Canal RSS

EL CAMBALACHE TOLERANTE CONTRA LA EFICACIA EVANGELIZADORA

Publicado en

Hace tiempo que no se veía  a los curas tomar tanto protagonismo en nuestro país. Hay una arremetida de la Iglesia tratando de recuperar espacios perdidos hace ya mucho.  Tal vez esto tiene algo que ver con la llegada al Vaticano de Francisco, quien parece venir ensayando una suerte de tibio populismo destinado a lavarle la cara a la desgastada y desprestigiada Iglesia Católica Apostólica Romana, por aquello de que “algunas cosas tienen que cambiar para que todo siga igual”. Así el Cardenal Sturla habla de la “necesidad de una nueva Papa-y-Sturla1evangelización”, en un país al cual,  según él   “le han enfriado la fe, han pretendido cortar sus raíces cristianas y muchas ramas de la vid del Señor se han secado o se están secando”. http://www.elobservador.com.uy/cardenal-sturla-a-este-pais-le-han-enfriado-la-fe-n987644  La Iglesia – en lugar de buscar dentro suyo las raíces de este “enfriamiento de la fe”   se victimiza, le echa la culpa a los otros y le pide a sus fieles sacarse el “balde laicista impuesto hace 100 años”. http://www.elpais.com.uy/informacion/sturla-llamo-catolicos-salir-balde.html

La Iglesia uruguaya, en forma militante, se queja del anticlericalismo de nuestro Estado e intenta enredarnos con vericuetos semánticos apelando a una diferenciación entre los conceptos de laicidad y laicismo, diferenciación que no existe en el sentido que le quiere dar la Iglesia, asociando al laicismo con una forma deformada de la laicidad que lleva consigo la intolerancia. El diccionario de la RAE  define laicidad como

Principio que establece la separación entre la sociedad civil y la sociedad religiosa.

y laicismo como

Independencia del individuo o de la sociedad, y más particularmente del Estado, respecto de cualquier organización o confesión religiosa.

El laicismo de nuestro Estado –  su independencia de cualquier organización o confesión religiosa – se desprende necesariamente de su laicidad, no veo cuál es el problema, salvo que se busque ensuciar el partido entreverando el lenguaje de forma que el concepto de lo “laico” comience a ser relativizado y asociado con algo negativo y obsoleto. Sturla mezcla conceptos e identifica al laicismo con la intolerancia . Por supuesto, para Sturla es bueno que la Iglesia esté separada del Estado, pero hasta ahí llega su concepto de laicidad; todo lo demás, según él, es producto del anticlericalismo.  Permítaseme descreer de las reales intenciones de la Iglesia respecto a la laicidad y la separación de la Iglesia del Estado. Sturla sabe que no puede manifestarse en contra de esta separación, porque sería nadar contra la corriente (no cualquiera es Salmón); a esta altura es una batalla perdida. La Iglesia no se ha separado voluntariamente del Estado,  sino que esto ha ocurrido porque fue perdiendo poder; dudo mucho que la institución se haya resignado a ello. De hecho en buena parte de los países en que se ha consagrado esta separación mantiene aún (o ha mantenido hasta hace poco) injerencia en los asuntos públicos y una serie de privilegios, por ejemplo impositivos a los cuales no renuncia. A vía de ejemplo, en Argentina – donde existe un Ministerio de Educación y Culto – hasta la Constitución de 1994 el presidente de la República debía ser católico y aún hoy su artículo 2 dice que “El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano”. (lo que implica, además que le da apoyo económico). En Venezuela su Constitución comienza con esta frase: El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, …….. En Chile la separación fue en la  Constitución de 1925, pero el peso de la Iglesia ha seguido existiendo, al punto que recién en 2004 se aprobó, formalmente, una ley de divorcio. Las sesiones del Senado comienzan con una invocación a Dios y la Patria. http://www.cooperativa.cl/sesiones-del-senado-ahora-se-abriran-en-nombre-de-dios-y-de-la-patria/prontus_nots/2012-01-11/194947.html        

Es verdad que una parte importante de nuestra sociedad tiene sentimientos y posturas anticlericales; pero tal vez tengan buenos motivos para rechazar a monjas, curas y obispos, dado el papel retrógrado que históricamente la Iglesia ha cumplido en nuestro país – y en otros. Pero no pasa de ahí, y es parte de la libertad de expresión que existe en Uruguay.  El Estado no molesta a los católicos – ni a los que profesan otras religiones – quienes no tienen impedimentos para manifestar su fe o ejercerla libremente, y la gran mayoría de quienes son anticlericales, son tolerantes con los creyentes. Hoy en Uruguay la religión no es un motivo de conflicto.

div divPara Sturla  “el laicismo uruguayo es muy dogmático y anticuado, y repite hoy polémicas de hace cien años“. http://www.religionenlibertad.com/el-cardenal-sturla-a-los-laicistas-los-catolicos-no-somos-paracaidistas-49286.htm  Es muy curioso que esta acusación de “dcouple-senior-beach-11ogmáticos y anticuados” que hace a los laicistas provenga del representante de una institución que -desde su aparición y amparada en su dogma –  no ha cedido un ápice Iglesia_y_pedofiliaen temas tales como las condenas al divorcio, el amor libre, el homosexualismo, el uso del condón para prevenir enfermedades de trasmisi20848-frase-la-homosexualidad-es-un-desorden-objetivo-la-iglesia-catolica-debe-acogerbenedicto-xvión sexual, la anticoncepción o la eutanasia de los enfermos terminales, en su visión de la virginidad como virtud, en concebir el sexo como pecado o en el rol de marginación que tienen las mujeres en su estructura. En realidad quien trata de resucitar polémicas de hace 100 años es la propia Iglesia.

Sin embargo, una de las propuestas que levanta la Iglesia contra el “laicismo anticlericalista” resulta razonable, y de hecho El Salmón la ha reivindicado aunque  desde una perspectiva radicalmente opuesta. Es la de que el Estado debería impartir algo que, en principio, podríamos llamarle “enseñanza religiosa” que permita a los individuos elegir su religión (o irreligión)  más libremente de lo que hacen hoy. Pero,  cuando es la Iglesia la que arremete en pos de esta reivindicación este Salmón desconfía. No creo que la Iglesia quiera que el Estado dé enseñanza religiosa para promover la libertad de cultos, sino para ganar espacios. Como dice Charles de Montalbert:

Cuando soy débil, os reclamo la libertad en nombre de vuestros principios; cuando soy fuerte, os la niego en nombre de los míos.

Es lo que han hecho tradicionalmente todos los intolerantes.

Respecto al tema de la enseñanza religiosa voy a insistir y profundizar algo ya dicho en otro blog sobre el tema. Para que la enseñanza religiosa sea enseñanza y no adoctrinamiento deberían pasar que:

  1. Debería abandonarse – desde una perspectiva ética – la idea tan arraigada en nuestras costumbres de que los padres tienen derecho a educar a los niños en sus ideas religiosas. Los hijos no son objetos de los cuales se dispone a voluntad religiones-ninos-adoctrinamiento-infantil-supersticionpor parte de sus mayores, sino que son personas con derechos. O sea tienen derecho a una educación libre y no a un adoctrinamiento, aunque éste sea elegido por sus padres. Seguramente la mayoría de nosotros no estaría de acuerdo en que un padre le inculque a su hijo ideas políticas, (aunque esto ocurre frecuentemente), lo afilie a un partido al nacer y lo haga concurrir a ritos partidarios a edades tempranas. Sin embargo todos vemos como algo natural y tolerado el que los padres introduzcan a sus hijos en su religión, los envíen a colegios en que se los adoctrinan, y los sometan a ritos de iniciación o de confirmación  (bautismos, comuniones), los hagan ir a misa, los obliguen a rezar todas las noches antes de irse a dormir, etc. Y todo con la misma naturalidad con la que pueden inscribir a un recién nacido en el club deportivo de su preferencia o rfamilia-desmotivaciones-35egalarle la primera camiseta de éste cuando cumple determinada edad. Ninguna religión va a estar dispuesta a renunciar a este principio, pues implicaría cortar la cadena de trasmisión del adoctrinamiento y dejar a los niños en libre condición de optar por una (o ninguna) creencia  a medida que van creciendo. Por supuesto,  todo esto  apunta a la ética privada,  pero debía ser un principio moral rector de nuestra educación: los padres no son los dueños de las ideas de los hijos y éstos tienen el derecho de ser educados en libertad. En ese sentido estoy de acuerdo  con el Profesor Richard Dawkins cuando dice que “el adoctrinamiento religioso de los niños es tan malo como el abuso infantil” (http://www.dailymail.co.uk/news/article-2312813/Richard-Dawkins-Forcing-religion-children-child-abuse-claims-atheist-professor.html ) (Para evitar malas interpretaciones leer 1/)
  2. La educación religiosa se debería impartir en todas las escuelas del país, incluidos los colegios religiosos, que hoy no educan, sino que adoctrinan.
  3. Para diagramar una educación de este tipo (programas, textos)  se debería dar participación  a representantes de las principales corrientes religiosas, así como de las no religiosas (ateos, agnósticos, etc), historiadores, sociólogos, antropólogos, de forma que  los contenidos del curso apunten  a enseñarle a los niños, imparcialmente y desde las distintas visiones, qué son cada una de las religiones, sus principios dogmáticos, las formas de ejercerlas, cómo han evolucionado  desde las primeras manifestaciones del hombre primitivo hasta la actualidad, el papel que han jugado a través de la historia y los puntos de vista de quiénes justifican posiciones no religiosas.
  4. En estas condiciones los niños estarían en mejores condiciones de optar libremente qué religión seguir y no, como ocurre en la actualidad que generalmente adoptan la de sus padres. En definitiva sería educar y no adoctrinar.

Así planteado el tema, es muy difícil que la cualquier confesión noticia300agarre viaje con esta forma de educación, ya que ello le implicaría dejar de lado la equivalencia educación=adoctrinamiento, que es lo que realmente la Iglesia pretende (y hace hoy en sus centros de enseñanza). Obsérvese como en todo el debate sobre la educación religiosa  nunca se explicita en qué consistiría esa “educación religiosa”.  Es que una educación religiosa verdaderamente libre tendería a aumentar el número de escépticos, todo lo contrario a lo que quiere cualquier religión que necesita de individuos que crean ciegamente en sus dogmas. Es un interesante tema para  preguntarle  a todos los que se rasgan las vestiduras con este tema que nos expliquen qué entienden exactamente por “educación religiosa”. Seguramente lo que estén proponiendo es que dentro o fuera del horario escolar exista una materia en la cual los padres puedan optar por qué religión quieren que sus hijos sean adoctrinados. Alguna pista nos da al respecto Sturla en el artículo anteriormente citado:

Después, cuando le plantean el laicismo en la escuela (en Uruguay no hay clase de religión ni símbolos religiosos en los colegios públicos) comenta que en Europa, en países de gran tradición democrática, sí hay clase de religión en las escuelas públicas, elegida por los padres, pero que ese no es un tema que él como Arzobispo esté planteando para Uruguay, sino que ve prioritario plantear, por ejemplo, la educación de los niños en los barrios marginales

Sturla no es tonto, y sabe que hoy ésta es una batalla perdida y entonces no la declara prioritaria. Y una precisión: lo que se hace en otros países, por más avanzados democráticamente que sean, no necesariamente tiene por qué ser un buen ejemplo. Hay muchos países democráticos en Europa y el mundo donde el tema de la laicidad no está todavía bien resuelto, porque las distintas Iglesias cristianas aún siguen detentando poder y su separación con el Estado no es total, manteniendo mucha injerencia en la vía pública. A vía de ejemplo, países democráticos como Inglaterra, Dinamarca, Islandia o Grecia tienen distintas formas del cristianismo como religión oficial. En España, si bien la Constitución post-franquismo separó la Iglesia del Estado, este último utiliza una parte del dinero de los contribuyentes para apoyarla económicamente. En Finlandia y Austria el Estado hace aportes presupuestales a la Iglesia (ortodoxa y católica respectivamente). En Bélgica y Luxemburgo ocurre algo similar; allí el financiamiento alcanza a todas las religiones, pero los ateos no tienen ningún descuento en sus impuestos.  En la Francia liberal el estado se hace cargo de los servicios de capellanías en centros de enseñanzas, hospitales, asilos, prisiones, ejército, marina y de los servicios de iglesias en otras partes del mundo.  En América Latina Costa Rica establece que la religión oficial es la católica y ya hemos visto la ambigüedad de Argentina en ese sentido. No nos olvidemos tampoco de la leyenda “In God we trust” impresa en los billetes de dólares norteamericanos (un curioso caso de conjunción de símbolos espirituales con materiales). Con el razonamiento de que está bien hacer lo que hacen otros países democráticos también podríamos justificar una monarquía para Uruguay, por ejemplo. No subestimemos a Uruguay buscando ejemplos en otros lados. En este aspecto nuestro país está mucho más adelantado.

Consecuentemente la Iglesia Católica Uruguaya ha optado por victimizarse y se habla de “arremetida laicista” . Así, reafirmando la línea del Cardenal el Presbítero Pablo Coimbra nos habla en su página de Facebook de  :

El orquestado plan laicista que se ha gestado prematuramente en el Uruguay, entrometiéndose en todos los órdenes de la vida (social, político, educativo, cultural, familiar, etc.),………..la Iglesia fue recluida y confinada a no salir de los templos, ……. la fe fue extirpada de la vida pública y amputada de las aulas toda referencia a la dimensión espiritual. La consecuencia, luego de 100 años de socavamiento, era de esperar: ignorancia y prejuicios …………….Por otro lado la mayoría de los que influyen en la opinión pública, están alineados con la corriente ideológica dominante, conocida como ideología de género, que en la práctica se traduce en apoyo al aborto, al “matrimonio igualitario” y a la legalización de la droga. Se reconoce esta postura como un progreso, tanto por la izquierda como por la derecha, quedando en la oposición únicamente la Iglesia como un bastión acorralado.

El que lee esto y no conoce la realidad del Uruguay seguramente se imagine un escenario de persecuciones a curas, quema de iglesias y marginación de quienes profesan la fe católica. Me gustaría saber cómo se ha entrometido el “orquestado plan laicista” en lo familiar. Y de paso sacan a relucir sus más ancestrales prejuicios (y no me estoy refiriendo al aborto precisamente). Lo gracioso  es que como parte de una estrategia para buscar que los católicos “salgan a las calles” al clubcat1-e1481565936168Presbítero no se le ha ocurrido mejor idea que crear la “tarjeta católica”, una tarjeta (como las de fidelización de los supermercados o la del Club El País) que permite a quienes se suscriban a ella obtener descuentos en empresas de gastronomía, belleza, artículos para el hogar, así como “beneficios de orden espiritual”  http://www.elpais.com.uy/informacion/iglesia-convoca-unirse-club-catolico.html . Después critican a lo que ellos llaman “sectas” cuando ofrecen recompensas a sus fieles. ¿Los espejitos de colores para atraer creyentes sustituirán la promesa de la salvación eterna para los virtuosos? 

Cada vez que la Iglesia ataca con estos temas es inevitable que   descargue alguna andanada contra el batllismo de principios de siglo. No voy a ponerme a evaluar políticamente a José Batlle y Ordóñez, pero sí marcar lo que fue su contribución en hacerle perder poder a la Iglesia actuando dentro de la Constitución y las Leyes. ¿Que se trataba de un anticlerical rabioso? Seguramente. Pero ¿con eso qué? ¿es un delito serlo? ¿mató o encarceló a alguien por este motivo? ¿cerró diarios identificados con la fe católica? ¿sometió a fieles de la iglesia a tribunales inquisidores para luego torturarlos, quemarlos y poner sus libros prohibidos en un digesto? ¿no son acaso los jerarcas de la Iglesia antiateos rabiosos? Tal vez alguien fuertemente anticlerical fuera lo que se necesitaba en aquella época para frenar a una institución que se opuso sistemáticamente a una serie de avances de nuestra legislación, como por ejemplo el divorcio, solo por mencionar una. Un error frecuente es pensar que fue José Batlle y Ordóñez el “culpable” de dejar en nuestra sociedad una impronta laica y de que Uruguay sea un país con una alta proporción de ateos (una “anomalía” según Sturla). Seguramente Batlle no hizo más que interpretar lo que era el sentimiento de la gente de entonces. Quedará para los historiadores saber por qué Uruguay tiene esa “anomalía atea”.  Según Sturla:

En ese país modelo, de ‘leyes avanzadas’, que Batlle procuró construir, requería en su espíritu no sólo la separación de la Iglesia y el Estado, sino una verdadera descristianización del mismo. […] Para él, la religión católica era un estorbo, sinónimo de atraso y oscurantismo, de moral obsoleta y superstición, de sujeción a la mujer y de defensa del capitalismo http://ladiaria.com.uy/articulo/2010/8/buenas-y-santas/

Obsérvese el entrecomillado irónico, ‘leyes avanzadas”. ¿a qué se referirá?: a la ley del divorcio (que llevaba al libertinaje), al reconocimiento de los derechos de los hijos naturales (que iba en la línea de la disolución de la familia)?. Es que en algo Sturla tiene  razón, en aquella época la religión católica era un estorbo para las reformas. A la mayor parte de estas “leyes avanzadas” se opuso con toda su fuerza.

Y dentro de este ataque  surge habitualmente el cuestionamiento de la secularización del calendario. A tal punto que el Cardenal Sturla escribió un libro llamado “Santa o de Turismo? Calendario y secularización en el Uruguay“. En la presentación de ese libro Monseñor Cotugno, ex-arzobispo de Montevideo manifestó:

Una de las cosas que dije cuando llegué al Arzobispado de Montevideo fue: ‘nos han robado la Semana Santa, que nos la devuelvan http://ladiaria.com.uy/articulo/2010/8/buenas-y-santas/

De nuevo, la victimización. ¿quién le impide a los católicos  festejar la Semana Santa? ¿qué es lo que les han quitado?. Normalmente en este punto los católicos más fervientes suelen ironizar (y Sturla lo ha hecho varias veces) con lo ridículo de que en Uruguay, a contrapelo de lo que ocurre en Occidente se hayan cambiado los nombres de algunos de sus feriados: Semana de Turismo por Semana Santa, Día de las Familias por Navidad, Día de los Niños por Epfanía (Reyes) y Día de las Playas por Día de la Inmaculada Concepción (feriado suprimido).

La Semana de Turismo es un “invento uruguayo por donde se lo mire, exceptuando la fecha en que cae……Nuestra ‘semana de turismo’, con sus múltiples ofertas de la semana de la cerveza, semana criolla, semana de la vuelta ciclística, etc., es un claro ejemplo de lo que significa el cambio cultural que tiene consecuencias concretas en la cultura de una nación……Creo que la solución a la que se llegó es una típica solución uruguaya, de transacción…..es una muestra de ese extraño ‘cambalache tolerante’ que desafía la eficacia evangelizadora de la Iglesia. http://ladiaria.com.uy/articulo/2010/8/buenas-y-santas/

Esto es, nuevamente no (querer) entender nada y pretender manipular la realidad. En primer lugar el que el cambio de los nombres en el calendario sea algo propio de Uruguay – y más allá de que la inmensa mayoría de la gente le sigue llamando Navidad al “Día de las Familias”  y Reyes al “Día de los Niños” (aunque nadie le llama Epifanía)  – no es motivo para burlarse e ironizar. Por el contrario, es algo totalmente coherente en un estado aconfesional y en definitiva los inconsistentes son quienes mantienen nombres de festividades católicas en estados laicos. Si el Estado uruguayo no sostiene religión alguna ¿por qué tiene que llamarle oficialmente Semana Santa a la semana que cae 40 días después de Carnaval?. La gran mayoría de la gente en Uruguay se refiere a esta semana como Semana de Turismo así como le llamaban Día de las Playas al 8 de diciembre. Pero  el que le quiere llamar por su nombre religioso puede hacerlo, no está prohibido. De hecho la mayor parte de la gente, creyentes y no creyentes, sigue llamándole al 25 de diciembre Navidad,  probablemente porque ambas palabras no estén tan cargadas de religiosidad. En realidad la mayor parte de la gente asocia estas palabras a instancias de encuentro familiar para realizar actividades que nada tienen que ver con la celebración cristiana: cenas opíparas, bebida en abundancia, regalos, cohetes, ruido, mucho gasto. Si los fieles  vaciaron de contenido a su celebración es problema de ellos, no traten de buscar culpables en el resto que solo buscan divertirse esos días. Es más, hago una propuesta a Sturla:  pídale a sus fieles que, junto con las balconeras, la próxima Navidad la celebren cristianamente: reunión familiar con cenas frugales, sin regalos, ni cohetes, ni Papá Noel. Que sustituyan la hora de abrir los regalos con un rezo colectivo y una reflexión. A ver cuánto éxito tiene. En segundo lugar, esto que Sturla llama “solución de compromiso”, es algo parecido al “sincretismo”  práctica común del cristianismo y todas las religiones en la historia: adaptar festividades o creencias preexistentes arraigadas a nivel popular y combinarlas con la nueva fe, dándoles otro sentido. Y eso fue precisamente lo que se hizo a principios de siglo: se le cambió el nombre a las festividades, pero se las mantuvo, porque tenían un gran arraigo a nivel popular. No se eliminaron, simplemente se las adaptó a la nueva realidad laica y de libertad de cultos. Podríamos verlo, incluso como una protección a los ritos católicos arraigados en la MSGfr-academic-ru-etruskischer-meistersociedad. Pero Sturla desprecia esta salida al llamarla: “típica solución uruguaya de transacción“. Cabe hacer notar, como ejemplos de sincretismo que Jesucristo no nació un 25 de diciembre, sino que se adoptó esa fecha para su natalicio porque coincidía con las fiestas Saturnalias (en honor al dios Saturno) que festejaban los romanos y que el 6 de enero por más que se le llame de los Reyes Magos corresponde a la Epifanía (momento en que Cristo resucitado se mostró al mundo), que a su vez fue fijada en esa fecha para que correspondiera con una celebración pagana del sol naciente. E incluso más allá de la propias festividades la propia historia de Jesús engendrado por un Dios en una mujer mortal está presente en prácticamente todas las mitologías y seguramente el cristianismo la tomó de ahí y las adaptó como forma de poder ser entendido mejor por los paganos convertidos.

Pero lo más preocupante de las declaraciones de Sturla – y que en definitiva desnuda la pretensión hegemónica de la Iglesia – es cuando se refiere al cambalache tolerante’ que desafía la eficacia evangelizadora de la Iglesia. O sea para Sturla la tolerancia a la diversidad de costumbres es un cambalache. ¿Qué es lo que pretende? ¿que creyentes y no creyentes se dediquen a celebrar la “Semana Santa” de acuerdo a la liturgia de la Iglesia Católica y no como quiere cada uno?. ¿Una unificación intolerante de costumbres de forma que la Iglesia pueda efectivamente efectuar su evangelización dogmática?. Ese parece ser el concepto de “laicidad no laicista” según Sturla. Sin duda con ese rechazo a la tolerancia es un digno sucesor de quienes desde esa misma institución fueron intolerantes con el cambalache científico de Galileo, Giordano Bruno y otros tantos.

Ápéndice: Las dos campanas: ¿guía para educar?

Buceando en internet me encontré con estas dos láminas: una mostrando las virtudes de la Iglesia, otra mostrando sus defectos. El camino de la educación podría ir por ahí: un curso donde se expongan estas dos campanas, entre otras.

60390_508022025902974_1821691760_nsabia icar

___________________________

1/ Antes que empiecen a indignarse, una aclaración. No estoy proponiendo que el Estado se meta en las familias para prohibirle a los padres que le metan ideas religiosas en sus hijos. Eso sería absurdo e imposible, como sería imposible pedirle al Estado a que se meta en las familias a impedirle a sus padres a que les metan a sus hijos ideas políticas, ideas discriminatorias, machismo o malas costumbres. La familia es, naturalmente la polea de trasmisión de ideologías y valores. Y como dice el poeta…”es lo que hay”. Lo que sí deberían tomar conciencia todos los padres es que éticamente está mal inculcar ideas religiosas a los niños y que hay que dejar que ellos elijan libremente. El Estado nunca va a poder sustituir la formación que los niños reciben en sus casas. A lo sumo podrá sí contrarrestar nefastas influencias en la medida que promueva una educación plural y libre que ayuda a los niños a pensar y elegir con todas las opciones a su disposición. En definitiva, eso sería una educación verdaderamente laica.

Anuncios

»

  1. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Hola,lo de la libertad a los niños de elegir es una utopia al cubo,ya que habiendo opciones quienes empiezan su programación de vida siempre tendrán influencia de sus educandos,salvo en temas sin dos o mas “verdades” como la matemática o la biología y algún otro tema absoluto,el resto es “programación a conveniencia o creencia” asi de simple,digamos que usted compra un ordenador personal ( o se le da por tener descendencia = 1hijo/a) usted no enchufa el PC y que este opere como quiera no ? ya que esto no se puede,tiene que “influenciarlo” con el sistema operativo a su elección y el resto de sus funciones también serán a su elección,se puede decir que esta tecnologia funciona a semejanza del ser humano y el firewall de estas es nuestro “yo soy asi” o “es lo que hay”

    Me gusta

    Responder
    • Un PC es un OBJETO que enchufamos para que esté a nuestro servicio. Un hijo es un ser humano, no un objeto, y la educación que le damos debería ser no para que esté a nuestro servicio sino para que sea libre. Es obvio que nunca los hijos van a poder sustraerse de la influencia de sus padres, de lo que se trata es que los padres vayan entendiendo que hay ciertos aspectos en las cuales no pueden adoctrinarlos. ¿Utopía? En parte sí. Hace unos años los padres eran quienes elegian con quien se casaban sus hijos, perseguían a sus hijas si tenían relaciones sexuales extramatrimoniales, o si eran homosexuales. Hoy esas cosas han cambiado. Pero más allá de que sea una utopía o no el pensar que alguna vez los padres dejen de adoctrinar religiosamente a sus hijos el tema a debatir es si los padres tienen o no derecho a hacerlo. Yo creo que no. Los curas y muchas familias católicas o de otras religiones creen que sí. Eso es lo que quería marcar.

      Me gusta

      Responder
      • De acuerdo con Salmón. Es un tema que Dawkins ha puesto en el tapete hace años y escandaliza a varios. Pero no deja de tener razón en mi opinión. La educación no debería ser qué pensar, si no, cómo hacerlo.

        No adoctrinar religiosamente o políticamente (otra aberración, ver niños en marchas o eventos de política) es “adoctrinar” en lo opuesto? 😉

        Me gusta

      • SIN dios Y SIN RELIGION SIMPLEMENTE LA RAZON

        Me gusta

  2. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    usted vería con agrado y felicidad que un hijo le festejara un gol de nacional en su casa en un clásico ? solo vale respuesta sincera y no “políticamente correcta”

    Me gusta

    Responder
  3. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    jajajaja es asi,siempre se ve el paisaje desde donde uno esta parado,por mas vision en 360 que se tenga siempre se esta en referencia de algo,es muy difícil o casi imposible estar “libre de posición” frente a algo, y el balon pie al igual que cualquier creencia,fanatismo o cultura no estará nunca fuera de analisis ya que pertenece a “programacion”

    Me gusta

    Responder
    • Usted además hace trampa: una cosa es que uno siendo de Peñarol deje que su hijo sea de Nacional y otro que permita que le grite un gol bolso en la cara. Son dos cosas distintas. De la misma manera si uno es católico, debería permitir que su hijo fuera ateo, pero no tendría por qué permitirle que viniera a su casa a blasfemar. Pero volviendo al primer ejemplo, ni una cosa ni la otra.

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        aaaaaa ! Salmon me obliga a responder, veamos,situación inversa, toda la flia de peñarol y un integrante de ella ( hijo/a por alguna situacion es del rival) nadie grita el gol en su casa por respeto a esa persona ? volvemos a respuesta sincera sin “politicamente correcto” o se dice aca es asi y es lo que hay ! si no te gusta…. suerte pila

        Me gusta

      • Se lo gritamos en la cara .

        Me gusta

      • jajajaa

        Me gusta

  4. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    es maravilloso como criticamos y a la vez practicamos las incongruencias los seres humanos no ? (me incluyo a pesar que trato de no hacerlo pero no es facil conseguirlo) es loca la mente y sus pensamientos

    Me gusta

    Responder
  5. luego leeré el articulo con atención. hay mucho para morder.

    Me gusta

    Responder
  6. Permítame discrepar en un 90% con su post. Lo primero que me parece un disparate es el tema de la educación en religiones. Ese plan es inconcebible, es absurdo hasta sólo plantearlo. Cómo puede alguien pretender que un niño “elija” por una religión o por ninguna en base a la presentación de las distintas opciones? No se trata de una cata de vinos, sino de las convicciones que uno tiene de por vida. Todo radica en el desconocimiento que el ser humano tiene de su propia existencia, su miedo a la muerte propia y de quienes más quiere. La fe no tiene explicación racional ni puede ser enseñada en un contexto comparativo entre distintas maneras de creer. Lo que usted llama “adoctrinamiento” es la natural transmisión de valores que los padres tienen para con sus hijos, y no sólo respecto a la religión, sino de todo lo que se transmite de generación en generación. Y voy a avanzar un paso más aún, está bien que así sea, porque para el hijo bien educado, los padres son su reflejo a futuro, son sus ídolos. Entonces, es natural y lógico que les inculquen todas sus ideas políticas, religiosas y hasta futbolísticas, entre otras. Educar en libertad no es dejar que una cabecita elija entra la variedad, sino enseñar lo que a uno le parece que está bien, siempre dejando la posibilidad de elegir otras opciones.
    Respecto a la Iglesia Católica Apostólica Romana, me parece genial que su máxima autoridad pretenda incorporar nuevos miembros y critique a sus detractores. Cuál es el objeto de la existencia de esta institución? Evangelizar, sí, eso mismo. Entonces, si intenta convencer a los infieles y critica a quienes la atacan, no hace más que cumplir con su objetivo.
    No voy a caer en la sencilla de catalogar a todos los musulmanes como terroristas, a todos los judíos como avaros o a los curas como pederastas. Lo que hacen o hicieron las personas en nombre de una religión no puede ser usado como forma de representarla. Me voy a quedar con los valores, las enseñanzas y las doctrinas de la iglesia. Y me permito felicitarlos por mantenerse firme con la crítica al aborto, al sexo fuera del matrimonio, al divorcio, al matrimonio homosexual, etc. Me parece sano que haya más visiones del mundo que la que la mayoría acepta por ser la más “políticamente correcta” y la que más se acerca a ese ideal de libertad progresista occidental. Me parece genial que el representante de una religión condene una conducta individual o grupal y la califique de inmoral.
    Por último no voy a entrar a numerar las cosas buenas que ha hecho y hace la iglesia en Uruguay porque no se trata de una competencia, y voy a aclarar que no soy católico y que mis padres ambos eran poco amigos de la iglesia.

    Me gusta

    Responder
    • Estoy de acuerdo en un 95% con Salmón. Pero Coincido con Lou B. en que la idea de Salmón de Educación Religiosa no me convence. Yo sí estaría de acuerdo en educación de “Historia de la religión” como un estudio histórico del fenómeno en su aspecto amplio y de expresión cultural humana. Pero sin elegir una sobre otra ni fomentar una sobre otra. Si entendemos que un niño no debe alinearse con ideologías políticas o religiosas, no le podemos pedir que eliga que religión quiere aprender en la escuela.

      Luego, es claro que la misión de la Iglesia es evangelizar. Lo que criticamos varios, no es esa acción en sí, si no como se efectúa. Lo mismo para la pederastia. Es claro que la violación de niños no es algo que sólo sucede con los Curas católicos, no es esa la crítica. La crítica es que la Iglesia como institución ha practicado el ocultamiento sistemática de estos hechos. Vamos!!!

      Sobre la felictiación de Lou B a esas varias posturas anti libertarias de la Iglesia, pues yo no los felicito ni a ellos ni a ud. jeje. Respeto que puedan expresar esas ideas contrarias a la libertad individual, y usaré ese mismo proncipio de libertad para criticarles.

      Las críticas de la iglesia a ese plan satáncio de ideología de género es para la risa. Luego le echan la culpa al “laicismo” de que nadie atienda sus desvaríos. Como dije por otro medio, la Iglesia pierde sola.

      Me gusta

      Responder
      • Estoy de acuerdo que puede enseñarse la historia de las religiones, las grandes similitudes en cuanto a la creación, etc. Pero el nivel de abstracción que necesita un individuo para entender esos conceptos no es el de un niño de escuela. Quizás haga falta incorporar en la currícula escolar temas como educación vial (ya andando en bicicleta se puede ir aprendiendo reglas básicas para aplicarlas en el futuro) educación medioambiental y otras más, pero no la historia de las religiones. Me imagino a un niño de 5 años empezando preescolar y la maestra se presenta así:

        “Buenos días niños (y niñas, jeje) Mi nombre es Susana y voy a ser su maestra durante este año. Lo primero que tienen que saber es que nada de lo que creen es real: Papá Noel no existe, tampoco los reyes magos ni el ratón Pérez ni ningún ser imaginario que sus pobres cabecitas puedan inventar. A quienes papá y mamá les dijeron que recen y pidan a Dios, sepan que Dios no existe. Eso va para cristianos, judíos y musulmanes. Si alguno cree en algún otro dios, sea quien sea tampoco existe. Desde primero hasta sexto se les va a enseñar la historia de las religiones, si les gusta alguna, cuando terminen la escuela, van a poder practicarla.”

        Volviendo al tema de hoy, creo que soy el defensor número 1 de la libertad y el más acérrimo enemigo de las prohibiciones. Por eso entiendo que está perfecto que una institución promulgue ideas que van en contra de lo “aparenta libertad” Si un hombre desea no tener relaciones sexuales hasta el matrimonio tiene el mismo derecho de ser respetado que el que es homosexual y se casa con otro hombre. Siempre que se hagan a conciencia y con capacidad plena, nadie puede ser criticado, esa es mi opinión. Pero respeto y permito que otros condenen algunas conductas, somos seres humanos, no ovejitas que son llevadas por el pastor…

        Me gusta

      • Lou…. usted está haciendo trampa…lo que la maestra Susana dice es contrario al laicismo. Tampoco hay que subestimar a los niños y tampoco hay que pensar que es una clase de filosofía lo que le tienen que dar. Le cuento una anécdota. Un día mi hijo más chico – no recuerdo que edad tendría – le preguntó a su madre y a mí a dónde iban los muertos. La madre le dijo que al cielo…yo le dije que a la tierra….el pobre chiquilín se hizo flor de lío y entonces yo le expliqué que nadie lo sabía, que hay gente que pensaba que despue´s de la muertela gente seguía viviendo en el cielo y que había gente que pensaba que ahí terminaba todo. Ahí empezó a entender que había distintas creencias. Algo de eso es lo que se les debe ofrecer a los niños más chicos que naturalmente plantean dudas que tienen que ver con las grandes dudas de los humanos , y que originan qu emuchos de ellos busquen respuesta a estas en la religión…..¿qué hace una maestra si un niño le espeta: “señorita…hay vida después de la muerte?” Un laicisimo ortodoxo le diría al niño… preguntale a tus padres, de eso no se habla en la escuela…un laicismo liberal le diría….hay gente que piensa esto, hay otra que piensa esto otro.

        Respecto a la libertad es muy intgresante lo que dice en el último párrafo, y lo usaré contra sus argumentos…. Cualquir liberal dirá que está perfecto que si una persona no quiere tener relaciones sexuales hasta el matrimonio lo haga, es su opción. Como que también está bien que si quiere tenerlas las tenga… Un católico ultra le dirá que es una chanchada tener relaciones sexuales antes del matrimonio y si puede prohibir que las tenga lo hará, como hacían muchos padres de hace 70 u 80 años que mandaban algun familiar a que se le pegara como estampilla a la noviacuando salía con el novio…¿se da cuenta de la diferencia entre una y otra cosa?….seguro que sí.

        Me gusta

      • Lou B.

        De acuerdo en cuanto a que a edades de 5 años no es un tema para tratar. Pienso en edad liceal donde ya se puede razonar y estudiar el tema como se estudia historia universal. “Se igual”.

        Sobre la “libertad” de criticar u oponerse ideológicamente a cualqueir cosa, estamos de acuerdo, faltaba más. Solamente recordar el grito en el cielo al encontrar los católicos críticas a su campaña de marketing navideña, poco más parecía que les habían metido presos o prohibido colgarlas. He ahí, la hipocresía…

        “Siempre que se hagan a conciencia y con capacidad plena, nadie puede ser criticado, esa es mi opinión. Pero respeto y permito que otros condenen algunas conductas, somos seres humanos, no ovejitas que son llevadas por el pastor…”

        En que quedamos, que nadie puede ser criticado o que respeta que otros condenen (critiquen) conductas? 🙂 No se preocupe, le entendí aunque se contradiga… Estamos de acuerdo nuevamente. Libertad de expresión y libertad de acción siempre que no se atente contra la libertad de otros.

        saludos

        Me gusta

      • de acuerdo, normalmente los curas practican la intolerancia´, y cuando alguien los critica simplemente tratan a los otros de intolerantes.

        Me gusta

      • Digamos que no fue feliz la redacción de esa oración, voy a despedir al corrector, jeje. Pero usted me entendió, si alguien piensa y actúa a conciencia, es libre. Me parece que la libertad se asocia a hacer cosas que antes estaban vetadas y creo que es mucho más que eso.

        Me gusta

      • bueno, eso que usted le llama historia de la religión es algo parecido a lo que yo propongo….. lo único que dicho así como historia suena muy descafeinado…debería ser un poquito más…algo que les presente las religiones con sus principios también, como para que los niños que han crecido en hogares católicos, cristianos, judíos o musulmanes sepan que además hay otras cosas en las que pueden creer o no.

        Me gusta

    • Estimado Lou:

      Le permito discrepar todo lo que quiera, ese es el espíritu del blog. Pero permítame contraargumentar. No es que se pretenda qu el niño “elija” como si fuera una cata de vinos, pero sí que tenga las herramientas para que el día que tenga la madurez suficiente pueda optar de la forma más libre posible. Las convicciones no son de por vida, la gente muchas veces cambia de religión, cuanto más conozca el espectro de opciones que tiene más facilidades tenrá para optar libremente. En todo caso la idea es que esas “convicciones” tengan base firme… Un agumento muy común es ese de que la fe no tiene explicación racional…… yo le diría que sí… o ´por lo menos la tiene en una gran mayoría de los casos. Eso que la gente llama fe, en la mayor parte de los casos no son más que las convicciones que han obtenido de niños, como consecuencia del adoctrinamiento que reciben. Si yo a mi hijo ,desde que tiene uso de razón le digo que existe un dios, que ese dios lo está vigilando, que ese dios mandó a su hijo a la tierra para ser crucificado, que si se porta bien va a ir al cielo y si se porta mal va al infierno y además lo llevo a lugares donde hay mucha gente que piensa igual y todos rezan unas oraciones en que se cantan loas al Todopoderoso, etc. etc…..es lógico que con el correr del tiempo termine creyendo todo eso y llamándole fe. Eso no es fe… la fe deberia brotar libremente de la cabeza de cada uno en contacto directo con Dios, sin intermediarios. Esto otro es lavado de cerebro, adoctrinamiento, programación…¿por qué no aparecen niños de fe católica en familias musulmanas y viceversa? ¿por qué probablemente de padres ateos salgan hijos ateos?….. Otro tema es el de los valores. Aquí hay una confusión, religión y valores no son sinónimos. Yo puedo compartir muchos de los valores del cristianismo y ser ateo y pasarle esos valores a mis hijos. Puedo ser muy católico y tener unos valores de porquería; si no piensen en algunos dictadores como Bordaberry, Videla y Franco……Esta frase no la entiendo muy bien …. “Educar en libertad no es dejar que una cabecita elija entra la variedad, sino enseñar lo que a uno le parece que está bien, siempre dejando la posibilidad de elegir otras opciones”… ¿en qué quedamos , dejamos qu eeligan o no? No hay nada malo en que un padre le enseñe a su hijo lo que le parece mejor, siempre y cuando no se lo de como la verdad revelada.
      La Iglesia tiene todo el derecho de evangelizar a los infieles, como usted le llama. Pero que no se valga del estado para ello, ni de nuestros impuestos, ni de niños indefensos. totalmente de acuerdo en que la iglesia defienda lo que le parece bien, pero que no intente imponerselo a los demás o hacer lobby sobre el poder político….

      Me gusta

      Responder
  7. bernat ribot mulet Ribot Mulet

    Creo que antes habría que matizar sobre cómo se produce el adoctrinamiento. Lo que no puede permitirse en un Estado laico y democrático, es que dicho adoctrinamiento se haga obligatorio y con los dineros públicos.

    No puede impedirse el adoctrinamiento privado, en casa, o a través de las parroquias. Pero, insisto, en que un adoctrinamiento -sea religioso, político, esotérico, deportivo, etc.- nunca debe hacerse con dinero público, a no ser que también se costee con dinero público el “adoctrinamiento” contrario, esto es, el ateísmo o los diferentes contrarios a los que he expuesto, además del religioso.

    Me gusta

    Responder
    • De accuerdo Bernat. Sobre este principio de igualdad cabalgan las campañas “anti cristianas” del Templo Satánico en USA. Dado que se paga con dineros públicos expresiones de cristinismo, el Templo Satánico ha salido a dar batalla pidiendo/exigiendo los mismos beneficios y no pueden negarseles, cuando lo hacen, les intima legalmente. Es muy interesante seguir esos debates.

      Me gusta

      Responder
    • De acuerdo…pero son dos temas distintos, que están en escalones distintos.
      todo intento de evangelizar de la iglesia lo tienen que hacer con su dinero y no puede ser opcional.

      Pero por otro lado – y sé que esto es más controvertible – “adoctrinar” a niños indefensos es atentar contra sus derechos. Por eso es bueno que los niños tengan herramientas para defenderse.

      Me gusta

      Responder
  8. Solamente hago una prueba. No sé por qué me ha salido mi nombre completo, además de no ser exacto.

    Me gusta

    Responder
  9. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Perro,con su criterio también se podría enseñar “Historias de los superheroes” o “Historia de los alienigenas” o cualquier otra historia de fantasía sin asidero real alguno, los pobres niños no terminarían nunca la escuela

    Me gusta

    Responder
    • Lo que pasa es que uno debe abstraerse un poco de los dioses y ver que hablamos de religión como expresión cultural. Y en el liceo estudié literatura, asumo que ud. tambien. 🙂 la Iliada y La Metamorfosis eran mis preferidos…

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        le cuento que mi carrera de estudios formales (ya lo comente en alguna oportunidad) culmino en primaria, el resto de mi ignorancia es autodidacta, y cuando dice ” religión como expresión cultural.” deberia decir ” cultura de mitos” o similar

        Me gusta

      • Entiendo. Digamos que estamos de acuerdo en la generalidad.

        Me gusta

    • historia de los superhéroes, me sumo….yo me anotaría a esas clases: superman, linterna verde, mon-el, rebotador, devorador de metales, solar, el detective marciano.

      Me gusta

      Responder
  10. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    lo mejor para unificar seria reflotar a Dionisio/Baco (el mejor de los dioses sin duda) con alguna actualización del tipo que agreguen en los bacanales ademas de vino y orgias a discreción ,cannabis,extasis,cocaina,liquido mareante amarillo de escocia y birra, viendo la actualidad seria el dios supremo inmediatamente,… yo apostol nr.1 del mismo desde ya

    Me gusta

    Responder
  11. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    que disparate,recién plante la semilla y ya me la están clonando y manipulando
    http://www.montevideo.com.uy/contenido/Brana-nuevo-prelado-del-Opus-Dei-buscara-tender-puentes-con-otros-fieles-no-catolicos-332855
    paciencia Dionisio, “no saben lo que hacen” ya llegaremos y seremos millones

    Me gusta

    Responder
  12. Excelente artículo, Salmón.

    Me temo que en España la actitud de la ICAR es idéntica. Con el agravante de que la iglesia fue parte del Estado hasta hace 40 años.

    Ahora la ICAR dice aceptar las libertades; pero no del todo. Siempre con ella de protagonista ante todos. Y mantenida con financiación estatal, claro está.

    Respecto al debate sobre la educación, estoy de acuerdo en que sea como “Historia de las religiones”, no como variedad de iglesias para que el niño elija. Esta elección no la veo factible.

    En el caso extremo de las sectas, hasta la mayoría de edad no se debería permitir el ingreso de un niño.

    Me gusta

    Responder
    • ¿y cómo distinguimos una religión de una secta? ¿y cómo defendemos a un niño de que sus padres lo lleven a ser adoctrinados?

      Me gusta

      Responder
      • Buenas preguntas.
        Las religiones y las sectas se diferencian por cuestión de grados, no de cualidad. Es decir, hay una gradación que va aumentando para convertirse en secta. Esta requiere un compromiso mayor de la persona y una mayor intolerancia hacia los demás; es lo que debería limitarse a mayores de edad, lo cual no se ha planteado aún.

        Y no hay manera de defender a un niño de las malas doctrinas de sus padres, salvo en casos extremos delictivos. En los casos normales, no me puedo meter.
        Sin embargo, en el colegio, no. La escuela debe ser centro de cultura y formación abiertas, no limitativa y de parte.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        si la secta es de categoría “secta religiosa” no se diferencia salvo su tamaño y cantidad de fieles de otras “grandes religiones” digamos que estas serian el barcelona o el real madrid y las sectas serian el betis o el malaga,…

        Me gusta

  13. Bueno, también se diferencian en el grado de compromiso.
    Además de por motivos sociopolíticos, la denominación secta se refiere a grupo más hermético y exigente con el creyente.
    No exige el mismo compromiso la ICAR que los Testigos de Jehová. Y, peor aún, grupúsculos fanáticos.

    Me gusta

    Responder
  14. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    se debería disputar un campeonato mundial de religiones, cada “dios” pondrá su representante seleccionado de turno Ej : el papa,el iman,el dalai, etc y aquel que logre el mejor milagro su “dios” sera declarado único ,absoluto y universal, si al cabo de la disputa (digamos un mes de competencia) ninguno logra conseguir un milagro el titulo y cargo”dios” sera declarado vacante

    Me gusta

    Responder
  15. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    la nueva versión “inteligente” de la vida eterna (mutación del deseo infinito del ser humano)
    https://www.xataka.com/robotica-e-ia/el-dia-despues-de-que-podamos-subir-nuestro-cerebro-a-un-ordenador-y-replicarlo-en-otro-lado

    Me gusta

    Responder
  16. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    realmente me siento superado por la realidad de las cosas que pasan,estare loco o ?’?
    http://www.elpais.com.uy/informacion/celebran-gran-rosario-frente-puerto.html

    Me gusta

    Responder
    • A pesar del balde laicista de esta sociedad donde el fenómeno religioso ha sido condenado a lo privado, pudieron jugar a la telepatía grupal con toda libertad. Ni siquiera tuvieron que sufrir que alguien les vaya a protestar con carteles o con discursos en altares… En fin.

      Me gusta

      Responder
  17. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    es que la libertad se pone palos en la rueda a si misma,(personalmente creo que la libertad no existe ni en su mas mínima expresión) y por momentos inteligencia y estupidez son sinonimos

    Me gusta

    Responder
  18. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    mmm yo creo que la ausencia de libertad no entraría en “determinismo” ya que la misma venia de fabrica para todos hasta que algunos vivos compraron la patente y la manejan a su gusto

    Me gusta

    Responder
  19. Soy ateo y me opongo contundentemente a cualquier expresión que atente a las libertades individuales. Pero quiero hacer unas aclaraciones con respecto a dos puntos de la ultima imagen comparativa entre “las contribuciones y los males” de la iglesia.

    Condeno la teoría heliocéntrica.

    El modelo heliocéntrico no tenía la misma fuerza explicativa que otros sistemas cosmologicos, y cuando vinieron los descubrimientos astronomicos gracias al telescopio por parte de varios astronomos(no solo Galileo) no hubo mucha oposición de la iglesia en que se desbancara al modelo tradicional ptolemaico y la cosmología aristotelica hasta entonces indisputables. La confirmación del colegio jesuita en Roma de los descubrimientos de Galileo, liderado por Calvino fue lo que llevó a que se abandonase el modelo geocentrico ptolemaico, aun así no había evidencia empirica alguna para el heliocentrismo, como el paralaje estelar. El modelo Tychoico tradicional y el Modelo de Ursus fueron los más apoyados por los astronomos y filosofos y la Iglesia se apoyó en este consenso no solo por motivos teologicos(El geo heliocentrismo de Tycho seguía colocando a la tierra en el centro)
    Aparte de que Galileo ignoró varios modelos astronomicos en su dialogo(habían 7 en total, incluyendo el modelo eliptico de Kepler) no sostuvo una argumentación convincente para defender el modelo coperniano. En un contexto turbio como lo fue la contra reforma el veredicto del santo oficio para con Galileo fue duro. La iglesia no se oponía a la enseñanza del heliocentrismo per se, sino a la afirmación contundente de que el modelo era verdadero(la evidencia empirica no vendría hasta el siglo XVIII con el descubrimiento de la aberración estelar). Varios otros astronomos que favorecían el modelo heliocentrico y no tuvieron problemas con las autoridades eclesiasticas son Copernico, Mastlin y Kepler, cuyo modelo heliocentrico de la trayectoria eliptica tenía mejor argumentación y a diferencia de Galileo Kepler no ignoró los datos de las tablas rudolfinas para desarrollar sus leyes planetarias.

    Se opuso a las disecciones de cadáveres

    La disecciones de cadáveres siempre fue un tema tabú en muchas culturas de la antigüedad, por eso Galeno tenía que basar sus datos de la anatomía humana en las disecciones de animales llevando muchas veces a errores comprensibles.

    Las disecciones en cadáveres tiene en sus inicios en la escuela de leyes de la universidad de Bologna como investigación forense. La facultad de medicina se sumó a esta practica y pronto se empezó a entrenar a doctores para las autopsias. El manual de disección humana de Mondino dei Luzzi de 1316 se volvió popular en toda europa aunque su desviación de conceptos galenicos hizo que no fuera muy bien acogido por varias universidades.

    La única evidencia de que se asemeja vagamente a una prohibición por parte de la iglesia se encuentra en la bula papal de 1300, De sepulturis para la prohibición de la ebullición de cuerpos popular durante las cruzadas para trasladar los cuerpos de los caídos a sus tierras. Esto indirectamente afectó a los anatomistas en el sentido de que no podían bullir las cabezas para revelar las estructuras oseas del cráneo.

    Creo que para tener un mejor entendimiento y no caer en el fanatismo del cual muchos religiosos son victimas, primero hay que dar el ejemplo y opinar desde una óptica racional, y no emocional. Chequear fuentes por ejemplo es un buen comienzo.

    Me gusta

    Responder
    • Muy buenos sus aportes. LA inclusion de las imagenes comparativas simplemente fue a modo de ejemplo de como se debería enseñar religión, no tanto sobre el contenido de las imágenes. Vale perfectamente sus aclaraciones tendientes a combatir la repetición automática de esas “verdades” que todos repetimos y damos por ciertas sin chequear. Gracias.

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: