Canal RSS

CONSPIRACIONES Y CONSPIRANÓLOGOS (PRIMERA PARTE)

Publicado en

Por algún motivo desconocido a mucha gente le gusta inventar historias, dar rienda libre a su fantasía y postular rebuscadas teorías para hechos que tienen una versión oficial sencilla y obvia. Ya hemos tratado en otro post el tema de las leyendas urbanas, pero hay otro tipo de invenciones muy populares que son las teorías conspirativas. Como salmón que me denomino debería sentir simpatía por quienes asumen explicaciones distintas frente a hechos que tienen su historia oficial. Después de todo es lo que muchas veces he pregonado en esta página: nadar contra la corriente.  Pero una cosa es nadar contra la corriente, otra es meterse en aguas turbias y pantanosas. No hay que confundirse. Como dice Dylan “to live outside the law, you must be honest”. Para nadar contra la corriente hay que tener fundamentos, cosa de lo que normalmente carecen las teorías conspirativas.

Muchas veces estas teorías  aprovechan lagunas informativas, enigmas sin resolver o contradicciones de las explicaciones oficiales para inventar historias fantásticas con las que buscan enchastrar algún gobierno, algún personaje famoso o algún colectivo.  El blanco favorito es, por supuesto el gobierno de Estados Unidos, pero normalmente también apuntan contra los judíos, los masones o el estado de Israel. Curiosamente es raro que estas teorías apunten a confabulaciones generadas en estados totalitarios.  Vamos a  ver en este blog algunas de las más sonadas teorías conspirativas y tratemos de mostrar lo absurdas que son. Para ello no nos meteremos a bucear en las explicaciones científicas que las refutan (siempre muy difícil de evaluar para quien no tiene conocimientos técnicos), sino que simplemente usaremos el sentido común y razonaremos con algo de lógica, para lo cual no se necesita tener demasiados conocimientos.

Como rasgo general todas las teorías conspirativas  adolecen de un mismo defecto: presuponen que para armar  conspiraciones de engaño masivo alcanza con que un grupo reducido de personas con poder se pongan de acuerdo para idearlas y llevarlas a cabo. Como ocurre en Hollywood o en los comics de aventuras minimizan los detalles de implementación. Los supuestos fraudes que se elaboran – de acuerdo a los relatos de los conspiranólogos – son a tal escala que es inevitable que en su puesta en marcha involucren a  muchas más personas que  los cerebros que las idean o los brazos últimos ejecutores. En estas circunstancias es imposible que todas colaboren o que ninguna deje filtrar algo.

El 11s

Los atentados del 11s fueron  uno de los acontecimientos que han impactado más a la opinión pública en los últimos años. Nunca antes se había visto en directo una destrucción con características tan espectaculares e inesperadas.  Como a partir de ello el gobierno de Bush tomó una serie de medidas tendientes a limitar las libertades individuales y además emprendió una serie de acciones bélicas en Medio Oriente poco a poco fue surgiendo la teoría de que todo se trató de un autoatentado. – lo que se suele denominar como atentado de falsa bandera –  pergeñado por algunos cerebros de los servicios secretos de Estados Unidos como forma de crear el pánico entre la población norteamericana y lograr el apoyo de ésta frente a la opinión pública. Lo extraño y atípico del atentado, la poca capacidad defensiva que la mayor potencia del mundo demostró, así como algunas explicaciones no demasiadas claras de la versión oficial, el silenciamiento de algunas imágenes en otros casos y el odio que suscita entre mucha gente la gran potencia fueron el combustible perfecto para que tales versiones se desparramaran rápidamente. Este tipo de acusaciones no son nuevas; también se habló de conspiraciones similares cuando el hundimiento del Lusitania o el ataque a Pearl Harbour, que sirvieron como argumentos para que Estados Unidos entrara en la Primera y Segunda Guerra Mundial respectivamente.  Dejémoslo claro antes que alguien me trate de ingenuo: los atentados le vinieron como anillo al dedo a los sectores más conservadores del gobierno de Estados Unidos para limitar libertades, emprender guerras o resucitar nacionalismos y cruzadas religiosas, incluso para hacer negocios. No son angelitos. Pero de ello no se desprende  que los atentados hayan sido autoinfringidos.  En la versión oficial de lo que ocurrió aquel día hay algunos elementos que por ahí no encajan demasiado. En particular siempre me costó entender por qué hemos visto todo tipo de imágenes de la caída de las torres mientras que no hay una sola que nos muestre el avión dándose contra el Pentágono. Apenas un poco claro video tomado de una cámara de seguridad.  Tuve ocasión de pasar frente al edificio un mes después de los atentados y por donde entró el avión no daba demasiada impresión de que allí hubiera ocurrido un gran destrozo.  Sin embargo, no por ello voy a “comprar” las explicaciones alternativas de los conspiranólogos. Por ejemplo, uno de sus principales representantes,  Thierry Meissan escribió un libro (“La terrible impostura. Ningún avión se estrelló en el Pentágono”) en el cual intenta fundamentar que lo del avión en el Pentágono se trató de un invento. Faltando (tal vez conscientemente) a los principios más elementales de la lógica, toma como “evidencia” de que todo fue una fábula las contradicciones entre las noticias que se daban en las primeras horas (cuando todo era confusión y nadie sabía bien lo que estaba pasando) y la versión definitiva de los hechos o, por otro lado basándose en algunas declaraciones confusas de algunos implicados en la defensa, que seguramente decían lo que podían tratando de defender su pellejo para que no los juzgaran como incompetentes al no haber podido terribleimposturaimpedir el atentado. Incluso cita al propio Bush que dijo haber visto por TV estrellarse el primer avión en el momento que ocurrió cuando eso no era posible y eso es tomado como prueba de que sabia de antemano que iba a haber un atentado. Es curioso, porque se han hecho muchos esfuerzos para mostrar a Bush como una persona torpe y tonta que toma un libro de lectura o unos binoculares al revés,  pero cuando hace estas declaraciones excluyen la posibilidad de que  se pudo haber confundido como le podría haber pasado a cualquiera y cuanto más a alguien con pocas luces.   Por otra parte parece elemental que si el Gobierno de Estados Unidos tenía armada toda esta farsa de antemano ya tuviera desde el principio una explicación coherente de lo que estaba ocurriendo y no estuvieran improvisando una explicación a riesgo de caer en todo tipo de contradicciones.

Meyssan saca conclusiones absurdas de declaraciones a las cuales  da interpretaciones traídas de los pelos:

El General Wesley Clark, ex comandante superior de las fuerzas de la OTAN durante la guerra de Kosovo, declaró al ser interrogado por CNN el día después del atentado: “Desde hacía algún tiempo estábamos al corriente de que algunos grupos planeaban (un ataque contra el Pentágono), evidentemente no sabíamos lo bastante”. Esta enigmática afirmación no hace referencia alguna a un agresor extranjero, sino a las amenazas proferidas por milicias de extrema derecha contra el Pentágono. Deja entrever los enfrentamientos secretos que desgarran a la clase dirigente estadounidense (pag 28, Editorial El Ateneo)

Tal vez yo esté con problemas de comprensión lectora, pero ¿a ustedes les parece que estas declaraciones dejan entrever algo de lo que dice Meyssan? La explicación ridcícula es que como explícitamente no nombra a un agresor extranjero Meyssan concluye que está insinuando que se trata de enfrentamientos internos de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Con ese criterio también podríamos concluir que deja entrever que se iba a producir una invasión de extraterrestres o de la barra brava de Peñarol. Así son, pues, la mayoría de sus fundamentos y los de los principales conspiranólogos.

Y luego, a partir de testimonios de los sonidos que sintieron algunos testigos y del  tipo de daño causado concluye ligeramente que:

Todos estos testimonios y observaciones podrían corresponder al disparo de un misil de última generación del tipo AGM, provisto de una carga hueca y una punta de uranio empobrecido del  tipo BLU, guiado por GPS. Este tipo de aparato tiene la apariencia de un pequeño avión civil, pero no es un avión. Produce un silbido comparable al de un avión caza, puede ser guiado con la precisión suficiente como para entrar por una ventana, ….. Por otra parte sólo un misil del ejército de los Estados Unidos de América que emita un código conocido puede entrar en el espacio aéreo del Pentágono sin desencadenar el disparo de los antimisiles. Este atentado no puede haber sido cometido más que por militares estadounidenses contra otros militares estadounidenses (pag 31)

Es de hacer notar como se pasa del condicional “podrían corresponder” a la afirmación categórica “no puede haber sido cometido más que por”.  Por otra parte cuál fue el sentido de que un grupo del ejército de Estados Unidos tire un misil contra el Pentágono y todo quede así, sin que nadie le conteste? Meissan es más vivo que todos los militares atacados. Él se dio cuenta que fue un ataque de otros militares estadounidenses pero los militares atacados no. O en todo caso se dieron cuenta y no hicieron nada, no respondieron el ataque y se sumaron a la explicación oficial.  No nos olvidemos que estamos hablando de la principal potencia militar del mundo y de militares de elevada preparación y no de funcionarios de la República de Parva Domus.

Por otra parte si no fue un avión el que se estrelló contra el Pentágono el menos común de los sentidos nos hace emitir la pregunta más obvia de todas y que en ningún momento aparece en el  libro ni en ninguna explicación de los conspiranólogos: ¿qué pasó con el avión  y los pasajeros del vuelo 77 de American Airlines, que es el que según la versión oficial fue el que se estrelló allí?. Porque el vuelo y sus pasajeros existieron y el avión desapareció. ¿o inventaron la existencia del avión y los nombres de los pasajeros también? No encontré una sola hipótesis al respecto para poder explicar este cabo que queda suelto en la explicación. Y si al avión lo inventaron o hicieron desaparecer, que serían las dos únicas hipótesis posibles que se me ocurren volvemos al “síndrome del comic”. Hacer desaparecer clandestinamente un avión de este tipo o crear un montaje sobre un vuelo que nunca existió hubiera implicado engañar a muchísimas personas; hubiera dejado muchos rastros y testigos que no formaban parte de la conspiración,  desde los que manejan radares en los aeropuertos, los empleados y directivos de las aerolíneas que saben perfectamente cuáles son los horarios de los vuelos regulares, hasta miembros de menor rango de las fuerzas armadas. Es imposible hacer algo de ese tipo sin que muchas personas ajenas a la conspiración por lo menos perciban algo raro. Y menos en una sociedad como la norteamericana, que con todos los defectos que puede tener es sumamente abierta al flujo de información.

Algo parecido se puede afirmar sobre la forma “rara” en que se cayeron los edificios del WTC y adyacencias, lo cual hizo que muchos largaran la hipótesis de que se trataba de bombas que se habían puesto previamente en los edificios. De nuevo, sentido común. Razonemos un poco sin ponernos a teorizar sobre física y resistencia de los materiales. Imaginemos la operación:  un grupo de personas se dedicó en los días previos a recorrer los edificios que cayeron y a poner sofisticados explosivos en una operación de gran precisión ( mucho más precisa que el manejo posterior de la información, a juzgar por todas las contradicciones señaladas). Es de pensar que eran unas cuantas personas, que su trabajo les debe haber llevado unas cuantas horas, que lo hicieron con cierta anticipación y que además los edificios deberían estar vigilados por guardias de seguridad, cámaras, alarmas y cosas por el estilo.  ¿como pudieron operar todo esto sin que nadie los viera o percibiera que algo raro estaba pasando? ¿fueron todos los encargados de la seguridad del edificio amenazados?. ¿Ningún limpiador o empleado de mantenimiento vio los artefactos? ¿o estaban todos metidos en la conspiración?. ¿mataron a todos los testigos sin que nadie se enterara?  De nuevo, el “síndrome del comic” aparece. Alcanzan unas pocas personas para hacer todo esto.

Los conspiranólogos tienden a agarrarse de verdades a medias y a sacar de contexto las cosas. Uno de los argumentos que usan es que quienes planearon los atentados avisaron para que hubiera menos víctimas. Es un poco difícil de entender que quiénes eran tan malvados como para armar un autoatentado tan destructivo se ocuparan de minimizar los daños colaterales.  Pero, en la página 41 del citado libro dice:

Al contrario, fue necesaria una intervención previa para que muchas personas, al menos las que trabajaban en las plantas superiores, estuvieran ausentes de sus oficinas a dicha hora. Así, el periódico israelita Ha’aretz reveló que Odigo, una empresa lider en materia de mensajería electrónica, recibio mensajes de alerta anónimos donde se le informaba de los atentados de Nueva York, dos horas antes de que ocurrieran. Los hechos fueron confirmados al periódico por Micha Macover, director de la emrpesa.  Avisos de todo tipo podrían haber sido enviados a los ocupantes de la Torre Norte.

Aquí hay algo que no entiendo bien.  De nuevo se mezclan afirmaciones tajantes (fue necesaria una intervención), con el condicional (podrían haber sido enviados). Cuando buscamos y leemos la información publicada por el diario israelí http://www.haaretz.com/odigo-says-workers-were-warned-of-attack-1.70579 en ningún momento dice que se les hubiera avisado expresamente de qué tipo de atentado era y donde era. Que se haya recibido una amenaza de atentado (en el periódico se dice que pudo haber sido incluso una broma a la cual nadie dio importancia hasta después de ocurridos los atentados) es muy distinto a decir que hubo un aviso para que la gente evitara ir ese día. Y por otra parte si uno busca un poco más encuentra que en realidad lo que hubo fue una amenaza inespecífica de atentado recibida por dos empleados en las oficinas de Israel.                                                                                       (http://s3.amazonaws.com/911timeline/2001/wpost092801.html) .http://www.it1me.com/learn?s=Odigo#cite_note-1. Además los empleados que recibieron el mail recién informaron de éste después de ocurridos los atentados, por lo que hubiera sido imposible que lo usaran para que hubiera poca gente en las torres en el momento del atentado. Por supuesto, este bolazo adquirió muchas formas posteriores Así, el famoso conspiranólogo, Michael Moore afirma sin aportar ninguna prueba ni referencia, que todos los búlgaros (sí, búlgaros) que trabajaban en el WTC recibieron una comunicación para que no fueran a trabajar el día de los atentados. (“Qué han hecho con mi país?”, pág 18), y en  muchos sitios de internet es posible encontrar afirmaciones de que el Mossad avisó a los empleados judíos, que 4.000 judíos no fueron a trabajar ese día y que ningún judío murió en los atentados. Vaya organización y sincronización que tienen estos judíos !!!  A ninguno de los 4.000 se le escapó el comentario inocente de que le habían avisado el día antes. Porque es de suponer que los 4.000 no deberían estar en la conspiración, si no que fue la Mossad tratando de salvar a sus paisanos. Porque si los 4.000 estaban en la conspiración la cosa se complica…un largo trabajo   de terroristas judíos metiendo 4.000  infiltrados entre los trabajadores del WTC.  Desde la Edad Media echarle la culpa a los judíos de las desgracias del mundo ha sido una práctica común y rentable.

Otro argumento que se usa para “probar” de que todo fue un invento yanqui es el hecho de que el FBI informó – como prueba de que fue un atentado de terroristas árabes – que entre las ruinas se habían encontrado los pasaportes de los terroristas involucrados en los atentados. Es cierto, parece un poco extraño que en medio de tanta destrucción pudieran haber sobrevivido los pasaportes. Sin embargo hay una explicación técnica: un material liviano como los pasaportes puede volar por los aires y sobrevivir. De hecho no fue el único documento encontrado, sino que todo alrededor de la zona aparecieron gran cantidad de papeles y documentos, cédulas de identidad de personas que trabajaban en el WTC, etc. Después de todo,  ¿no sobrevivió también el famoso pasaporte de Gardel al accidente de su avión, al punto que para muchos es una de las principales pruebas de que nació en Tacuarembó?. Pero más importante que esto. El que el pasaporte del terrorista hubiera aparecido o no no aportaba absolutamente nada…¿para qué inventar algo que era difícil de  creer de por sí? No era necesario que se encontraran los documentos. Los mismos estaban chequeados al embarcar y las compañías de aviación tienen la lista de pasajeros. No necesitaban que aparecieran los pasaportes para saber quiénes podrían haber perpetrado los atentados. Nota  interesante al respecto: https://natsufan.wordpress.com/2009/11/22/393/

Meissan es el director de la Red Voltaire. Si uno entra en su página http://www.voltairenet.org/es encontrará todo tipo de historias de conspiraciones: Arabia Saudita ha conseguido una bomba atómica; Estados Unidos, Israel, Alemania y Canadá fallaron en un complot para matar a Maduro y poner en su lugar a Corina Machado; los atentados a Charlie Hebdo y de noviembre en París no fueron hechos por islamistas sino por franceses y es parte de una confabulación para generar una guerra civil en Francia (todo ideado por Washington y Tel Aviv como no podía ser de otra manera);

Aquí algunas fotos de otros documentos que sobrevivieron el 11s y de otros accidentes aéreos.

1459719-albanyseatcushion8x12debris_pc3debris_pc4debris_rcfp8debris_rcfp9debris_rcfp10debris-epadebris-si2imagen-14c235f8b867f5_798_451!495941_20120614160711

La desaparición del vuelo de Malasia Airlines

Otro de los hechos de este siglo sobre el cual se han inventado más historias fantasiosas  ha sido la misteriosa desaparición del avión de Malasia Airlines que efectuaba una ruta entre Kuala Lumpur y Beijing. La imaginación de la gente ha permitido escribir páginas inolvidables al respecto en las cuales no voy a abundar demasiado, ya que por la cercanía en el tiempo hay muchos artículos en internet que resumen las teorías: http://www.farodevigo.es/mundo/2015/03/06/teorias-conspiracion-vuelo-mh370/1196831.html. Así por ejemplo están los que afirman que el avión fue abducido por extraterrestres, (http://laeradeaquario.blogspot.com.uy/2014/09/la-terrible-abduccion-del-vuelo-mh-370.html) los que afirman que el avión es el mismo que el de la serie Lost, por lo cual sería una campaña publicitaria y la teoría del piloto estadounidense Jeff Wise – publicada en un libro que fue bestseller, –  quien sostiene que fue Putin que mandó desviar el avión hacia un aeropuerto de Kazajistán. (curiosamente el mismo se pregunta cuáles pueden haber sido las razones que llevó a Vladimir a hacer esto y sostiene que no tiene ni idea. http://jeffwise.net/the-spoof-part-4-motive)

Una de las más rebuscadas es la de la inefable Red Voltaire de Meyssan, quien también aportó su granito de arena con una rebuscada teoría donde aparecen todos los malos: Estados Unidos, Israel, un capitalista poderoso (el banquero israelo-británico Jacob Rothschild), varias multinacionales (Blackstone/Blackrock, dedicadas a la elaboracion de semiconductores). Todo habría sido un complot de Rothschild para quedarse con la patente de un nuevo semiconductor, ya que en el avión viajaban cuatro chinos con los cuales él compartía la patente. Al morir ellos quedaba como único propietario. Sin dar fundamentos el artículo señala que hay una tecnología desarrollada para ocultar aviones de los radares y enviar señales que simulen la de los celulares(?) para despistar defensas antiaéreas. Adivinen quién la desarrolló?….dijeron Israel? Acertaron. ¿Y para qué? ¿Para atacar a Irán mediante medios electrónicos? El artículo tira cosas sueltas sin relación y se pierde si el objetivo de la conspiración fue algo relacionado con un ataque de Israel a Irán o para cobrar la patente. Es que todo el artículo está llenos de cabos sueltos sin relación entre sí. Por ejemplo, se dice:

Resulta extraño que entre los 239 pasajeros, «20 pasajeros eran empleados del Pentágono» y además que «4 pasajeros tenían pasaportes falsos». Por encima de las inevitables conjeturas, lo relevante radica en la profesión en electrónica de los 20 empleados del Pentágono muy versados en el arte de la «guerra electrónica» para evitar los sistemas de radares militares [4]. Curioso: de los 20 empleados «desaparecidos» de Freescale Semiconductor, 12 eran oriundos de Malasia y 8 de China.

Extraño, curioso, son todos adjetivos que se usan, Sin embargo más allá de esa constatación el artículo no explica qué podría implicar dentro del complot el que hubiera empleados del Pentágono en el avión ni explica cuál fue el destino de estos pasajeros singulares (¿fueron suicidas, escaparon al accidente de alguna forma “extraña y curiosa” y están a salvo?). Por supuesto en la trama aparecen mencionados muchos “malos”: judíos varios, Kissinger, AIG, Soros, Bush; hasta los mismos Rolling Stones. Probablemente se hayan salteado a El Guasón y Brainiac.   http://www.voltairenet.org/article183462.html

Kandor_silver_ageThe_Joker


Posts relacionados

 Conspiraciones y conspiranólogos (segunda parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2016/04/03/conspiraciones-y-conspiranlogos-segunda-parte/

Anuncios

»

  1. Jaime Página

    Salmón, este tema te va a dar para 10 partes, por lo menos. Y te paso una posta, posta, el gobierno, junto a algunos científicos uruguayos, soltó una gran cantidad de Aedes egypti para que cunda el pánico entre la población así ésta desvía la atención de los aumentos de tarifas, mirá que me lo contó un amigo que sabe de estas cosas. Saludos.

    Me gusta

    Responder
  2. Pablo Crossroads

    Salmón, si no fuera tan terrible sería para reirse. Pero hay tanta gente que los cree. Estuve viendo algo en la web con motivo de la aparente falta de muertos judíos. Que asco y cuanta estupidez juntas!!
    Creo que una de las frases más logradas de tu post es esa que dice” Curiosamente es raro que estas teorías apunten a confabulaciones generadas en estados totalitarios. ” Y es muy curioso porque es justamente en esos estados totalitarios donde se dan todas las facilidades para armar conjuras. Cuando alguien acumula todo el poder, le es más sencillo confabular. Y más cuando hay dictaduras con “buena prensa”.
    El odio al judío tiene orígenes que se pierden en la Historia, que por supuesto no comparto( tengo muchas familias y amigos judíos, acá y en Israel). Pero el odio a los EEUU lo entiendo menos. Es claro que los yankis han hecho lo posible a través de la Historia para que los odien pero también han hecho lo posible para que los amen. Un ejemplo: se recuerda siempre por la izquierda el “papel que jugó EEUU en las Dictaduras”. Sin embargo, más allá de que éramos piezas de un ajedrez mundial entre EEUU y la URSS, que también jugó su papel en la Dictaduras. Cuac Cuac paradoja: los EEU le hicieron a nuestro país ( y a su Dictadura) un embargo de armas y Carter la denunció mientras los soviéticos , por el contrario nos compraban carne y nos vendían turbinas para Salto Grande. A los EEUU los odian, pero tiene que hacer un muro para que no entren los inmigrantes. Los odian porque daban golpes de estado en centroamérica(detestable política del “patio trasero” ) pero se olvidan convenientemente de que su participación fue decisiva para destruir a los dos máximos totalitarismos del siglo XX, el nazi y el comunista, y uno de los principales del siglo XVI al XIX, el español. Creo que me fui al diablo, pero quizás , no.
    Y finalmente, veo con alegría que no solo compartimos un escaso aprecio por la obra de Benedetti sino que ambos pensamos que Michael Moore es un chanta.
    abrazo

    Me gusta

    Responder
    • estoy de acuerdo con lo que decís. Tal vez el odio a los judíos tanto como a los yanquis tenga su origen en la envidia. Dos países a los que les ha ido bien. LOs judios siendo muy pocos han aportado a la humanidad una gran cantidad de científicos, pensadores, escreitores y empresarios exitosos. El nivel de vida que han logrado en Israel, en un lugar donde antes solo habia desierto contrasta totalmente con el del resto de la zona. Algo parecido ocurre con Estados Unidos. Creo que el odio es pariente próximo de la hostilidad en una escuela o liceo que se da normalmente hacia los buenos alumnos.
      Michael MOore es un chanta total.

      Me gusta

      Responder
      • Estimado: estuve dudando si contestar o no a estas afirmaciones suyas. No las comparto, al menos en su totalidad y como no se si son ” salmoneadas ” de viejo nadador contracorriente con afán provocador o realmente son su pensamiento, temo por quedar en un offside histórico.
        ( Nótese lo lleno de prejuicios totalitarios de estas consideraciones mías sobre usted,)
        Va por lo de la envidia como posible explicación al odio a judíos y norteamericanos.
        Seguro que hay algo de eso en lo cotidiano actual, pero supongo que el origen en el caso del judaísmo es muy anterior a la bonanza económica del estado de Israel y de los exitosos banqueros, negociantes y pensadores judíos desde las revoluciones liberales en adelante.
        Estoy más con el pensamiento del señor Crossroads.
        Lo de la hostilidad a los buenos alumnos en colegios y liceos lo desconocía. No se a que se refiere con lo de ” buenos “. Que me acuerde había un cierto desprecio infantil al llamado ” traga “. Algo así como al nerd de hoy en día, pero hostilidad creo que queda algo grande para el caso. además de, contradiciéndome, de que la hostilidad es típico de esas etapas de la vida, creo.
        Si, releo y me resulta muy boludo todo mi comentario, tanto que me desprecio y hasta que me odio un poquito.
        Lo dejo con la pregunta de si existe una conspiración ” rosa “, del poder rosa claro.
        Y hablando de envidia, odio y rosas…

        Me gusta

  3. Pablo Crossroads

    El esquina, releyendo su comentario creo,a pesar de lo que Ud dice, que los 3 estamos de acuerdo. Si bien el suceso de Israel es reciente en términos históricos, el suceso de los judíos como traductores, comerciantes, banqueros, cambistas y otras yerbas es muy antiguo. Y creo que siempre despertó envidia y explicaría, a mi entender, el odio. Además por ser gente extranjera en todos lados, era fácil pegarle. No había país atrás que los respaldara. Es muy interesante un libro de 1962, de un autor árabe que vivía en un kibutz israelí, Abdel-Kader: El conflicto judeo arabe. Es quizás la mayor fuente de referencia para los estudiosos del tema, abarca desde que árabes y hebreos salieron de la Mesopotamia y se asentaron unos en la costa y otros en el desierto, hasta 1960. Fantástica lectura, lo conseguí por Mercado Libre. Luego de leerlo entenderá seguramente mucho más la Historia, no solo la judía, sino la árabe y el penoso papel europeo en esa zona. Desmitifica numerosos hechos, comenzando por el que afirma que los actuales palestinos descienden de los primitivos habitantes de esa zona. De ahí para adelante, lectura apasionante. Lamentablemente era un comunista convencido, que en 1960 estaba en la gloria y explicaba el futuro con frases como ” pronto, cuando todo el mundo sea comunista” y otras por el estilo, pero si logra dejar de lado todo el verso bolchevique, lo histórico es sensacional.
    Salmón, ya no se como disculparme, cada comentario me lleva más lejos del motivo del post…o quizás no y todo se trate de mitos a destruir.

    Me gusta

    Responder
  4. Cambió de nombre

    No hay que ir lejos, desde hace décadas algunos están con la conspiranoia de que el incendio del Palacio de la Luz fue obra de Volonté.

    Me gusta

    Responder
  5. Concuerdo en varios puntos, pero difiero en algo fundamental.

    De acuerdo en que la gran mayoría, sino todas las teorías conspirativas que andan en la vuelta, son falsas como siempre lo han sido. No creo en ninguna de ellas.

    Pero acá viene lo interesante. Hoy en día, desde hace un tiempo ya, se utiliza esto de las conspiraciones para legitimar la versión oficial de cualquier hecho, si tenes dudas o suspicacias, son un “loquito de las conspiraciones”. Y no es así, es tan ignorante e irracional el que cree, por ejemplo, en la historia oficial de los atentados a las torres gemelas, como el que cree en alguna de las absurdas teorías de conspiración sobre ese hecho. Ambas están llenas de inexactitudes o directamente mentiras, falsos razonamientos, argumentos que ni siquiera soportan un examen lógico, mucho menos un análisis histórico de los hechos.

    El que cree en la “versión oficial” de la caída de las torres gemelas es tan irracional e ignorante como el que cree que a las torres gemelas las tiraron los ovnis.

    Para recordar un par de hechos históricos nomas, ambos con EEUU de protagonista, la guerra de Vietnam y las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima. En Vietnam había diferentes conflictos desde hace varios años, pero en 1964 fue cuando empezó la guerra que hoy conocemos con la participación mayoritaria de EEUU. La historia oficial dice, o al menos decía, hoy ya está comprobado que no fue así, que EEUU entro fuertemente en esa guerra debido a los incidentes del Golfo de Tonkin(“Gulf_of_Tonkin_incident”). No voy a entrar en detalles aquí pero se comprobó que uno de ellos no existió y el otro no fue como se había dicho. La verdad es que EEUU hizo esa guerra por otra serie de intereses propios, entre ellos la “lucha contra en comunismo” tan en boga en esa época. A los que defendían esta última versión, que hoy se sabe es la verdad, muchas veces se los trató como “loquitos de las conspitaciones”, no lo eran. Respecto a Pearl Harbor y las bombas de Hiroshima, una vez más, un incidente a todas luces imposible, es la excusa perfecta para probar las bombas nucleares en un blanco real y demostrarle al mundo el poderío de EEUU. De nuevo, es tan ignorante e irracional el que cree que EEUU no sabía nada del ataque de Japón y que justo los agarró a todos durmiendo la siesta, con los radares apagados, dos veces consecutivas, como el que cree que los aviones japoneses los manejaban robots. Ambas versiones son absurdas.

    Y esto de lo que estoy hablando, no son teorías conspirativas, pero muchas veces entra en el saco de “loquitos de las conspitaciones” cualquier explicación de la historia que difiera de la versión oficial. Aunque sus argumentos sean más sólidos que los de la versión oficial.

    En conclusión, las teorías conspirativas son falsas, pero muchas de las “versiones oficiales” son igual de falsas. Cualquiera que se precie de ser un ser racional y mínimamente ilustrado, no puede creerse todas las versiones oficiales del mismo modo que no puede creerse todas las teorías conspirativas.

    Me gusta

    Responder
    • Estimado o estimada Noma (disculpe que me dirija así porque su nick no deja entrever su sexo). Muy buenos sus puntos de vista. Por supuesto que uno no puede creer a pies juntillas las versiones oficiales. Lamentablemente muchas veces en medio de la abundancia de información que se tiene es muy dfícil discernir entre lo que es cierto y lo que no. Los salmones debemos desconfiar, pero a veces no podemos hacer más que ello, o guiarnos por la intuición, porque a la verdad es muy difícil de llegar. y tampoco es cuestión de descreer por descreer. normalmente para entrar en cualquier guerra se utiliza una excusa. Cuando los nazis invadieron Polonia usaron como excusa un presunto ataque de terroristas polacos que toman una emisora en la frontera reclamando Silesia para Polonia (en realidad eran SS disfrazados). Tmbién lo de Tonkin fue una excusa, todos sabemos que lo de Vietnam fue un incidente encuadrado en la guerra fría. Lo de Pearl harbor, en realidad los historiadores no se ponen de acuerdo. Algunos dicen que los americanos sabían que iban a ser atacados, pero no sabían donde, otros que algunso que se enteararon lo ocultaron. No entiendo la relación que usted plantea entre el ataque a Pearl Harbor y las bombas atómicas. Sobre las torres gemelas hay muchas dudas, es cierto y yo he señalado una que para mí es básica, la del avión en el Pentágono. Hay mucha cosa que parece cinematográfica. Sin embargo, es muy difícil encontrar una versión alternativa y coherente. El principio de Hanlon dice que nunca hay que achacar a la maldad humana lo que puede ser achacable a la estupidez y probablemente lo que haya pasado haya sido que el ejército y los servicios de inteligencia de Estados Unidos ese día haya demostrado una gran ineptitud. Buena parte de las contradicciones pueden ser tapaderas de ineptitudes. Me resulta poco creible pensar que fue todo premeditado para invadir Irak o Afganistán. Lo podían hacer igual sin armar tanto bombo. Lo que sí es probable que en el financiamiento al terrorismo haya trenzas muy grandes, a veces indirectas, y que no haya demasiado interés en hurgar mucho porque por ahí nos podemos encontrar conque aquellos que pensabamos que eran nuestros amigos son los que estaban financiando a nuestros enemigos. El mundo de las finanzas es muy entreverado.
      Los laboratorios no son angelitos, ya lo he dicho en el post, buscan hacer dinero como todo el mundo y seguramente que hay gente sin escrúpulos. Respecto a contratar gente para trabajos sucios hay una gran diferencia entre contratar para actividades “legales” militares (por más que nos pongan los pelos de punta como en el caso de una bomba atómica o armas biológicas) con buscar algo con el lpuro objetivo de liquidar una parte importante de la humanidad a propósito. Respecto a los antidepresivos habría que probar lo que usted dice. Por lo pronto la relación que usted señala con los suicidios es totalmente espuria y tiene su lógica: los que toman antidepresivos son personas depresivas, por lo tanto es lógico que entre quienes t oman antidepresivos haya mas suicidas que entre quienes no toman. De la misma forma que hay más gente que muere de cáncer entre quienes reciben quimioterapia que entre quienes no. Muchísimas gracias por su aporte, que es realmente muy bueno y no totalmente contradictorio con lo que digo.

      Me gusta

      Responder
      • Muchas gracias por su respuesta Salmón.

        Empiezo por el final, reafirmando que mi comentario no es contradictorio con su texto. Estoy mayormente de acuerdo, pero en mi comentario resalto un punto que me parece fundamental.

        Respecto a Pearl Harbor, en la historia oficial se utiliza como uno de los incidentes que impulsó o hasta forzó a EEUU a tirar las bombas contra Japón. Aunque haya pasado algún año entre una cosa y otra.

        Respecto a la caída de las torres, varias cosas. Primero que nada, la mayor repercusión de éstas no fue la guerra de Irak, fueron los cambios en las leyes y hasta la constitución de EEUU, “The patriot act” entre ellas, legalizando o al menos facilitando mucho a la vigilancia en masa, pero peor aún, eliminando muchas de las garantías legales que existen hoy en la gran mayoría de los países. Dándole súper poderes a varias patas del poder ejecutivo. Inyectando billones de dólares en agencias de seguridad que estaban muy venidas a menos, y más billones de dólares en la industria armamentística que también estaba en bajada.
        Comenzó “la guerra contra el terrorismo”.
        Lo de Irak creo que fue secundario o terciario, aunque también vino como anillo al dedo. Hasta entonces, ciertos segmentos del gobierno de EEUU habían armado varias “conspiraciones” tratando de justificar la invasión(armas de destrucción masiva que no existían, armas biológicas que tampoco, “llevar la democracia”) pero la opinión pública, el resto del gobierno de EEUU y algunos organismos internacionales no habían cedido. Hasta que cayeron las torres.
        Así que lo de Irak no lo estaban pudiendo hacer sin tanto bombo tampoco.

        No le achaco nada a la maldad humana, sí a intereses humanos. También a estupidez, cobardía, ambición, ignorancia… y me debe estar faltando alguna. Creo que la historia se explica mucho más por éstas últimas cualidades que por maldad o inteligencia(necesaria en abundancia para crear una gran conspiración).

        Nunca es “todo premeditado”. Nunca hay un gran cerebro atrás moviendo los hilos, como muchas teorías conspirativas quieren afirmar, las cuales me parecen absurdas. Pero sí muchas veces hay complicidades, mirar para otro lado, dar manija por un lado, luego dejar pasar, etc, etc.

        Pero eso no quita que la versión oficial sobra la caída de las torres gemelas no tenga tantos agujeros, mentiras y falacias, como la más loca de las conspirativas. Entonces, no sé una historia alternativa, no tengo de dónde sacar información creíble para construirla, pero eso no me va a hacer creer en una absurda historia oficial. Entre otras cosas, el cuento oficial, dice que EEUU nunca se imaginó que unos locos de la cabeza fueran a raptar unos aviones y darse de pico contra las torres. Casi al instante se supo que eso era mentira, que desde hace muchos años EEUU tenía protocolos de defensa en caso de ataques con aviones de pasajeros.

        Respecto a los antidepresivos, lo que usted dice es claro, obvio al menos para mi, por eso pensé que se entendía que no era eso a lo que me refería. No era comparando los resultados de administrar un fármaco a personas enfermas contra los resultados de no administrarlo a personas sanas. Obviamente esa no es una comparación válida. El fármaco generaba más complicaciones y muertes en un grupo de personas enfermas comparado con otro grupo de personas enfermas que no tomaban el fármaco, no con otro grupo de personas sanas.

        Gracias a usted, felicitaciones por el blog.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: