Canal RSS

EL CLIENTE SIEMPRE TIENE RAZÓN (SEXTA PARTE: OTRA DE CELULARES, CLARO QUE SÍ),

Publicado en

 

Les voy a contar lo que le pasó a mi amigo Conrad que el otro día estaba muy enojado con su compañía telefónica.

Mi amigo tiene un plan con su empresa de telefonía móvil por el cual paga una cantidad fija de 800 pesos al mes que le permite usufructuar internet sin límites y   800 minutos de llamadas telefónicas .  Como la mayor parte de sus llamadas las hace a través de whatsapp prácticamente no utiliza la línea telefónica. Pero en estos días a un familiar suyo se le había roto el smartphone y solo podía comunicarse con él por la línea telefónica.  800 minutos al mes es realmente una cantidad muy grande. Sin embargo, un buen día, mi amigo se encuentra que no puede enviar un SMS porque se le había agotado el saldo. Como tenía necesidad de comunicaWhatsApp Image 2017-08-08 at 20.42.46rse contrató una carga adicional de 100 pesos. Dos días después ya no tenía más saldo de nuevo. Entonces ingresó a la página de la compañía y consultó sus consumos. En el sitio correspondiente se encontró con que en una pestaña que decía “otros” le aparecían varios cargos por 60 pesos cada uno.  Allí cayó en cuenta de lo que le estaba ocurriendo. Hacía ya unos cuantos meses que venía recibiendo mensajes que decían, por ejemplo : “Has quedado suscrito al servicio RECETAS DE COCINA” por 60.01 pesos por mensaje. Si no quieres estar suscrito envía BAJA al 1492”.  Mi amigo, normalmente, sin saber si estos avisos eran en serio o un simple spam destinado a obtener bases de datos de teléfono, solía darle la respectiva baja. Pero ocurre que muchos se les escapaban. Algunos los recibía, por ejemplo, mientras estaba en la caja del supermercado, en una reunión de trabajo, o mientras paraba en un semáforo, y dejaba la respuesta para otro momento. Lógicamente, WhatsApp Image 2017-08-08 at 20.42.15muchas veces se olvidaba de contestar. Además nunca le había llegado en su factura un descuento de este tipo, por lo cual llegó a la conclusión de que era puro spam y dejó de darles importancia. Sin embargo cada mensajito de esos le iba consumiendo 60.01 pesos de su cuenta de 800, y el hecho de que este mes hubiera usado el teléfono más que otras veces ocasionó que le absorbiera todo el saldo.  Lo primero que hizo Conrad fue mandar BAJA al último servicio que había “contratado”, pero cuando lo intenta hacer le aparece, primero un sms en el cual le advierte que hacer eso le implica costos, y luego otro mensaje donde le dicen que por no quedarle saldo no puede enviar la respuesta. (“Volver a intentar”)

Indignado y enojado mi amigo se contactó por el servicio de mensajería de la página web de la compañía y le planteó la situación exigiéndole que le anularan la suscripción a los servicios a los cuales se había suscrito. Al rato suenan dos mensajes en su celular en los cuales le anuncian que le han dado de baja en dos suscripciones: HOUSECOMICS y PROMO60.  Posteriormente le llega el siguiente mail de la compañía (Todos los mails los transcribimos sin editar, con todas sus faltas de ortografía y errores de sintaxis):

Un gusto atenderte. Te comento ya genere las bajas de las suscripciones, pero te aclaro que esos sms no depende de la empresa. Si necesitas hacer un descargo por las mismas te pido que te dirijas al link que tienen los sms donde te llevara a la paginas mismas. Ahora Conrad, lo que te puedo ofrecer para que no tengas mas problemas, es bloqueo total para que no te suscribas mas, pero si llegas necesitar hacer un backup agenda en el futuro en tu linea, no lo vas a poder hacer ya como te decía es un bloqueo total. Este servicio no genera ningún costo. Si te parece bien lo realizo desde acá. Espero tu pronta respuesta.

A Conrad le suena medio confuso eso de “bloqueo total”, no queda muy claro en la explicación cual es el alcance. Por otra parte, tampoco entiende mucho eso de que los sms no dependen de la empresa y que para hacer un descargo   tienen que ir a su link. Entonces pide que le aclaren:

No puedo entender cómo para realizar el bloqueo de este spam tienen que hacer algo que impida hacer un backup de mi agenda. …..Por otra parte no entiendo eso de que su compañía no tiene nada que ver y que yo tengo que dirigirme a las empresas a hacer un descargo. Ustedes consienten en que hagan el descuento de mi cuenta, por lo tanto sí tienen que ver. Ustedes, en todo caso deberían ser quienes se dirigieran a estas empresas para reclamarles que no molesten más a sus clientes. Por otra parte ¿de donde sacan las empresas mi número para llamarme?

La respuesta no se hizo esperar, conteniendo algún tic que se repetiría en las siguientes:

Entiendo lo que me decís. Lo que sucede que este bloqueo funciona para los sms que tienes marcaciones cortas y generan costos. A esto el Backup es un servicio que cuando lo solicitas es una marcación corta y que tiene un costo. Ahora los de trivias , como concursos, etc. Estos vienen cuando accedes a una paginas de internet mientras navegas y filtran los números de los clientes, por eso te explico que esto no depende de las empresas de telefonía.
Por eso cualquier descargo que quieras hacer sobre una devolución del crédito, desde acá no se te va poder realizar.  Por eso te comentaba anteriormente que podemos bloquear todo lo que sea estos sms cortos con un costo.

Observen como la respuesta comienza con un “Entiendo lo que me decís”, una forma aparentemente asertiva de empatizar con el cliente; obviamente típico de empleados entrenados en manejar este tipo de situaciones, que seguramente son muy frecuentes. Pero mi amigo es bastante porfiado, y como no se quedó conforme con la explicación, en la cual la compañía seguía lavándose las manos insistió:

No entiendo por qué tengo que cargar yo con el costo de todo esto. Porque además ustedes me están sugiriendo que me dirija a estas páginas que mandan spam (páginas en las que nunca ingresé). Es como pedirme que meta la cabeza en la boca del lobo. Ustedes. en la medida que autorizan el descuento en la cuenta de sus clientes están siendo partícipes de la situación. Yo nunca autoricé a su compañía a que me haga descuentos de ese tipo de pedidos. Lo pueden solucionar, además muy fácilmente. Cada vez que reciben una solicitud de descuentos de este tipo pídanle que la empresa muestre el consentimiento explícito del cliente, o en todo caso diríjanse ustedes al cliente a pedirle el consentimiento explícito para hacer el descuento.  No pueden decir “yo no fui” en este caso.

Nuevamente una respuesta comenzando con la “fórmula asertiva”, pero que básicamente seguía en lo mismo:

Comprendo lo que me estás planteando Conrad, lo que sucede es que los cobros son automáticos como cualquier consumo que uno realice. Por estos inconvenientes que han tenido nuestros clientes hemos creado el servicio de inhibición para que no tengan más este tipo de problemas. Por eso te sugerimos que activemos este servicio para que no tengas más dificultades de este tipo, comentame si estarías interesado en que lo active en tu línea.
No es que te estamos derivando a las páginas de las marcaciones; sino que nosotros te comentamos como se están manejando estas compañías para las suscripciones. Las que tenías activas ya realizó la baja mi compañera; así no tienes más este tipo de cobros. Con respecto al spam, muchas páginas hoy en día la tienen; pero lo regulariza las personas encargadas del internet, ya que lo permiten debido a que esas empresas pagan para poder promocionar sus servicios.

Por supuesto, la última parte de la respuesta es absolutamente incomprensible. Ya ganado por cansancio Conrad solicita el bloqueo que le ofrece la compañía. Luego que le comunican que el bloqueo ha sido efectuado, a Conrad le entra una duda. Él, a veces, recibe mensajes por “números cortos”, pero que no son spam. Por ejemplo tiene un seguro médico que le avisa el día antes de cada consulta o estudio. También hay algunas empresas públicas que se comunican de esta manera. Por ejemplo había recibido un mensaje del BPS comunicándole de un alta que le habían dado por un trabajo. Si bien estos mensajes no le generan costos, le entró la duda de si no quedarían bloqueados también. Entonces escribió de nuevo para peguntar si estos “servicios cortos” estaban también incluidos en el bloqueo y la respuesta fue afirmativa.

Ya Conrad, muy enojado escribió:

entonces por favor levántenme el bloqueo. Esto es todo un total sinsentido. No puede ser que paguen justos por pecadores.

Al rato recibió una nueva respuesta. Esta vez telefónicamente. Era una joven sumamente educada con acento caribeño, probablemente venezolana. A diferencia de los mails anteriores que Conrad supo reenviarme no sé exactamente como fue la conversación porque mi amigo no la grabó, pero más o menos la joven le dijo que le habían levantado el bloqueo y le sugirió que de vez en cuando se dirigiera a la página de la compañía a verificar que no tuviera suscripciones “no deseadas”. Después que le explicó esto mi amigo y la empleada se enfrascaron en una dura, pero amable descripción. La chica era muy educada y mi amigo también lo es. Él le manifestó que no podían tratar de esa manera a los clientes, exponiéndolos a que  determinadas páginas web los molestaran cuando tenían las herramientas para evitarlo. No podía ser que fuera el cliente quien periódicamente tuviera que dirigirse a esas páginas a ver si no había quedado suscripto a algunos de esos sitios fantasmas. ¿Qué pasaba si él estaba en el exterior y no veía los mensajes o tenía el celular desconectado durante un tiempo? ¿Cómo se daba cuenta que estaba siendo bombardeado con basura? Además, ¿por qué tenía que incurrir en el costo, aunque fuera mínimo, de enviar un sms para darse de baja de algo que él no había solicitado?) Conrad aclaró que no era nada contra ella, que comprendía que ella no era la culpable de la situación, pero le pidió que le explicara a los dueños de la empresa que él iba  a tratar de que el asunto se difundiera, ya que los consumidores que contratan con esta compañía deben saber a qué se están exponiendo. Mi amigo sabía perfectamente que El Salmón estaría encantado de poner este tema en un post de su blog y la situación le parecía, además, muy parecida a cuando la tarjeta Diners intentaba colocar “de pesado” la revista First, entregando, sin costo, un primer número y poniendo un aviso en una de las páginas de ésta que el cliente no tenía por qué leer, diciendo que habían quedado suscritos a la revista, lo cual generaba un pago mensual, y que si no querían seguirlo estando debían explícitamente darse de baja. (ver al respecto el post: “El cliente siempre tiene razón, tercera parte) La chica, en todo momento, le repetía cosas como: “Sí, lo comprendo señor Conrad”, “Entiendo lo que usted me dice”, “Claro que sí, es comprensible” y otros modismos fruto del entrenamiento que recibió en la empresa para enfrentar este tipo de casos.

consumos claro

Resumiendo este hecho y reflexionando:

1) Alguien (no sabemos quién) se arroga la potestad de imponer un consumo a un usuario de una línea telefónica por un servicio que éste no ha solicitado.

2) La compañía telefónica consiente este hecho, ya que es quién efectúa los descuentos en los saldos correspondientes del cliente.

3) La compañía se lava las manos diciendo que no tiene nada que ver en todo esto, y aducen un extraño “automatismo” en la cobranza. Sin embargo son conscientes del problema puesto que le ofrecen a los clientes que protestan una solución un tanto burda que puede generar otros inconvenientes.

4) Es difícil entender cómo la compañía deja que a sus clientes los molesten con este tipo de cosas, cuando existe una solución muy sencilla que es no habilitar ningún descuento sin la autorización explícita del cliente. Una conducta de este tipo sólo se puede explicar si la compañía gana algo con todo esto.

5) Y efectivamente gana. En el plan de mi amigo, cuando a mi amigo se le acabó el saldo, tuvo que hacer una recarga adicional de minutos que le compró a la compañía. No sabemos como funciona en otros planes.

6) una pregunta que surge es cómo hacen las páginas web HOUSECOMIS Y PROMO60 para  cobrar los aproximadamente 600 pesos que le cargaron a Conrad (y otros consumos más de meses anteriores), ya que mientras no alcanzan a agotar el saldo no tienen de donde cobrarse. Mi amigo siempre paga 800 pesos y dudo mucho que las páginas web le hayan cobrado esos consumos a la compañía, porque la compañía no recibió un peso adicional de Conrad. Lo único que se me ocurre es que la función de estos cargos es hacer que el cliente agote rápidamente su saldo, casi sin darse cuenta y tenga que recargar.  Usted ….  ¿no desconfiaría?

Todo esto sugieren prácticas no demasiado amables para con el consumidor, efectuadas por empresas que actúan con gran poder de mercado.Recordamos que en Uruguay hay un costo muy grande para quien quiere cambiarse de compañía telefónica: cambiar el número de teléfono. No es poca cosa. Puede ser incontrolable el avisarle de ello a todos los que tienen nuestro número de teléfono agendado.

Le pedimos a los lectores de El Salmón que colaboren difundiendo este hecho. Espero haber sido lo suficientemente claro. ¿Quedó claro, no? Claro que sí.

__________________

Post relacionados:

El cliente siempre tiene razón (primera parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/04/21/el-cliente-siempre-tiene-razon-primera-parte/

El cliente siempre tiene razón (segunda parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/04/24/el-cliente-siempre-tiene-razon-segunda-parte/

El cliente siempre tiene razón (tercera parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/08/16/el-cliente-siempre-tiene-razon-tercera-parte/

El cliente siempre tiene razón (cuarta parte). Historias de aviones. https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/11/01/el-cliente-siempre-tiene-razon-cuarta-parte-historia-de-aviones/

El cliente siempre tiene razón (quinta parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2017/02/12/el-cliente-siempre-tiene-razn-quinta-parte/

Anuncios

»

  1. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Hola,digamos que no es una estafa en si,es una artimaña con la cual si uno es desatento,chambon o simplemente confiado en la honestidad humana “nos clavan”, algo similar a “la letra chica” de algunos contratos,boletas,garantías y otros(muy pocos la leen),indudablemente el mundo es de los “vivos” y aparentemente lo seguirá siendo por mucho tiempo

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. Don Salmón mencione el nombre de la compañía.
    Creo que G. Bell fue el último que habló sin costo. Son los daños colaterales del disfrute de la tecnología.
    Una cortita, más de una vez le comenté que hasta fines de los 70s en mi pueblo hubo una telefonista que recibía el pedido del número con el que se quería hablar. Además era común de chicos solicitar “la hora exacta”, ya que en la central contaban con un reloj a pilas que no tenía el problema de quedarse sin cuerda, como a veces nos sucedía en el medio del campo. No era posible salir afuera y preguntar al primer gaucho que pasara porque lo más probable fuese que no contara con reloj ni le importara tampoco. Le comento que yo tuve mi primer reloj pulsera cuando cumplí 12 años, un Tressa (con Incablock, se acuerda del reclame?), me duró añares y recuerdo que lo perdí en un baile con Días de Blues en el Club Social de Santa Lucía, tenía la malla jodida y en el medio del agite se ve que lo enganché y voló al influjo del riff de “Toda tu vida” (sí, toda mi vida… lamentándolo).
    Sucede que los hábitos y costumbres no se pierden de un día para el otro y a veces nos hacen meter la pata. A los pocos días de comenzar a trabajar en Fimasa (año 76) el dueño , R. Gioscia (H) que me estaba enseñando el funcionamiento de una máquina al mirar su muñeca y notar que no tenía el reloj me dice “vaya y averigüe la hora en el teléfono!” , yo arranqué nervioso e inexperto para su oficina, sabiendo que debía marcar un número (el 6 era?). Sucedió que el teléfono era un interno(???) cosa que no me di cuenta, por lo que al levantar y marcar el número escuché sorprendido una voz que en lugar de “la señal indicará..” me dijo “Hola! sos vos?” , por una fracción de segundo mi cerebro se bloqueó y me pareció estar en mi pueblo, por lo que desconcertado instintivamente respondí “sí, dame la hora “, terminando la frase caí en la cuenta de mi boludez y quedé paralizado , un silencio en el teléfono y al instante un lapidario “Ud quién es?, atrevido!”. Colgué y salí alto del piso para donde estaba el dueño, al llegar le dije la hora “al tun tun”, pero errada como por media hora, “está seguro?” me dijo el hombre mientras veíamos llegar desde las oficinas a una de las secretarias, muerta de risa, que se dirige al dueño y le dice “tiene en el teléfono a su esposa” Se me vino el mundo abajo, esa voz en el teléfono era la mujer del tipo que estaba esperando que su marido le contestara. Al rato vuelve el dueño cagándose de risa y diciéndome “espero que tenga más habilidad con los discos que con el discado”.
    Por supuesto que mi debut tecnológico trascendió por toda la planta y por mucho tiempo el bandidaje cuando pasaba solían preguntarme serios la hora o deslizar socarronamente un “la señal indicará…”

    Me gusta

    Responder
  3. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    jajaj a mi quedo bien CLARO a que compania se refiere quizas deba “triplicar la carga” de insinuaciones jaja (tiene miedo de que lo demanden por esta denuncia que no se anima a dejar CLARO el nombre de la compania ? )

    Me gusta

    Responder
  4. Pablo Crossroads

    Quedó claro Salmón, unos chorros del primero al útimo. Mi experiencia con esa empresa (sabe a cual me refiero, CLARO está) tuvo 2 episodios maravillosos.

    El que le narraré a continuación no llega al nivel de los cuentos de Don Guaya pero arrima.

    Mi Señora tenía un módem de esa empresa, aquellos que se enchufaban a la compu y te daban internet, le queda CLARO? Lo quiso dar de baja al mejorar el servicio de los celulares que te dejaban conectarte a Internet. Fue hasta el local de Punta Carretas Shopping, cerquita de Carreras, ‘ta CLARO, y tras un breve papeleo fue dada de baja.
    Al mes siguiente llegó nuevamente debitado el gasto de modem. Fue de nuevo, mismo proceso, mismo resultado. La tercera vez fui yo. No por ser machista sino porque a veces hay que protestar y mi señora es mansa, muycortés y cree bastante en la gente.
    Pedí con quien le había hecho el trámite y obviamente ya no laburaba más allí. Típica excusa: ahhh el ya no trabaja más, no se que le puede haber dicho…
    Pedí entonces con la encargada del local…”esa señora que está allí”, en una oficina frente al mostrador. Vino a regañadientes y le conté toooodo el caso, me dijo, “siiii, no hay problema, ya está arreglaado, no pasará más, bla bla bla”. Solo le respondí que volvería cuando el mes próximo apareciera un nuevo débito, ya que no le creía.” pero, como puede dudar, de ninguna manera, YA ESTÁ PRONTO!, Buenas tardes”. Le respondí” Antes de que se vaya quiero avisarle que si el mes próximo vuelve a aparecer un débito, vendré con un martillo, la llamaré y le preguntaré desde que extremo del mostrador quiere que empiece a romper teléfonos”. Y me fui.
    Al mes siguiente, obviamente ( y no negaré que con cierta alegría) vimos que el débito seguía figurando. Al otro día tenía facultad ( todavía era docente allí) y en el intermedio entre turnos, metí un martillito metálico de unos 20 cm que usaba para pegarle a la gubia o el escoplo para ir sacando hueso al disecar y lo metí en un sobre de plástico de esos que dan las agencias de viaje para llevar los documentos, opaco de un lado, transparente del otro. Les pedí a mis compañeros, sin decirles que pensaba hacer, que si no volvía para empezar la clase de la tarde, llamaran a casa y avisaran que debía estar en cana.
    Al llegar al local de la telefónica ( está CLARO de cual hablo, no?) entré derecho, no saqué número, me paré en el mostrador frente al cubículo de la encargada y cuando me dijeron” saque número” dije” NO, quiero hablar con ESA MENTIROSA” y apoyé el sobre plástico con la parte opaca hacia arriba. De más está decir que a esa hora el local no estaba vacío, que todo el mundo disimuladamente prestó atención y que la tipa salió como un cuete. ” Porqué me dice eso?” “Me recuerda” ” No”, ” Ahhhh no se acuerda lo que le dije el mes pasado, que si volvía a aparecer el débito volvía con un martillo y le preguntaba POR DONDE EMPEZABA A ROMPER CELULARES” y despacito puse el estado de cuenta de la tarjeta donde aparecía el débito y di vuelta el sobre para que viera el martillo….Ahí se me acercó el custodio, le dije “manso que no es contigo, es con ESTA MENTIROSA QUE ME TIENE A CUENTOS HACE 4 MESES CON UN DEBITO Y BLA BLA BLA todo el cuento informando a todos los clientes. Así que, ahora que todos escucharon como estafan a los clientes, arranco a romper o me lo solucionás vos y YA!”
    De más está decir que ahora sí, lo arregló definitivamente, me dio hasta un papel ( que siempre habían negado darme) donde constaba que estaba dado de baja y por lo menos, me hicieron subir a la planta alta, donde estaba la caja para devolverme el mes, por lo menos uno.
    Cuando bajé desde la caja, le grité desde la escalera (que estaba a unos 3-4 metros: VISTE QUE HABLANDO LA GENTE SE ENTIENDE…
    Salmón, está CLARO como se debe tratar a esta gente.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    • Ja, ja muy bueno el cuento. Me maté de risa. No tiene nada que envidiarle a don guaya. Eso sí, tuve que buscar algunas palabras en el diccionario. Las agrego para que los lectores sepan de qué estamos hablando. De acuerdo a su querido drae:

      1. f. Formón de mediacaña, delgado, que usan los carpinteros y otros artífices para labrar superficies curvas.

      2. f. Aguja en forma de mediacaña, que servía para reconocer los fogones de los cañones de artillería.

      escoplo

      Del lat. scalprum.

      1. m. Carp. Herramienta de hierro acerado, con mango de madera, de unos 30 cm de largo, sección de uno a tres centímetros en cuadro, y boca formada por un bisel.

      Me gusta

      Responder
    • Muy buena tu anécdota Pablo, si te volvés miel te comen las moscas!. Un día le “paré el carro” a un guarda de COPSA que me quiso soretear y lo putié todo. “mucha gente confunde educación con castración y bondad con debilidad!” le grité corajudamente…. mientras hacía dedo y veía como se alejaba el bus.

      Me gusta

      Responder
  5. Whatsapp les arruino el negocio a las compañías telefónicas. Ya casi nadie usa los SMS. Para lo único para lo que te sirve la compañía es para tener conexión 3G. ¿Y cuando la necesitas? Si tenes fibra óptica tenes wifi, y en la calle hay muchos sitios en donde hay, creo que incluso en algunos ómnibus.
    Igual eso no es excusa. Yo tengo un ancel y nunca me paso nada igual. La única propaganda que te mandan es la de antel o algún otro organismo estatal.

    Me gusta

    Responder
  6. Hola Salmón! Si realmente tu amigo no hizo nada para que lo suscribieran, siempre puede ir a defensa del consumidor. Es mas papeleo, pero al menos expone algo que tiene todo el aspecto de ser una estafa.
    Por otro lado, existen servicios a los cuales te suscribís simplemente por bajar una app o si querés bajar un documento o una película y te pide tu celular. Estos suelen ser molestos popups en páginas de dudosa reputación y el celular suele enviar un “código de verificación” para acceder a la información buscada.
    Desgraciadamente, el “disclaimer” de estos servicios dice exactamente eso, es una avivada, pero es legal. Pero si no te muestran el cartel avisándote ES una estafa y no una avivada.
    CLARO está, yo uso esa misma compañía hace años y nunca tuve un problema por el estilo.

    Me gusta

    Responder
  7. Pablo Crossroads

    CLARO… cuando falleció mi suegro, mi suegra fue al Shopping y dio la baja del servicio. Después que la tuvieron 3 meses llamándola y atomizándola con que iban a mandar a mi suegro al clearing por no pagar, cosa muy difícil ya que como les dije, estaba muerto y que ella era deudora solidaria, me encargué yo. Llamé por teléfono y me dijeron que tenía que ir. Es una empresa telefónica y tenés que ir. Fui. Me dijeron que tenía que mandar una copia de la partida de defunción a una casilla de correo!!!!!! En pleno siglo diecisi….veintiuno.
    Cuando fui al local del Correo que está en la planta baja del Clínicas, al ver el número de la casilla me dijeron” guarde este comprobante de depósito de la carta, mire que le van a decir que nunca les envió nada”.

    Como era de esperar siguieron las llamadas y siguió llegando el recibo, que nunca se pagó. Mi suegro nunca se atrasó en el pago de nada en toda su vida y mi suegra, menos. Así que además de la herida abierta permanente cuando pedían por su esposo estaba la bronca por la suposición de morosos.

    Fui al local del Shopping y conté la historia, mismo cuento de la vez anterior” ahhh, él ya no trabaja más acá, no sé que le pudo haber dicho, me da la cédula del Sr?”
    Le pasé la CI de mi suegro, que había llevado por las dudas, conociendo a esas basuras, y me dicen ” no, no nos han enviado nada”.
    Ahí le mostré el comprobante del correo y la fotocopia de la carta con la partida de defunción. Pedí con la encargada y no estaba, aunque ya no era la misma del martillo, sino una de apellido armenio. Les dije” llámenla”. Me respondieron ” que no tenían forma de comunicarse con ella y después de todo, ella nada podía hacer , ya que era un tema que sólo solucionaban los jerarcas argentinos de la telefónica”. Déjenos su teléfono que lo llamamos.
    Les pregunté” si esta Aguas Salus que tengo en la mano se cae por accidente adentro de 3 o 4 de estas computadoras y hace un cortocircuito que vuela todo el sistema, como le avisan?O se entera por el diario mañana?”
    “No podemos hacer nada, no está ubicable y este problema se debe a la ineficiencia de los argentinos, de los cuales dependemos, no tenemos nada que ver”
    “Donde está? Voy donde sea”
    “En el stand de la Rural del Prado” ( era agosto, recién ahora me doy cuenta que si mi suegro murió el 2 de noviembre, justo, era muy organizado, que habían pasado bastante más de 3 meses)
    Les dije ” genial, vivo a media cuadra. Yo mañana de tarde tengo que ir a BsAs por asuntos de trabajo y aprovecharé a pasar por la casa central, por Avda de Mayo creo que estaba y les cuento toda la historia, todo lo que me dijeron de ellos, a ver que pueden hacer, en caso que me digan que de acá pueden, arranco para la Rural y hablo con la encargada, total, estoy a media cuadra de casa”
    Cuando regresaba a casa, manejando, me suena el celular” era la mujer de apellido armenio preguntando por mí. Empecé a los gritos ” milaaagrooo milaaagrooo milaagrooo, Dios existe (Igni no se suba, estaba fingiedo), perdón quien habla? Fulananian ” milaaagrooo milaaaagrooo milaaagrooo” “No le entiendo, me dijo.Y yo le respondí” yo lo entiendo menos, si ni siquiera podían ubicarla y así de golpe es usted quien me llama, milaaagrooo”.
    Ahí me dijo que pasara al día siguiente, con la fotocopia del certificado y la CI de mi suegro que ella misma me daba la baja. ” Bien, paso mañana de mañana porque de tarde me voy a BsAs. Y listo, fui, y ” todo ha sido un malentendido, disculpas a la Sra, la deuda no existe, no entendemos como pudo suceder, es la primera vez, bla bla bla.”
    Esa fue mi segunda y última experiencia con esa compañía. CLARO está que en casa había 4 celulares de esa empresa y luego de eso, los dimos todos de baja.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  8. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    algo similar me paso con mi madre hace unos años para tratar de desafiliarla de una cooperativa de ahorro y prestamos llamada cossac ,en un minuto un promotor la afilio con el cuento de una canasta navideña y la posibilidad de sacar prestamos “al toque” con bajo interés y otros items fantásticos,resultado : cuota de afiliación (nunca dicho por el promotor) descontada de su pensión sin hacer uso de nada , (esto ya hace años ya que la doña esta con dios hace rato si es posible ello) cuando le hago caer la ficha y me dice de borrarse o sea desafiarse (cosa que al fin pudimos) fue una odisea mismo, y mediante amenazas similares de mi parte como PC del tipo: o me solucionas esto o quizás en un ataque de locura te rompo todos las vidrios del local etc, ahí apareció la abogada de la empereza y “soluciono” el tema ,

    Me gusta

    Responder
  9. Es inútil cambiarse de compañía, ya que son las tres iguales. Pésima atención en todas ellas! Hay que lucharla; no queda otra.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: