Canal RSS

LAS INVASIONES BÁRBARAS

Publicado en
LAS INVASIONES BÁRBARAS

 

Y al final pasó lo que tenía que pasar. En un post de hace pocos días (https://salmonbizarro.wordpress.com/2016/11/19/inteligencia-y-progresismo-parte-5-la-inteligencia-aplicada-al-ftbol/) nos referíamos a la falta de inteligencia aplicada a nuestro fútbol, en particular a buscar soluciones para frenar la violencia; de alguna forma nos anticipábamos a lo que podía llegar a pasar, dada la imagen de desconcierto que daban todos los responsables vinculados al fútbol. Nunca nos imaginábamos que la situación iría a tomar la magnitud que tomó en ocasión del último y frustrado partido clásico. Pero, mirado en retrospectiva, (siempre es fácil opinar con los diarios del lunes) era lógico que algo como esto ocurriera.

No voy a abundar sobre los hechos que todos conocemos, la garrafa, los saqueos, las corridas y enfrentamientos con la policía o la “receptación” de refrescos robados. Pero quiero hacer algunos comentarios sobre la extensa exhibición de falta de luces que se vio en estos días, en que los medios se llenaron de expertos que salen a talentear y de gente que se rasga las vestiduras por el destino del fútbol.

En primer lugar fue lamentable el espectáculo que dieron dirigentes y autoridades respecto a la indecisión que tenían sobre si el partido se jugaba o no. Ante una situación de este tipo debería existir un protocolo de actuación y al momento de comienzo del partido ya debería estar resuelto si se jugaba o no, y no esperar como una hora para resolver. Por otra parte no quedaba claro quién era el que tenía las potestades para hacerlo. En el escalón más alto, el Ministerio del Interior, al ser un espectáculo público y al estar en peligro la seguridad de mucha gente ¿no podía resolver por sí la suspensión del espectáculo, pasándole por arriba a todo el resto de los involucrados? Es, en definitiva quien tiene como misión velar por la seguridad pública. Pero en lugar de decidir pasó la pelota para abajo. Bajando un escalón está el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol. ¿No podría haber tomado él también la decisión de suspender? Tampoco. Le pasó la pelota a los dirigentes de Peñarol y Nacional quienes se enzarzaron en discusiones respecto a qué hacer, y por supuesto, no se ponían de acuerdo porque tenían intereses opuestos. Que si suspendía, que si se desalojaba la Amsterdam, que si se jugaba así como estaba, que si se anunciaba que se jugaba el miércoles a puertas cerradas. Está claro que a Nacional le convenía jugar con su hinchada entera – y, más allá de algún cartel fuera de lugar, tranquila, justo es decirlo – y que Peñarol hacía todo lo posible para que no hubiera una suspensión que le hiciera perder los puntos, tal como marca el reglamento en ese caso y  que luego efectivamente ocurriera. Todos miraban mezquinamente sus intereses. ¿Qué tenían que decidir los dirigentes de Peñarol y Nacional? La decisión tenía que ser a otro nivel. Finalmente el Jefe de Policía le trasmitió al árbitro del encuentro que no podía garantizar la seguridad del espectáculo. No dijo “prohibimos que se juegue”, sino “no podemos dar seguridad, decida usted, Sr. Juez”. Y efectivamente, quien terminó “decidiendo” fue el árbitro, al decir que sin seguridad no se podía jugar. Los periodistas se hicieron eco de esta parodia dejando bien en claro que había sido el juez el que decidió suspender el partido, como si a él le hubiera quedado otra opción. De esta forma dejaban “bien” a los dirigentes, en el sentido de que ellos querían que se jugara. Así a este coro se sumó el presidente de Nacional: “Nacional quiso en todo momento que el partido se jugara. El partido sólo se suspendió porque el Ministerio del Interior no pudo garantizar bajo ninguna circunstancia al juez las condiciones de seguridad para que se pueda empezar a jugar”. http://www.ovaciondigital.com.uy/futbol/nacional-jose-luis-rodriguez-clasico-uruguayo-especial.html Queda claro que nadie quería quedar ante la opinión pública como el responsable de la suspensión. Lamentable

Luego de tomada la decisión empezó la lluvia de lugares comunes de los periodistas deportivos: “estamos corriendo a la gente del fútbol”, “esto es obra de 200 inadaptados que no son hinchas”, “hay que hacer que la familia vuelva al fútbol”, “todos somos un poco culpables”, “una pena que esto que tenía que ser una fiesta terminara así”,”esta sociedad está enferma”, “hemos tocado fondo” “la mayoría de la gente quiere venir a alentar a su equipo en paz”, “el que sale perdiendo es el fútbol”, “aquí hay que buscar soluciones radicales”, “no es posible que estas cosas sigan ocurriendo”, “los violentos se salieron con la suya”.

Y, por supuesto, no faltó el otro reclamo, que se ha hecho también lugar común: pedir la renuncia del Ministro del Interior, Bonomi (un clásico) por parte de la mayor parte de los políticos de la oposición que trataban de aprovecharse de la ocasión para llevar agua a su molino. Entre ellos el más notorio – por su doble condición de político y ex-dirigente vinculado notoriamente a Peñarol – Edgardo Novick, quien salió a despotricar con todo contra el Ministro, lo cual le mereció una muy atinada respuesta del periodista Gerardo Sotelo.

Después están los que se victimizan; claramente el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani, hablando de lo injusto que es todo esto, de que nadie le había informado de lo que iba a pasar y qué culpa tiene el club de que unos inadaptados con camiseta de Peñarol hayan hecho desmanes. En otras palabras “yo no tengo nada que ver”. (“ni papá cuando contrató a los “becarios”). Unido a esto comienzan las estupideces de tratar de marcar culpas en el otro. Así, el vicepresidente de Peñarol, Rachetti, criticó que los jugadores de Nacional fueran a saludar a su hinchada después que se suspendió el partido, cuando realmente estaban en todo su derecho, ya que el comportamiento de ésta fue totalmente correcto; y además trató de echar más leña al fuego tratando de revolver basuras del pasado reciente, señalando que todo esto había empezado por la muerte de un hincha de Peñarol a manos de hinchas de Nacional en Santa Lucía. ¿A santo de qué hace estas declaraciones si no es para buscar generar más lío en lugar de colaborar para encontrar una solución?.  http://www.futbol.com.uy/contenido/-Que-los-jugadores-de-Nacional-vayan-a-saludar-a-la-hinchada-fue-condenable–dijo-Rachetti-327514

Luego vino el show de los periodistas. Después de terminada su orgía de lugares comunes tuvieron su oportunidad de empezar a filosofar y talentear. En Teledoce hicieron un programa especial y llevaron  al subsecretario del Interior Jorge Vázquez y al Jefe de Policía Mario Layera, quienes comenzaron a explicar las razones de su proceder. El periodista Álvarez de Ron, que se ve que piensa que ser buen periodista es tratar de ser impertinente con el entrevistado, les preguntó por qué la policía no había entrado a desalojar la Tribuna Amsterdam. Layera le dijo que era por una cuestión táctica y cuando se disponía a explicar en qué consistía esta táctica el periodista, de forma por demás insolente y desubicada no lo deja hablar y – haciéndose el crack – le espeta irónica y agresivamente:  “pero se ve que la táctica no les salió muy bien”, con lo cual no lo dejaba explicar nada. Y así hacía con toda cosa que decía cualquiera de los dos entrevistados. Realmente un mediocre que intenta compensar sus limitaciones tratando de hacerse el incisivo. Al final la remató sugiriéndole a Vázquez que eran mucho más intolerantes con Peñarol que con Nacional y recordándole lo del hincha de Peñarol muerto en Santa Lucía. Parecía un nene chico increpando un “vos me pegaste primero”, preguntando más como hincha que como periodista. Luego el pintoresco y narcisista Julio Ríos, después de autodefinirse descaradamente como “periodista de investigación” (“nosotros, los periodistas de investigación ¡!!”) se mandó dos comentarios imperdibles. En primer lugar se puso a pontificar sobre los problemas de nuestra sociedad en onda soy-sensible-a-los-problemas-sociales-yo-sé-de-esto, a tratar de buscar explicaciones profundas de lo que ocurría y allí hizo referencia – como si estuviera descubriendo la pólvora – a la cantidad de jóvenes que no terminan el liceo o la escuela y que esos son potenciales integrantes de estos grupos violentos. Pero luego, siguiendo la misma línea de razonamiento se hizo un entrevero y manifestó que muchos de los culpables del asesinato del hincha aurinegro en Santa Lucía tenían estudios terciarios. ¿en qué quedamos? ¿no era que los violentos eran quienes no habían terminado la escuela? Luego  sostuvo la tesis de que lo que había hecho Peñarol de darle entradas a los líderes de los barra bravas para que ellos desde adentro controlaran la seguridad de la Tribuna era lo correcto, ya que no había otra forma de ejercer dicho control. En otro momento le hicieron un reportaje a un sociólogo “experto en análisis de cánticos”, (así lo presentaron), quien se ganó sus cinco minutos de fama explicando obviedades: que los cánticos tienen contenido agresivo, que la gente cuando canta no agrede físicamente, pero sí de palabra, que no solo los violentos cantan y varias banalidades más. Periodistas de investigación, expertos en análisis de cánticos. Ciertamente no faltó nada.

Y para viajar un poco en el túnel del tiempo, queremos compartir una entrevista que le hicieron al Dr. Da Silveira, hace casi 30 años (1988). En ella se ve como, ya en aquella época, estaban instalados prácticamente los mismos problemas que ahora – no con la misma magnitud, por supuesto – lo que muestra todo el tiempo que se perdió por falta de capacidad para encarar esta situación. En la entrevista se ve como, además de los lugares comunes de: “se ha corrido a la familia de las canchas”, “lamentablemente las autoridades han estado totalmente omisas en la represión de estos incidentes”, y la mención de la problemática social como causa última, (además de algún “han habido” que se le desliza al Dr), ya se habla del vínculo entre los dirigentes y las patotas, de como los clubes de fútbol las financian, les dan entradas y apoyo logístico. Y también marca las culpas del ministerio, el parlamento y la justicia por no actuar. Es curioso además las alusiones que hace a los avances tecnológicos que permiten identificar a los delincuentes (teleobjetivos que permiten sacar fotos desde 300 metros!!). Nada nuevo, como se ve. La entrevista corresponde a una parte de una de las películas de culto del cine uruguayo: “Acto de violencia en una joven periodista

Como no podía ser de otra manera no faltaron los que le echaron las culpas a las redes sociales. Varios periodistas deportivos (de investigación y de los otros) así lo hicieron, mostrando su espíritu cavernícola, demonizando una vez más los maravillosos instrumentos de comunicación que la tecnología hoy nos pone a nuestro servicio, por el hecho de que a través de ellas algunos patoteros promovieron la violencia y organizaron los disturbios. Como si dijéramos que es mejor que los seres humanos no tuvieran manos porque con ellas pueden empuñar un arma o no tuvieran inteligencia porque la pueden utilizar para diseñar cosas destructivas.

También el Presidente de la República tomó participación. Desde España, donde se encuentra en medio de una gira, se mostró duro y enérgico, dijo que había que reprimir  con toda firmeza (“si la policía tiene que sacar a alguien del forro lo va a sacar”) y se mostró asombrado porque de 200 detenidos luego del intento de asonada solo uno había quedado detenido. La reacción ante el enojo de Tabaré – que seguramente le debe haber hecho ganar algunos puntos en su popularidad – no se hizo esperar. El Ministerio del Interior que había calificado el operativo de “exitoso” dijo que de aquí en más iba a ingresar a las  tribunas del Estadio y que el último anillo de la Amsterdam no se iba a habilitar. Y el Poder Judicial hizo lo suyo. Un juez procesó con prisión por el delito de “receptación” a siete pelotudos que se sacaron selfies con las latas de coca-cola robadas que le habían sido proporcionadas por los barra bravas (o vendidas, o las encontraron tiradas, vaya a saber) y las colgaron en facebook y todavía encima se etiquetaron. Sí, leyeron bien, por esa pavada los procesaron con prisión – una exageración, podían haberles dado prisión domiciliaria o mandarlos a hacer trabajos comunitarios – mientras los autores de los robos y destrozos quedaron sueltos. Es que algo había que ofrendarle a Tabaré para calmar su ira, y al no poder capturar a los peces gordos le ofrendaron  siete pelotudos. Unas horas después cayó el culpable de tirar la garrafa, y el juez lo procesó por intento de homicidio muy especialmente agravado.  Y aquí cabe un comentario que ya he hecho en otra oportunidad.(https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/10/25/por-qu-a-los-delincuentes-los-llevan-presos/). Cuando le preguntan a un juez cu’anto le podía caber de cárcel al culpable señala que si la garrafa hubiera matado a alguien le hubieran cabido 15 años de prisión por homicidio. Como eso no ocurrió le tocan solo 5. ¿a ustedes les parece que 20 o 30 cm de diferencia hacen a una persona tres veces menos peligrosa? No debería haber demasiada diferencia entre un homicidio o un intento. El individuo que intenta matar es igual de peligroso para la sociedad, sea que haya cumplido su objetivo o no. Y también cabe preguntarse: si el descerebrado que tiró la garrafa hubiera tenido un poco más de puntería y ésta hubiera caído en la cabeza del policía…¿el Ministro hubiera dicho también que el operativo fue exitoso? . Bueno, ya sabemos que los grandes personajes de la historia siempre han tenido algo de liga también.

¿Cómo debemos juzgar todo esto? ¿A quién hay que echarle la culpa sin entrar en lo obvio de buscar las explicaciones en la creciente marginalización que sufre un sector de nuestra sociedad, avance del narcotráfico y todas las gastadas explicaciones? La más fácil de todas es echarle la culpa al Ministerio del Interior y de paso sumarse al coro de los que piden la renuncia de Bonomi. Pero, más allá de los innegables problemas de comunicación que tiene el Ministro. no sé si realmente ha actuado tan mal, o por lo menos si ha actuado tanto más mal que otros actores. Según dicen los que saben la policía ha sido la que – en el pasado – ha recomendado que los dirigentes encarguen a los jefes de las barras bravas el control de la seguridad en las tribunas, lo cual – como vimos – cuenta con la aprobación de algunos referentes del medio, como Julio Ríos; estrategia que luego dejaron de alentar, por lo menos en el caso de Peñarol, lo cual habría desencadenado toda la escalada de violencia. Recordemos que el detonante de lo que ocurrió en el clásico fue la negativa de dirigentes y jugadores de Peñarol de darle – en esta oportunidad -entradas a los barras bravas. ¿Es correcta esta estrategia de encargarle a los jefes de las bandas el control de sus compañeros?   En la antigua Roma, el viejo imperio no podía mantener sus fronteras, acosado tanto por su resquebrajamiento interno como por los ejércitos de distintos pueblos bárbaros que lo atacaban. Lo que se les ocurrió a aquellos emperadores en decadencia fue encomendarle la defensa de los límites del imperio a algunos de los propios generales y ejércitos bárbaros. Al principio lograron detener a los  invasores. Pero a la vez, se les dio poder y ya sabemos cómo fue que terminó esto: fue el golpe de gracia para el Imperio Romano. Esto es exactamente lo mismo: encargarle a los barras bravas que se encarguen de la seguridad de las tribunas implica darles poder y terminar cediendo a sus exigencias. La prueba está en que, cuando la dirigencia de Peñarol cambió su actitud, a sugerencias de la policía, y se negó a repartirles entradas gratuitas se desató toda la ola de represalias que terminó en lo que terminó. Puede que en Nacional esta táctica, por ahora funcione. Pero es también una bomba de tiempo. Basta en que en algún momento los “referentes” no estén, o que algún otro líder quiera sustituirlos para que se arme ahí también. Lo que sí creo que se le puede cuestionar al Ministerio es   el haber dado tantas marchas para adelante y para atrás en varios  temas, aunque también, hay que decirlo, es preferible corregir un error que seguir tozudamente haciendo siempre lo mismo cuando esto no da resultados. Ahora parece que – finalmente – la policía va a estar presente en las tribunas. Pero, como dijéramos en un post anterior tampoco los dirigentes ayudan aplicando un poco de inteligencia a solucionar los problemas. Sin entrar a opinar sobre la posible existencia de otras intenciones, claro está.

Una prueba del desconcierto de todos los involucrados fue una propuesta que – según informa el Semanario Búsqueda – hizo la Asociación Uruguaya de Fútbol en una reunión con la Secretaría Nacional de Deporte para dar un mensaje contra la violencia luego que ésta les informara que los informes que manejaba inteligencia eran preocupantes. La idea era  que – apenas comenzado el clásico – uno de los equipos se hiciera un gol en contra y luego el otro le retribuyera de la misma forma, para luego imponer el slogan: “con la violencia nos hacemos todos un gol en contra”. Una total ingenuidad, sin duda. Me puedo imaginar a los barras falopeados, borrachos y cantando canciones de muerte cambiando de actitud al escuchar tan noble proclama. Pero ni en eso se pusieron de acuerdo los equipos. Seguramente, en el fondo, ninguno de los dos querría ser el primero, ya que desconfiaría de que el otro le devolviera el favor. Igual, si se hubieran puesto de acuerdo, no hubieran tenido tiempo de hacerlo. Las invasiones bárbaras tomaron antes el estadio.

Y pensar que queremos organizar un mundial. En ese caso nos quedan apenas 13 años para echar a los bárbaros.  Seguramente para esa época ya tengamos las famosas cámaras de identificación facial sobre las cuales todos coinciden que sería la solución a los problemas. No sé si esta idea funcionará o no, pero me da la impresión que todo el mundo está apostando a esto como si fuera una solución mágica.  Tengo mis dudas de que esto cambie mucho. Ojalá me equivoque.

Anuncios

»

  1. Pablo Crossroads

    Estimado Salmón, esto más que las invasiones bárbaras es crónica de una muerte anunciada, y una muestra de hipocresía enorme intentar referir los hechos del clásico a el injustificable y condenable crimen de Santa Lucía.
    Solo desde que comenzo el año la hinchada de Peñarol logró suspender un clásico de verano en que perdía 3 a 0 para evitar males mayores, asesinaron a Pablo Montiel en Villa García, luego de Nacional -Palmeiras, cuando circulaba por la calle con su novia y vistiendo una camiseta de Nacional(no hubo tanto escándalo como lo de Santa Lucía y fue un crimen igual), hirireron en una pierna de un balazo a un pibe en El Pinar pidiendole que entregara la bandera de Nacional, asaltaron puestos en la Amsterdam,y cuando fueron sacados de allí( en una medida solo digna de un estúpido) y mandados a la Olímpica, asaltaron los puestos de la Olímpica. Roban en el parking de su estadio, ponen peajes a quienes van del parking al estadio, roban en los baños de la Amsterdam y en los baños de su propio estadio, agredieron a varias hinchadas en el lejano estadio cercano a Pando, tiraron botellazos desde la tribuna principal a los jueces y policías, invadieron la cancha de Centenario cuando salieron campeones y la cancha de su propio estadio cuando perdieron con Plaza, le dieron dos balazos a un pesado en el baño de la Amsterdam, asesinaron y prendieron fuego a la mujer de uno a quien ya habían asesinado el año pasado, apedrearon jugadores y dirigentes luego de un par de derrotas, invadieron la concentración para reclamar no perder los beneficios que tenían, y algunas más que de memoria no recuerdo.
    Que más se podía esperar? Ojalá que los vayan metiendo presos a todos, incluso al dirigente que les paga la pintura para enchastrar paredes por kilómetros y que ya fuera llevado a declarar, que se asegura que es el mismo que hizo echar a un periodista en del diario Marca de España por un artículo que no le gustó.
    Le aclaro que Rachetti no es vicepresidente. Es solo un miembro de la Directiva, que entró por la oposición y enseguida se dio vuelta. Lo conozco bien, muy bien. Ex vecino. Un ser enormemente ambicioso con poco raciocinio y una alta opinión de si mismo.
    Lo de la bandera que presuntamente aludía a los hechos de Santa Lucía, no fue fotografiada dentro sino fuera del estadio y solo entró una parte de ella que hablaba de unos pibes del skay. Nadie que no fuera un entendido en barras la comprendió. Solo humo, que algunos idiotas ayudan a que se produzca, para tapar lo intapable.
    No creo que haya mezquindad en querer jugar con público.
    En cuanto al Ministerio, fue más de lo mismo. Hubo cosas inolvidables. la frase de Bonomi “el operativo fue un éxito”, cuando el partido, orígen, justificación y destino del operativo, no pudo jugarse. Y la del hermano del Presidente ( pongo el parentesco porque no hay otra explicación para su cargo): al enumerar los 5 puntos exitosos del operativo , el 3º fue: no se produjeron disturbios durante el encuentro. Si no se jugó!!!!
    Pero el paroxismo de la estupidez la dio el inefable Junior: cuando llegué a Peñarol, en 2008, el club estaba tomado por los barras. Sin darse cuenta, intentando demostrar un combate que nunca libró, de pasada dejó pegado a su padre, que era quien gobernaba antes que él!
    Nacional no es una maravilla, pero logró crear conciencia en sus barras de lo peligroso que puede ser para el club que hagan lío. Mientras los que entienden esto sean más que los nabos que nunca faltan, las cosas seguirán marchando aceptablemente. Igualmente yo me mantengo lejos de la Abdón Porte, pero las pocas veces que voy al estadio lo hago a la Colombes y nunca tuve ningún problema. Es más, contra Boca tuve que ir a la Abdón y mi única queja fue que ven el partido parados y se sientan en el intervalo, al revés de lo que debería ser. Y mi dolor de cabeza por el ruido constante.
    Habría mucho más, pero con esto alcanza por mi parte.
    PD: Danubio se queja de que al darle los puntos Nacional alteran lo deportivo. Recordemos nada más, que este mismo año, en el Clausura 2015-16, Danubio perdió con El Tanque, reclamó los puntos, se los dieron, con esos logró desplazar de 3º al 4º puesto a Defensor en tabla válida para la Copa Sudamericana y El Tanque descendió. Ahí no hubo antideportividad? No, tampoco, solo hubo aplicación de reglamentos.
    Cínicos, hipócritas, el denominador común, hoy me acuerdo si me favorece, mañana me olvido si me perjudica. Y a prensa deportiva, sabe, calla y otorga.
    Y si mi comentario parece flechado, quizás sea así. Pero desmiéntame algo!

    Me gusta

    Responder
    • Estimado: no se trata de un tema de contar quienes tienen más muertos en sus espaldas, si Peñarol o Nacional, o quien es mejor, o justificar esto o aquello porque se es de un equipo o del otro. Esto es una podredumbre que alcanza a todo el mundo, No se es mejor ni peor persona por ser hincha de uno u otro equipo. normalmente en esto los hinchas de Peñarol reaccionan echándole la culpa a los de Nacional y los de Nacional a los de Peñarol. Y no pasa por ahí. Uno puede entender que en política los que son del frente justifiquen todos sus errores y le echen la culpa a blancos y colorados y que los blancos y colorados hagan lo mismo pero al revés. Todo porque en el fondo defienden (mal) una ideología Pero esto es un juego, vamos !!

      Me gusta

      Responder
      • Error! “Esto es un juego, vamos!!” jaja. Salmón, vamos!!!

        Me gusta

      • Pablo Crossroads

        No Salmón, no estoy buscando demostrar que una hinchada es peor que la otra (aunque lo tengo claro…no por los colores sino por quienes los han apadrinado historicamente) sino de exponer los motivos por los cuales pienso que esto que pasó era la crónica de una muerte anunciada. Mirando los acontecimientos , sin ir más atras que el último año, se veía venir.
        Y la podredumbre no alcanza a todo el mundo, ni a mi, ni a mis hijos ni a la mayoría casi absoluta de quienes conozco, esta podredumbre no la alcanza. Es como decir que “todos los políticos son lo mismo”.
        Y el fútbol, de juego, no tiene nada! Es un deporte profesional, donde se mueve dinero, pasiones, negocios legales y de los otros, donde se logran condiciones de vida que algunas personas , por otro medio, nunca podrían alcanzar. De que juego me habla??? Solo los hinchas, aquellos que no obtenemos nada más que el disfrute o la tristeza, somos quienes podríamos llegar a considerarlo un juego, pero con muchos reparos.

        Me gusta

  2. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    en estos casos los responsables de haber creado esto no se quieren reconocer como tales,seria como esperar que el papa declare que dios no existe

    Me gusta

    Responder
  3. Ya dija le otra vez que no hay intención de “devolver” el futbol a las familias, porque cuando estas vuelvan, se acaba el “fútbol uruguasho” que tanto gusta a muchos y da de comer a tantos.
    La culpa para mí, opinando desde mi casa, es de los clubes en primera medida, la AUF el MI etc. Acaso en Cerro no bajaron a un presidente electo a las piñas? y ese club sigue afiliado y jugando? han visto el cesped del “estadio” de ese club? Y las pedreas en esa cancha y las afueras? jeje.
    Nada, le dieron de comer a la bestia y ahora no la pueden echar.

    Yo pregunto, que hacía la policia papando moscas debajo de las tribunas? esperando que hicieran puntería con algún proyectil? Porqué están ahí? Si van a entrar, entran. Si no, se apartan a distancia para que no pase lo que casi pasó. Todo, lamentable. De País de cuarta. Como dice Salmón, no hay procedimiento para nada. No hay un protocolo y nadie sabe que se tiene que hacer ante nada.

    en fin.

    Me gusta

    Responder
    • Pablo Crossroads

      Mientras la palabra represión les siga dando alergia, nada cambiará. Hicieron un poco de inteligencia, investigaron un poco luego del desubicado e inconstitucional rezongo del Prescindente y aparecieron un montón de implicados. Eso sí , murmullo y su fiel canino solo ven culpas en el resto. De la esposa del Ministro, diputada, aparentemente advertidora de pinchazos telefónicos y notoria barra brava, ni una palabra. Caso cerrado. Y para asegurarlo, se nombra jefe de seguridad de Peñarol al padre de la jueza que llevaba el caso y lo cerró. Mas enterrado que los mineros chilenos y sin nadie que se anime a poner la cápsula para subirlos.
      Salmón no es problema de los colores dePeñarol o Nacional, sino de las personas y sus actitudes y no todo está podrido. Eso sí, si queren eliminar la violencia del fútbol, comiencen por sacar del forro a Fedorschuk….

      Me gusta

      Responder
      • Coincido. Si cuando hay que reprimir, tienen miedo… Lo de la esposa del Ministro es de país bananero. Increíble que siga en el cargo el Ministro luego de eso… Pero sabemos que acá nadie renuncia cuando en países en serio por cosas menores la verguenza les hace dar un paso al costado y pedir disculpas.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        p.666 hay que Aggiornarse, en este pais la “vergüenza” es como una tv en blanco y negro, difícil encontrar alguien que la tenga y que la use

        Me gusta

  4. Salmón, ¡muy bueno y cómo me gustan las analogías con el imperio romano! No tengo mucho más palabras para lo escrito por usted en este caso, señal clara de las concordancias.

    He sabido discrepar rotundamente con Crossroads pero esta vez coincido en muchos puntos importantes. El fútbol al que nos referimos no le queda ni una pizca de juego. El fútbol como juego hoy sólo se puede encontrar en alguna cancha de fútbol 5, de fútbol sala y de fútbol 11 mucho menos, algunos campeonatos muy chicos tipo el universitario pero igual con varios reparos. El fútbol del que estamos hablando hoy no tiene nada de juego, es negocio, es lavado, es política, es poder, y para los pobres jugadores son riquezas inimaginables, lujos, autos, mujeres, viajes, eso es el fútbol, de juego no le queda nada.

    Sí discrepo en ver el asunto como una barra vs la otra. Es un problema que está en todos los niveles y clases de la sociedad (*importante*: esto no es lo mismo que decir que somos todos así, ni tampoco que somos todos responsables), desde los dueños de las financieras y estudios como el de Damiani o el de Posadas, bis y Vecino, que son ladrones de guante blanco y hacen muchísimo más daño que el ladrón sin guantes que te entra en la casa o te roba por la calle. Ojo que no defiendo a estos últimos, pero si pido cárcel y mano dura es para ambos, primero para el que tiene la mejor educación, muchísimas facilidades económicas y de todo tipo, pero igual elige el camino más fácil, el más indecente, el menos honesto, maximiza ganancias sin reparos éticos. Después para el que hace exactamente eso mismo pero habiendo nacido entre la mugre y el desprecio, maximiza ganancias sin reparos éticos, exactamente lo mismo. Mano dura. ¿Es obvio a cuáles les tiene que llegar primero la mano dura no?

    Volviendo a las barras, en nacional no ha pasado un poco por suerte y otro poco porque es cierto que la dirigencia es muchísimo menos mafiosa que la de Peñarol. Hay un documento muy interesante, o más que interesante asombroso, el testamento de Perel ( http://www.espectador.com/politica/337814/los-antecedentes-de-juan-pedro-damiani ), que fue escrito por Mauricio Perel, quién luego fuera ejecutado junto a su esposa en el 2001. No tiene desperdicio, vale la pena leerlo de principio a fin, es increíble. Ahí ya nombra a Damiani como parte de la triangulación mafiosa para aquellos robos de guante blanco. Y ojo, por ser de guante blanco en la superficie no significa que no dejen un tendedero de muertes y miseria muchísimo más grave que los 200 barras de Peñarol, más grave en números fríos y duros, más muertes, más violencia, mucho más violencia que los 200 barras de Peñarol.

    Respecto al que siente alegría o experimente alergia al escuchar la palabra represión, me parece que los están enfermos. ¿Hay que reprimir? Sí. ¿Pero esa es la solución a algo? No. Si no se piensa en los problemas de fondo, políticas de fondo, trabajo, educación, y toda lo de siempre, la represión no cambia nada. Sólo hace que los bandos se armen (con armamento, ya sean palos, garrafas o Ak47), se fortalezcan, se tornen más violentos.

    ¿Alguien cree que un barra brava al que le digas y le demuestres que lo vas a cagar a palos cada vez que se comporte de forma incorrecta, va a dejar esa vida y ponerse a estudiar Historia de la Filosofía? No creo. Terminará tirando alguna garrafa o algo por el estilo. Es tan simple.

    Y para cerrar, Salmón, coincido plenamente, ni los espejitos de colores, ni la magia de Harry Potter, ni la tecnología y las cámaras de alta definición con la última versión de software, van a solucionar el problema. Eso ya se sabe. Siempre se supo. Pero también como siempre, seguimos comprando espejitos de colores.

    Me gusta

    Responder
    • Corrección: donde dice “me parece que los están enfermos” debería decir “me parece que los dos están enfermos”.

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        varios items de un nihilista sobre este tema : los llamados “barras” no son simpatizantes del equipo son solo mercenarios a la orden del postor.si mañana este equipo les retira los beneficios, $$$ entradas y libertades en la tribuna y aparece otro supongamos “el torque o cerrito” y les ofrece los mismos beneficios por ir a la cancha sin dudas estarán con ellos,el resultado para ellos es lo de menos,poco les importa, otro item es el circo que nos lleva a estar en la tribuna o tras la tele y decir “ganamos” “como metimos” sin mover un real musculo nuestro, transferencia que le dicen,lo ideal es o ponerse los cortos e ir a la rambla o a un parque a moverse o como minimo ir al boliche del barrio a jugar al truco o al casin y ahi si decir “ganamos” “corrimos” “caminamos” o lo que sea con nuestro propio movimiento,pero bueno algunos hacemos solo el ejercicio de pagar el cable (cosa que no tengo pero que es asi) Saludos y quedo a la espera de los palos con el casco puesto

        Me gusta

  5. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    perdon Noma me podría explicar si no es mucha molestia la diferencia entre religión y fanatismo ? ya que mi humilde razonamiento no ve diferencia entre ambas,desde ya gracias por desasnarme

    Me gusta

    Responder
    • Igno, perdón pero me aburriría muchísimo escribiendo las diferencias. Son muchas, muy profundas y muy extensas, aunque no por eso dejan de ser simples y triviales. Perro más arriba ya daba alguna pista. Pero es mucho más. Es como escribir las diferencias entre una mesa de madera y un árbol. Es demasiado… no puedo.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Hola Noma, perdone que me meta donde no me llaman y seguramente una vez que lo haga, desearía no haberme metido.

      Religión para la RAE:
      1. f. Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto.
      2. f. Virtud que mueve a dar a Dios el culto debido.
      3. f. Profesión y observancia de la doctrina religiosa.
      4. f. Obligación de conciencia, cumplimiento de un deber. La religión del juramento.

      Fanatismo: lo que se desencadena en el Igno cada vez que ve, percibe, huele, siente, sospecha, algo vinculado a cualquier religión….
      jijiji

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        PC que condiciones tienen que cumplir dos palabras diferentes para ser sinónimos ? porque “la Internet” puede estar equivocada como por ejemplo pareciera esta: http://www.diccionariodesinonimos.es/devoto/
        que tiempos aquellos en que uno decia, yo se que tal cosa es asi porque lo dijeron en la radio,hoy ya no se puede confiar en nada

        Me gusta

      • Hola Pablo, yo siempre me meto donde no me llaman así que quién soy para negárselo a alguien; es más, si puedo hasta lo fomento. No había querido copiar la definición de la RAE pero debo admitir que complementada con la otra queda muy bien, jeje.

        Igno, me parece que el concepto de sinónimo es distinto al que crees. No es un signo de igual matemático. Si así lo fuera, utilizando ese mismo link que mencionas, y una transitiva simple, bueno = fanático. O sin siquiera usar transitiva, fanático = legal. A todas luces algo no está bien ahí.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        Nom, salvo lo cambiaran y no me hubiere enterado el concepto de sinonimo seria algo asi : La sinonimia es una relación semántica de identidad o semejanza de significados entre determinadas expresiones o palabras (llamadas sinónimos). Por tanto, sinónimos son expresiones o palabras que tienen un significado similar o idéntico entre sí, y pertenecen a la misma categoría gramatical.1 Por ejemplo, sinónimos de desastre son calamidad, devastación, ruina, catástrofe y cataclismo….. pero bueno se sabe que una de las condiciones para ser parte del salmon es, retroceder nunca,rendirse jamas,

        Me gusta

      • Igno, la última, si hay algo que siempre hago es criticar los tiempos que corren. Pero justo con el ejemplo de la radio que mencionas es lo contrario. Hoy tenemos mucha más información disponible como para no creernos cualquier bolazo sólo porque lo digan en la radio o en la tv. Eso sí, quedarse con lo que dice el primer sitio web que se encuentra es mucho peor que quedarse con lo que decía la radio. En internet hay que saber separar la paja del trigo, y la mayoría de las veces cuesta encontrar el trigo.

        Me gusta

      • Permiso…

        Debo pararme del mismo lado de la línea que Igno. Yo entiendo su argumentación y la comparto casi en su totalidad. Como dije antes, no todos los aspectos de la religión llevan al fanatismo. PERO, no conozco alguien que se tome en serio la religión (son pocos como todos sabemos) que no sea un fanático. Y no hablo solamente de alguien que se ata una bomba al pecho y detona al grito de “Dios Es Grande!”.

        Me gusta

  6. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    se dice : los fanaticos de..( imaginen lo que ustedes prefieran ) endiosan a sus ídolos,creo que con ese ejemplo alcanza y sobra……. y a PC le digo que no me encrespa la palabra dios o religión, solo que me parece que no entendemos que la vida se vive y termina en la muerte,ahora quien quiera “comprar” el mas allá u otra cosa debido a que no entiende el simplemente vivir que “compre” sin problema pero que no trate de ser distribuidor de un producto sin garantía alguna

    Me gusta

    Responder
    • Pablo Crossroads

      Igni, ya se que no cree en la radio y desconfía de internet, pero me podría pasar el link, libro, video o similar, donde se prueba que la vida termina con la muerte y que no hay más allá? O aquel otro que prueba que la vida no termina con la muerte y hay más allá.
      Ahhh, no lo tiene, no existe, solamente es lo que Ud. cree.
      Bieeeen, ya lo sabía. Otra prueba de que Ud. es un creyente.
      Caramba que coincidencia, igual que los religiosos……hasta el domingo

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        jajaja PC espero me pase el suyo ya que el mio no lo edite todavia, solo veo lo que hay y basado en miles de millones de vidas terminadas y sin evidencia aparente de otra cosa,quedo a la espera de su base en lo contrario…. hasta el domingo

        Me gusta

  7. De nada Salmón, fue un placer

    Me gusta

    Responder
  8. Pablo Crossroads

    Igni, yo no sostengo lo contrario a lo que Ud dice. Solo digo que no tengo pruebas en ningún sentido y por eso no creo ni lo uno ni lo otro. Sabe porqué…porque no soy creyente

    Me gusta

    Responder
  9. Pablo Crossroads

    Guaya , que año bravo éste para el rock Cuantos muertos!!!!! Si bien hace mucho que no escucho a EL&P ( para mi, su música fue un callejón sin salida en la ruta del rock y el tiempo lo superó, solo tengo todos sus discos por si algún amigo me pide algo), pero sí recuerdo aquellos 70 en que sentía curiosidad por sus larguísims solos y su pretenciosa música pseudosinfónica. Este año marcharon Lake y Emerson, Palmer no debe poder tocar la batería por tener cruzados sus dedos…

    Me gusta

    Responder
    • sí, sin duda. Año difícil. ¿Existe algún grupo de los 60/70 que no tenga por lo menos algún muerto en sus filas? Yo con ELP me pasó lo mismo, en la época de empalagarme de rock sinfónico. Pero alguna vez los he vuelto a escuchar a la distancia y si uno ya está descontaminado de toda esa dulzura pretensiosa puede disfrutarlos.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo me río sólo pensando que estuve unos segundos para entender lo de los dedos cruzados (artrosis?, pensé). Como dice Salmón, todos los grupos diezmados por la muerte. En mi cerebro pasa algo parecido, las neuronas hacen fila llevándose mis recuerdos musicales al precipicio del silencio. Aunque me aseguraron que en la vejez los últimos en irse son los recuerdos más viejos, es un consuelo, creo , no sé ../(dónde iba?)

      Me gusta

      Responder
  10. Igni y Perro

    Me gusta

    Responder
    • Pablo Crossroads

      jajajajajajajajaj

      Me gusta

      Responder
    • jajjajaja, buenísimo!!

      Me reí casi de principio a fin tratando de identificarlos en el video… luego de una concienzuda meditación, llegué al menos a una conclusión trascendente: ¡Igno es el de la pandereta!

      En el minuto 0:26 al 0:33 surgieron las primeras pistas. En el 0:47 llegaban pruebas materiales de peso. El movimiento de hombros y cabeza del 1:13 al 1:17 ya era casi concluyente. 1:32 continúa aportando. Y en el 1:55 queda demostrado! El de la pandereta lo dice, lo grita, a boca abierta pero hombros siempre apretaditos, contento, enamorado. Su cuerpo sólo llega para confirmar todo lo anterior, viborea, sus pies se mueven también juntitos, a pie juntillas, a hombros juntillas, se muerde el labio, disfruta, pero nunca deja de tocar la pandereta.

      A Perro lo veo más como de perfil bajo, no he podido dilucidar si es el de la guitarra o el que le pega al teclado de juguete. Me inclino por el de la guitarra y gorrita oscura.

      Salmón, ¡mire que gran tema para un artículo! Con video de cabecera y los correspondientes créditos para Guayabox. Luego empezar a escribir sobre los creyentes del siglo XXI. Muchas veces más cerrados, cegados y radicales que los del XIX y todos los anteriores, pero con una gran diferencia. Los antiguos al menos sabían que eran creyentes, los del siglo actual ni siquiera lo saben.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: