1gente: el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, donde ahí sí pude disfrutar de un brillante recital con sonido y ambiente adecuado. Recuerdo que en esta última ocasión, una  gran cantidad de personas –yo incluido – habíamos llevado nuestras cámaras para tratar de tomar fotos o videos del acontecimiento. Adelante de todo, y de espaldas al escenario se había ubicado un señor con una linterna de laser. Cuando veía alguien filmando enfocaba a la cámara. Resultaba intimidante, pero también era como un desafío: esperar que estuviera apuntando para otro lado o distraído para hacer alguna toma.

En 2012 tuvimos el recital más importante; no sé si fue el mejor de todos, sí sé que fue excelente,. Pero por todo lo que significó en la historia musical Paul Mc. Cartney fue el visitante más ilustre que pisó el Estadio Centenario, más aún que Maradona, Pelé o Messi. A Paul ya lo había visto en 2010 en el estadio de River en un concierto muy parecido al que hizo aquí. Pero recibirlo en casa no era lo mismo. Conseguir entrada para cada uno de los shows no me fue fácil. Para el de Buenos Aires tuve mucha suerte. Las entradas por internet estaban agotadas y cuando ya pensé que no iba, el día antes del recital una de mis hijas me dijo que un amigo suyo tenía una entrada que no podría usar, ya que ese día tenía un compromiso ineludible y que me la dejaba al mismo precio que le había costado. No lo dudé ni dos nanosegundos. Cuando Paul llegó a Montevideo fui uno de los ingenuos que me fui con mis hijos un par de horas antes a la puerta del local de pagos donde vendían las entradas. La cola era corta, pues la venta estaba descentralizada. A los diez minutos de empezada la venta ya no quedaban más entradas, fue tremendamente frustrante. Sin embargo, en la tarde, alguien me comentó que en la página web de una tarjeta de crédito estaban ofreciendo algunas localidades. Nadie había avisado ni hecho publicidad al respecto, pero allí estaban apenas al alcance de unos pocos clicks, las entradas para mí y mis hijos. Pero la odisea para ver a Paul no terminó allí. Por una absurda disposición de la organización, para hacerse de las entradas había que ir al mismo estadio unas horas antes con la cédula y tarjeta del que las había comprado. Nada de imprimirlas directamente o dar algún tipo de código para que otro pudiera retirarlas. El mismo día del recital yo estaba volviendo de España en mi querida compañía Iberia 1/. Había conseguido un vuelo un tanto extraño:  Vigo-Madrid-Santiago de Chile–Montevideo, ya que aparentemente no quedaba lugar en el directo Madrid-Montevideo. El vuelo llegaba a la mañana con tiempo suficiente como para poder llegar a tiempo para el recital y el retiro de las entradas. Sin embargo la salida de Vigo…..¡¡¡¡¡ otra vez !!!!! se demoró.  Llegué a Madrid unos 25 minutos antes de la salida del vuelo a Santiago. Me largué a toda velocidad por los pasillos del aeropuerto, que a esa hora estaba bastante desierto, intentando trasponer en ese tiempo la distancia de una terminal a la otra – que no es poca –, pasar por migraciones y por el correspondiente registro de seguridad antes que saliera el vuelo. Al llegar a un punto del aeropuerto un funcionario de Iberia me para y sin saber quien era y sin que yo le dijera algo, pero adivinando,  me dice: “¿usted es el que va a Santiago de Chile? Lo siento, pero no va a poder tomar ese avión. El vuelo está cerrado.” Se me vino el alma a los pies. No tanto por mí, que ya había visto a Paul, sino por mis hijos que no podrían retirar las entradas. Pasados unos breves y eternos segundos agregó: “Pero no se preocupe, lo vamos a poner en el directo que va a Montevideo”.  Respiré aliviado. Me sentí como esos tipos que van a esas exóticas misas tipo “Dios es Amor” en el que un pastor delirante lo convence que tiene una enfermedad terminal, para a los pocos minutos decirle que lo ha curado. Además el cambio de vuelo me permitía llegar una hora antes de lo previsto. Del recital en sí se ha hablado tanto y está tan cercano en el tiempo que no vale la pena entrar en detalles, más que decir que – al igual que el de Buenos Aires – colmó totalmente mis expectativas. Calidad musical, simpatía y mucha energía. A los 70 años no hizo ni una pausa, ni siquiera para tomar un vaso de agua y tocó unas dos horas y media. Solo voy a señalar dos momentos del show: cuando Paul explicó el significado – que desconocía – de la canción Balckbirds. y cuando cantó Maybe I’m Amazed, una canción que no es de las más conocidas, Está en su primer disco solista, el que un amigo mío había conseguido mucho antes que se editara en Uruguay. Sentir esta canción en directo me hizo revivir de forma mágica las   incontables horas que pasé en mi adolescencia entre amigos escuchando este disco, bastante exclusivo en aquel momento. En ese momento, me sentí que había logrado una conexión particular con Paul que la mayoría de los que estaban en ese recital no la tenían.

Dicen que   también Paul salió a dar una vuelta en bicicleta por la rambla, pero anduvo poco, ya que lo reconocieron en seguida y tuvo que volverse. (O tal vez cabe la posibilidad que haya tenido problema con las ciclovías …https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/08/02/un-paseo-por-la-rambla-de-pocitos-segunda-parte/. Al siguiente show que hiciera dos años después no pude ir, no estaba en el país. Pero ya había cumplido.

El último   concierto de alguien importante al que asistí fue el más patético de todos:  Chuck Berry, uno de los   grandes fundadores del rock and roll se presentó en el Teatro de Verano. Si bien yo ya estaba avisado sobre cómo venía la mano lo que me encontré fue mucho peor.  Era un hombre anciano en su completa decadencia manipulado por sus hijos quienes lo paseaban por el mundo como si fuera un objeto de museo, acompañados por una también patética banda. La gallina vieja todavía seguía dando algunos huevos de oro, y no era cuestión de dejarla descansar. El espectáculo fue absolutamente deplorable. Chuck no se acordaba de sus canciones y a veces ni se sabía qué estaba tocando. Apenas algún destello de su lo que fuera su expresiva voz en algún momento, y algún breve intento forzado de su famoso paso de pato. Y la banda un desastre desde todo punto de vista. Diría que fue un espectáculo inmoral.

Vale la pena ver un par de viejos videos de Chuck cuando tenía toda su fuerza: el primero, una joyita, cantando Jonny B. Goode con John Lennon.

 

Y para terminar dos pequeños recitales con características bastante similares, ambos en La Trastienda: Tony Levin y Adrian Belew (Belew vino más de una vez). Dos buenos recitales no aptos para todo público, y una vieja nostalgia de  King Crimson. En el recital de Adrian Belew pude ver a Jaime Ross entre los espectadores.  Uno podría pensar que la música de Belew no tiene nada que ver con la que hace Jaime, pero ahí se ve la amplitud del músico.

Hasta aquí los principales recitales de rock a los que asistí. Tal vez me olvidé de alguno, y también hubo otros a los cuales por variados motivos (entre ellos porque no me interesaban, no estaba o no me enteré) no fui. En algunas ocasiones ocurre que pasan músicos y no se les da la difusión necesaria. Cuando uno se entera ya están todas las entradas agotadas.

Entre otras figuras del rock que visitaron Uruguay cabe señalar a: Joe Cocker, quien actuó en Punta del Este. Según alguna leyenda lo hizo borracho, según otros fue una gran actuación, (las dos cosas no son incompatibles). Creo que luego de esto estuvo otra vez), Yes (en el campus de Maldonado, pasó totalmente desapercibido, estaban ya muy lejos de su época de esplendor aunque los que fueron dicen que valió la pena), Jon Anderson – cortá con tanta dulzura – (en el auditorio del SODRE, no pude ir ), Aerosmith (alcahueteada a Mujica incluida; seguramente la foto que se sacaron con él la deben exhibir orgullosos como quien se fotografía con un salvaje), Ringo Starr (en el Conrad, no estaba en esos momentos en el país, después de todo es un ex beatle), Lou Reed (en el Teatro de Verano y parece que ese día llovió mucho), Axel Rose (en el estadio, sorry, no me va), Ian Anderson orquestal. No me preocupé demasiado en sacar entrada y cuando me decidí estaban agotadas. No me interesaba demasiado la propuesta orquestal y a lo había visto con Jethro Tull. Según comentó un lector de El Salmón, el tipo se fue bastante disgustado con la filarmónica de Montevideo que lo acompañó. (16/4/05 Teatro de Verano Montevideo, Uruguay Ian, band and the Orquesta Filarmónica de Montevideo. Audience: 4251 (sold out). On stage 20:20-22:35, with a 15 min interval (50 mins + 60 mins). Setlist published in El Pais (newspaper) over a fortnight in advance! In a 2006 interview, Ian expressed considerable dissatisfaction with this orchestra. http://www.ministry-of-information.co.uk/setlist/05.htm ) ,  The Cult (no son mi tipo), The Mission, (lo mismo), Jean Luc Ponty y Billy Cobham (la verdad no me movían demasiado, es capaz que estuvo bueno,  pero me ganó la apatía), Rod Stewart (en el estadio…noooo…no me gusta, aunque dicen que estuvo muy bueno), David Shulkin (una pena, no estaba en el país), Glenn Hugues (promocionado como la voz del rock – me ganó la pereza), Erasure (paso), B52 (paso), Tom Jones (en el Conrad, parece que estuvo bueno, pero no me dio para viajar hasta alllí) Jeff Beck (cine Plaza, no me enteré), Los Ramones (tampoco), Iron Maiden (demasiado metal para mi gusto), Elton John (no me gusta, y menos en el lugar donde tocó, jaaa). Television, estuvieron en la trastienda y no me acuerdo por qué no pude ir. Una pena, me hubiera gustado. En unos días estará Morrisey (paso).

Y si bien la lista es larga falta que nos visiten algunos básicos, que vaya a saber si alguno de ellos pisará alguna vez estos lados. Personalmente el que se me ocurre ahora es Neil Young, porque es de los pocos de esa generación que están aún en gran producción. Pero seguramente son muchos más y me estoy olvidando de unos cuantos.

PD:

Luego de publicado el primer post recibí numerosos mails de lectores marcándome omisiones en mi raconto. Mi aclaración, nuevamente. Mi raconto es de los recitales a los cuales yo asistí. No puedo hablar de lo que no vi. De todas formas, les contestaba que al final de este post – que ya estaba escrito al postear el primero– había agregado la lista de recitales a los que no había ido. Agrego a continuación algunos de los que incluso omití en esa lista, sea porque no me acordaba, o porque directamente ni me enteré que habían estado y que los lectores me hicieron saber: Billy Preston (mal yo con esa omisión), Roger Hodgson,  vocalista de Supertramp, UB40, Alan Parsons, Beach Boys, Sheryl Crow, The Platters !!!!! , Blood Sweat and Tears, Temptations (o Foundations), Air Supply, (rock?), Gene Loves Jezebel, Zinatra, Billy Idol, Reo Speedwagon, Roxette, Brian May, Duran Duran, Ian Gillan, Cristopher Cross, Alanis Morissette, Simple Red, David Byrne, Alan Parsons, Toto, Bryan Adams, Living Colours, Behemoth, Satyricon. Y seguramente falta alguno más.

Realmente, al repasar estas listas uno ve que no fueron pocos los músicos que nos visitaron, por más que muchos de ellos no lo hayan hecho en su mejor momento.

Agradezco muy especialmente a Pablo Crossroads, a Pablo, a Guayabox y a Gustavo por sus aportes.  Y a El Esquina por sus bizarras anécdotas.

________________________________________________

1/Por las dudas el que no leyó los posts anteriores y no entiende de qué se trata esta ironía le recomiendo leer https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/11/01/el-cliente-siempre-tiene-razon-cuarta-parte-historia-de-aviones/ y sobre todo https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/08/16/el-cliente-siempre-tiene-razon-tercera-parte/#more-1395

Anuncios

»

  1. Good day sunshine (sáquele lo de sunshine) o sino Good morning Good morning, elija el LP que quiera para musicalizar mi saludo, pero que sea LP, no ese adminiculo que se hizo firmar con el Maestro Ian (una vez que le puede graficar a sus recuerdos “la tal firma” no llevó una tapa de LP ?!).
    Como siempre, dejando de lado mi envidia ante ese backstage, su informe es detallado y no severamente ácido. Se ve que la edad le ablanda los recuerdos …y a mi otras cosas.
    Tengo alguna duda sobre lo que ud. quiso decir sobre “la apología” de Cocaine, está claro (en mi tarzanesco inglés) que dice “no te olvides que no puedes regresar”. Muchas veces en recitales (no recuerdo en los de acá) agregó “that thirty cocaine” a la letra original. Creo hasta haber leído en una entrevista a J J Cale dejar claro el significado irónico de la letra y a Clapton explicitar su rechazo a que alguno entienda su tema como un aliento para “la muerte blanca”. Es un detalle… no crea que estoy buscando el pelo en la sopa (para eso está usted , Jé!). No se olvide en su próximo informe sobre ediciones discográficas mencionar el “Kokein” de la autocensurada edición local.
    Otra cosa que es verdad a medias es la incompatibilidad de “curtir” estilos musicales que había en su (mi) adolescencia. En mi cuarto estaba en la cabecera de la cama el poster de Hendrix (el de Pelo, que del otro lado tenía a Color Humano) junto a Cat Stevens, Black Sabath, Jethro, Pink , ELLOS, por supu ( hasta el día de hoy , pero ahora en el comedor) , no, Dylan no, me saco el sombrero, pero no…no me pregunte por qué, no lo sé. Tengo un amigo que nunca pudo entender porque en mi discoteca encontraba solo un disco del Bob (Desire) y menos que no haya ido a verlo.
    Me quedo por acá , los ravioles caseros me esperan (o habrá hecho tallarines mi vieja?).
    Un saludo…un placer recibirlo en mi casa todos los domingos a tomar el té matinal (con cedrón), nunca tomé mate (otra mancha en mi identidad).

    Me gusta

    Responder
    • He leido varias veces comentarios tanto de Cale como de Clapton negando que fueran canciones apologéticas, que incluso son en contra. Qué quiere que le diga, me cuesta creerle. por ahí no serán apologéticas, pero sí ambiguas. Que después que Clapton y Cale superaron sus adiciones que casi los llevaron para el otro lado le hayan tratado de dar un toque “políticamente correcto” puede ser. Pero seguramente en estas canciones hay un toque de “cariño” por la sustancia, como el que le canta al alcohol, tipo “la última curda”, sin ser apologética trata el vicio con cariño y tampoco es crítica. Tal vez la palabra apología no sea lo más correcta, pero seguramente más allá de las intenciones del autor, mucha gente la cantara como una forma de identificación con el vicio.
      Respecto a la incompatibilidad de curtir estilos no quiero decir que toda la gente lo fuera, pero ya en aquella época había tribus respecto a los gustos musicales.
      Y no llevé la tapa del lp a que me la firmara Ian porque era muy grande para andar con ella como un pelotudo en el recital. de todas maneras la tapa que me firmó es bastante decente, porque es el diario del disco, que también apareció en una edición de cd, la cual saqué y doblé cuidadosamente como para llevarla en mi bolsillo.
      No se achique con que la edad le ablande “otras cosas”. Para eso hay solución hoy en día.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Estimados Salmón y Guayabox, vamos por partes decía Jack. es una extensa nota y me gustaría, si abusar, hacer algunos comentarios. Concuerdo plenamemente con Guayabox en cuanto al eclecticismo musical de nuestra época (veo que mas o menos somos de la misma época, tengo 60), en mi cuarto las paredes no se veían tapadas por Cat Stevens, Jethro Tull, Joe Cocker, Deep Purple, James Taylor, Beatles y Stones, Janis, Hendrix, Steppenwolf, etc, todos aquellos posters de Pelo que aún conservo y mis gustos musicales iniciados en la escucha de Impactos de CX 50, cuando Rupenian aún pasaba música). No descarto que el Salmón fuera un radical, pero muchos de los poquitos(sic) que escuchábamos esa música, la escuchábamos toda, con preferencias, pero toda. Y creo que eso fue muy positivo para la formación de nuestro oído.
      Salmón, Jethro “es” aún mi grupo de culto. Es más, mi primer intento de escritura ( no pasó de ahí) lo hice sobre ellos, se llamó ” La nueva banda del viejo señor Tull” y lo leyeron 2 personas, mi amigo de toda la vida, hoy fallecido, y yo.

      Me gusta

      Responder
      • Estoy asintiendo con la cabeza sus recuerdos, pero nobleza obliga que yo recuerde a algunos grandes de la vecina orilla y que , a falta de visitas del norte, supieron recalar muy honrosamente en nuestros escenarios: Pescado Rabioso, Vox Dei (creo que tú mencionaste haber ido), Pappo, BILLY BOND Y LA PESADA DEL ROCK AND ROLL (era un seleccionado de stars) éstos últimos los vi en el festival del Sol en el Country de Atlántida y cuyo desarrollo y entorno daría para una hora de relato (fue un “bolonqui”) y luego los volví a ver en otro recital que dieron con DIAS DE BLUES en el gimnasio San Isidro de Las Piedras (de lo mejor que haya escuchado y sentido)
        Es de hacer notar que muchos grupos los veíamos en bailes donde realizaban mini recitales pues nadie bailaba y se rodeaba de fieles el escenario. Hubo una época en que un empresario paseó muchos grupos importantes por locales bailables, lo que hizo que muchos siguiéramos el recorrido de las bandas por todo Canelones y Montevideo (recuerdo una noche de verano haber visto 2 actuaciones de Alma y Vida y Arcoiris que nos visitaron en dupla).
        A TOTEM, DIAS DE BLUES, PSIGLO, KILLERS, DELFINES etc, no los menciono pues me imagino que si alguien de aquella época no fue a verlos, es porque estaba sordo.
        Y para el final dejo el recital de Los Redondos en el otoño de 2001 (a mi me gustan mucho)
        Saludos
        PD ¿! tenías que recordarme que hace pocos días cumplí 60 ?! (la “malograda generación del 55”, según decía un fallecido amigo).
        AAAhhh!! NEWS ROCK a las 19 en Independencia…..y Meridiano y Constelación y y.. y …el cuore! , el cuore!… VIEJA!! las pastillas!!!

        Me gusta

      • Había también un programa cuyo nombre no recuerdo que hacían en Panamericana los hermanos Restuccia. Como el padre viajaba mucho con Nacional le traía discos importados difíciles y tenía los tales discos. Impactos fue el pionero, porque Berch pasaba una extraña mezcla de música desde buen rock hasta la música solo bailable. Ahi escuché por primera vez a Jethro: “A new day yesterday”, al cual calificó como “un grupo que está haciendo sensación”: Berch fue e lresponsable de que durante un tiempo pronunciáramos mal, ya que el se refería a Jethro como “Yitro” y al album Aqualung lo pronunciaba “Equlum”. Hasta Passion Play (le decía peishon play) pasaba todo lo nuevo de Jethro. Por supuesto siempre intercalando su voz al principio, al medio y al final de la canción: “primicia de impactos”, para que nadie se lo grabara. tampoco hay que olvidar a algunos programas de Radio Sarandí: Ruben Castillo y su Discodromo que de vez en cuando pasaba algún buen rock. Había un programa en Sarandí de noche donde escuché por primera vez a Led Zeppelin. luego estaba Hamlet Faux en CX30, Esteban Leivas no me acuerdo en que otro programa y en que radio, Turubich, Buchalter. Qué será de toda esa gente.? en que andarán…si es que andan… Bueno Castillo y Turubich ya no están mas.

        Me gusta

      • Pablo Crossroads

        Estimado Guayabox, tenemos vivencias similares, seguro por la edad y los gustos. Casi al final de News Rock hicieron un programa de Zappa y les presté un disco que no tenían ( Las comadrejas me arrancaron la carne ). Como agradecimiento me invitaron a ir a la radio, uno de ellos era compañero mio de la facultad, hoy fallecido, y elegir lo que me gustara que me lo prestaban para grabarlo. El sueño del pibe. Elegí Burstin’Out, de Jetrho en vivo. Aún tengo el cassette .Guardo la colección de sus revistitas mimeografiadas y hace 4 o 5 años, por esas casualidades me contacté con uno de aquellos muchachos que vive en Brasil y no me podía creer que las tenía. Le mandé un escaneado y se convenció de que había un loco capaz de guardar eso 35 años!!
        Y los bailes de los comienzos de los 70, La Kabaña de Porongos y Martín García, el Parque Hotel y tantos otros donde seguíamos a DDB, Psiglo, etc.
        Y si hablamos de bolonquis, nada como el que siguió a la actuación de Sui Géneris en el Princess, pahhh que corridas. Algo similar ocurrió en el cine California con el estreno de The Song Remain The Song de Led Zeppelin, andaban los caballos por el hall del cine. Recién ahora me doy cuenta, caramba que coincidencia: La canción recuerda a la canción, título inmejorable para una película de Led Zeppelin, los mayores plagiadores de la Historia!!

        Me gusta

      • a qué revistitas se refiere? De eso no me acuerdo. Murió uno de los de News Rock y el otro está en Brasil? Bueno, según me dijeron la otra vez hay una estadística que de la gente nacida en el 55 en Uruguay la tercera parte de los hombres ya están escuchando música con San Pedro (o con Satanás). Me parece un poco exagerado, pero ..en fin.
        ese disco de las comadrejas lo compré en buenos aires. Por la tapa prometía mucho, pero es medio divague, aunque tiene algunos temas muy buenos , entre ellos el clásico My guitar wants to kill your mama. Y directly from my heart. Burstin Out.. creo que en la versión en CD sacaron algunas canciones por un tema de espacio.

        Me gusta

      • Estimado:
        cada uno relata esto de acuerdo a sus vivencias. Te puedo asegurar que entre la gente que me movía yo había pequeñas tribus. Obviamente que había gente que escuchaba de todo. Pero ya en aquella época estaban los que curtían exclusivamente el rock más pesado. Deep Purple y Black Sabbath eran tal vez los íconos y no soportaban a los del “rock sinfónico” y mucho menos a los solistas. Muchos despreciaban a Dylan, seguramente los que lo abuchearon en el estreno del Concierto para Bangla Desh. En mi caso particular la raya la trazaba en Hendrix, Purple y Sabbath. Estos para mí estaban del otro lado, aunque obviamente me gustaban The Who, Cream, los Stones, algo de Zeppelin, 10 Years After, etc. Y toda la movida del rock progresivo: Jethro, ELP, Yes, Genesis, Zappa, Pink Floyd. Y lo solistas. Con el tiempo, mismo en los 70 fui revalorizando el rock más puro frente a lo “sinfónico” (cortá con tanta dulzura). Hendrix era un genio. A deep purple me llevó un tiempo mayor asimilarlo. El inicio de Smoke on the water debe ser de los mejores riffs de la historia (junto con Satisfaction, Aqualung, Sunshine of Your Love, Whole lotta a love y el comienzo de la quinta sinfonía de Beethoven – Ian Anderson dixit – ) Pero te puedo asegurar que existían algunas personas que solo curtían lo más pesado. De Deep Purple para arriba. Tenés revistas Pelo viejas? Tengo dos anécdotas de errores históricos de la revista Pelo. En una publicaron un ranking, tomado de alguna revista extranjera, de los principales grupos de rock, guitarristas, bajistas, etc. En la nota se sorprendían porque los beatles no eran los primeros y creo que su lugar lo ocupaban The Animals, y también los Rolling estaban muy abajo en el ranking. No sé quien era entre los guitarristas pero Clapton estaba entre los de arriba, no así Hendrix y mucho menos Zappa. Y así con todas las categorías. Si uno lo miraba bien se daba cuenta que no era un ranking, sino que habían tomado una lista en cada categoría…ordenada por orden alfabético !!! y la habian confundido con ranking. Otra era que en una oportunidad publicaron una nota sobre Ten Years After. La nota se llamaba “diez años antes ahora” y sostenían que el nombre del grupo era “10 años antes” por su influencia jazzistica. Por lo menos esos son los recuerdos que tengo en mi cabeza. Se sabe que la memoria traiciona y nunca volví a ver esas revistas para saber si eran originales. ¿tenés todavía la escritura sobre Tull?

        Me gusta

  2. Me olvidaba, muy buena la anécdota del cine Artigas, me imagino la muchachada al ver los cadáveres agusanados del comienzo de Los Demonios del Rusell, nada menos erotizante que esa imagen. Yo ahí supe ver More con la exquisita banda sonora de los Pink …y me quede un ratito (largo) a ver un complemento soft core de la querida y nunca bien ponderada “franja verde”.

    Me gusta

    Responder
    • La película More !!!!. La primera vez que la vi fue en un cine que daba “franja verde”, (pero esta vez no fue con intenciones de ver cine arte o música de Pink Floyd, que creo que ni sabía que existía cuando la vi). Con el tiempo me enteré que esa película – que tan sugestivo afiche de exhibición tenía, el mismo de la tapa del disco – era con música de Pink Floyd y que el grupo había hecho un disco con el mismo nombre y la música. la película estuvo bastante tiempo fuera del circuito comercial y creo que la llegué a ver bajando un video. Igual que la otra del mismo director Barbet Schroeder (que según reza en la wikipedia nació en Irán , pero es francés de origen suizo) La Vallee, cuya música es Obscured by Cloudes. Cualquiera de las dos son bastante malas – a mi parecer – especialmente La Vallee y solo las salva la música.

      Me gusta

      Responder
  3. Muy buen artículo. Una pequeña corrección: el recital de Jethro fue en 2007. También estuvo el de Ian en 2005 (en mi opinión, mejor incluso que el de Jethro).

    Me gusta

    Responder
  4. Jamas, nunca, había leido tanto comentario snob junto.

    Me gusta

    Responder
  5. Muy buenos comentarios en ésta segunda parte, no sabía que Ritchie Blackmoore había estado aquí, si alguien puede tirar algún dato más lo agradezco

    Me gusta

    Responder
  6. -…mamá! mamá! ese niño me está diciendo SNOB !-
    – No le hagas caso Juancito …
    -Juancito no!, Juancito no mamá! decime John… John Lennon!

    Me gusta

    Responder
  7. Pablo Crossroads

    Hola, aunque el calificativo de snob vino antes de que yo escribiera mis comentarios, adhiero plenamente a él: no soy noble, es más mi apellido refiere a una profesión ya desaparecida, que consistía en llevar el escudo de los nobles, así que Pepito, estamos de acuerdo.
    Cambiando de tema, cuando vino Clapton por 2ª vez inauguré mi vejez…y hace 15 años!!!. Cuando se cambió para el Cilindro, también se modificaron las ubicaciones y me tocaba por allá arriba. Prevenido del espanto sonoro que puede suceder (podía, sniff sniff) me fui haciendo el distraído y me quedé en una escalera que estaba justo arriba, a unos 3 metros de altura , no más, de los teclados, sentado en el descanso de la escalera y con las patitas colgando para afuera. Vino la policía y fue corriendo a todos quienes estaban al lado mío y cuando me llegó el turno me dijo: Ud. no señor, quédese!. jaaaa mi incipiente pelada y arrugas hicieron el milagro, vi el concierto desde una posición inmejorable y sonó como los dioses. Sí se puede sí se puede ( podía, sniff sniff). En mi humilde y snob opinión, los de 1990 y 2001 fueron dos conciertos distintos, con diferentes objetivos en los temas y la forma de interpretación elegidos. es más, tuve la fortuna de ir a verlo al Monumental en 2013 y fue extraordinario también, pero distinto. Un vendedor de cervezas con el que charlé en plena tribuna me dijo: “pah, en este si se puede laburar, en el de la semana pasada fue imposible, la gente no paraba de saltar, no escuchaban nada, solo gritaban”. Ni idea de quien hablaba, le pregunté y me dijo” el pibito rubio ese, el Justin”. Justin Bieber vade retro.
    Fuimos a ver a Deep Purple con 2 amigos “porque había que ir”. Estuvo buenísimo, mucho mas de lo esperado.
    Jethro y Jethro sinfónico, espectaculares, distintos entre si. Llegué a escuchar en una radio ( se dice el pecado pero no el pecador), “dejáaa, le falto gas, sonaron bajísimo”. Lamento pero no he logrado encontrar el reportaje donde menciona a la orquesta de ese pequeño país sudamericano, creí que era en la web oficial pero han bajado los viejos reportajes. Lo leí y era muy respuetuoso, no decía cual país. Acordate que Hermeto Pascoal renunció a tocar porque los músicos no laburaban lo suficiente, hacían horario de oficina y su música, que no me atrae, es muy difícil y exige mucho ensayo. Canceló.
    A Dylan en el Conrad no lo ví pero un amigo Dylanólogo fanático fue y me hizo el mismo comentario con respecto al público que vos. Esa vez crucé a verlo en Vélez y me desquité del desastre en el Cilindro. Flor de banda, muchos blues y un sonido perfecto. Estuvo León Giecco como telonero, haciendo demagogia sonora, con un discurso obsoleto y superado, incluso te daban un folleto sobre el genocidio español en América al entrar. Lo único bueno fue que en las últimas 2 canciones subieron Charly( cuando aún no estaba curado, gordo y manso) y Santaolalla e hicieron a trío Pensar en nada y El fantasma de Canterville, gloriosos.
    Paul, Paul, que se puede decir de Paul. Lo vi con mi esposa y mi amiga de toda la vida desde la platea América y la 2ª vez con mi hijo menor desde la punta de arriba de la Olímpica con Colombes. Sonó en ambas ocasiones como un cd. Yo no puedo hacer una critica a Paul, solo decir ” estuve ahí”. Sonido, luces, de las canciones de Paul ni hablemos , los uruguayyyos que estuvimos ahí nunca lo olvidaremos. Y estimado Salmón, me está preocupando una nueva coincidencia. Maybe I’m Amazed es uno de mis 3. 4 temas preferidos de Paul. Y aunque no te guste, tratá de conseguir la versión en vivo en 1970-71 de Rod Stewart. Para los pelos de punta a los pelados.
    De Chuck Berry prefiero no hablar. Fui a verlo a BsAs. Prefiero olvidarlo. Y recordarlo en los discos.
    Perdón por la lata y nada de agradecimientos.
    Omití expresamente todo comentario sobre los cuentos sobre cines porno que aparecen en la nota y comentarios. Sabía de su existencia por referencias que he escuchado pero nunca fui ni volveré a ir.

    Me gusta

    Responder
    • Según la wiki “el origen de la palabra inglesa «snob» era una contracción de la frase latina «sine nobilitate» (‘sin nobleza’)”.
      Es curioso esto de las coincidencias, realmente
      Seré curioso..Una pregunta muy bolud..cuando decís que fuieste al recital con tu mujer y tu amiga de toda la vida….te referís a que fuiste con dos personas o estás calificando a tu mujer como tu amiga de toda la vida.?
      A mí también Deep Purple superó todas las expectativas.

      Me gusta

      Responder
      • Al fin y al cabo resultó ser humano Sr. Salmón, tiene su veta “chusmeta”, más que boluda parece ser una pregunta “prejuiciosa” la suya (gracias por preguntar, yo no me animé). D. Purple a mí me llenó las expectativas (porque esperaba menos) y a mi hijo apenas (porque esperaba más).

        Me gusta

  8. Che Pablo… no serás tío de las famosas hermanas?…presentámelas! (porque aparte de snob, soy cholulo!)

    Me gusta

    Responder
  9. Salmón, el programa donde escuchó a Zeppelin probablemente era “Señoras y Señores”, conducido por Carlos Martins (que también hacía Constelación), al que conocí personalmente, porque hizo el curso de cine de Cinemateca (o “algo parecido a eso”, sic, como me espetó ud., posts atrás). Recuerdo una vez (67/68), acuciado por la soledad de los interminables veranos en el campo, haber mandado una carta al programa “Club de las cinco”, haciéndoles una crítica y varios halagos, cuál no sería mi sorpresa al escuchar que había ganado un disco…en un sorteo que no participé! (?). El disco lo conservo aún, fue el 1er disco de “soul” que tuve, la ensalada “The Atlantic Sound, the new smash hits” y me llevó a conocer y amar a A. Franklin, Booker t. and tne Mgs., Wilson Picket, etc. El azar nos hace tropezar muchas veces, con cosas que marcan nuestra memoria y gustos para siempre.
    Nombró a Ruben Castillo… por culpa de ese Sr. y Rodriguez Tabeira aprendí a amar la música brasilera y me compré 1ero un disco de Os Mutantes y luego Vinicius, Caetano,etc.
    Hablando de todo un poco , ¿se acuerdan de la película Zachariah, aquel “western rockero” delirante con C. Joe and the fish y el increíble batero Elvin Jones ?. éramos 20 en el cine de P. del plata (cuando había cine y estrenaban películas!).
    Y el programa Impactos lo empecé a escuchar cuando se llamaba “Impactos… de la nueva ola” y lo conducían los 2 hermanos.
    La revista Pelo siempre fue despareja , ya que muchas veces” levantaban” notas indiscriminadamente, pero era propio del aluvión de ideas de la época. No me olvido de una crítica, que me calentó un poco, acerca del recital de Santana en B. Aires, era un análisis socio cultural, típico de aquella argentina “revolucionada”, terminaba con una frase que decía (+ o -) “son la muestra musical de una sociedad que se desintegra”. Tal vez tenían razón, pero el recital era de rock y sus “decadentes comportamientos” no debieron teñir la nota, que parecería propia de la actual “Pagina 12”. Igual no dejé nunca de comprarla (hasta el 75 o 76). Luego compré “Expreso imaginario” .

    Me gusta

    Responder
  10. Pablo Crossroads

    Bueno bueno bueno, los viejitos se han (nos hemos) puestpo recordantes (sic).
    Salmón y Guayabox, tengo un montón de revistas Pelo, algo así como 50 o 60., desde las primeras ( no la 1, 2 o 3 pero si en adelante. Ripoll creo que era el nombre del Director, afanaba de donde podía, pero era lo único que se podía leer sobre el tema en el Río de la Plata.
    El programa de los Restuccia era Eco Contemporáneo, en Panamericana, CX 44, a las 21?
    Otro programa que recuerdo es El Señor ruido y su show, de los sábados en la 44, con daniel Leal, al que gracias a sus horrores ( el canadiense Cat Stevens, la morena Carole King…) le decíamos el Señor furcio y su show…
    Efectivamente falleció uno elos muchachos que hacía News Rock, Fernando M., colega mío y compañero de generación. Falleció en Brasil donde se había radicado hacía mucho. Hay otro que aún vive por allá.
    Mi primer disco de soul fue Soul Clan, una ensalada maravillosa que conservo.
    Sección Intrusos: fui a ver a Paul con mi esposa y también fue con nosotros mi amiga de toda la vida, desde 3º de escuela, con la cual de adolescentes juntos aprendimos a conocer al soul, a Joe Cocker, a los Stones. Así espero haber satisfecho tu curiosidad jaja
    De matemáticas no creo. Si de geografía, cosmografía e historia, ese era mi abuelo.
    Basta por ahora
    un abrazo

    Me gusta

    Responder
    • Seguimos con los recuerdos. Si te fuera posible te pediría a ver si podés encontrar en alguna de las pelo viejas la nota sobre ten years after y la del falso ranking. Tengo idea que está en alguno de los primeros números que llegaron aquí.
      Efectivamente….eco contemporáneo era el programa de los restuccia en Panamericana. De la hora no me acuerdo.
      Pah…Daniel Leal. Me había olvidado de ese sujeto. Por lo que me acuerdo era bastante pedante y no pasaba de la onda melódica. No creo que pasara rock.
      Curiosidad satisfecha. Chapeau a tu esposa. No cualquier mujer se banca que su esposo tenga una amiga de toda la vida.
      El profesor que conocí yo era de matemáticas e hincha de Rampla y no tan viejo. No era tu abuelo, seguro.

      Me acuerdo de otro tipo: Lalo Menafra, también de Panamericana. Incluso creo que en un momento hicieron un programa Menafra, Leivas y hamlet Faux.
      Hace unos años salieron unos libritos españoles bastante pedorros sobre Bob Dylan. Eran tres tomos. Uno de ellos está firmado por un tal Danny Faux. Sospecho que era Hamlet.

      acabo de encontrar este link http://www.amcuruguay.com/songsofkrisstoferson.htm y http://www.amcuruguay.com/autopista.htm

      Y había un programa en …..CX 4 Radio Rural, radio fascista si las hay, pero que curiosamente daba rienda suelta a un programa que iba los domingos de tarde y se llamaba Cabaret. Duraba toda la tarde y sobre el final había un par de horas de muy buen rock.

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Salmón, tengo aún mi ” tesis” sobre Jitro ( Rupenian dixit).

        Y voy a buscar en las Pelo a ver si encuentro esos artículos.

        Danny Faux es Hamlet Faux, también tengo ese libro, es el tomo 3.
        Hay unos tocayos en el Cerro, un médico mayor, muy querido por la gente, que no son nada nuestro y quizás el profesor sea el papá de ese hombre.

        Intrusos II : Y mi Sra. no solo es amiga de mi amiga sino que comparten consultorio en sus respectivas profesiones!!
        El exesposo de esta amiga, 5 años mayor que yo, cuando eran novios y yo era adolescente, me adjuntó a su barra y me llevaba a todos lados, bailes, recitales, me llevaban de “iluminador” cuando su grupo tocaba. Entraba metido entre medio de los mayores, peludo y alto disimulaba bien mis 15-16 años juaaaaa.
        Por algún comentario vi tu mail, así que lo busco y te mando entre Navidad y Fin de año, algunos materiales ( Dylan en el Cilindro, Dylan Bootlegs Vol 12, etc., tengo que subirlos a Mega y mandarte los links)
        Un abrazo a mabos desde este feisbuk en que hemos convertido este, otrora, serio blog…

        Me gusta

  11. Pablo Crossroads

    Encontré la nota a Ten Years After. Está en las páginas 27 a 29 del número 37. Costaba $ Arg 4 que equivalían a $ 480 uruguayos antes de todas las quitas de ceros. juaaaa 1 Arg = 120 uruguayos…
    Y tus recuerdos te están jugando una mala pasada: la nota se intitula: “Basta :no quiero ser superestrella”. Es un reportaje a Alvin Lee y en alguna parte dice que el nombre se le ocurrió cuando buscaba algo con gancho. escuchó la frase en la radio y le gustó. No quisimos decir nada especial…nada futurístico pero con un concepto implícito( lo queee?). Tenía una especie de surreaismo…Mas adelante reconoce la influencia del blues sobre la banda y sentirse por eso mas cercano a la música de USA que a la inglesa, aunque..atención…el bajista Leo Lyons dice que el blues es inglés porque en realidad se origina en Africa e Inglaterra tuvo tanto que ver con Africa… aghhhhhhhhhhhhhhhh.
    Pero todo no queda ahí, aunque no pueda aparacer algo mas bizarro (con respeto por el salmón). Dice: me sentí mucho mas influenciado por el blues que por cualquier otro estilo musical…los músicos que escuchaba eran Benny Goodman, Django Reinhart…noooooo más jazzeros no pueden ser. En fin, suerte que la música que tocaban me gustaba, que en esa época no sabía quienes eran esas influencias y suponía que serían algunos negros de Louissiana, en fin. Abrazo

    Me gusta

    Responder
    • Antes que me olvide ..Feliz Navidad … para ti Salmón lo mismo ( y que conste que no te estoy tomando el pelo ni siendo irónico), aunque “temo” que podrías estar preparando un agridulce post alusivo a la tradicional fecha.
      Pablo, con respecto a lo que decís acerca de la inspiración jazzistica de Ten Y. After , eso se nota claramente al escuchar el disco UNDEAD . Ese LP lo compré en las vacaciones de invierno del 69 , siempre iba a la casa de mi tía que está cerquita del Astro de los discos, en donde lo encontré junto al otro gran LP (que a mi me marcó la cancha). Bare Wires de Mayall. Yo me pasaba revisando los discos, el dueño que era conocido de mi tía a veces me reservaba alguno fresquito “de la planta”. Esos discos estaban nuevos! y tenían 2 sellos: uno de difusión y otro el de la radio cx 30, seguramente alguien los curraba y vendía, con esas carasterísticas conseguí joyas como Halfbreed de K.H. Band, ¡¡¡ Super session !!!. Ya en los 70 acopié una tanda grande de LPs en la liquidación de la discográfica Antar Telefunken, que 1ero armaron unos días en un local en 18 en el centro (recuerdo que en el diario La Mañana publicaron todo el catálogo detallado para la venta) y luego durante años en Discoplan (18 después de la Biblioteca Nacional), en el sótano de ese local encontré simples 45 impresionantes.
      Discos, Discos, Discos … que vicio, Dios mío!
      Y hablando de Faux , cuando decía rock and roll (retorcía y estiraba las vocales) era un cague de risa. Recuerdo que presentó algún recital de grupos locales y les daba para adelante (así que mi chanza va con respeto).
      Otra …ustedes no compraron una de las ensaladas Subterraneo, armada acá?, que tenía el tema B. Magic Woman de Fleetwood Mac y que tenía cortado un canal ?.. salía el solo de viola bajito por allá atrás, como no conocía otra edición por mucho tiempo creí que era así. Lo que pasa es que cortaron el acetato monoaural y al copiar el LP Stereo no unieron los canales. En el disco M U de Jethro que salió primero por el sello Chrysalis (luego salió por cbs) y que fue copiado de LP, hay un tema que salta la púa repitiendo…y así quedó, “porque se va a vender igual” Sic.

      Me gusta

      Responder
      • …y por las dudas que no los “vea” antes:

        Me gusta

      • donde dice carasterísticas, se deberá leer características

        Me gusta

      • Gracias por la feliz Navidad. Me vi tentado en algun momento a escribir algo sobe tan particular acontecimiento pero ya se me vino la fecha encima, y por otra parte espero que el salmón sobreviva unas cuantas navidades más y ya habrá ocasión de escribir. En los próximos números habrá algo relacionado con cosas que siempre se dan a fin de año.
        El Astro de los Discos !!!! o “lo de David” !!! Tengo un post en preparación donde hago referencia a tan histórico lugar. Yo vivía a tres cuadras de ahí, o sea que era asiduo concurrente. Faux tenía una forma de hablar afectada como que fingía un acento medio centroamericano. Empezaba siempre diciendo….”yo soy hamlet faux y este es mi progama….”
        la anécdota de la ensalada y el M:U. muy buenas

        Me gusta

      • Gracias por la feliz Navidad. Me vi tentado en algun momento a escribir algo sobe tan particular acontecimiento pero ya se me vino la fecha encima, y por otra parte espero que el salmón sobreviva unas cuantas navidades más y ya habrá ocasión de escribir. En los próximos números habrá algo relacionado con cosas que siempre se dan a fin de año.
        El Astro de los Discos !!!! o “lo de David” !!! Tengo un post en preparación donde hago referencia a tan histórico lugar. Yo vivía a tres cuadras de ahí, o sea que era asiduo concurrente. Faux tenía una forma de hablar afectada como que fingía un acento medio centroamericano. Empezaba siempre diciendo….”yo soy hamlet faux y este es mi progama….”
        la anécdota de la ensalada y el M:U. muy buenas

        Me gusta

    • No es esa la nota que yo decía. la memoria no me puede fallar tanto. Probablemente haya más de una nota a ten years after. Yo creo que era de las bien primeras. “Diez años antes ahora”. Tengo recuerdos presentes de frases de la revista. “hacete el loco, loco” era una nota que hablaba sobre Zappa. Otra se titulaba “la ópera obscena”. Después había una tal Gabriela argentina que titulaba “no quiero ser la estrellita del rock”. Otro título era. “los grupos que nunca llegarán a ser grandes” Y creo que ahí ponía alguno importante como Yes. después había una sobre quiénes serían los sucesores de los Beatles. había varios grupos, cxreo que estaban CSN&Y, EL&P y terminaba con Jethro del cual decían “los elegidos”. Otro título: “Tommy, el hijo bobo del rock”.

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        El Astro de los discos!!!! David, quien no le compró discos a David? Y el sumun era poder ir al sótano por la escalerita finita que estaba al fondo del local. Su hijo, lamentablemente no le llega ni a los talones, hace décadas que dejé de ir harto de que te tratara mal y pusiera precios de locos. El primer disco que me compré en el Astro fue Beggars Banquet, uruguayo, con formato album y el cuadro de la bacanal( que palabra vieja) que ocupaba todas las caras interiores.
        Ahora gracias a internet, los torrents y algunos blogs fantásticos, no compro más y mis bolsillos han respirado aliviados, pero siempre mis deudas dolorosa y dificultosamente pagadas, fueron por discos.
        En cuanrto a esas notas, recuerdo alguna y justo buscando la de TYA las vi, la ópera de Zappa, era la ópera obscena, Gabriella titulaba así su reportaje, Tommy el hijo bobo es un clásico!!!
        El artículo del ranking no lo he encontrado todavía, pero recuerdo una nota sobre guitarristas, que está en una Rock & Folk francesa que tengo, que es similar a lo que contás. Seguro Don Ripoll se la afanó de ahí. Seguiré buscando.
        abrazo

        Me gusta

      • Qué grande David. En una época había otro veterano que siempre estaba en la disquería y jugaba al ajedrez con él. Ponían un tablero arriba de los discos. Yo el primer disco que compré ahi fue un EP de los Beatles que tenía 8 days a week, I should have known better y no me acuerdo cuales otras dos.

        Me gusta

  12. Pablo Crossroads

    Estimado Salmón, veo que Guayabox introdujo una foto en su comentario. Yo no he podido. Como se hace? No hay ningun ícono relacionado. abrazo y gracias

    Me gusta

    Responder
    • Lo que insertó fue el link a un video. Supongo que lo pegó en el modo insertar de youtube y quedó incrustado.

      Me gusta

      Responder
    • Ni idea de lo que hice … quise insertar solamente el link del tema de Donovan para dedicárselos (siempre me gustó esa letra) onda “Aquí está su disco” y como a veces no me pongo los lentes andá a saber lo que apreté. La otra vez me mandé la misma cag…. y le pedí disculpas al “dueño de casa”. Quedé tan avergonzado que no aparecí por un tiempo…como perro que volcó la olla.

      Me gusta

      Responder
  13. Me llevaron a ver a UB40 de chico. Ver no vi mucho, ya que estaba en la cancha, y a no ser cuando un primo me levantaba en sus hombros; solo veía espaldas. Escuchar… poco recuerdo.
    En Uruguay mis mejores recuerdos son: BB King (4 veces de las 5 que vino), Buddy Guy, Jeff Beck (casi no voy por pereza, gratamente sorprendido), Deep Purple (junto a Black Sabbath mi banda favorita, que gran concierto!) , Jethro Tull, Glenn Hughes (en 2 de sus tres visitas), Living Colour (uff!!) Megadeth, Motorhead (aunque me quedaron los oídos pitando una semana, demasiado volúmen incluso para mí, un fan). No soy gran fan de los Rolling Stones, no voy a ir a verlos. Mando a la patrona en representación.

    Me hubiera gustado ver, pero no fui por ser muy chico o por no escuchar en esos momentos:
    Ramones, The Cult, Iron Maiden (los vi incontables vecesen Argentina y Chile), Clapton, Gillan (el arquetipo del vocalista de rock pesado) aunque le vi con Purple varias veces ya.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: