Canal RSS

LA CULPA ES DE LAS REDES

Publicado en

 

La capacidad que tiene la gente de echarle la culpa a cuestiones accesorias en hechos importantes, y de paso descargarse contra lo que no le gusta, es realmente asombrosa.

Cuando el Presidente De La Rúa tuvo que escaparse de la Casa Rosada en medio de una de las peores crisis de la historia argentina mucha gente acusó a Marcelo Tinelli por el “linchamiento mediático que había hecho del inepto presidente, responsabilizándolo de su caída.  Por supuesto, era la misma gente que se despachaba en críticas contra el nivel decadente del programa, sus groserías o el humor muchas veces basado en la burla a las personas. Mucha de esas personas, hipócritamente, sostenían  “yo ese programa no lo veo”, aunque conocían perfectamente todos los sketches que allí se desarrollaban. El programa Tinelli tenía un actor que hacía una perfecta imitación del entonces presidente, imitación que no hubiera sido tan popular si no hubiera captado justamente todos los tics de éste. No fue a través de un personaje ficticio que construyó la idea de que el presidente era un despistado, sino que fue el despiste de éste el que dio origen al personaje. No sé qué culpa pudo haber tenido Tinelli de que De La Rúa en persona se rebajara a ir a su programa para intentar mejorar su imagen e hiciera él solito, sin que nadie le tendiera una trampa, el ridículo: le mandó saludos a la mujer de Tinelli equivocando su nombre, equivocó también el nombre del programa; al irse no supo para qué lado del estudio tenía que salir, pasando repetidas veces detrás de Tinelli, para un lado y para el otro,   dando imagen de haber perdido el rumbo no solo ahí sino en su gobierno. Y también fue patética la forma en la cual reaccionó cuando un tipo del público se coló y le hizo un reclamo. Como fue patética su imagen cuando intentó hacerse el gracioso con su imitador. Pero mucha gente apuntó con su dedo acusador al conductor del programa, como si en la caída del Presidente no hubiera incidido la brutal crisis económica que vivió el país. Entre estos dedos acusadores estuvo el del propio ex-presidente, que años después lo responsabilizara de haber colaborado con su caída, en infelices declaraciones en las cuales se la toma contra  la libertad de prensa:

“esas imitaciones en programas masivos hacen mucho daño, quieren minar la autoridad del presidente” …. “Tinelli tuvo que ver con mi caída”…  Esas imitaciones en programas masivos hacen mucho daño, quieren minar la autoridad del presidente, entonces no se va a ninguna parte”…. “hay que plantear la responsabilidad de los medios en democracia. Si no hay respeto por las autoridades, ¿qué respeto podemos pedir entre nosotros mismos?”,  .. Cuando se da plena libertad de prensa el peligro es el abuso”. http://www.mendozapost.com/nota/40354-de-la-rua-acuso-a-tinelli-de-colaborar-con-su-caida/

Estas palabras se comentan solas. Sólo quiero marcar el “cuando se da” referido a la libertad de prensa, como si fuera un don otorgado por el mandamás de turno y no un derecho democrático.

 

Pues bien, hoy en día mucha gente la arremete contra las redes sociales culpándolas de todos los males. Hace unos días Montevideo se vio conmovida por el asesinato de un policía que cumplía una guardia en una pizzería. Un joven había publicado en su página de facebook un mensaje que decía “por trabajar solamente una noche me gaé 10 palitos”. Como esa había sido precisamente la cifra que robaron los delincuentes en la pizzería el hombre se transformó inmediatamente en sospechoso. Finalmente pudo demostrar que él no había sido, que había estado esa noche trabajando y haciendo horas extras en el puerto por lo cual salió en libertad. Mientras estaba detenido en su cuenta de facebook comenzaron a lloverle insultos del tipo:

Fueron los 10 palos más caros que vas a tener si fuiste vos el que mataste al policía hdp”  …. “Que miseria será tu vida que no te importa la vida de otra persona, que era padre de flia, hombre, hijo, hno… en fin un ser humano ¡! …….Te mereces aparecer ‘ahorcadito’ en la cárcel y con un palo en el culo. Hijo de Puta!” 

Esto motivó el titular del diario “El Observador” :  Las redes lo crucificaron como asesino del policía y estaba trabajando en el puerto  , un comentario claramente demonizador de las redes. http://www.elobservador.com.uy/las-redes-lo-crucificaron-como-asesino-del-policia-y-estaba-trabajando-el-puerto-n1097118

En varios posts he hecho comentarios respecto a cómo muchas veces la gente se comporta en las redes efectuando comentarios agresivos o que incluso rozan en el delito. Este Salmón ha recibido en muchas oportunidades insultos y agravios de todo tipo, simplemente por emitir opiniones que a mucha gente no gustaban. Sin embargo, no se me ocurre culpar a las redes de ello, ya que ello implica desviar el foco del problema verdadero. Es como si una persona va caminando por una calle oscura y la asalta un ladrón y le echamos la culpa a la oscuridad y no al ladrón.  Las redes podrán magnificar la difusión de las acusaciones (de hecho lo hacen), pero los verdaderos culpables son los que escriben cosas en las redes y no las  redes en sí mismas.  Detrás de esta acusación a las redes hay mucho intelectual elitista que no tolera que la gente se exprese libremente y con mayor difusión.  A vía de ejemplo de esto, cabe citar un comentario hecho por el semiólogo Umberto Eco, quien poco antes de morir expresó:

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbécileshttps://actualidad.rt.com/actualidad/177851-umberto-eco-redes-sociales-legion-idiotas

Como se ve,  para muchos el mundo sería mejor sin redes sociales. Probablemente esto sea así para gente que no sabe manejarse en ellas, o a la que la aparición de una nueva forma de comunicación o  tecnología le rompe los esquemas (ya hemos visto en otros posts la demonización de los celulares); también puede ser por miedo ante lo nuevo o – como creo que es el caso de muchos intelectuales de elite – por el temor de perder el monopolio de la opinión. Yo diría: Bienvenida la invasión de los imbéciles. Las redes sociales permiten democratizar las opiniones. La rueda del bar se ha ampliado, y afortunadamente no se necesita ser un premio Nobel para ser escuchado. Afirmar que “un idiota que habla en un bar” no tiene el mismo derecho a hablar que un premio Nobel es de un elitismo insoportable. Empezamos por aquí y terminamos con que sólo unos pocos iluminados deberían votar en un país o que hay gente con más derecho que otros de acuerdo a su mayor o menor formación o inteligencia. De aquí al totalitarismo mesiánico hay un paso. Afortunadamente, las redes sociales hoy permiten expresarse e intercambiar opiniones a todo el mundo, desde el tonto del bar hasta el premio Nobel, pasando por la gente común y corriente – como este Salmón, por ejemplo, – que se enriquece emitiendo y discutiendo sus ideas con otra gente que participa en las redes.  Por supuesto que muchísima gente las utiliza mal, pero mucha otra gente ha accedido a una dimensión de intercambio de ideas que antes era imposible. En la mesa de un bar no siempre se sientan idiotas, y afortunadamente instrumentos como facebook, twitter o los blogs han ampliado el bar y posibilitado que en las “charlas de bar” se integren personas que por diferentes motivos no pueden o no quieren salir de su casa. Por supuesto que también las redes tienen problemas, pero la gente cree lo que quiere creer, con redes o sin redes. Y muchas veces los linchamientos se originan de otros lados.

En este caso concreto observen esto que había publicado El Espectador en su página web:

facebook

uno de los sospechosos tiene 19 años y no registra antecedentes como mayor de edad, aunque había sido llevado en varias oportunidades por averiguaciones sobre distintos delitos. El día del suceso publicó en Facebook haber ganado $10.000 después de “trabajar” y sabía que estaba siendo buscado. http://www.espectador.com/sociedad/354223/dos-detenidos-por-asesinato-a-policia-durante-asalto-en-pizzeria-de-pocitos

Quién está linchando?  Para empezar, quién filtró la información de que había un sospechoso y que lo era por haber publicado ese mensaje?  ¿Está bien que la página web de la radio publique las razones por las que fue encontrado sospechoso? Por otra parte, el hecho de publicar el mensaje que mandó en facebook, no predispone a la gente para pensar que es culpable? Nótese que e el mensaje es publicado con el nombre borroneado a medias. No se necesita tener instrumentos especiales para saber cuál es el nombre de la persona y encontrarlo en facebook (yo lo hice fácilmente). ¿fueron las redes quienes lo lincharon o fueron quienes desde la prensa grande publicaron su nombre y apellido – cosa que está prohibido hacer cuando se trata de un simple sospechoso – dándolo en bandeja para su linchamiento, que afortunadamente sólo ocurrió en facebook?.

Hace muchos años, en plena dictadura, yo vivía enfrente a una comisaría. A pocos metros de mi casa había un almacén de barrio donde los policías iban a comprar. El almacén, asimismo, era uno de los epicentros de chusmerío de la zona. Por esa época se había producido la violación de una niña. Uno de los policías, con toda impunidad, comentó: “ya agarramos al violador, no saben la paliza que le dimos”, lo cual fue festejado por todo el barrio que se sentía orgulloso de la eficiencia y espíritu justiciero de su policía. Al otro día el mismo policía comentó en el mismo almacén, y sin mostrar ningún arrepentimiento, que el tipo era inocente y que lo habían largado. No necesitaron de las redes sociales para lincharlo.

desinformarEn los últimos tiempos se ha apelado mucho al concepto de posverdad y su relacionamiento con las redes sociales. Básicamente se le llama posverdad a una situación en la cual la opinión pública se forma en torno a cuestiones emocionales más que a los hechos objetivos. (I can’t make you think, but I can make you feel) Me pueden traer miles de pruebas de que  tal o cual gobernante es un corrupto o que ha violado derechos humanos, pero si son de mi partido negaré que es cierto. Diré, por ejemplo, que hay un complot urdido en una ciudad de otro país para desprestigiarlo. Y al revés, basta que oiga un comentario que acuse de algún delito grave a  alguien que no es de mi gusto  para que lo crea a pie juntillas sin necesidad de pruebas. Como se ve, nada nuevo bajo el sol. Pero para mucha gente la culpa de la posverdad la tienen las  redes sociales. Por supuesto que las redes sociales pueden potenciar la existencia de la posverdad, pero también es cierto que las redes sociales permiten a quienes son víctimas de la posverdad defenderse, o a que personas con criterios independientes escriban en ellas tratando de contribuir con hechos objetivos al debate y al razonamiento. Las redes sociales han democratizado la comunicación; en esa democratización han acercado a la difusión de las ideas a los idiotas, es cierto, pero también a mucha gente sabia o simplemente razonable que antes no tenía ocasión de difundir sus pensamientos, de la misma forma que de las manos de los seres humanos puede surgir la peor puñalada homicida como la más sublime de las caricias. A nadie se le ocurriría culpar a las manos de los homicidios. No entiendo por qué lo hacemos con las redes, poniendo énfasis en lo negativo.

Es que para linchamientos nunca fue necesario el uso de las redes sociales; los linchamientos y la posverdad se desarrollaron mucho antes de que la humanidad ni siquiera imaginara un esbozo de tecnología que llevara al desarrollo de facebook.

En la Edad Media bastaba con que se corriera la voz de que tal o cual persona estaba poseída por el demonio y era bruja para que se procediera a su quema en la plaza pública y rodeada de una muchedumbre convencida de la culpabilidad de la víctima, que además se deleitaba con el espectáculo.

Hitler no necesitó de twitter para convencer a buena parte de Alemania que los judíos eran culpables de todas sus calamidades, al punto que desataron contra ellos la masacre que todos conocemos.

En los 60 había una revista amarillista llamada “La Escoba” que se dedicaba a enchastrar gente famosa de la política o la televisión, generalmente con comentarios acerca de determinados “desvíos” en sus conductas sexuales. Normalmente la gente creía y repetía estas noticias.

Sobre fines de los 60 alguien tiró la “noticia” de que Jorge Batlle había cometido una infidencia respecto a una devaluación que iba a ocurrir en el futuro próximo para de esa forma enriquecer a sus amigos y hubo mucha gente que dio por buena esa afirmación, pese a que nunca pudo probarse. En aquella época era común referirse a Batlle como “el infidente”.

También mucha gente, durante la campaña electoral,  creyó un titular de un diario de izquierda en la cual titulaba que el candidato a presidente por el Partido Nacional Wilson Ferreira recibía financiamiento para su campaña electoral por parte de la Esso.

A principios de 1973 hubo un sonado caso policial en que unos niños aparecieron muertos en un aljibe. Inmediatamente detuvieron a un  tipo al que lo acusaban del múltiple asesinato. Tengo el recuerdo patente de aquel hecho hasta tal punto que incluso recuerdo el nombre del acusado: Herández Jara. Así como tengo el recuerdo del titular de “El Diario” (el diario de la noche) refiriéndose en letra tamaño catástrofe al pobre infeliz como: “Hernández Jara, el monstruo de Shangrilá”. Después que el tipo fue crucificado por la prensa – y seguramente por la propia policía – se descubrió que no había tenido nada que ver y que la culpable del múltiple asesinato había sido la madre de los niños.

Seguramente, a nadie en su sano juicio, después de analizar estos últimos 4 casos, y después de la forma en que actuó El Espectador respecto al acusado de asesinato del policía, se le ocurriría pensar que el mundo estaría mejor sin prensa.

_____________________

En el próximo post continuaremos con la serie “Dictadura”

__________________

Posts relacionados:

La tolerancia a los intolerantes https://salmonbizarro.wordpress.com/2016/02/07/la-tolerancia-a-los-intolerantes/

El pensamiento hegemónico. https://salmonbizarro.wordpress.com/2016/12/11/el-pensamiento-hegemnico/

Anuncios

»

  1. kakuzade zukade

    Interesante artículo, Salmón. En general estoy de acurdo pero tengo algunos matices.

    Creo que el problema de fondo es que la gente confunde la democratización de la opinión con la idea de que todas las opiniones tienen el mismo valor, o lo que es lo mismo, que todo vale. Umberto Eco, en vez de quejarse de que todos tengan la posibilidad de dar a conocer sus opiniones, debería solicitar a la gente que haga un “control de calidad” sobre ellas. Por ejemplo, si alguien cuelga una pregunta sobre una dolencia en Facebook seguramente obtendrá muchas respuestas disparatadas. Puede ser que un médico responda, pero aún así no tendrá el mismo valor que el diagnostico de su médico de cabecera con los análisis correspondientes. Me apostaría a que desde con el auge de Internet la auto-medicación se ha disparado exponencialmente. Esto es algo preocupante si lo trasladas al terreno de la política. Miren la resolución tan brusca a la que se ha llegado con el tema de los cincuentones. ¿Se analizó el problema con seriedad o se cobró al grito?

    Otro aspecto que me genera dudas es el rol de las redes en la formación de opiniones. En última instancia la responsabilidad es de los usuarios, pero Facebook puede influir en el usuario con sus algoritmos. En el 2014 se filtro que estaban haciendo una serie de experimentos donde manipularon 700.000 cuentas para estudiar sus reacciones sicológicas:
    http://www.muycomputer.com/2014/07/03/facebook-disculpa-experimento-psicologico/
    http://www.muycomputer.com/2014/06/29/facebook-y-el-contagio-de-emociones/

    Ademas, si se fijan en el diseño de interfaz de Facebook es evidente que tratan de lograr que el usuario publique muchos comentarios muy cortos y a la mayor cantidad de gente posible. Es incomodo que es escribir un texto de más de un párrafo; las opciones para restringir el acceso de tus comentarios o tu muro están bien escondidas junto con las demás opciones de privacidad.

    Me gusta

    Responder
  2. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Hola,feliz día de, para todos aquellos que crean que es importante que exista el día “de..” para acordarse de alguien,sobre el tema mi simple opinión es que todo se trata de “inteligencia ,conducta,educación,y algo de sentido común” ya que casi todo se puede usar al igual que un martillo o un serrucho para construir o destruir, hay pocas cosas que deberían ser abolidas,eliminadas o prohibidas como por ejemplo las armas de fuego que no cumplen con la posibilidad de la doble función y se use con la idea que sea jamas construira nada,paro “es lo que hay” y la culpa sera siempre de “otros”

    Me gusta

    Responder
  3. “Holá!.. Elvina! me dijeron que estás por jubilarte, cuántos años de telefonista! no?! ..comunicame con el 47, si con los González a ver si el Hebert nos arregló el tractor ….te enteraste lo del hijo ?.. no?.. dicen que es puto y además COMUNISTA” .
    Redes, lo que se dice REDES, eran las de antes.

    Me gusta

    Responder
    • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

      jajaja ,Don Guaya ! el poder de “la radio” fue y quizás lo sea todavía el mas grande, la verdad de “lo dijo la radio”campea todavía,como comentar el golazo de fulano (nunca visto realmente por uno,pero lo dijo sole asi que..) o los que se mataron porque “nos invaden los marcianos”… parece que todo cambia para seguir igual que siempre

      Me gusta

      Responder
  4. Pablo Crossroads

    Don Guaya no habla de la radio sino del teléfono con central y telefonista. En Minas de Corrales hubo hasta bien entrada la década del 90. Con aquellos enchufes que sacaban y metían comunicando a la gente, las telefonistas se sabían vida y obra del pueblo, para bien o para mal.
    El problema no es de las redes sino de la gente que las usa. En mi opinión, lo complicado del el asunto está en que ahora la opinión del idiota de boliche sale de la mesa y el mostrador y se esparce rapido y mucho. Y cada vez la gente tiene más posibilidad de escuchar, ver, leer, todo tipo de opiniones y cada vez menos posibilidad de valorar las mismas, y termina dándoles a todas el mismo valor, en un equivocado concepto de igualdad y democracia. Una de las cosas que hice mucho tiempo fue enseñar a los alumnos un método para poder tener una idea un poco más certera sobre la opinión, dependiendo de quien la emita, donde, etc. Pero eso requiere voluntad de hacerlo, mente abierta a la duda, capacidadde búsqueda.
    Es más fácil retweetear una pelotudez que comprobarla.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    • quien le dice que con tanta abundancia de información y tantos gurúes que afirman sus verdades absolutas, la gente común y corriente en algún momento, confundida por tanta verdad contradictoria dicha con tanto énfasis termine dejando de creer a los referentes y razonand ocon cabeza propia. Sí, soy un ingenuo, lo sé.

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Salmón, hay un libro que fue mi lectura de cabecera durante los años en que cambié mi encare de la docencia ( 2003-2005, ya era bastante madurito, haciendo cursos, cursando Licenciaturas y aprendizajes varios). Se trata de Pedagogía del Aburrido del matrimonio argentino de pedagogos Lewkowicz-Corea. Fantástico. La premisa es que el exceso de información de nuestra era, mal recibida y peor usada, termina generando aburrimiento, entendiendo por aburrimiento desinterés, indiferencia, pasividad.
        Y eso pasa con las redes, te informan de todo y no te informan de nada.
        Internet es maravilloso, bien usado.
        Whatsapp me permite ver, on line y desde mi celular, al nieto de mis amigos que viven en Israel jugando con la 9 de Suárez puesta. A esos mismos amigos que cuando se fueron en 1984, para hablarles teníamos que haer horas de cola en el ANTEL donde está hoy la puta DGI, esperando la llamada pedida.
        Ahora, si yo uso whatsapp para ver a mi amigo Fulano perseguido por su nieto de año y medio, con una manguera en su manito, jugando y ver la cara de felicidad de mi amiga Fulana mirándolos, es genial. Si yo lo usara para mandarles un videito porno de un famoso, sería una pelotudez y estaría desperdiciando la chance de comunicarme.
        Abrazo.
        PD: no olvide de mandarme el último videito de Jaitt y Latorre jeje ehh, ni tan tan ni muy muy

        Me gusta

  5. El problema del posmodernismo. Como dicen más arriba, la cultura (educación, etica, sentido común, respeto, etc) es lo que podemos poner como barrera.

    Las Brujas de Salem. Víctimas de las redes…

    Me gusta

    Responder
  6. “Apaguen las redes” sería la actualización 2.0 del dicho “Maten al mensajero”
    En lo personal, no tengo Facebook, Twitter ni nada parecido. Creo que son muy buenas herramientas de comunicación, pero el mensaje se pierde con tanto ruido alrededor.
    Cuando era chico y llovía a la hora del recreo, las maestras no nos dejaban salir, en lugar de eso hacíamos juegos variados. Uno de ellos consistía en sentarnos todos en una ronda. Sin saberlo, aquellas maestras estaban varias décadas adelantadas, ellas le llamaban a ese juego “Teléfono descompuesto”

    Me gusta

    Responder
  7. Pablo Crossroads

    http://www.elobservador.com.uy/el-verano-del-amor-50-anos-la-gran-utopia-hippie-n1098401
    Por favor, abran este link y mire, no lean, solo miren el artículo.
    Habla sobre que se cumplen 50 años del Verano del Amor, cuya máxima expresión masiva fue el Monterey International Pop Music Festival.
    Para ilustrar eso, colocan una foto de un festival de Woodstock!!!! Y pa’pior, en Polonia!!!!
    Son unos animales!!! Eso no es culpa de las redes, los diarios o Internet, sino de los escritores, correctores y editores, que ni siquiera son capaces de poner en el buscador la palabra Monterey imágenes.
    Y en el texto habla de festival de Monterrey, traduciendo Monterey. Es como si cuando hablan de Woodstock dijeran festival de Existenciasdemadera…

    Me gusta

    Responder
    • lastimoso… copio y pego mal hecho. Si uno lee los titulares y notas de The Guardian (UK), ya tiene más de la mitad de las notas que tendrá el Observador…

      Me gusta

      Responder
    • No hace mucho en la tele escuché a un locutor que queriendo meter un chiste y ante un ruido accidental detrás de cámaras dijo ” Pongan Rompan todo !, por Los Beatles”.
      “Segual” dijo Minguito

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        En ese mismo momento en un estudio de la BBC TV le caía una lámpara a un cameramen en la cabeza y el animador gritó: Help…como Los Shakers

        Me gusta

  8. Les comento una reciente. Vieron el video de la mujer policía que aparece maniobrando torpemente su arma de reglamento? En el programa Todas las voces del 4 lo pasaron y el Jefe de policía estuvo hablando acerca de un cursillo urgente de instrucción de tiro , etc que le dieron a posteriori a dicha funcionaria (lo salvó con buen puntaje, dijo). Bueno, el viernes en un programa del canal de cable argentino TN veo ese mismo video diciendo que sucedió en la Argentina. Espero que los porteños sean los que están mintiendo, porque la otra opción…

    Me gusta

    Responder
  9. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    hay redes muy antiguas y siguen funcionando con sus aplicaciones “buenas y malas” al decir del amigo papal de este foro, una muestrita nomas!
    http://www.elpais.com.uy/mundo/menos-ninos-victimas-abuso-coro.html

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: