Canal RSS

URUGUAY: PROGRESISMO E INTELIGENCIA. PARTE 2: LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

Publicado en

Segunda nota relacionada con la forma en al cual los uruguayos a veces queremos ser progres o no utilizamos bien nuestra inteligencia (de la cual no carecemos), o las dos cosas juntas.

La legalización de la marihuana

Es increíble la buena prensa que tiene el ex-presidente Mujica a nivel internacional. Cada vez que voy a otro país siempre aparece alguien que habla bien del Pepe, de su austeridad, de su Fusca, de su perra Manuela o del discurso hippoide que  dio en la ONU sobre el cuidado del planeta. Es que su imagen contrasta con la de una buena cantidad de gobernantes corruptos y ostentosos de su opulencia que se desparraman por el mundo. Dentro de las cosas que se le elogian está el de la legalización de la marihuana. Nunca falta alguien que – con cara de pícaro – pregunte cómo vamos con lo de la marihuana libre. Y siempre les tengo que dar la misma respuesta: que la ley no está totalmente vigente, pese a que lleva como tres años de aprobada, y que además, en algunos aspectos es más represiva que lo que teníamos antes.

hqdefaultPorque efectivamente esto es así.  Convengamos que  la marihuana es una droga relativamente inofensiva. En todo caso no es más peligrosa que el alcohol. Y de hecho la mayor parte de nuestra juventud y una buena proporción de nuestros adultos la consume o ha consumido alguna vez. Y tampoco tiene mucho sustento eso de que es la puerta de entrada a otras drogas. Lo mismo podría decirse del alcohol.  Y además este argumento es contradictorio con los motivos que llevaron a la elaboración de la ley que regula su legalización. Recordemos que en su momento se la propuso para que la gente dejara de consumir otras drogas mucho más nocivas como la pasta base. En lugar de ser considerada como la droga de entrada a otras drogas en esta ley era la droga de salida de la drogas pesadas.

Sin embargo, más allá de la apariencia liberal de esta reforma, en ella se esconden algunos conceptos represivos que hacen dudar sobre la mejora que el proyecto traerá. Dicho sea de paso, si bien la ley fue aprobada en 2013 buena parte de sus aspectos todavía no están en aplicación. Se nota como una cierta reticencia de las autoridades de ponerla en práctica, y de hecho, el actual presidente Tabaré Vázquez no ha ocultado sus reparos sobre la misma, como que se la está fumando a regañadientes. En declaraciones efectuadas en la campaña electoral calificó de “insólito” o “increíble” el que se pueda vender marihuana en las farmacias.

Es increíble, pero si la ley lo autoriza, así será….Vamos a ver muy atentamente qué resultados da eso. Va a haber una evaluación estricta y muy de cerca sobre el impacto que tenga en la sociedad esta ley. Lo vamos a analizar con mucho cuidado. Y si en algún momento vemos que no funciona, no dudaremos un instante en hacer las correcciones que sean necesarias”, http://www.elpais.com.uy/informacion/vazquez-considera-insolito-que-farmacias.html

En realidad lo que está hoy vigente es la autorización del autocultivo y de los clubes de cannabis, pero no lo que tal vez sea la fase más problemática: la venta al público en farmacias que todavía va para largo.  Y  es en este aspecto donde la ley no puede desprenderse de su tradición represiva que en este caso se descarga sobre el consumidor aislado. El consumidor – también ocurre con los que tienen plantas en su casa y con los que integran los clubes – debe registrarse y quedarán sus datos de cuantos gramos compra por mes. Yo me imagino que a muchas personas figurar en una lista de consumidores no les debe causar mucha gracia, por más que se asegure que los datos no son públicos y estarán protegidos.  Los datos de Ashley Madison o los que salieron a luz en los Panama Papers tampoco eran públicos y se suponía que estaban protegidos.  Igual que los archivos del Partido Comunista antes de la dictadura. Por otra parte no queda demasiado claro para qué se van a usar esos datos. Y para agregar un poco más de nerviosismo entre los consumidores el ex-presidente Mujica dijo en su momento que el registro iba a servir para

 “identificar a los consumidores cuando estos se pasaran de la raya”. Si lo sacamos de la ilegalidad lo podemos conocer, nos podemos dar cuenta a tiempo quién tiende a pasarse y poderlo atender como un enfermo”http://www.espectador.com/sociedad/298813/jose-mujica-sobre-marihuana-no-empieza-un-viva-la-pepa

En una entrevista a la revista “Vice” Mujica dice que

“le va a establecer una ración a los consumidores. Si quiere consumir más y lo tenemos identificado vamos a recomendarle que se vaya a atender porque tiene un problema de salud. Puede tomar un par de whiskeys por día y no pasa nada, ahora, si te tomas un par de botellas, no… hay que  tratarte médicamente” http://www.vice.com/es_mx/video/uruguay-la-republica-cannabica-parte-2

No es como para que los consumidores se queden muy tranquilos. De hecho esta disposición es más represiva que lo que regía antes, ya que nadie le seguía la pista a quién compraba en el mercado negro. Y seguramente este registro hará que buena parte de los fumadores de marihuana sigan proveyéndose de porros con sus dealers habituales. Además tampoco es efectiva para lo que Mujica dice. Porque si entiendo bien una persona que se pasa de la raya es aquella que consume más de lo permitido (creo que son 40g por mes). Pero si quiere consumir más de lo permitido no va a ir a una farmacia porque directamente no le van a vender, deberá ir al mercado negro. ¿Cómo lo van a identficar entonces?. Salvo que……- y me pongo nervioso – con el registro hagan un seguimiento de cuanto consume por mes cada persona, y vayan fichando, por ejemplo al que se pase de los 30 g de promedio. O sea, vayan fichando a alguien que consume relativamente mucho, pero dentro de los límites legales, con lo cual en realidad les estarían haciendo la cama a este tipo de consumidores. Por algo Mujica habla de “quien tiende a pasarse de la raya”. ¿Cómo sabemos quién tiende? ¿Y cuál es la raya? Imaginen un tipo que consume tranquilamente 30g por mes pensando que está dentro de la ley y un día recibe la visita de unos empleados de salud pública para “recomendarle” que entre en un tratamiento. Muy liberal el procedimiento no sería, que digamos.

Cuando el periodista de Vice le comenta a Mujica que mucha gente encuentra peligroso poner su nombre en un registro para consumir marihuana y que eso les hace acordar a los tiempos de la dictadura en que el estado podía abusar de los individuos y dejarles con un estigma de drogadicto Mujica responde irónicamente y largando una serie de prejuicios:

El mundo que dice eso es el mismo del twitter, el mismo del facebook, el mismo que anda contando todo lo que hace y lo que dice y se prende fuego por todos lados. Así que eso.. no…Y todavía se ponen marcas en el cuerpo,  tatuajes, como para que los identifiquen para el resto de la vida. Así que me parece que es contradictorio ese argumento. Nunca se vieron perseguidos ni saben lo que es la persecución ni la discriminación

Con ese criterio cualquier expresión pública de ideas que hiciera cualquier persona sobre cualquier cosa justificaría el fichaje y el espionaje. Si yo digo a los cuatro vientos que soy comunista, ¿qué tiene de malo que después vengan y me fichen los que se dedican a cazarlos? Los individuos son libres de elegir qué cosas quieren publicar en facebook o no y qué cosas tatuarse. Pero eso no quita que la gente quiera preservar espacios de intimidad. Es como si dijéramos que el hecho de que una modelo se saque fotos desnuda nos da derecho a espiarla por el ojo de la cerradura cuando está en el baño.  Por otra parte ¿qué sabe Mujica de las historias de vida de las personas que reclaman por mantener su reserva como para afirmar qué no saben lo que es la persecución o la discriminación? ¿O solo lo saben los que fueron militantes en los 60 y los 70? y por otro lado ¿el ex presidente es tan ingenuo de pensar que entre esos militantes que sufrieron persecución no había ninguno que consumía droga?

Y sigue:

El consumo de marihuana ya existe. hay unos 200.000 uruguayos más o menos que consumen.  Y hay todo un mercado clandestino. Nosotros queremos ponerlos en la legalidad, identificarlos, darles un producto controlado, bueno, no robarlos, pero cuando empieza a tener problemas de dependencia muy grave lo pasamos a salud pública

Es curioso, porque este tipo de razonamientos para fundamentar el fichaje no se hace para otras adiciones, como el alcohol, por ejemplo, cuyo abuso puede ser tanto o más perjudicial que la marihuana.

Pero con el tema de la venta en farmacias apareció otro problemita, que el Presidente Vázquez se encargó de poner en evidencia y el cual parece de difícil resolución

Supongamos que usted es dueña de una farmacia en un determinado barrio de Montevideo, Canelones o donde fuera. En ese territorio donde está su farmacia sin dudas actúan narcotraficantes que hacen su negocio y que son implacables… Supongamos que usted empieza a vender marihuana y tiene éxito y el narco del barrio empieza a perder su negocio. Seguramente van a venir y le van a decir que le prenden fuego a su farmacia o que usted va a tener un accidente”, http://www.elpais.com.uy/informacion/marihuana-farmacias-duda-cambio-gobierno.html

Y si bien estas declaraciones son una triste aceptación de la impotencia del estado para combatir a los narcos, es cierto que el problema de la seguridad de las farmacias no ha sido resuelto. No se puede combatir a los narcos porque si no amenazarán y matarán a los que venden el producto legalmente. Tremendo.  No sé si el problema de las seguridad podrá provenir por lo que dice Vázquez o simplemente por la posibilidad de que se incrementen los robos a estos comercios por parte de gente que quiera hacerse de un buen botín de cannabis para volcar al mercado negro. (ya hoy hay unos cuantos productos “robables” por adictos a la venta en las farmacias). Sea como sea, el tema de la seguridad no debería ser usado como excusa para impedir la venta de la marihuana libre.

semillaketama.jpg_1718483346Pero el mundo – no solo Manuela – le sigue haciendo fiestas al Pepe por su legalización de la marihuana. Una productora de semillas ahora está anunciando la creación de una variedad llamada “Mujica Gold”.  Lo curioso es que el ex-presidente cada vez que tiene oportunidad habla mal del consumo de marihuana y explica la reglamentación del consumo por simple tema de evitar un mal menor. http://www.telesurtv.net/news/Rinden-homenaje-a-Pepe-Mujica-con-una-semilla-de-marihuana-20150523-0018.html

No es bonito legalizar la marihuana, pero peor es regalar gente al narco. La única adicción saludable es la del amor”   http://www.telesurtv.net/news/10-frases-inolvidables-de-Pepe-Mujica-20150520-0026.html

Y si no que le pregunten a Lucía.

0011274833

O a Manuela

0000844417

Anuncios

»

  1. Pablo Crossroads

    Salmón, contra lo que pensaba, retorno a comentar. El hombre es el unico animal blablabla

    Solo quería dejar claro que la marihuana no es inofensiva. Mucho menos es ” relativamente inofensiva”. Es relativamente menos peligroso hacer equilibrio en una cuerda a 100 metros de altura que en una que esté a 1000 metros?
    Si algo es nocivo, es nocivo y no deja de serlo porque sea “menos” nocivo que otras cosas. Si estamos de acuerdo en que el alcohol es una droga, que es perniciosa, que crea adicción y es la puerta de entrada a otras, también debemos estar de acuerdo en que todo eso se aplica a la marihuana. Hablá con cualquier siquiatra o sicólogo con base cientifica pura y dura y verás lo que te dice.
    Lo peor no es la ridiculez de dispensarla como medicamento en farmacias, donde se deberían vender productos que ayudan a la salud ( que no siempre curan, pero por lo menos no enferman y no empecemos con los efectos secundarios que es un argumento traído de los pelos… ah, también venden caramelos que porvocan caries, pero hablamos de sustancias químicas, bueno, ta bien, los ácido de los caramelos son químicos..ufaaa, vos sabés de que se habla cuando uno se refiere a medicamentos, jateejodé) ), o el registro de “faloperos” ( les dan libertad de consumir, registrándolos jeje) o el autocultivo de un número limitado de plantas( habrá inspectores de fondos y balcones?) o la limitación de la cantidad( consigo todo lo que puedo y por el resto voy a la boca de la otra cuadra). NI hablemos de la concentración de THC, que puede ser un factor tremendo por la diferencia entre el legal y el clandestino y que potenciará los efectos que ya se observan.
    Lo peor es lo que ya se aprecia en la ciudad: gente fumando por todos lados, a la luz del día, en la calle, a toda hora. Si Papá Estado le da el aval ( porque eso es lo que hace en última instancia la ley) debe estar bien, o por lo menos, no debe estar mal. Y si antes se agotaban las entradas y tenías que ir a la Abdón y te atontaba el olor, ahora salís de tu casa y mientras esperás que se abra el portón pasa uno fumando, al estacionar el acomodador(ilegal, trucho) está fumando, hacés la cola para entrar en la puerta de la Atilio y el tufo te mata ( para mejor la policía se preocupa en ponerle un palo en el pecho al veterano medio pelado y tranquilo y que no fuma, mientras a su alrededor todos putean y fuman. Llegas a sentarte en tu butaca y la nube de humo te envuelve. Y a la salida se repite todo.
    Ya se instaló que es inofensiva, que es legal fumarla (siempre lo fue) pero ahora Papá Estado te avala. Y los gurises de la Universidad privada salen a fumarla al baldío a media cuadra y retornan del recreo dados vuelta. O los de cualquier liceo o universidad llegan los viernes de mañana hechos polvo ( y a veces los jueves)
    Y no es inocua, lo menos que te produce es las ganas de no hacer nada, gue gue, todo bien booo. La pérdida de voluntad, la apatía, y de ahí para arriba ( o para abajo). Preguntale a alguna sicóloga cual es la pregunta que hace cuando un buen alumno empieza a bajar y bajar. Y preguntale la respuesta que recibe la mayoría de las veces. Y así empieza.
    Que el alcohol es malo. Si. Que el tabaco es malo. Si Que son drogas y a una la persiguen y a la otra no. También. Pero eso no justifica introducir otra droga en los habitos. Y digo introducir porque no hay una sola campaña de prevención del uso, no de mitigación del daño, no de ” consumo responsable”. NO. Algo que intente ayudar a que no entren. Decían que al mismo tiempo que liberalizar la venta se iban a hacer campañas. Minga! No se liberalizó la venta ( pero ya se da de hecho el aumento del consumo que todas estas medidas siempre traen y han traído en.los países que las han probado)pero de campañas, nada. Ahora escuché de una fiesta en una carpa en el Parque Rodó donde los organizadores hablaban con un conocido locutor , muy cool, muy de vuelta en todo, ( cuyo nombre no develaré, aunque comienza con Fig y termina con ares) todos muy contentos porque se promovía el consumo responsable!!! NO hay consumo responsable. NO hay porqué concurrir a una fiesta ni mamado ni falopeado para divertirse. Pero los han convencido de eso y el retorno será muy difícil.
    Y te diré que el hecho de que la mayoría del blog esté basado en frases de Mujica es muy bueno. Muestra la variedad , la profundidad y la amplitud que puede alcanzar el pensamiento estúpido, facilongo, superficial, destinado a alcahuetes que aplauden lo que sea.
    Abrazo

    Me gusta

    Responder
    • Pablo

      existe el consumo responsable, claro que sí. Es el consumo de quien bebe una copa con la cena, o da unas pitadas en el balcón antes de ir a dormir o mirar una película. El que consume otra droga para pasar un buen rato en una fiesta, más allá de que pueda pasarlo sin consumir nada, ahí va la libertad individual. Si las drogas no dieran ese algo que la gente busca, si no movieran la química cerebral, nadie las consumiría. Si alguien quiere tomar una pastilla para bailar un rato, mejor que la misma sea testeada para que no contenga un adulterante más peligroso que la misma sustancia. Educar a la gente da mejores resultados que mantenerlos en la ingorancia de la prohibicón total donde como está prohibido, el problema está magicamrnte resuelto. La gente va a consumir de cualquier manera. Un mundo sin drogas no exsitió, y no existirá nunca. Para bien o mal.

      saludos

      Me gusta

      Responder
  2. Pablo Crossroads

    Ahhh una última cosa. Una de las mayores falacias que se manejan en la actualidad es que” el combate al narcotráfico fracasó y que esa no es la manera de disminuir el consumo”. Nadie puede afirmar seriamente que se fracasó en la política de combatir al consumo porque nadie sabe que hubiera pasado si no se lo combatía, aunque cierto grado de información lo podemos tener si observamos la situación de Colombia, donde se había instalado practicamente un narco estado que no combatía sino que favorecía, desde diversos estamentos, al narcotráfico. Y Colombia no está bien, no? Otro buen ejemplo es México, gran parte del cual está bajo la égida del narcotráfico, con corrupción política y policial que no lo combate. Creo que tampoco está bien, no? Creo que cualquiera de esos dos están mucho peor que cualquier estado que ha combatido al narcotráfico.
    Y la cereza es el artículo al Director de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay, Milton Rompani en El país digital de hoy. Allí se lee: “aseguró que la dificultad mayor que han tenido “son las mentalidades que resisten al cambio” y que parecería que están más de acuerdo con que se siga distribuyendo por el narcotráfico.” Estimado Rompani, me permito dudar de su capacidad mental y su capacidad de entender la realidad: los que no queremos la legalización de la venta tampoco queremos que la siga distribuyendo el narcotráfico, NO! No queremos que se distribuya y punto.

    Me gusta

    Responder
    • Pablo

      los ejemplos que pones de Colombia y Mejico claramente contradicen tu argumento, ya que la situación de violencia que lleva décadas es consecuencia, justamente, de la guerra a las drogas introducida en los 60,70´s por Nixon y continuada por la pareja Reagan…

      Combatir la demanda es imposible, está en la naturaleza humana buscar alterar la conciencia en busca de placer, elevación, escape, llamale x. Mientras exista demanda habrá oferta. Por ello, el mundo se mueve (lentamente) a modelos de des criminalización de drogas (se trata como tema de salud publica) como en Portugal o de regulación y legalización con diferentes sistemas (Holanda, USA, Uruguay, y a poco Canadá y varios más).

      Para aprender de la historia, hay que ver la “ley seca”. No se necesita más.

      saludos

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Estoy en absoluto desacuerdo con ambos conceptos. Vemos las cosas desde dos lugares no solo distintos, sino opuestos. Y eso no está mal.
        Y a esta altura de mi vida no estoy para discutir en un blog, sé feliz y yo lo seré.
        abrazo

        Me gusta

      • Pablo

        todo bien.

        saludos

        Me gusta

  3. De acuerdo Salmón.

    El gran problema de esta ley es la mentalidad paternalista y prejuiciosa que está detrás de su creación.
    Consumidor = enfermo

    The majority of recreational drug users don’t have a drug problem. So, advocating treatment for such individuals – as if this is a compassionate alternative – is really ignorance parading as compassion.Dr. Carl Hart


    http://www.drcarlhart.com/about-carl-hart/

    Eh ahí la gran cuestión. Porque esa mentalidad es compartida por gran parte de la sociedad sin tener en cuenta el dato de la realidad: la mayoría de la gente consume algún tipo de droga y tan sólo una minoría presenta problemas de consumo. La mayoría de la población puede beber alcohol, fumar porro o tabaco, esnifar cocaína y demás, y presentarse el lunes al trabajo, ocuparse de criar a sus hijos, pagar sus cuentas y no lastimar a nadie en el proceso.

    Un adulto es responsable de sus actos. El consumo de drogas es legal en el país, ahora falta lograr que el Estado siga regulando y legalizando la producción y venta de todas las drogas de manera más libre que esta ley con registro (me fui al carajo? Pienso que no, pero ya veo las pedradas volar hacia mí… paraguas de aleación de hierro y argumentos).

    Ah, sobre venta en Farmacias. Misma génesis, prejuicio y paternalismo. Porqué no licenciar “pot shops” y no meterse a discutir con farmacias. Si no la quieren vender, que no la vendan. Venden productos más adictivos y más peligrosos. Venden el fraude de la homeopatía (algunas) sin que se les mueva el pelo. Venden cualquier cosa, pero igualemente nunca les hubiera ni consultado para incluírlos. Pero claro, nunca hubiera iniciado un registro tampoco. Ya tenemos malas experiencias con el registro de Whisky y cerveza, ah no… mal yo.

    Me gusta

    Responder
  4. El gran problema de esta ley es la mentalidad paternalista y prejuiciosa que está detrás de su creación.
    Consumidor = enfermo

    The majority of recreational drug users don’t have a drug problem. So, advocating treatment for such individuals – as if this is a compassionate alternative – is really ignorance parading as compassion.Dr. Carl Hart


    http://www.drcarlhart.com/about-carl-hart/

    Eh ahí la gran cuestión. Porque esa mentalidad es compartida por gran parte de la sociedad sin tener en cuenta el dato de la realidad: la mayoría de la gente consume algún tipo de droga y tan sólo una minoría presenta problemas de consumo. La mayoría de la población puede beber alcohol, fumar porro o tabaco, esnifar cocaína y demás, y presentarse el lunes al trabajo, ocuparse de criar a sus hijos, pagar sus cuentas y no lastimar a nadie en el proceso.

    Un adulto es responsable de sus actos. El consumo de drogas es legal en el país, ahora falta lograr que el Estado siga regulando y legalizando la producción y venta de todas las drogas de manera más libre que esta ley con registro (me fui al carajo? Pienso que no, pero ya veo las pedradas volar hacia mí… paraguas de aleación de hierro y argumentos).

    Ah, sobre venta en Farmacias. Misma génesis, prejuicio y paternalismo. Porqué no licenciar “pot shops” y no meterse a discutir con farmacias. Si no la quieren vender, que no la vendan. Venden productos más adictivos y más peligrosos. Venden el fraude de la homeopatía (algunas) sin que se les mueva el pelo. Venden cualquier cosa, pero igualemente nunca les hubiera ni consultado para incluírlos. Pero claro, nunca hubiera iniciado un registro tampoco. Ya tenemos malas experiencias con el registro de Whisky y cerveza, ah no… mal yo.

    Me gusta

    Responder
  5. Leí el post en la madrugada del domingo y desde entonces estoy amagando para opinar, pero pasa que estoy medio “quemado” (no, por la droga no) de dejar una imagen de viejo choto Primero leí el comentario de Pablo y sentí que no podía agregar nada más, ya que me sentí representado cabalmente. Luego veo el comentario de Perro y no pude menos que admitir que tiene razón acerca de la histórica debilidad de los humanos ante las diferentes drogas : alcohol, opiáceos etc En mi pueblo hay más boliches que gente y desde que me acuerdo he oído las anécdotas de familias destruidas por el alcoholismo. Este domingo a eso de las 8 fui como siempre a la feria y pude ver la nube de porro que inundaba la plaza, donde gurises de regreso del Saturday Night Fever pitaban, ante el indolente transitar del viejerio (incluido yo, por supu). Es notorio que esta realidad llegó para quedarse y que vamos hacia una menor incidencia del tabaco pero mayor del canabis en los enfisemas pulmonares (ya hay varios casos en mi pueblo, según contaba un Dr amigo).
    El gobierno cosechó muchas simpatías con su política de legalización y era común en la campaña electoral sentir los enojados comentarios de viejos militantes que se perdían entre las nubes de porro en el comité de base. A alguno de esos desmemoriados le recordé que allá por el 71 el primer contacto que yo tuve con esa droga fue en un comité de la 1001 en Santa Lucía , viejo cónclave de izquierda donde muchos rockeros creían sentirse comprendidos y militaban ardientemente a la sombra de la bandera de la hoz y el martillo. Yo siempre fui de ironizar y un día que había un espectáculo artístico me dió por decir “pensar que con esta pinta (hipidélica) nuestra, en la plaza roja nos fusilan”, no les gustó mucho la broma del “burguesito independiente”. Contaba esto porque la izquierda siempre mantuvo una actitud de doble discurso muy politiquero con respecto a los jóvenes y siento que esos desprolijos proyectos no son pensados para solucionar problemas sociales sino para emparchar sus problemas políticos.

    Me gusta

    Responder
    • Excelente Guayabox. De acuerdo.

      por alguna razón, otro comentario más largo que había escrito no pasó el filtro o hice algo mal (tres veces), ahora me da mucha pereza volver a escribirlo. En fin…

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Estimado Guaya, repito tu concepto: “sentí que no podía agregar nada más, ya que me sentí representado cabalmente.” Pero luego lo releí…y me sentí aún más representado. Todo lo que la izquierda uruguaya acá apoya, ha sido perseguido, condenado y castigado en los países donde dominó. Homosexualidad, drogas, libertad de expresión, rock, bailes·decadentes, todo.
      Que los humanos son débiles antes las drogas, no hay duda. Pero poco ayuda que Papá Estado las aliente a consumir. Y para mí, ahí está el asunto.
      Finalmente, yo no olvido que la legalización de la marihuana fue un proyecto que Mujica lanzó para hacer humo ( justamente) en medio del escándalo de PLUNA y luego tomó vida propia.
      Caramba que coincidencia!!! Lo mismo que el proyecto de reformar la Constitución en medio de la crisis en que nos precipitó el pésimo manejo económico de la mayor bonanza nunca antes vista que hizo el equipo económico comandado por el Señor Soberbio.

      Me gusta

      Responder
  6. Estimados, al igual que a los cachorros les gusta que los mimen, a los humanos nos gusta hacernos mimos en las neuronas. Cuando necesitamos estar Pum, para arriba! le prendemos a los estimulantes y a la vez cualquier sustancia depresora del sistema nervioso central nos encanta. Somos drogones por naturaleza, no es culpa del narcotráfico ni del Estado. Y no lo digo yo, lo demuestra la historia de cuanta civilización haya, comunicada o aislada del resto.

    El problema es que por muchos años nos hicieron creer que está mal consumir determinadas sustancias y las llamaron despectivamente “drogas” Vean cómo se estigmatiza, por ejemplo, el consumo de marihuana. Cuando hacen un informe del consumo de esta sustancia se acompaña de imágenes de gente semi abandonada y sucia fumando en la calle; nunca pasan a un buen señor que llega a su casa de trabajar y se sienta en el sofá a fumarse un porrito y tomarse un whisky mirando la TV antes de cenar.

    Las prohibiciones no sirven para nada, incluso agravan o crean los problemas, lo que sirve es el conocimiento.
    Como dijo Torrente: las drogas no son malas, no te pegan ni se te colgaron de los huevillos, los malos son los humanos.

    Me gusta

    Responder
  7. Es verdad lo de nuestra débil carne y nuestra predisposición al exceso amigo Lou Con respecto a la “vacuna” del conocimiento, si los humanos supiésemos manejar la libertad no serían necesarias las restricciones legales Nunca terminamos de ser niños curiosos y un ambiente muy permisivo y condescendiente puede llegar a ser tan malo como uno represivo. Muchas veces “la oportunidad te hace ladrón (o drogón)” y con respecto a Torrente , me divierte y creo que puede llegar a ser un buen compañero de juerga.. pero creo que nadie lo quiere de yerno…por más habitual y humano que sea su comportamiento

    Me gusta

    Responder
    • Bueno, voy a hacer algunos comentarios sobre los comentarios que se han publicado aquí en relación al tema de la legalización de la marihuana.
      1. Respecto a la peligrosidad o no de la marihuana, como la inmensa mayoría de las sustancias que se toman para generar efectos el problema está en el abuso, no en el uso. Como dice Lou hay una gran cantidad de personas que usan fumarse un porrito para desestrezarse como quien se toma un vaso de whisky. El tema de la peligrosidad de la marihuana se podría aplicar para una gran cantidad de sustancias, objetos o cosas que se utilizan cotidianamente y que pueden usarse para el bien o para el mal. Comenzando con lo más característico del ser humano: su cerebro e inteligencia, capaz de crear una vacuna contra una enfermedad o un arma de destrucción masiva. ¿deberíamos trepanarle el cerebro a las personas cuando nacen para que no lo usen para el mal? U otra característica de los humanos: el famoso pulgar prensil, que tanto sirve para sostener la lapicera con que se escribe una carta de amor como para sostener la culata de un arma asesina y permitir un disparo. ¿deberíamos cortarle el pulgar a todos los recién nacidos para que no lo usen mal? ¿cuanta gente muere o queda con daños irreparables por año en accidentes de tránsito? seguramente más que los que mueren por ingesta de marihuana o cocaína. ¿debemos prohibir los autos?…Si nos comemos 20 huevos fritos por día seguramente nuestro hígado no resista mucho, pero a nadie se le ocurre limitar la venta de huevos…… y así sucesivamente podríamos seguir durante horas. Las cosas no son ni buena ni malas en sí, depende del uso que se les de. .. o como decían los rolling….it´s the singer not the song. Creo que además el secreto en todo consumo es hacerse cargo de las consecuencias. Y punto.
      2. Argumento de Pablo Crossroads de Papá Estado en el cual invierte la carga de la prueba. Justamente papá estado es papá estado paternalista porque prohibe; de la misma forma que papá no nos deja cruzar la calle solos porque somos chicos y por tanto nos puede pisar un auto papá no nos deja fumar marihuana porque somos chicos para ello, o así lo considera. En cambio cuando papá ve que somos grandes y ya podemos cruzar solo deja de ser papá estado. papá estado deja de serlo cuando permite.
      3. Totalmente de acuerdo con que la izquierda siempre mantuvo ese doble discurso. Recuerdo una vez en época en que se estaba terminando la dictadura una murga compañera que en su cuplé uno preguntaba qué opinaban de los jóvenes punk y de la forma en que se peinaban, y el coro contestaba que a esos jóvenes lo que les faltaba era militancia. pero la derecha no es menos inocoherente. Caso típico la oposición de los gobernantes de estados unidos al tráfico cuando son el principal consumidor del mundo. Empezando por los jóvenes empresarios yanquis que se dan la coca para mejorar su rendimiento en la empresa. la conclusión que uno saca que es un mundo lleno de hipócritas con doble discurso.
      4. Finalmente, felicitaciones a Bizarro, Perro, Pablo Guayabox por el nivel de la discusión por más que a veces enfrenten posturas diferentes.

      Me gusta

      Responder
  8. Me parecen muy acertados algunos comentarios aislados en particular, pero creo que para tratar el tema (por más que está muy bueno debatir, filosofar, “irse por las ramas”…) hay que abordar el tema de la marihuana y las drogas (en este contexto) desde un punto de vista histórico y científico (y si se quiere sociológico, pero incluyámoslo en la parte histórica sacando conclusiones). Repasemos lo que se dijo ya, 1) “…con la prohibición no se logra nada” (“recordemos la ley seca” – aunque hay muchos otros casos); ¿pensemos sino en todos los gobiernos que han sido autoritarios y represivos en este y otros aspectos? (en vez de aspectos podríamos llamarles “libertades”), ¿lograron algo en realidad…? 2) Con respecto al debate de si la marihuana es nocisva o no… hay un argumento simple: “No existe un caso en la literatura de la medicina mundial de que alguien haya fallecido por causa del cánnabis.” Después se puede realizar un montón de debates al respecto; pero ese es un hecho simple y puntual que no es debatible. Recién hace pocos meses trataron de relacionar la muerte de dos jóvenes alemanes (si mal no recuerdo) con el consumo de marihuna. 3) Basado en esto estoy de acuerdo en que depende de cada persona si es un adulto responsable (aunque no conozca a muchos realmente). Pero la cuestión a mí parecer radica en un tema más profundo, en la propia educación del ser humano. Y no me refiero a la “educación” como suele usarse el término, sino a la formación personal, sentimental, emocional, del ser humano. Parece que nadie se preguntara en realidad qué es lo que lleva al ser humano a consumir drogas. Aquí podría “irme por las ramas” y no acabar más, por eso finalizo con una afirmación personal: Mientras el mundo, la manera de vivir del ser humano (de tratar de reconocerse a sí mismo, de comunicarse de forma sincera) no cambien, seguiremos “necesitando” de las drogas.

    Me gusta

    Responder
    • Hola Ricardo Te habrás dado cuenta que los comentarios no son de peritos y estoy de acuerdo que estamos más cerca del mono que de Einstein , por eso alguno nos vamos por las ramas. Todos creemos tener la razón, guiados por la información estadística unos y por la intuición de boliche otros. Lo que en mi modesta opinión veo es que muchos modificamos nuestra percepción de los hechos para acomodarla a nuestros preceptos morales, prejuicios o hábitos personales. En mi caso particular atrás de todo siempre aparece el miedo, que nunca es zonzo, a veces te inmoviliza pero otros te hace poner a resguardo. La disposición de alejarte de los saleros (por ejemplo) en el fondo se funda en que somos un animal de costumbre y que si no tenemos cubiertos terminamos habituándonos a comer con las manos, un hecho comprobable. Decir que nadie se muere por la maru no me conforma, según la biblioteca que consultemos encontraremos las respuestas que nos gusten El wi fi mata? no sabría decirte, según le pregunte a la empresa que vende los aparatos o a los que han visto marchitar una planta puesta al lado (tampoco sé si la regaron). A veces cuando me cuelgo de un árbol de la plaza del pueblo observo a los gurises como centran la conversación y sus vidas todas, en la difusión y consumo de la planta milagrosa.
      La hago corta, excusas para el consumidor encontramos siempre, las penas, alegrías, el hastío, el amor o el odio Tenemos de todo en la cabecita para sacudir y exhalar con el humo. Creo que cuando el estado te hace una guiñada complaciente lo peligroso ya no lo es tanto y el consejo de un médico o un maestro pasa a tener menos peso que una chala.
      Por último, estamos en las puertas (acá es donde aparece mi conspiranoia) de una industria (legal o no, controlada o no) de la diversión en base a la dispersión psíquica, porque las “empresas” siempre quieren ocupar los nichos de mercado de nuestra cabeza (que es insaciable, si de placer se trata).
      El colesterol es malo, malísimo y por mi zona en esta temporada de carnea de cerdos veo como nos transformamos en depósitos de grasa. La costumbre social te condiciona y si estás inmerso entre facturas de cerdo (o plantas de cannabis) que tu vecino invita, evidentemente terminarás consumiéndola… ya no sé ni por donde iba Ah sí… MORALEJA Somos débiles ante la tentación , ASÍ QUE NO ME INVITEN ESTE AÑO.

      Me gusta

      Responder
      • Estuve leyendo desatentamente los comentarios.
        Acordé con algunos, disentí con otros y por sobre todas las cosas me quedé con este pensamiento tuyo Guayabox que , como costumbre que tengo y me gusta, voy a encomillar “.. Todos creemos tener la razón, guiados por la información estadística unos y por la intuición de boliche otros. Lo que en mi modesta opinión veo es que muchos modificamos nuestra percepción de los hechos para acomodarla a nuestros preceptos morales, prejuicios o hábitos personales. “
        Y vagando por las ramas y para llevarle un poco la contra al amigo Salmón acudo a la RAE : nihilismo
        Del lat. nihil ‘nada’ e -ismo.
        2. m. Fil. Negación de un fundamento objetivo en el conocimiento y en la moral.
        Si, se me va la mano pero…
        La ley del Pepe me parece de segunda o tercera como su asado.
        Un bolazo apurado y oportunista. Puede que peor sea ninguna ley pero suena a partido de fútbol en el campito. Estaban buenos esos partidos, pero siempre había algún rompepelotas, acomodado o mal perdedor que cambiaba las pocas reglas que había sobre la marcha y según le fuera yendo. Y si, incluso algunas veces se alargaban por pura diversión y por consenso unánime.
        Estuve trabajando hace bastante en España. Durante un buen tiempo compartí piso con un chaqueño que fumaba porros como loco. Un tipo muy culto e inteligente , según mi percepción y lo que eso signifique
        Una noche tuvimos una de esas conversaciones fantásticas que de vez en cuando se dan, él fumando y yo envolviéndome en humo ajeno. Al otro día le comento algo al respecto y el sujeto no se acordaba de nada. Me reí aunque me resultó algo frustrante. Un mini shock bizarro que superé bien rápido, Seguimos teniendo ese tipo de charlas tan gratificantes. Está muy bueno escuchar y contar cosas a alguien que va a olvidar todo al otro día. Por sobre todo contaba el absurdo momento
        Pero más bien es “.. que muchos modificamos nuestra percepción de los hechos para acomodarla a nuestros preceptos morales, prejuicios o hábitos “
        Dejo por acá con un final abierto y este trocito del poema del fumeta de Allen Ginsgberg: Aullido

        ” Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas histéricas desnudas,
        arrastrándose por las calles de los negros al amanecer en busca de un colérico pinchazo,
        hipsters con cabezas de ángel ardiendo por la antigua conexión celestial con el estrellado dínamo de la maquinaria nocturna,
        que pobres y harapientos y ojerosos y drogados pasaron la noche fumando en la oscuridad sobrenatural de apartamentos de agua fría, flotando sobre las cimas de las ciudades contemplando jazz,….”
        Me pregunto porque me acordé de este poema y porque lo cuelgo acá y me contesto: porque si.

        Me gusta

      • Guayabox

        esa industria que tanto temés, ya se instaló hace años, pero falta perspectiva para verla, creo. Te doy una pista: publicidad de cerveza, grupo de amigos, salida, chicas, boliche, encare, machismo, vuelta en taxi (repsonsabilidad social). No se podrá hacer lo mismo con la marihuana, como ya no se hace con Tabaco.Y asumo dentro de no mucho tiempo dejaremos de ver esas publicidades

        Estamos temblando esperando que aparezca el Dragón, pero ese Dragón ya vive en nuestro patio hace décadas y es nuestra mascota. Hay que desinflar el globo del apocalípsis e ir resolviendo los problemas con prevención (para que sean los menos posibles) e inteligencia para acomodar la realidad con políticas acordes. El consumo está instalado desde siempre, yo huelo marihuana desde que tengo uso de razón en las calles de pocitos (el consumo siempre fue legal desde hace décadas) por lo que no hay nada nuevo.
        No soy fan de como se armó la ley, ya lo dije, mantiene el prejuicio de que consumidor = enfermo.

        Me gusta

    • hay una visión un poco simplificadora de las cosas que intentan buscar carencias dentro de ciertas conductas. Por ejemplo se dice: “si una persona busca relaciones sexuales fuera de su pareja es porque su pareja anda mal”. Y tal vez esto no sea necesariamente así, sino que una pesona puede tener alguna infidelidad simplemente porque tenía ganas de probar algo distinto, porque se calentó con alguien que pasaba por ahí o lo que sea sin que ande mal con su pareja. Con la droga pasa algo parecido y cuando usted, amigo Ricardo dice que que mientras la manera de vivir del ser humano no cambie seguiremos necesitando de las drogas usted insinúa que la gente que busca droga es porque algo le falta en su vida. No creo que siempre sea así. Hay gente que puede ser muy hedonista y está en búsqueda de nuevas sensaciones, o que lo hace por puro placer, como quien toma un helado un día de calor, sin que ello implique una carencia de ningún tiepo.

      Me gusta

      Responder
  9. Sí Perro hablamos de lo mismo, pero diferimos en la gravedad del asunto. Me acuerdo de la Naranja Mecánica, cuando la vi por primera vez me pareció un futuro factible pero lejano y llegó antes de lo que esperaba: los jóvenes tomando leche con droga legal y la ciencia al servicio del político de turno. Es cierto que el estado te cambia de a ratos el perfil y te dice qué tomar y qué no, prohijando algunos consumos, pero no acepto que su selectiva impotencia, porque ahí es donde siento venir al Dragón. esa escalada consumista con variadas ofertas que se irán agregando a la ventanilla de entrada de las Disco. No debemos trivializar las consecuencias de los consumos psicotrópicos recreativos. Una golondrina no hace verano ni un porro locura pero tengo la experiencia de familiarescercanos, muy inteligentes e informados que hace 20 años creyeron que dominaban el asunto y ahora están internados sin esperanza de volver a la realidad. Cierto que incide la genética pero estoy convencido que si desestimamos los riesgos y planteamos que la información forma consumidores prudentes, creo que pecamos de ingenuos.
    El consumidor responsable no existe , tan sólo existen los consumidores con suerte y los otros, esa creciente y futura mayoría.
    PD Kubrick le embocó en todo! Hasta hace unos años cuando la reveía me sonreía al mirar la escena donde miraba vinilos o escuchaba un DAT “Ahí le erró” pensaba, ya no me sonrío sólo me asombro.. porque “el destino ya llegó, hace rato, no tengo donde ir, algo me late y no es mi corazón, cómo no sentirme así?”

    Me gusta

    Responder
    • Yo también tengo casos cercanos de problemas (el peor que te puedas imaginar) de adicción. Y mantengo con mayor fuerza que el problema no era el abuso de sustancias, el abuso era consecuencia de su no poder manejar su “vida”. Los problemas venian de antes del día que por al´gun motivo agarró la botella o se metió por la nariz el polvito…

      Por ello, con respeto discrepo. Creo que seguimos perdiendo el norte de la cuestión. La mayoría de los consumidores, no tienen problemas de consumo. Esto no quiere decir que debe ser un “viva la pepa” o “no hace nada” o que una parte (minima, un 10% a veces un poco más) de consumidores van a ser adictos y otro porcentaje de ellos sufrirá y sifrirán sus familias. Que fuman los adictos al juego? que se inyectan los adictos al sexo? Quizás de todo, porque son “adictos” y un adicto no lo hace solamente una sustancia de por sí, lo hace en mayor medida el entorno social (valores, familia, contención, proyecto de vida, posibilidad de futuro), la psiquis de la persona (hay cosas que están rotas o se rompen).

      Vuelvo sobre el mismo tema. Sabemos que el alcohól arruina más vidas y el tabaco mata millones y vivimos con ellos con los cuidados del caso e incluso consumimos esas drogas legales en familia, (si me preguntás a mí, no deberíamos, las drogas son cosas de adultos y nuestra naturalización total de las mismas en el entorno familiar sólo nos juega en contra) Pero, no se cae el cielo como no se caerá el cielo dentro de unos años cuando la marihuana regulada sea algo más naturalizado. El consumo de marihuana es alto no importa si es regulada o prohibida, y seguirá siendolo de cualquiera de las dos maneras. Como prevenir los casos de gente que no podrá manejar el tema? Me juego (y es una opinión personal) a que un mercado regulado, sin publicidad, con políticas preventivas, como se ha hecho con tabaco, con control, genera una sociedad más sana. Si, más sana en todo sentido.

      Y desde ya que mi “defensa” de la libertad de consumo nada tiene que ver, como me dice un amigo: apología a las drogas. No, es apología a la libertad y respeto por las decisiones de los demás adultos que con información, tomarán responsabilidad de sus actos.

      Burgess

      Me gusta

      Responder
      • Esta charla podría seguir terabytes…y yo seguiría sin poder manejar mis miedos. Sigo pensando que muchos jóvenes no entran a consumir por tener problemas sino por no tener problemas… para consumirlo.
        Hay una cosa que la miedosa vejez me enseño y es que de las adicciones no se vuelve, te acompañan para siempre, son una fiel y convincente compañera de ruta.
        Abrazo… medalla y beso

        Me gusta

      • Vamos a tener que hacer ese asado Guayabox, para esuchar buena música y charlar todas estas cosas y más. El cielo no se va a caer, como no se cayó cuando los chicos comenzaron a escuchar Rock And Roll. jeje
        El consumo ya existe por lo que entiendo que la regulación sólo puede aportar beneficios en cuanto a naturalizar una práctica (consumo) que es legal pero que está condenada por el prejuicio. De las adicciones se sale o se vive con ellas con ayuda, un primer paso es dejar de considerar al adicto un delincuente o mala persona por la sociedad, la condena social ayuda a mantener esas cadenas bien tirantes.

        Pero, esperemos algún otro aporte así no monopolizamos el blog que el Salmón nos va a echar.
        abrazo.

        Me gusta

      • para el asado que llevamos? porros o un poco de coca para esnifar?

        Me gusta

      • Pusiste Burguess por el autor del libro ? Me refería a la escenografía con los vinilos y el microcass, que pertenece a la visión particular de Kubrick y del momento de la filmación. Los vinilos LP existían cuando Burguess sacó el libro, pero el cass no.
        Te diste cuenta que en la disquería hay discos conocidos? Jethro por ejem y una guiñada a 2001 con el LP de la banda sonora

        Me gusta

      • recordaba el disco de 2001, no el de Jethro.
        Acabo de volver a mirar la escena y reconocí los siguientes discos
        Keef Hartley Band
        rare Earth
        Tim Buckley
        magical mistery tour (en la parte de arriba de la diskeria cerca del techo cuando Alex le da un papel reclamando un disco que había pedido hacía tiempo
        Atom Heart Mother (idem)
        Tommy (idem)
        After the gold rush (idem)
        Mongo Jerry

        pero jethro no lo veo

        Me gusta

  10. Salmón si trae esas “cositas” no se olvide los preservativos Total.. si se va el balde …que se vaya la cadena!

    Me gusta

    Responder
    • Se me escapó Burgess ya que pensaba escribir algo sobre esa visión de futuro distópica, pero como a su vez, edité mi comentario más de una vez, al final perdí el hilo y la inspiración. Jeje.

      Cuando ví la película por primera ysegunda vez se me escaparon esos detalles. La volveré a ver con ese apunte. Kubrik era brillante.

      El que consume coca para un asado está pasado (salió para letra de canción). Prefiero la coca light.

      Me gusta

      Responder
  11. Salmón vengo de su Post nuevo tratando de entender la última parte, en donde metió una dosis de misterio e intriga que da un nuevo tinte a su blog. Mañana más despabilado lo voy a leer de nuevo. Seguramente me nubló un poco la risa que no pude contener, pensando que se tomó el trabajo de revisar la Naranja para confirmar que Jethro no estaba. Me alcanzaba con que me lo negara “de oficio”, me hubiera sentido satisfecho, le iba a poner también a su otro amor el Dylan, pero la “guiñada” hubiera sido muy evidente. Recuerdo que jugué más de una vez con un amigo a identificar esos LPs, en épocas de cine apenas sacamos el Beatles , 2001, y Mungo, luego con el VHS 4cabezas y su imagen congelada ya no tuvo más gracia (llegamos a especular sobre títulos, con lo poquito que se veía cuando movían los discos)
    PD mire que no tiene nada que ver lo del Día del padre, no vaya a creer que lo quise tener “de hijo” (quise joderlo, pero no tanto)

    Me gusta

    Responder
    • vi esa película infinidad de veces, la tengo en formato digital. Si bien nunca se me dio por identificar cuáles eran los discos que allí estaban seguro que si hubiera habido algo de Jethro a la vista no se me hubiera pasado desapercibido. Pero… podía ser. En cambio descubrí esos otros discos y seguro que debe haber más. La escena está filmada en un tono como nebuloso,onírico y entonces algunas tapas aparecen borrosas.

      Salud, my dear alex

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: