Canal RSS

MITOS Y LEYENDAS DEL PROCESO DEL MAESTRO

Publicado en

 

Otra vez nos ocupa el fútbol, uno de los pasatiempos en los cuales los uruguayos dedicamos más tiempo y energías y caja de resonancia de nuestra identidad cultural.

Pasó la fecha 14 de la eliminatoria y Uruguay acaba de enhebrar una sucesión de tres partidos perdidos, pasando desde una situación cómoda en la tabla de posiciones a ver cómo la ventaja que llevaba originalmente se ha desvanecido rápidamente. Como diría el Toto Da Silveira, ….”lo habíamos, dicho, eh !” . (Ver: Con el sello del fútbol charrúa (segunda parte) ). En  realidad, no habíamos dicho nada de que fuera a pasar algún desastre. uruguaybrasilSimplemente hace mucho tiempo que venimos diciendo que esta selección no juega a nada. Y lo dijimos incluso en el momento de mayor euforia, luego del triunfo por 3 a 0 frente a Chile.  En realidad tampoco es que Uruguay juegue a nada, tiene una estrategia que lo hace ir permanentemente por la cornisa. Hoy en Sudamérica hay por lo menos 6 selecciones que juegan un fútbol mejor que el de Uruguay: Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y Perú . Cualesquiera de ellos tocan permanentemente, elaboran jugadas, saben pasar la pelota, usan la velocidad, abren la cancha, tienen imaginación. Cuando Uruguay juega ante ellos a lo que atina es a tratar de contenerlos e impedir que hagan su juego.  A veces se juega al pressing y a tratar de robar la pelota, pero normalmente la característica de estos partidos es que el  toque de los rivales nos deja impotentes. El medio campo es un colador y la apuesta es a que los del fondo puedan con los delanteros rivales, WhatsApp Image 2017-03-29 at 19.00.37(1)que Muslera nos salve de algún gol o que la suerte se ponga de nuestro lado y ellos erren goles. Luego, se trata de poder largar algún pelotazo largo para que alguno de los de adelante la emboque. Y, si el gol llega, jugar con que el rival se va a descuidar al salir a buscar el empate y meterle algún otro de contragolpe. Así hemos vivido partidos que son un verdadero suplicio, en los que uno vive pensando que en cualquier momento cae el gol al ver a los marcadores corriendo de atrás a los habilidosos del otro equipo o las pelotas pasar rozando los palos.   A veces esta táctica da resultado y así hemos ganado unos cuantos partidos en la Eliminatoria: contra Chile, Colombia o Perú en Montevideo. Luego de sufrir un asedio permanente y ver como nuestros mediocampistas eran pasados como postes algún pase largo (incluso partiendo de un saque de Muslera) o alguna jugada de pelota quieta para la cabeza del Faraón Godin y sorprendemos al rival con un gol inmerecido, luego de lo cual, después de un rato en que tratan de empatarnos aprovechamos para sacar alguna jugada de contragolpe y liquidar el partido. Pero otras veces la táctica no da resultado, como fue lo que ocurrió en los tres últimos partidos: peloteo del rival, gol nuestro ocasional y a poner la bañadera esperando pegar el zarpazo; pero esta vez la suerte no nos ayudó cuando el rival salió a buscar el empate: nos igualaron en seguida y nos dieron vuelta el partido. Y ahí el equipo se queda sin argumento. Porque normalmente cuando tiene que salir a buscar el partido carece de ideas, de estilo y de contundencia, por más que tiene jugadores de extraordinaria calidad como Cavani y Suárez.

Ahora bien, y para que no me acusen desde ya de tirar mala onda, les digo que sinceramente pienso que Uruguay estará en Rusia en 2018, lo más probable que a través del clásico repechaje que nos tiene abonados desde 2002.  Es muy simple: WhatsApp Image 2017-03-29 at 18.38.21Uruguay le lleva 3 puntos a Ecuador que es el sexto y tiene además mucho mejor diferencia de goles. Quedan 12 puntos por disputar y los dos últimos son (deberían ser) fácilmente ganables: Venezuela de visitante y Bolivia de local, los dos peores del torneo, ambos ya eliminados. En esas condiciones (que Uruguay gane únicamente estos dos partidos) Ecuador, para pasar a Uruguay debería ganar 3 de los 4 partidos que le quedan por una diferencia de goles suficientemente grande como para descontar los 6 de ventaja que le lleva Uruguay o ganar 3 partidos y empatar el restante.  En abstracto esto parece difícil ya para cualquier equipo que no sea Brasil, pero bastante más complicado cuando vemos el fixture de Ecuador: con Brasil y Chile de visitantes y con Perú y Argentina de local.  Y – situación poco probable pero no imposible – con un poco de suerte a lo mejor podemos robar algún punto aprovechando el mal momento de Argentina y Paraguay y terminemos clasificando directamente. Claro, no está de más aclarar que para que esto ocurra tenemos que mejorar nuestro juego por lo menos para el partido de visitantes contra Venezuela, que de un tiempo a esta parte se ha especializado en complicarnos la vida.

Será entonces cuando aparezca en toda su dimensión el clásico conformismo uruguayo, vestido además de iconodúlicos ropajes para agasajar al Maestro Tabárez. Ganados por el exitismo, periodistas deportivos e hinchas en general se olvidarán del mal juego de la selección y volverán a repetir una serie de lugares comunes con los cuales se ha ido construyendo una falsa mitología en torno a la selección Uruguaya, una mitología que va en paralelo con esa forma de ver las cosas tan característica de nuestra sociedad, de la cual, como hemos dicho muchas veces el fútbol no es más que no de sus reflejos.

Algunos mitos que resurgirán:

El jugador uruguayo es diferente

El jugador uruguayo es así, diferente al resto, nunca da un partido por perdido. Se habla de la entrega, la garra, la actitud ¿A ustedes les parece que siempre los jugadores nuestros actúan de esa manera. Yo los he visto en muchas oportunidades arrastrarse lamentablemente por la cancha, desnorteados, entregados y sin esperanza. Lo de la rebeldía es bastante dudoso, porque si algo les cuesta a los nuestros es remontar un resultado negativo. ¿Cuántos partidos se acuerdan ustedes que una selección uruguaya haya dado vuelta? Probablemente nos sobren los dedos de una mano para contarlos. Sí, es cierto, los jugadores uruguayos a veces dan patadas, insultan y escupen al rival, lo muerden o les meten un dedo en el culo. Y eso normalmente se confunde con la “garra”. Pero seguramente las cualidades anímicas de los jugadores uruguayos no sean demasiado diferentes a las de la mayoría de los equipos con los que compite. A veces los comentarios toman un asqueante tono chovinista. Hace unos días en un programa deportivo dos periodistas hablaban de las características de la “raza” uruguaya cuando jugaba al fútbol. Creo que fue Julio Ríos que dijo algo así como “qué tiene esta raza uruguaya tan especial que sigue dando jugadores excepcionales?” Pregunto ¿cuál es la raza uruguaya? la de Forlán o la del Palito Pereira? ¿la de Lugano o la de Abel Hernández? ¿la de Cavani o la del Cacha?. Mientras sigamos creyéndonos el verso de que somos únicos y maravillosos nunca vamos a progresar. Esa concepción de “diferente” del jugador uruguayo es parienta próxima del viejo slogan de “Uruguay la Suiza de América”, “en Uruguay no hay corrupción”, “Como el Uruguay no hay” o “Vivimos dando ejemplos al mundo”.

El proceso

No sé quién fue el que inventó este absurdo y macabro nombre para designar a todo el segundo período en que Tabárez ha estado a cargo de la Selección, pero uno de los que más lo difunde es el inefable Juan Carlos Scelza, quien en cada partido de la Selección nos inunda con una catarata de sinónimos elogiosos para el famoso “proceso”. Pues bien  ¿en qué consiste el proceso? Se supone que es una gran planificación con el Maestro a la cabeza que pretende darle continuidad a nuestra selección integrando todas las categorías, desde las juveniles a las de mayores, unificando un estilo de juego y generando el recambio generacional necesario. ¿Qué es lo que ha logrado en ese sentido?

Por muy contras que seamos no se puede negar que la selección que llegó en cuarto lugar a Sudáfrica nos dio grandes satisfacciones. 7 años después se podría armar un equipo de 11 jugadores que participaron en aquel mundial o en la eliminatoria y hoy siguen siendo convocados a la selección : Muslera, Maxi Pereira, Godín, Cáceres, Palito, Fucile, el Cacha, el Cebolla, Lodeiro, Suárez y Cavani. Prácticamente la columna vertebral de la selección. Es verdad que se han ido grandes referentes como Forlán o Lugano, pero la renovación, realmente no ha sido mucha: Giménez por Lugano y todavía estamos buscando al que cumpla la función de Forlán. Pensemos ahora la edad que tendrán algunos de los jugadores que normalmente son convocados por Tabárez para cuando toque jugar el mundial de Rusia:                                                    edades de jugadores2.jpg

Hay 15 jugadores que superan los 30 años y de los menores de 30 no son muchos los que podemos decir que tienen pasta como para ser titulares. No está mal jugar con jugadores que tengan más de 30; más aún, a veces puede ser conveniente. Lo que sí está mal es tener un equipo integrado por abrumadora mayoría de mayores de 30. Sobre todo cuando se quiere jugar al pressing y en base a correr toda la cancha. Lo que funcionaba en Sudáfrica ahora ya no es posible. Eso está indicando que la tan mentada renovación que el proceso debería haber facilitado no ocurrió.  Y eso pese a que tuvimos varias generaciones de jugadores con buenas actuaciones a nivel juvenil. Si algo ha caracterizado al Maestro es su conservadurismo y tozudez.  Le cuesta mucho citar a la selección jugadores “que no sean del proceso”, con lo cual la Selección parece haberse convertido en una especie de oficina pública en la cual predomina el criterio de antigüedad para los ascensos. Tuvo que lesionarse Lugano previo al partido contra Inglaterra en Brasil, para que el Maestro reconociera que, a los 33 años, y más allá de su cara de nene malo y los grandes servicios cumplidos,  ya no estaba para la alta competencia.  Ese conservadurismo también se nota con la reticencia que tiene para hacer cambios durante el partido. Ahora, luego del desastre con Perú, empezó a anunciar que iba a llamar a nuevos jugadores, aunque aclaró que necesitaba jugadores con “endurance” (resistencia). Parece que recién ahora miró la cédula de los jugadores y se dio cuenta que entre todos suman demasiados años.

Tampoco la integración de todas las categorías ha servido demasiado para ir haciendo evolucionar el estilo futbolístico de la selección. ¿Cuántos jugadores capaces de armar y distribuir el juego como para ser capaces de conducir a la Selección tenemos ? El último fue Forlán y hasta ahora nadie ha sido capaz de sustituirlo en su función.  Ya lo sabemos: el proceso también premia la entrega y el sacrificio más que el talento. ¿les suena a algo eso de que el talento no tiene recompensa?

Los equipos uruguayos siempre jugaron así, no se les puede pedir que cambien de estilo

Este es uno de los mitos más difundidos respecto a la Selección uruguaya. Se dice y se repite hasta el cansancio que “Uruguay siempre jugó así”, que ese tipo de juego rudo, desprolijo y de vivir siempre al borde de la cornisa está metido en los genes de los jugadores y que por lo tanto es imposible pretender que juegue distinto.  Falso.

En primer lugar es discutible afirmar que Uruguay siempre jugó así. Tengo mis recuerdos en mi adolescencia de un programa deportivo en que participaba el Vasco Cea, (Tierra de Campeones?) un campeón Olímpico del 24 y 28 y Mundial del 30 que siempre repetía  que el fútbol uruguayo debía volver a lo que había sido característico en su época y que resumía en el latiguillo: “jugarla cortita y al pie”.  Es muy difícil evaluar el fútbol de aquella época por la distorsión e idealización que ponen los recuerdos y porque además no hay documentos gráficos, pero varias crónicas coinciden en que el juego uruguayo se caracterizaba por una alta técnica y en jugar la pelota al ras del piso, al toque. Cito las palabras del  historiador de fútbol, el francés Pierre Cazal , quien señala como aquel fútbol uruguayo influyó sobre los franceses:

La venida de Uruguay en 1924 para los Juegos Olímpicos y la gira de Nacional en 1925 marcaron mucho los espíritus. Hasta ese momento, el modelo para los franceses era Inglaterra, y el gran periodista Gabriel Hanot, al término del torneo que ganó Uruguay, brillantemente hizo una comparación muy significativa. Opuso el juego inglés, “cuadrado, articulado, con rigor y rigidez”, al juego uruguayo, al que definió como “el arte del amague, de esquivar, de los cambios de pie llevados a la perfección, un virtuosismo maravilloso, un fútbol como nunca se ha jugado en Europa”. El entusiasmo era unánime. Es una lástima que en aquellos tiempos no existiera la televisión, porque el juego practicado por los uruguayos habría tenido el mismo impacto que el que tiene hoy en día el fútbol de Barcelona. Una mezcla perfecta de técnica individual, sentido de la desmarcación y del pase, velocidad y potencia. En ese momento el modelo inglés estaba en declive, un proceso que concluiría en 1950 con la pésima actuación de Inglaterra en el Mundial de Brasil. Entonces al ver a los uruguayos quedó claro que otro fútbol era posible, agradable y también más eficiente, un fútbol que se apegaba mejor al espíritu francés.  https://ladiaria.com.uy/articulo/2016/4/maitres-uruguayens/

Por algún motivo el fútbol uruguayo habría perdido ese estilo original que sí conservaron nuestros vecinos argentinos. En este artículo http://www.aguantenche.com.uy/2014/05/siempre-jugamos-asi/ se efectúan algunas afirmaciones en ese sentido, que si bien no están demasiado documentadas pueden permitirnos elaborar alguna hipótesis:

Según apuntan varios investigadores, Uruguay comenzó a variar su estilo de juego en los innumerables amistosos ante Argentina, el rival de siempre en los primeros años (entre 1900 y 1920, Uruguay jugó 81 partidos, de los cuales 75 fueron ante los vecinos). Si bien la celeste ganó las que duelen (final olímpica y mundial), el fútbol del otro margen del Plata evolucionaba un poco más rápido y, ante igualdad de estilos, las individualidades argentinas se destacaban un poco más.

Por eso, de a poco Uruguay empezó a adoptar un juego un poco más defensivo, bastante similar al utilizado en el partido ante Brasil en Maracaná aunque, ojo al gol, si bien ese puede ser el comienzo de la “garra charrúa” en aquel encuentro decisivo la celeste hizo menos de diez faltas. Duros, tal vez, pero leales y limpios.

La década posterior al Maracanazo siguió mostrando a un Uruguay que le sentaba mejor el juego ofensivo pero los malos resultados comenzaron a llegar (algo impensado en la mitad anterior del siglo) y la urgencia por recuperar el prestigio perdido provocó métodos más arcaicos para llegar al triunfo.

Así, el toque corto y la gambeta se fue reemplazando por la tenacidad incansable, la dureza en la marca y la comodidad encarando un partido de manera más defensiva que ofensiva. Hoy sí somos los abanderados de la garra charrúa y nos cuesta imaginar a una selección adoptando una postura distinta a la actual, pero créanos que esa no siempre fue la nuestra.

 

De hecho tal vez los últimos rastros de juego virtuoso puedan verse en algunas filmaciones – no demasiado buenas – que quedan del mundial de 1954,  probablemente el canto de cisne del fútbol uruguayo bien jugado. Después de ahí, lo de ahora durante varias décadas: fuerza, tesón, garra, patadas. Y de vez en cuando algún jugador fuera de serie.

 

Uruguay Escocia

Uruguay Inglaterra

Uruguay Hungría (aunque dice Inglaterra). Qué partido parece haber sido !! No estaban tan errados los viejos cuando decían que era “el partido del siglo” (hasta entonces, claro)

El periodista Jorge Savia, en cambio, no comparte esta opinión, y utilizando el científico criterio – tan común en cuanta polémica uno encuentra de éste y otros temas – de que “para muestra basta un botón” y extendiendo la historia no más allá de los 60 pretende demostrar que “siempre se jugó así” acusando a quienes opinan lo contrario de tener una “desinformación histórica gruesa”:

Mentira.

Más allá de eso, que es normal y entendible, al fin y al cabo, hay una desinformación histórica gruesa en la base de uno de los argumentos de la discusión: el que sostiene que “es mentira que el fútbol uruguayo jugó siempre así”, poniendo énfasis en la defensa y el contraataque; o, dicho con otras palabras, en “limitar primero las fortalezas del rival” para después, afirmado sobre esa base, “explotar sus debilidades”, según lo define siempre, y muy bien, el propio maestro Tabárez.

En ese sentido, entonces, si acaso por aquello de que para muestra basta un botón, vale ahora rescatar un testimonio que parece, si no terminante, al menos interesante: en una entrevista publicada por El País en 2006, Luis Maidana dijo acerca del fugaz —y en buena medida frustrado— pasaje en los primeros meses de 1962 del técnico húngaro Bela Guttman por el Peñarol de Goncalves, Rocha, Sasía, Spencer y Joya: “El hombre sabía, no hubo entendimiento de parte nuestra; él quería que jugáramos de primera, que hiciéramos esos cambios de frente típicos de los europeos, y acá estábamos acostumbrados a otra cosa, a defender la chacrita, a jugar de contragolpe y después meter el centro”.  http://www.ovaciondigital.com.uy/futbol/seleccion-uruguay-tabarez.html

Pero más allá de cuál fue la forma en que jugaba Uruguay en el pasado, hay argumentos de mayor peso para que Uruguay cambie aunque más no sea en algo su estilo de fútbol.

En primer lugar los mejores jugadores del fútbol uruguayo juegan en el fútbol europeo y se adaptan a las características de éste, codeándose además con los mejores jugadores del mundo.  Se acostumbran a un fútbol ordenado, táctico, prolijo. Cuando vienen aquí a la Selección los hacen jugar “a la uruguaya”: al pelotazo, a no dar dos pases seguidos, a defender. Quedan totalmente desarraigados. Observen a Suárez en el Barcelona: hace juego de equipo, da pases, toca, arma jugadas. Aquí lo ponen solitariamente adelante esperando que le caiga alguna pelota.  Uruguay es un fútbol exportador de jugadores, tendría que adaptar su juego – desde el de las selecciones juveniles hasta el de las mayores – a algo más adecuado a lo que se juega en el resto del mundo. Si sus jugadores se adaptan a un fútbol diferente y triunfan en él ¿por qué no pueden jugar a lo mismo en la selección? Terminan siendo un híbrido de jugador acostumbrado a un fútbol prolijo jugando al pelotazo. Ni una cosa ni la otra.

El segundo argumento es el ejemplo de otras selecciones que han cambiado su estilo de fútbol. Tal vez el más notable sea el de España: durante décadas apostó a lo que se conoció como “la furia española”, con un estilo algo parecido al juego actual de Uruguay: fuerza, entrega, lucha. Siempre fue una selección del montón con escasos éxitos a nivel internacional. Hasta que un día cambió su estilo de juego: posesión de pelota, toque, prolijidad, desmarque, muchos pases, táctica. Y ese cambio le valió –entre varios logros a nivel continental – la copa del mundo de 2010 donde claramente fue el mejor equipo.  Otro ejemplo es el de Holanda: antes de 1974 no existía futbolísticamente y realmente muy poco sabemos respecto a cómo jugaba. Seguramente jugaba un fútbol anodino e intrascendente, ya que ni siquiera clasificaba a los mundiales. En el 74 adoptó un estilo nuevo y revolucionó el fútbol.

No pretendo con esto que Uruguay cambie totalmente su estilo. Siempre queda algo de la impronta del país y pretender una revolución futbolística sería algo impensable para nuestra mentalidad conservadora. Pero aunque sea apostar a algo un poco más elaborado, un poco más de toque, dar más de dos pases bien seguidos, elaborar jugadas.

Termino de escribir este post después de ver el partido entre Boston River y Nacional del día de hoy, en el cual “el primero de los nombrados” acaba de dar una muestra de cómo es posible jugar “a otra cosa”.

________________________________________________________

Posts relacionados

Con el sello del fútbol charrúa (segunda parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/11/22/con-el-sello-de-la-garra-charrua-segunda-parte/

Tabárez y el investment grade https://salmonbizarro.wordpress.com/2016/06/12/tabrez-y-el-investment-grade/

Anuncios

»

  1. Oportunista !
    No me olvido del proceso, de los juveniles , de Sudáfrica, de la copa América del 2011
    Si , Boston River dio una demostración de que se puede jugar con ideas
    Contradiciéndome digo : fuera Tabarez y su séquito de ancianos aburridos .
    Y a cambiar esa inmunda ropa Puma
    Ah, no leí el artículo

    Me gusta

    Responder
    • Señor: ¡oportunista nada! Lo que digo en el artículo no es más que la confirmación de ideas que ya había manifestado en el momento más alto de euforia por nuestra situación en la tabla de las eliminatorias. Ahora, ya que usted menciona la copa América 2011 me acabo de acordar aquel partido con Argentina que ganamos de casualidad después que nos bailaran todo el tiempo, como es habitual cuando nos enfrentamos a nuestros vecinos del otro lado del río. Me acuerdo de la tosudez del Maestro de mantener al Ruso Pérez con amarilla y ofuscado, cuando era obvio que lo iban a echar como efectivamente ocurrió y un whatsapp de un amigo desesperado puteando al maestro por su tosudez. Más obcecado que King Kong

      Me gusta

      Responder
  2. Me censuraron mi comentario
    Patotero

    Me gusta

    Responder
    • a veces pasa que por algún motivo que desconozco algunos comentarios wordpress me pide que los apruebe. y si no estoy en la computadora en el momento en que los publican el proceso (con perdón de la palabra) de aprobación puede demorar

      Me gusta

      Responder
  3. Uhh, la culpa siempre es ajena
    Perdón honesto Salmón

    Me gusta

    Responder
  4. Estoy espeso.
    Tabarez es ateo

    Me gusta

    Responder
  5. PERLA CASAÑA

    Hola, Salmón; no me gusta el futbol. Mi intención es informarme para poder entender esa cosa que idiotiza al uruguayo y lo distrae de otras prioridades. No logré terminar de leer tu larga publicación, porque me aburrió. Tu puedes darte cuenta que hace muy poco que me registré en tu bloc. Te conocí en una entrevista que te hizo Ingnacio Alvarez. Soy frontal y me gusta el periodismo frontal. Los que elegimos transitar ese camino, sabemos que cosechamos más enemigos que amigos. Aún así,insistimos seguir ese camino. ¿ Será que nos apasionan los desafíos? …o somos qué?

    Me gusta

    Responder
    • La esposa de Estupiñan ?

      Me gusta

      Responder
    • Estimada Perla:
      Primero que nada le agradezco su comentario y sea bienvenida. El punto de vista femenino parece ausente en lo scomentarios de este blog y nos parece muy necesario.
      Entrando al punto: El tema de la idiotización a través del fútbol y la distracción de otras prioridades es un tema que ha sido muy tratado y siempre es objeto de polémica. Uno puede idiotizarse y evadirse de la realidad de muchas maneras: mirando fútbol, escribiendo un blog, mirando telenovelas, practicando sexo compulsivo, escuchando todo el día a Beethoven o a Viglietti, leyendo mala o buena literatura (recordemos que El Quijote perdió la razón por leer novelas de caballería). Todo es cuestión de qué tiempo permite cada uno que algunas de estas cosas ocupen en su vida y con qué grado de obsesión lo hace. Una cosa es disfrutar del fútbol como deporte e incluso como “pasión de multitudes”, otra es vivir permanentemente pendiente de ello y no hablar de otra cosa que no sea el fútbol. Las personas necesitan diversión, distracción, no pueden estar todo el tiempo colgados a la realidad y se puede perfectamente disfrutar de este deporte sin idiotizarse, de la misma manera que se puede disfrutar de un buen vino sin emborracharse o del sexo sin ser un maniático sexual. Si no te gusta el fútbol estás en todo tu derecho, es lo bueno de que seamos todos distintos, pero creo que hay que comprender que hay mucha gente que sí le gusta e incluso le apasiona, y no por ello son idiotas o desconocen la realidad que los rodea. Por otra parte en el análisis que yo tiendo a hacer del fútbol en este blog (porque cuando me siento frente al televisor a ver un partido soy un hincha más) trato de verlo como un reflejo de la sociedad y ese es un poco el mensaje que intento trasmitir. La misma idolatría que hacemos de determinados personajes de la vida real a veces nos lleva también a lewvantar mitos sobre nuestras glorias futbolísticas, nuestro pasado o sobre el proceso del Maestro Tabárez. El mismo fanatismo irracional con que muchas veces se abraza una idea política es el que nos lleva a defender fanáticamente a un club de fútbol. La misma valoración negativa del talento que tiene nuestro fútbol es la que se encuentra en nuestra sociedad. Y así podríamos seguir.
      Pero bueno, si no te gusta el fútbol y no lo sigues a veces puede ser difícil de seguir estos paralelismo. Por eso te invito a seguir leyendo otros artículos del blog, hay más de 100. Saludos y de nuevo gracias por participar.

      Me gusta

      Responder
  6. Algunas “verdades” absolutas y otras no tanto. Reconozco que este blog se ha caracterizado por tratar de desmitificar el famoso proceso del Maestro, que de a poco está teniendo una metamorfosis kafkiana en el imaginario popular. Creo que, como alguna vez le manifesté, estamos atados a una realidad de números y estadísticas (que Ud maneja habitualmente en este blog), la cual nos indica que estamos yendo al lugar de la tabla donde merecemos estar.
    Quisiera discrepar en parte con su comentario, es cierto que esa historia repetida de la “raza de campeones” nos ha hecho mucho mal, pero es llamativo que de una escasa población, comparativamente hablando, se pueda plantear mantener una selección competitiva (los otros deportes nos muestran un posicionamiento mas acorde con nuestra realidad). Creo que la actitud juega un papel importante en todo emprendimiento, a la vista está como el papel del psicólogo ha tomado un lugar destacado en todos los equipos. Cuando los equipos poseen una mística propia de un “convencimiento histórico” (justificado o no) hace que en situaciones puntuales se pueda aprovechar para marcar una diferencia a favor. Lógicamente las diferencias a veces son apabullantes, donde la actitud no alcanza y muchas veces es contraproducente, pues nos lleva a confiar en esos arrestos anímicos del pelotazo, el centro a la olla etc.
    Hubo un tiempo (“que fue hermoso”, dijera S. Generis) en el que estuve ligado al acontecer del Baby Fútbol y pude comprobar como la mística toma un papel importante en la construcción de una “identidad futbolística”, observé más de una vez como algunos DT daban encendidas arengas a niños de 9 o 10 años, que terminaban transformando una tarde de fiesta en una guerra por el honor de los colores de la camiseta. Bueno, el tema del Baby fútbol es para hablar largo y tendido, pues creo que de ahí salen las características (buenas y malas) de nuestro fútbol, donde desde chicos vemos como se aplaude un trancazo (“buena caballo!”) y se critica una moña (“siempre una demás!”).
    Como todas las cosas mías arranco por una punta y me termino yendo por la tangente (de cal).
    PD “Feliz Domingo Para Todos!” (S. Soldán dixit).

    Me gusta

    Responder
  7. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    dijo Perla :” Salmón; no me gusta el futbol. Mi intención es informarme para poder entender esa cosa que idiotiza al uruguayo y lo distrae de otras prioridades. ”
    creo que es el mejor comentario por lejos de (una de las cosas)porque nunca se lograra la igualdad de genero,aunque este post trata de otra cosa no hay que dejar pasar el punto de vista femenino.
    Saludos Perla

    Me gusta

    Responder
    • Perla : Hola, Salmón; no me gusta el futbol. Mi intención es informarme para poder entender esa cosa que idiotiza al uruguayo y lo distrae de otras prioridades.
      igni, no sea políticamente correcto con este enunciado despectivo de Perla .
      La cuál de pique parece dueña de la verdad excusada por si supuesta frontalidaf .

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        esqui,a pesar de lo corto de mi comentario parece que no lo entendió,nunca tome posición sobre el dicho de la dama,solo expuse que existe y existirán siempre diferencias de pensamiento en los temas según el genero de quien lo emite y ese es el motivo insalvable de porque nunca habrá igualdad.
        en cuanto a lo de “políticamente correcto” solo lo valido para el caso de obtener algún beneficio propio (que en este caso no aplica) esto lo aprendí de tanto verlo en la clase política uruguaya y que le da excelentes resultados jajaj

        Me gusta

  8. Ok Igni. No lo entendí . Disculpas

    Me gusta

    Responder
  9. No te vi decir nada del titulo de la sub 20, dame cualquier dt con los números del maestro.

    Me gusta

    Responder
    • no te niego nada de ello. Pero no quita lo que te digo. De qué nos sirve ganar torneos sub20 si después seguimos insistiendo con los mismos jugadores de siempre?

      Me gusta

      Responder
    • Juan López: una vez campeón del mundo y otra cuarto.

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        y s,i era de Central y Palermitano y ni hablar de la diferencia de años al frente de la seleccion,si hacemos promedio de años/titulos la gana 10 a 0 ya sea en clubes o selecciones

        Me gusta

    • Pablo Crossroads

      Como DT de la selección ganó una Copa América de selecciones. Jugó 5. Además clasificó a 3 mundiales, 2 por repechaje y apenas. Dirigió 3 Mundiales, llegando a un 4º puesto como máximo. Ganó un Panamericano. Fracasó en una Olimpíada. Fracasó en la Copa Confederaciones. Como entrenador de Peñarol ganó una LIbertadores perdiendo la Intercontinental y la Interamericana y terminó 8º en el Uruguayo. campeón de 3 torneos cortos con Boca.
      Con esos números hay decenas.
      Un buen organizador, buen armador de grupos, borró unos cuantos ” pesados” de la Selección ( sabía que, si quería lograr algo, debía hacerlo luego de su paupérrima experiencia en Italia 90, como pelele de Paco). Como DT, mediocre, lento de decisiones, terco, repetitivo.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Y la Sub 20 de este año la ganó Fabián Coito. En 1983, en Bolivia, dirigió tabárez y perdió la final con Brasil. Hasta ese momento Uruguay-Brasil habían disputado 4 finales en sub20 , 3 ganadas por Uruguay.

      Me gusta

      Responder
  10. Hace un tiempo escribiste sobre los juveniles y como la mayoría de los planteles no tenían jugadores de calidad, y de la “pobreza” de conceptos futbolisticos, y sin embargo no te vi escribir del logro obtenido por la sub 20, se puede jugar mejor?, claro que si, pero desde que tengo memoria(nací en el 79) nunca existió un proceso de selecciones serio, que los 90 no vuelvan nunca mas!!

    Me gusta

    Responder
    • Estimado Spdy. Te agradezco antes que nada sus comentarios. Estuve buscando dónde había dicho yo que la mayoría de los planteles juveniles no tenían jugadores de calidad, ya que no me sonaba haber dicho algo así. Me costó, pero encontré lo que había dicho que es , por cierto, bastante diferente: “A mí, de todas maneras, a veces me queda la sensación de que si no tenemos enganches es porque ese tipo de juego no es estimulado por nuestros directores técnicos y porque en la formación de nuestros jugadores les van metiendo vicios. Las selecciones juveniles, por ejemplo, juegan a ganar a como dé luegar en vez de tratar de desarrollar un estilo de juego diferente que estimule la habiidad. ” No me refiero a la calidad de los planteles, sí a cómo los hacen jugar replicando los vicios de los mayores en lugar de buscar mejorar el estilo.

      Me gusta

      Responder
  11. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Spdy, si la memoria no me traiciona creo que en el 90 el Dt era el mismo de hoy en dia y en el banco a su lado en los partidos de selección se sentaba el dueño de los jugadores a controlarlo o no ?

    Me gusta

    Responder
  12. No los vi en el 2010 criticando, a no subirse al carro luego, en el 90 lo rajaron como perro, en “los 90” no le ganamos a nadie me refería a eso, dts con mejores números hay muchos??, pero no tiran un nombre, cuando no este ya van a llorar

    Me gusta

    Responder
    • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

      Spdy, aparentemente no entiendes el sentido o fin de una competición y crees aquello de “lo importante es competir” o “el camino es la recompensa” (que en el caso del dt es valido ya que cobrara fortunas durante el camino sin importa si sale en ultimo lugar) o el “orgullo de salir en cuarto lugar entre tantos competidores” cuando realmente en una competencia el único valor es ganarla,todos los demás serán perdedores de la misma salgan en el lugar que salgan,llegar a la final y perderla es igual a salir ultimo,tomando en cuenta el cometido real de la competencia que es: ganarla

      Me gusta

      Responder
      • no estoy de acuerdo. Para mí el gran logro es que aunque no se gane caer dignamente como se cayó con Holanda. Jugando de igual a igual. Si no salvo el campeón todos serían fracasados.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        es que fríamente la realidad es esa,en una competencia donde solo un participante puede ganar los otros son perdedores,es simple,por mas paños fríos que le pongan y le den color la realidad es esa,usted recuerda en el campeonato local algún hincha de un cuadro que salga cuarto saliera a festejar y tirar bombas o hacer caravanas por su barrio por ese “logro”

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        Salm, una consulta,si el equipo de sus amores termina cuarto en su torneo como considera su actuación ? buena, meritoria o fracaso ?

        Me gusta

      • depende. si es peñarol en un campeonato uruguayo es un fracaso total. en una copa del mundo es diferente. depende con quien se juegue también. si por ahí en octavos de final te tocó enfrentarte con alemania o brasil y la quedás jugando bien es meritorio.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        sera que mi daltonismo llega hasta las ideas ya que no veo diferencia en los ejemplos que da sobre uno u otro,si es basado en poblacion, potencia, dinero , tampoco me cierra ya que si fuera por eso por ejemplo cuba no tendría la cantidad de medallas olímpicas que tiene y Jamaica no podría ganar ni en una carrera de embolsados,ahora si la excusa es buscar algún tipo de consuelo para minimizar los fracasos se la llevo y sigamos participando

        Me gusta

      • es muy simple, Peñarol es un cuadro grande, si no es campeón es un fracaso. uruguay es un cuadro chico, si no es campeón no es fracaso. Si no los hinchas de cuadro chico no seguirían nunca a sus equipos psorque saben que nunca van a salir campeones.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        lo simple seria 207 selecciones compitiendo,solo 8 la ganaron en 20 ediciones diputadas, 2 de ellas por Uruguay si eso es “cuadro chico” como denomina a los otros 199 paises ?

        Me gusta

      • ta, ya no me interesa más esta discusión.

        Me gusta

      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        ok, cambio y fuera,el que calla otorga se entiende,nunca reconocer ni dar el brazo a torcer,en lo terco coincide con el maestro,que curioso no ?

        Me gusta

    • Spdy: 1. en 2010 no me podía haber visto porque este blog no existía. 2. Creo que en el post está dicho que la selección de 2010 nos dio grandes satisfacciones. Y en posts anteriores siempre elogié la labor del maestro como motivador y por devolverle la autoestima a la selección. Son cosas diferentes. 3. también recordemos que en 2010 estaban forlán en su plenitud, suarez y cavani, y lugano en su plenitud. 4. porque nos fue bien en 2010 no le vamos a seguir extendiendo crédito toda la vida. Hay ciclos que se cumplen y yo creo que el de él ya fue. No discuto los éxitos que tuvo, pero ya debería dar un paso al costado. sobre todo porque no ha sido capaz de darle a la selección un estilo de juego que no implique estar siempre al filo del abismo. Si la suerte se hubiera comportado un poco diferente, apenas un poco no hubiéramos clasificado a los dos mundiales últimos. tuvimos suerte. aquel gol errado por venezuela en la hora , algún penal dudoso con el que clasificamos, los goles que erró costa rica en el centenario. y en el mundial el penal que erró el ghanés. si una de esas cosas hubiera ocurrido diferente hoy el maestro no estaría al frente de la selección.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Spdy, no creo que hayas tenido la posibilidad de haberme leído en el 2010.Lo critiqué cuando clasificamos al Mundial por un penal en la hora, en Ecuador, que nos regaló el juez y Forlán convirtió. Ahí estábamos eliminados. Y en el último partido tuvimos la chance de eliminar a Argentina y perdimos con la Argentina de Maradona(!!!) 1 a 0 en el Estadio. Un desastre deportivo, a menos que lo interpretes como una colaboración ururguaya a una victoria pírrica argenta, que le permitió al impresentable continuar como DT y llevar a su selección al papelón del Mundial. Ah, fue la única derrota por Eliminatorias ( 2-2-1) o por Copa América de selecciones( 5-1-0), como locales, frente a Argentina. Otros números para el Maestro.
      Lo critiqué cuando penamos para clasificar ante Costa Rica, cuando luego del gol del Loco Abreu nos empataron y no nos dejaron afuera porque en la hora un costaricence, solo, le erró al arco por centímetros. Así fuimos al Mundial.
      Y lo critiqué en el Mundial, donde Mundial fuimos efectivos, con un Forlán que tuvo su 1/4 de hora de fama y de gloria jugando como nunca antes y nunca después, el comienzo de la campaña de La Bestia que hasta hoy lo sigue salvando, un Cavani que se sacrificaba igual que hoy, una media cancha que dio su brilló postrero y que allí debió haberse retirado( hace 7 años) y una defensa bien uruguaya, apretada y sólida. Punto. Y seguimos la ruta que estaba preparada para que fuera usada por el anfitrion, al que eliminamos.
      Y no me hables del año siguiente en la Copa América que ganó, porque lo del DT fue lamentable ( sacalo al Ruso, sacalo al Ruso, sacalo al…puuutadigo, ya lo echaron). Ahí también lo critiqué.
      Y además un señor que es un protegido de la prensa, siempre de mal humor, no se lo puede criticar y la prensa calladita. Ni cuando terminó en la Justicia por un problema de polleras y dinero. Todo bajo perfil, una vergüenza, otra más de la era Mujica.
      Así que Spdy, como seguramente no me leíste en 2010, ni en 2007, ni en 2014, te lo aclaro. Por edad viví mucho el 4º puesto de 1970. Llegaron y no estaba ni la familia. Cuando llegaron éstos , le hicieron una fiesta. Pan y circo.
      Algún resultado no acalló mi crítica, sobre todo cuando tuvo la mejor generación en muchísimos años y logró poco y nada. Caramba que coincidencia, como su amigo y mentor Presidente.

      Me gusta

      Responder
      • y se acuerda aquella pelota de Venezuela que por poco entra en la eliminatoria pasada. Si iba adentro quedábamso afuera.

        Me gusta

      • Durísimo Pablo! durísimo!! Y estoy de acuerdo con el espíritu. Yo, aunque no dedico mucho tiempo al futbol, lo dije también: Renuncien a Tabarez de una vez por favor!! Lo dijimos! 🙂

        Me gusta

  13. Igual debo decir que haber estado en el mundial cuando el 2.1 ante Inglaterra en San Pablo fue de las experiencias más emocionantes que recuerdo. jaja. Renunciá Tabárez!! jajaja

    Me gusta

    Responder
  14. Pablo Crossroads

    Salmón, no tengo tweeter pero Afonso tampoco tiene hat trick jijiji Si no fue hoy, olvidense, nunca más!

    Me gusta

    Responder
    • Afonso es el Morena del siglo 21. Felicitaciones por la hazaña de empatarle en la hora a un grande jugando con diez hombres.

      Me gusta

      Responder
      • Cuál era el grande ?
        El de Afonso, Rossi, un tal Hernández y el Cachila Arias?
        Nacional viene en un descenso futbolístico y está perdiendo puntos con equipos menorres

        Me gusta

      • Pablo Crossroads

        Igualmente por el clásico de rebote en la pelada de Novick. jejeje la alegría va por barrios, pero hay uno que sigue triste hace más de 1000 días. La última vez que los nacidos en 1913 ganaronun clásico, Suárez no había mordido a Chielini, Sendic era Licenciado y era una promesa como futuro candidato y el boleto costaba $ 23….si hará tiempo :):):) haya paz

        Me gusta

  15. Daniel Miranda

    Es curioso ver como se suceden los acontecimientos. Cuando asume Tabárez, hace ya 11 años, veníamos de fracaso tras fracaso, donde excelentes jugadores (individualmente hablando) fracasaban como equipo. Venían con todos los defectos y problemas personales y trataban de prevalecer sin importarles un comino el “equipo de todos”. Asume Tabárez y establece una cierta filosofía de actuación, fuera y dentro de la cancha, una disciplina y manera de actuar que se correspondía con una elección de jugadores con esa impronta. Concomitantemente surgió una generación de jugadores que aceptaron la misma y actuaron en consecuencia. Lugano, Forlán, el “ruso Pérez”, Egidio, Godín, etc. y otros que comenzaban una magnífica carrera, Suárez y Cavani, y los demás acompañando. En el 2010 al influjo sobretodo de Forlán, la selección tuvo una excelente actuación, en resultados y bastante aceptable en el desarrollo futbolístico. Esto se confirmó en la Copa América del 2011 en la que jugó el mejor fútbol hasta ahora. Algunos de los líderes, espirituales y futbolísticos se han ido, su ciclo se ha terminado. Pero el “Maestro” sigue al frente y lamentablemente, hasta ahora, sin reeditar la impronta futbolística. Es que el fútbol es esencialmente generacional, sobre todo en nuestro país que carece de un estilo de juego. No hay sustituto para Forlán, ni individual ni colectivamente hablando. Nuestra prensa deportiva es lamentable. Están los que apoyan sin la más mínima critica, ni constru ni destru, el denominado “Proceso”, (palabra que me trae tristes recuerdos políticos). A pesar del mismo y quizás como resultado de quienes lo guían, no hay un estilo futbolístico. Han surgido en el fútbol interno varios D.T que han desarrollado cierto estilo de jugar bien, ver Wanderers, River Plate, Boston River, etc, y sin embargo ninguno de dichos DT, forman parte de dicho Proceso (ni en las juveniles y por supuesto menos en la mayor). Las selecciones juveniles han tenido cierto éxito, pero debido fundamentalmente a GENERACIONES de jugadores, no a estilo o estilos futbolísticos. Se desperdician muchas de estas generaciones, y jugadores que triunfan en el exterior no son citados de ninguna manera. El Sr. Tabárez mantiene, hasta ahora, un conservadurismo digno de mejor causa, y está convencido, y así lo ha trasmitido públicamente, que el nuestro es un fútbol de respuesta y no de propuesta. Es una profecía autocumplida, si cito a jugadores de dicho estilo, no voy a tener como resultado un fútbol distinto. Ya lo decía, creo que Einstein, si haces siempre lo mismo, no esperes tener resultados diferentes. En fin, creo que Tabárez tiene que seguir al frente del Proceso, pero NO DEBE SER MAS EL D.T. de la selección. Tiene que haber otro que nos haga jugar al fútbol, no al pelotazo o al frentazo salvador. Si los jugadores triunfan en el exterior es porque pueden dar más de dos pases seguidos y concertar alguna jugada de ataque. Tenemos dos de los mejores delanteros del mundo que se mueren de frío esperando un pelotazo, o quedan con la lengua afuera corriendo y marcando a los contrarios para poder conseguir una pelota que puedan jugar. Hay que iniciar una campaña para agradecer al Maestro los servicios prestados, darle un cargo de responsabilidad en el famoso Proceso, y que alguien, con mayor convencimiento se ponga al frente de las selecciones y nos haga jugar. No importa si en lo inmediato ganamos o no, pero si queremos tener un futuro, hay que comenzar HOY.

    Me gusta

    Responder
  16. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    que bueno seria algún dia un post filosófico sobre el ego, o la supuesta “virtud de ser terco” que proclama el maestro, o de si la hago yo esta bien pero si lo hace otro esta mal, o esto es asi porque siempre fue asi , lo propongo porque yo creo que es asi y punto ta !!!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: