Canal RSS

Archivo de la categoría: Artículos

DESPUÉS DE RUSIA 2018 (PRIMERA PARTE)

Publicado en

 

Finalmente terminó el campeonato del mundo de fútbol. Cada 4 años tenemos este acontecimiento que, como dijo el Maestro Tabárez no hay nada que – en paz – genere tanta expectativa a nivel mundial. Por ese motivo me parece que vale la pena echarle una mirada a lo que nos dejó, con la cabeza un poco más fría, y con el análisis en el estilo de El Salmón.

La selección uruguaya

Por supuesto, por lo primero que cabe empezar es por evaluar cómo se ha desempeñado la selección uruguaya.  En un comentario anterior, influido por la euforia del triunfo frente a Portugal, tratábamos de señalar las virtudes de Tabárez, dada su responsabilidad en contribuir  – en base a imponer orden, disciplina y respeto – a que la selección haya llegado donde llegó, sacándonos del ostracismo de las últimas décadas. Todo ello, claro está, sin retractarnos de las críticas que le habíamos hecho anteriormente. Si bien estos aportes nunca los habíamos negado, tal vez habían quedado un poco opacados por lo que no nos gustaba del tan mentado “proceso”, elementos que habíamos remarcado con mucho énfasis cansados del apoyo incondicional e irrestricto del “mainstream” al director técnico de la selección. Ese artículo provocó que El Salmón recibiera críticas de todos lados. Algunos lectores me acusaron de que en él poco menos que renegaba de mi pasado, que había torcido mi rumbo y que ahora nadaba a favor de la corriente. Otros, por el contrario me acusaron de que no veía nunca lo positivo en Tabárez, que siempre estaba mirando la parte vacía del vaso. En fin, ni una cosa ni la otra. Nuevamente, como tantos temas en este país, las aguas se dividen en dos: o Tabárez hace todo mal, o es poco menos que un genio infalible.

Analicemos entonces los partidos que jugó Uruguay: de  cinco partidos jugados, Uruguay jugó dos muy mal, frente a rivales claramente inferiores y mediocres (Egipto y Arabia Saudita), a los que derrotó con lo justo; un partido bien cuando no se jugaba nada (Rusia); uno bien – en el más claro estilo que caracteriza a su fútbol – frente a un rival fuerte (Portugal); y el partido final en el que cayó derrotado sin levante frente a un equipo claramente superior (Francia), que ganó sin despeinarse y dejó claramente expuestos donde estaban los límites de los celestes.  Más allá de los resultados, a lo largo de todos los partidos, Uruguay careció de propuesta. Apostó como siempre a encontrar una pelota perdida y meter un pase largo para los de adelante. En el partido contra Portugal  se elaboró un poco más, hubo más pases acertados y dos verdaderos golazos, pero la tónica general siguió siendo una gran colección de pelotas entregadas al contrario, pases sin sentido, pelotazos, etc. Y por sobre todo la consigna fue correr atrás de quien tenía la pelota de forma de forzar un error. Contra Arabia y Egipto la gol de gimenezinoperancia fue manifiesta. La televisión repitió – y seguirá repitiendo –  una y otra vez el gol en la hora de Giménez por el cual le ganamos a Egipto, como si hubiera sido el gol del triunfo en Maracaná o un gol de gran factura técnica. La muestra de la mediocridad de aquel partido la elevamos a la categoría de hazaña.  Contra Portugal los jugadores rindieron al máximo, no dejaron jugar al rival y cometieron un solo error (el del empate transitorio del equipo europeo). Cavani y Suárez andaban inspirados y aprovecharon las dos únicas jugadas de gol generadas. Y con Francia pasó lo inevitable: los franceses fueron muy superiores y nos pasaron por arriba. No porque nos hayan dado un gran baile, sino porque simplemente después de hacernos un gol era bien claro que no teníamos armas para empatar. Salvo el cabezazo de Cáceres que tapó el golero, el equipo francés nunca pasó peligro y controló totalmente el partido. Y después del segundo gol prácticamente se terminó todo, pero no fue el error de Muslera el que nos hizo perder, sino nuestra impotencia para revertir la situación. Me hizo acordar mucho al partido contra Colombia del mundial anterior, donde no tuvimos la más mínima capacidad de reacción y también caímos mansitos derrotados sin levante. Francia nos había puesto en nuestro lugar y liquidado todos los sueños de los que habían creído la manija de quienes machacaban noche y día con que Uruguay podía ser campeón del mundo, nos  tiraban toda nuestra (pre) historia como antecedente y afirmaban que Muslera era el mejor golero del mundial y que Cavani, Godín, Giménez  y Suárez eran los mejores en sus puestos.

El resultado con Francia era totalmente previsible, ya que el sistema del Maestro Tabárez, a la vez que potenció a nuestra selección en relación a lo que había sido la historia anterior al “proceso”, le fijó sus límites. Para afirmar esto me baso en varios conceptos: 1) La selección juega permanentemente al filo del abismo, defendiéndose con uñas y dientes. En el partido contra Portugal, más allá de la marca pegajosa, dejando llegar a los contrarios hasta la puerta del área o más, confiando allí en que la maraña de piernas con que poblamos el área o el juego aéreo de nuestros defensores evite el gol. En esas condiciones el más mínimo error tira abajo la mayor parte del plan. Y puesto que los jugadores son seres humanos, en algún momento el error se produce. El del partido contra Portugal pudo ser contrarrestado rápidamente con el gol de Cavani, pero del primer gol de Francia  fuimos incapaces de recuperarnos. 2) La selección carece de plan B). La estrategia es tratar de anular el juego del contrario y frenarlo, no dejarlo hacer lo que él sabe, presionarlo para sacarle la pelota y buscar aprovechar algún error de éste. Mientras este objetivo se logra va todo bien y hasta se puede hacer un gol de contragolpe, de pelota quieta, o de pelotazo largo del golero hacia los de adelante;  pero cuando el equipo contrario se pone en ventaja y hay que salir a proponer, se queda sin alternativa. Es un poco lo que le pasó – aunque en la antítesis – a España. España es – en términos fotográficos – el negativo de Uruguay (o como jugaría Uruguay en el Mundo Bizarro). Pura posesión de pelota y circular buscando crear espacios. Pero cuando encontró alguien como Rusia que le tapó las entradas no supo buscar una alternativa  3) La estratregia de Uruguay se basa en un gran despliegue físico. Al no tener la pelota los jugadores corren como perritos toda la cancha. Algunos partidos de Uruguay son lo más parecido que hay al juego del monito. Es natural entonces que los jugadores se cansen. Y si aguantan un partido a la larga lo sienten en los demás. No hay una dosificación de las energías, se queman las naves rápidamente. A vía de ejemplo Lucas Torreira fue uno de los mejores jugadores de Uruguay contra Portugal. Terminó acalambrado y en el partido contra Francia ya no jugó bien. Seguramente en la Sampdoria no lo hacen jugar así al límite. Nuestros atacantes juegan en la defensa. Suárez sacó una  gran cantidad de pelotas en su área contra Francia y lo de Cavani contra Portugal fue todo un exceso de prodigación. Nos preguntamos si el resultado hubiera sido el mismo si Cavani hubiera estado en el partido contra Francia, pero creo que es mejor preguntarse si la lesión de Cavani no tiene algo que ver con el desgaste realizado. En ese sentido las declaraciones del jugador dan para pensar:

Siento un dolor en el gemelo, estoy acalambrado desde hace rato”, dijo Cavani luego de pedir el cambio.  http://www.telenoche.com.uy/deportes/cavani-su-medico-tras-salir-del-partido-estoy-acalambrado-hace-rato.html

En definitiva la lesión de Cavani no fue fruto de la mala suerte, sino consecuencia del juego de Uruguay y de ese versito que le han grabado en la cabeza a nuestros jugadores de que  hay que ir al límite. Vivimos siempre achacándole a hechos externos nuestras frustraciones cuando nos cuesta razonar que ellas son consecuencia de las propias acciones de los jugadores de la selección. Antes eran los jueces los que nos sacaban, (sin despreciar a todos los que han seguido aferrados a teorías conspirativas, que por suerte en este mundial casi no aparecieron) ; ahora es la mala suerte.  Oh!! qué mala suerte que tenemos!!  Siempre en partidos definitivos nos falta algún hombre clave!!   Qué mala suerte que Suárez sacara una pelota con la mano y lo echaran y no pudiera jugar contra Holanda!! Qué mala suerte que Suárez mordiera a un rival y lo sancionaran y no estuviera contra Colombia!!. Qué mala suerte que Cavani fuera exigido al máximo físicamente y terminara lastimándose y no jugando contra Francia !! Parece que nada de esto es responsabilidad de nuestros equipo, que todo cayó del cielo, como si un meteorito hubiera golpeado la mandíbula de Suárez, empujado su mano o lastimado el gemelo de Cavani.

Hoy mucha gente alaba la renovación que ha hecho Tabárez en la selección incorporando a figuras como Laxalt, Torreira, Betancurt, Varela, “tapándole la boca” a quienes acusaban al Maestro de no hacerlo. Nuevamente, los desaciertos han sido elevados a la categoría de virtudes. Si bien es cierto que Tabárez incluyó a estos jugadores, no lo es menos que lo hizo en forma tardía. Aquí dio la impresión que un buen día algunos jugadores uruguayos “históricos” (el Mono Pereira, el Tata González, Egidio Arévalo Ríos, Fucile) envejecieron de golpe y todos juntos, y allí el DT tuvo que salir de apuro a improvisar sustitutos. En abril del año pasado habíamos advertido en un post sobre el inexorable envejecimiento de muchos jugadores de nuestra selección. Pero no se necesitaba ser muy sagaz para advertirlo. Parece que Tabárez recién se dio cuenta sobre el final de la eliminatoria y en el propio Mundial. Comenzado éste, el equipo no estaba definido y el técnico tuvo que dar marchas y contramarchas para armarlo. Siendo el jugador que más pelotas había recuperado jugando en Italia era bastante obvio que Torreira debía ser titular; todo el mundo repetía: “el día que Torreira entre no sale más del equipo”. Sin embargo en el primer partido jugó dos minutos (?), en el segundo media hora y recién fue titular en el tercero. Y así probó en sacar y poner varios jugadores hasta que “encontró el equipo” sobre la marcha. Pero además esto tenía otro agravante y es que los jugadores de recambio tenían características bastante diferentes a los que se iban, en general mejor trato de pelota, no eran tan “fogateros” como los que acostumbraba a jugar Tabárez. Eso implicaba también adaptar el juego  a características diferentes, lo cual hubiera requerido un mayor tiempo de adaptación. Cuando se agregaron los jugadores nuevos, el equipo no sabía bien a qué jugar, se jugaba “medio y medio”, de acuerdo a unas muy atinadas declaraciones de uno de los mejores jugadores uruguayos de los últimos años, Diego Forlán. Sus declaraciones luego del partido con Egipto – muy críticas para el planteamiento del DT – no tienen desperdicio:

Se habla de los dos jugadores del mediocampo, que son de otras características, y de Giorgian de Arrascaeta, que no tuvo un buen partido. Uno se pone en el lugar del jugador y lamentablemente no es culpa de ellos, sino del sistema. Queremos jugar a una cosa y estamos medio y medio. Tenemos dos jugadores que juegan muy bien y que técnicamente juegan a otro fútbol, pero todos los demás no juegan a ese mismo fútbol. ¿Por qué? En equipos como España o Brasil, los zagueros están en la mitad de la cancha. En Uruguay, tanto Godín como Josema, están atrás de ellos. Ojo, no es una crítica. Cada uno tiene sus características…En ningún momento se van por los costados… No sabemos jugar en triángulos hacia arriba en la posesión de pelota, en querer llegar y tener supremacía. No tenemos la salida de los laterales. Hay un lateral que defensivamente es muy bueno, pero que cuando va arriba lo hace con la pierna cambiada (Martín Cáceres). Todavía le tenés que agregar a De Arrascaeta, que tiene la pierna cambiada. Y teniendo en cuenta lo que fue el partido, tanto Luis (Suárez) como Edi (Cavani) jugaron muy centrados. Ninguno cayó en las bandas. Alguien tiene que caer por las bandas. Si nadie lo hace, tenés una punta izquierda con dos derechos (Cáceres y De Arrascaeta), y por la derecha a Nández, que es un grandísimo jugador pero volante central. http://www.futbol.com.uy/Deportes/Forlan-y-el-rendimiento-de-los-volantes-celestes–no-es-culpa-de-ellos-sino-del-sistema–uc686384

Clarito, clarito. Y no se puede decir que Forlán sea un “anti-Tabárez”:

La adulonería al Maestro

valhalla

Afines a la iconodulia,  no era de extrañar que en nuestro país surgiera un nuevo e intocable dios: el Maestro Oscar Washington Tabarez.  Prohibido hablar mal de él, prohibido decir que la selección no juega al fútbol, prohibido criticar al “proceso”. Uno puede terminar presa del odio de la turba si insiste en estos conceptos. Tabárez es un nuevo tabarezprócer que seguramente en el futuro será inmortalizado en el bronce. Me  imagino su estatua en medio del Parque Batlle, en algún lugar camino al estadio,   capturando su expresión adusta y su fragilidad física apoyado en un bastón y en el pedestal de la misma estampada la original frase: “el camino es la recompensa”.

El nivel de adulonería ha sido tal que hasta sus defectos o limitaciones han sido transformadas en virtudes. Si – como se dijo antes – Tabárez salió tardíamente a sustituir los jugadores del medio campo por otros más jóvenes se habla de la capacidad del Maestro para procesar el recambio, cuando la realidad es que terminó experimentando en los partidos de la serie con un nuevo mediocampo, cuando se supone que tuvo mucho tiempo antes para hacerlo. ¿o acaso no sabía que los jugadores envejecen? Si sale en conferencia de prensa malhumorado a contestar de pesado y con altanería se habla de su humildad y ubicación. Si tiene limitaciones físicas que le impiden desempeñar adecuadamente su cargo se lo elogia porque pese a su enfermedad es capaz de dirigir a la selección.  Si hace desgastarse y correr a los jugadores todo el partido atrás de la pelota que tienen los contrarios, se habla del estilo aguerrido que le imprime a sus equipos.

Pocos se animan a afirmar que es tiempo ya de que dé un paso al costado y que deje lugar a algún otro que tenga una idea de cómo hacer que la selección juegue al fútbol y no a la pelota. Ni siquiera su edad o estado físico son considerados justificativos para que termine su ciclo.

En un programa de televisión – creo que fue el de Kesman – se habló, como si de una herejía se tratara, que “en algunos medios se critica que el Maestro no le hubiera dado descanso a algunos jugadores en el partido contra Rusia, en el cual no se jugaba prácticamente nada, tal como hicieron otros equipos que ya estaban clasificados”. Por supuesto, terminaron la afirmación y aclararon inmediatamente : “no nosotros, en otros medios”. No fuera cosa que tocaran al ícono, simplemente planteando la interrogante de si hizo bien o mal.  Uno de los argumentos que se dieron para justificar lo que Tabárez hizo – además de retóricas como que Uruguay siempre es un país serio y que le gusta ganar siempre aunque sea a la bolita – fue que tenía que poner a todos los titulares contra Rusia porque aún no había encontrado el equipo  y fue en ese partido en que lo encontró. Además parece que si Cavani no hacía un gol en ese partido no hubiera podido hacer los que hizo contra Portugal. Quién destrozó este argumento con un razonamiento sencillo fue Alberto Sonsol, quien en su programa – seguramente como es propio de su temperamento sacado – y, sin medir la herejía que estaba cometiendo   dijo algo más o menos así: “doce años de proceso y recién encuentra el equipo en el último partido?”. Y sí, realmente, tenía razón.

En medio de todo el delirio hubo propuestas iconodúlicas disparatadas: ponerle el nombre del Maestro a una parte de la explanada municipal.

Parte de la fundamentación, – en correcto lenguaje inclusivo dice:

Con el llamado proceso del Maestro, al frente de la Selección Uruguaya de Fútbol, se han identificado ciudadanos y ciudadanas de los más diversos orígenes y preferencias. Se trata de una imagen que trasciende al mero logro deportivo y que abarca aspectos extrafutbolísticos, al rescatar valores y principios que son una enseñanza en diversos aspectos de la vida….Gracias a las transmisiones de las hazañas deportivas (????) de la selección uruguaya en la pantalla del IMPO, la explanada de la Intendencia ha cobrado valor como punto de reunión y de festejo de ciudadanos y ciudadanas de nuestra ciudad. Se trata de un espacio público que ha quedado indisolublemente ligado al encuentro popular para alentar a la Celeste, como quedó demostrado por la reciente intervención del David.  https://decide.montevideo.gub.uy/proposals/143-nombrar-espacio-en-explanada-de-im-con-el-nombre-de-oscar-washington-tabarez  o a una escuela del país.

Al momento de escribir estas líneas la propuesta tiene algo más de 400 apoyos en el portal “Montevideo-decide” de la IMM. Si llegan a 500 debe ser considerado para pasar a estudio de viabilidad.

Pero también, a través de la plataforma change.org han propuesto ponerle el nombre a una escuela:

Todos reconocemos que Óscar Washington Tabárez se merece un monumento. Y qué mejor monumento para un “Maestro”, que una Escuela…  El “Maestro” escribió una carta en la que nos dice: “De nada sirve ser campeones del mundo si los jóvenes no saben dónde queda Rusia y no les transmitimos que valoramos lo que ellos hacen. Tenemos la responsabilidad y la obligación de decirles a todos los jóvenes y niños del Uruguay que creemos en ellos y que vale la pena apostar por su futuro, y si es necesario hacer más esfuerzos para darle lo que ellos merecen lo vamos hacer.” https://www.change.org/p/mec-uruguay-mec-educacion-claudiovisillac-el-maestro-tab%C3%A1rez-merece-una-escuela-p%C3%BAblica-con-su-nombre

Todos reconocemos que OWT merece un monumento”…. ¿todos?… no… yo no.  Esta petición ya lleva recolectadas casi 30.000 firmas.

Toda esta idolatría, además, adobada con frases de Tabárez que se pretende pasen a la posteridad. Hemos convertido, también, al humilde maestro en un filósofo. Entre sus frases encontramos de todo:

Algunas frases un tanto contradictorias:

No se gana porque sí. Creo que hay causalidades más que casualidades

No hay que darle rienda suelta a la euforia cuando hay victorias, pues muchas veces se gana porque el fútbol es muy circunstancial  https://www.frasesdefutbolistas.com/frases-de-oscar-washington-tabarez/

Esta fue una de las más citadas, aunque no de las más originales:

Cuando se tiene la suerte de ganar hay que ganar sin estridencias. Que los demás vean y traten de descubrir el por qué de las cosas. Y cuando nos toque perder, hacerlo con dignidad. https://www.referi.uy/tabarez-feliz-como-nunca-voy-procurar-no-emocionarme-n1249928

Suena muy parecida a lo que dijo el líder K Gerardo Zamora ante la reelección del gobernador en Santiago del Estero.:

Hay que tener humildad en el triunfo y dignidad en la derrota http://www.adnagencia.info/el-pais/item/1356-hay-que-tener-humildad-en-el-triunfo-y-dignidad-en-la-derrota.html

 

Como tampoco es original su más famosa frase, Steve Jobs dijo:

El viaje es la recompensa. En lo que nos convertimos en nuestro camino hacia el éxito es mucho mejor y más importante que lo que realmente logremos. http://mauroamador.com/14-las-mejores-citas-steve-jobs-networkers/

En otras de sus celebradas ocurrencias puso de manifiesto su humildad,  tolerancia y apertura mental:

¿Los periodistas pueden discutir de táctica?  “En la mayoría de los casos, no. Hay que estar a la altura para hablar. No me siento más que nadie pero me he preparado.  …. Dicen que Uruguay no juega a nada, que se espantan con el juego de la selección. Y se le da la entrada a cualquier opinión, cualquiera accede a la opinión a través de las redes sociales. …. Algunas veces uno tiene que verter conceptos, pero no discutir con un periodista sobre cómo deben jugar Suárez y Cavani. Porque no me agrega nada ni a mí ni a mí trabajo. El único que gana algo es el periodista. ¿A mí en qué me beneficia hablar? ¿Demostrar que sé de fútbol? No me preocupa. Lo demuestra el equipo en la cancha”. https://www.referi.uy/las-mejores-frases-del-maestro-las-eliminatorias-n1129376

Y sí, lo demuestra el equipo en la cancha, no jugando a nada.

E incluso no  faltó quien intentó subirse al carro y aprovechando el prestigio de Tabárez le endilgó al Gran Conductor una frase que éste nunca dijo (sin tener la precaución de corregir una falta de ortografía que un maestro nunca cometería):

De nada sirve ser campeones del mundo si nuestros jóvenes no saben dónde está Rusia, o porque en el seleccionado francés hay tantos jugadores nacidos en África. Es el momento de cumplir con lo prometido y llegar al 6% del PBI para la Educación Pública https://www.frasesdefutbolistas.com/frases-de-oscar-washington-tabarez/

Finalmente, hubo algunos cultos un tanto más extraños que revela los extremos a los cuales ha llegado la adoración al técnico: hubo personas que llegaron a tatuarse el  rostro de éste en su piel.  El Maestro da para todo. http://www.futbol.com.uy/Deportes/Un-fanatico-de-la-seleccion-uruguaya-se-hizo-un-tatuaje-con-el-rostro-del-maestro-Tabarez-uc688300

tatuaje maestro

————- —————–

Posts relacionados

Está difícil  https://salmonbizarro.wordpress.com/2018/07/01/est-difcil/

Mitos y leyendas del proceso del maestro  https://salmonbizarro.wordpress.com/2017/04/02/mitos-y-leyendas-del-proceso/

Anuncios

LÓGICA VIVA REVISITADA (QUINTA PARTE)

Publicado en

Este post es la quinta entrega de una serie en la que  analizamos – a la luz de ejemplos tomados de discusiones de nuestros días – las distintas falacias que presenta Vaz Ferreira en su “Lógica viva”. Hoy toca el turno  a la falacia de pensar por sistemas y no por ideas

Pensar por sistemas o pensar por ideas

Vamos a encontrar ahora otra de las causas más frecuentes de los errores de los hombres, y sobre todo del mal aprovechamiento de las verdades, al estudiar, como vamos a hacerlo, la diferencia entre pensar por sistemas y pensar por ideas para tener en cuenta.
Hay dos modos de hacer uso de una observación exacta o de una reflexión justa: el primero, es sacar de ella, consciente o inconscientemente, un sistema destinado a aplicarse en todos los casos; el segundo, reservarla, anotarla, consciente o inconscientemente también, como algo que hay que tener en cuenta cuando se reflexione en cada caso sobre los problemas reales y concretos. (pág 79)

Ésta, sin duda es una de las formas más conocidas de razonar mal, y los orígenes, muchas veces están en seguir ciegamente ideologías o creencias que, pensamos, nos aportan siempre soluciones para todos los casos en todo tiempo y lugar.  A nivel político los ejemplos son clarísimos. Pongamos como ejemplo que llega una noticia sobre Venezuela o Cuba que nos informa sobre algún hecho relacionado con violación de derechos en aquellos lugares.  Es muy fácil, – y yo creo que se puede predecir con una precisión del 99% – saber cómo se va a posicionar frente a esta noticia la mayoría de la gente. Los grupos más identificados con la llamada izquierda dirán que la noticia es falsa, los que no pertenecen a este espectro ideológico la tomarán por buena. Seguramente ni uno ni otro se tome el trabajo de razonar sobre lo que ahí se relata y menos aún chequear mínimamente la fuente, pero encontrarán argumentos “lógicos” para llegar a sus conclusiones. Un caso

Lee el resto de esta entrada

LÓGICA VIVA REVISITADA (CUARTA PARTE)

Publicado en

Este post es la cuarta entrega de una serie en la que  analizamos – a la luz de ejemplos tomados de discusiones de nuestros días – las distintas falacias que analiza Vaz Ferreira en su “Lógica viva”. Hoy toca el turno  a las falacias de confundir cuestiones de hechos con cuestiones de palabras y a la  de pensar por sistemas y no por ideas

Cuestiones de hechos o de palabras

Entre las Cuestiones que los hombres discuten, las hay de palabras y las hay de hechos. …….
Ahora bien: los hombres tienen tendencia —y éste es un paralogismo que prácticamente importa mucho analizar— a tomar las cuestiones de palabras por cuestiones de hecho, total o parcialmente. Es de la mayor importancia, no sólo desde el punto de vista especulativo, sino desde el punto de vista práctico, para razonar bien, y hasta para obrar eficazmente en su caso, saber distinguir lo mejor posible las dos clases de cuestiones.  (pág 34)

En este tipo de debate quienes polemizan están de acuerdo con los hechos, pero se ponen a discutir por cuestiones de palabras, dejando de lado lo principal y enfrascándose en discusiones secundarias. Un debate muy común en una época fue si la música de Piazzola era o no tango. El gran músico argentino fue, entonces,  objeto de una gran controversia. Tenía admiradores y detractores, y era común presenciar fuertes discusiones entre los dos bandos. Pero lo curioso es que esos debates no se centraban en si su música era buena o mala, o del agrado de quien debatía. El eje se desplazaba hacia si Piazzola hacía tango o no. Si lo hacía parece que estaba

Lee el resto de esta entrada

ESTÁ DIFÍCIL

Publicado en

“La verdad que” (como dicen los jugadores del “más popular de los deportes”) está difícil para escribir un Salmón este fin de semana. Más que difícil de escribir (porque en  realidad ya tengo una gran cantidad de textos escritos que solo necesitan un redondeo) es lograr que alguien las lea. Con el entusiasmo del triunfo de la Selección de Uruguay sobre Portugal con los dos golazos de Cavani, con todo el afloje luego del sufrimiento, la descarga de adrenalina y el entusiasmo por ver tranquilitos los restantes partidos de octavos, me pregunto a quién le puede importar en estos momentos meterse en los paralogismos de Vaz Ferreira o a analizar cuáles son las formas correctas o incorrectas de razonar. En estos días oír los “sesudos” análisis de Sonsol, Gorszy o Kesman o alguna conferencia de prensa de Tabárez, generan mucha más atención que lo que pueda haber escrito el filósofo. Así que decidí no publicar el post que tenía previsto para este fin de semana, y publicar simplemente estas líneas, escritas unas pocas horas después del partido, para participar con los lectores en el entusiasmo de este triunfo.  Más allá de todas las críticas que se le puedan hacer al Maestro Tabárez y a su famoso “proceso”– ya me he Uruguay-vs-Portugal-Mundial-Rusia-2018-Tabarezencargado de ello en muchos posts y no me retracto en nada de lo que he dicho- es justo marcar que tiene un buen grado de responsabilidad en esta resurrección de la celeste. No porque sea un gran estratega o un gran técnico, técnicamente hablando – valga la redundancia – sino por el liderazgo positivo que ha logrado ejercer sobre sus jugadores, sacándoles lo mejor de ellos  y logrando una comunión con la gente como nunca antes había visto que ocurriera con una selección uruguaya. Este aspecto nunca lo he negado en mis posts, por más críticos que fueran con Tabárez, pero tal vez no hayan sido suficientemente remarcados. Después de 1970 y hast

Lee el resto de esta entrada

LÓGICA VIVA REVISITADA (TERCERA PARTE)

Publicado en

En este post continuamos analizando – a la luz de ejemplos tomados de nuestros dìas – las distintas falacias que analiza Vaz Ferreira en su “Lógica viva”. En esta ocasión nos referiremos a la paralogia de falsa precisión.

Falsa precisión

El espíritu humano desea la precisión en el conocimiento, y se satisface con ella. La precisión es buena; es el ideal, cuando es legítima; pero en cambio, cuando es ilegítima o falsa, produce, desde el punto de vista del conocimiento, efectos funestos: oculta hechos, desfigura o falsea interpretaciones, detiene la investigación, inhibe la profundización; sus resultados perjudicialísimos, pueden condensarse fundamentalmente con estos dos adjetivos: falseantes e inhibitorios. (pág 59)

Vaz Ferreira insiste mucho en el uso de la falsa precisión en el tema de la enseñanza, en particular en las normas de evaluación, por ejemplo cuando se calculan promedios de notas de materias que son totalmente diferentes (el clásico promediar papas con tomates) o cuando se toma el porcentaje de reprobados de un curso como indicador de si éste fue bien impartido o no. En general, con el uso de las matemáticas – en particular en ciencias no exactas – se suelen distorsionar resultados y razonamientos al tratar de aplicar los mismos criterios que en las ciencias duras, pero además muchas veces se utilizan de forma falaz, ya que derivan en comparaciones o relaciones entre variables totalmente incorrectas. Y además quienes trasmiten la información generalmente le agregan o quitan algún condimento que las distorsiona aún más.

Por ejemplo: vean este artículo de prensa:

Dos femicidios por mes y 77 denuncias diarias en Uruguay

Cada 15 días en promedio, una mujer falleció víctima de violencia doméstica en los últimos 12 meses, según cifras oficiales divulgadas ayer por el Ministerio del Interior. La Policía recibió 77 denuncias diarias en 10 meses, 12% más que en el año anterior.                                                                                                                                                Entre noviembre de 2013 y octubre de 2014, fueron asesinadas 49 mujeres en todo el país (dos menos que en el mismo período 2012-2013). http://cosecharoja.org/dos-femicidios-por-mes-y-77-denuncias-diarias-en-uruguay/

Lee el resto de esta entrada

EL HEROÍSMO EN EL DEPORTE.

Publicado en

Vivimos en un país en el cual el deporte tiene mucha importancia. Me corrijo, no el deporte, sino el fútbol, ya que a las otras disciplinas se le presta relativamente poca atención. En  todo caso una ínfima parte de la que se le da al “más popular de los deportes”. Y en ese sentido, no hay evento que concite más la atención de los uruguayos que un campeonato del mundo. Basta con ver todo el despliegue propagandístico de estos días. La televisión me hace acordar las semanas previas a las elecciones, cuando se está en plena campaña, y las tandas son 100 por 100 avisos políticos. Porque hoy con el mundial pasa lo mismo (y me cuesta recordar si en los mundiales anteriores se vivió una euforia semejante): avisos de televisores – y electrodomésticos en general -, de productos porcinos, de yerba, de servicios de cable, de celulares, de cerveza, de bancos, de tarjetas Lee el resto de esta entrada

LÓGICA VIVA REVISITADA (SEGUNDA PARTE)

Publicado en

En este post continuamos analizando algunas de las paralogias más comunes en las discusiones de todos los días, a la luz de lo que nos enseña Vaz Ferreira en su libro “Lógica Viva”. En esta oportunidad le toca el turno a lo que el autor llama la confusión entre  cuestiones explicativas y cuestiones normativas”.

Cuestiones explicativas y cuestiones normativas

Los problemas que los hombres discuten, podrían, más o menos esquemáticamente, dividirse en dos clases: a veces se discute sobre cómo son las cosas o sobre cómo pasan los fenómenos; otras veces se discute cómo se debe o conviene obrar. …Bien: la causa del error que voy a explicar, viene de cierta costumbre de tratar los problemas de la segunda clase como se tratan los de la primera……(pág 43)

Para usar el mismo ejemplo que utiliza Vaz Ferreira, cuando se discute si Marte tiene o no atmósfera solo puede haber una respuesta posible. Hay hechos que son o no son de determinada manera, estamos en el campo de lo positivo. Pero cuando vamos a cuestiones normativas y discutimos cuál es la mejor forma de hacer determinada cosa o cómo preferiríamos que fuera algo – por ejemplo si el socialismo es mejor que el capitalismo –  no hay una respuesta absoluta. Lo que hay que hacer en cada caso es sopesar los pro y los contra de cada opción, pero un error muy común es tender a razonar aspectos normativos como si fueran positivos buscando “la” solución correcta sin analizar todos los aspectos favorables y desfavorables.

Lee el resto de esta entrada