Canal RSS

Archivo de la etiqueta: A las cinco de la tarde

LA CULPA ES DE LAS REDES

Publicado en

 

La capacidad que tiene la gente de echarle la culpa a cuestiones accesorias en hechos importantes, y de paso descargarse contra lo que no le gusta, es realmente asombrosa.

Cuando el Presidente De La Rúa tuvo que escaparse de la Casa Rosada en medio de una de las peores crisis de la historia argentina mucha gente acusó a Marcelo Tinelli por el “linchamiento mediático que había hecho del inepto presidente, responsabilizándolo de su caída.  Por supuesto, era la misma gente que se despachaba en críticas contra el nivel decadente del programa, sus groserías o el humor muchas veces basado en la burla a las personas. Mucha de esas personas, hipócritamente, sostenían  “yo ese programa no lo veo”, aunque conocían perfectamente todos los sketches que allí se desarrollaban. El programa Tinelli tenía un actor que hacía una perfecta imitación del entonces presidente, imitación que no hubiera sido tan popular si no hubiera captado justamente todos los tics de éste. No fue a través de un personaje ficticio que construyó la idea de que el presidente era un despistado, sino que fue el despiste de éste el que dio origen al personaje. No sé qué culpa pudo haber tenido Tinelli de que De La Rúa en persona se rebajara a ir a su programa para intentar mejorar su imagen e hiciera él solito, sin que nadie le tendiera una trampa, el ridículo: le mandó saludos a la mujer de Tinelli equivocando su nombre, equivocó también el nombre del programa; al irse no supo para qué lado del estudio tenía que salir, pasando repetidas veces detrás de Tinelli, para un lado y para el otro,   dando imagen de haber perdido el rumbo no solo ahí sino en su gobierno. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

DICTADURA (SEGUNDA PARTE: LA UNIVERSIDAD)

Publicado en

28254scr_6a99503f36906b0

Luego de consumado el golpe el 27 de junio de 1973 el cerco sobre las libertades se fue cerrando de a poco. No fue de un plumazo, sino que durante unos meses persistieron algunos espacios donde la mano de hierro de la dictadura se tomaría un tiempo adicional en llegar.

11531Inmediatamente después del 27 se declaró la huelga general. Fueron 15 días y ahí se terminó. Mientras duró se hizo sentir: no había transporte, no se conseguía combustible. Dos o tres días después de consumado el golpe, con algunos compañeros de facultad, hicimos una chorizada en la casa de uno de ellos;  no tenía nada de connotación política, simplemente era de camaradería . Para los que vivían más lejos no fue fácil conseguir transporte. Algunos compañeros que habían conseguido que su padres les prestaran el auto llevaban a otros a la reunión. Pero lo que se hacía, ademTANQUETAZOás, era que quienes andaban en auto llevaban a gente que, por la calle, andaba haciendo dedo. Mientras estábamos en la chorizada nos enterábamos que en Chile se producía el llamado tanquetazo: un grupo del ejército se rebelaba, sin éxito,  contra el Presidente Allende. Entre los oficiales del ejército que más activamente habían participado en reprimir a los insurgentes estaba el mismísimo Augusto Pinochet, que fue clave en abortar el golpe.  Pese al triunfo de Allende la sensación era que el cerco se estrechaba: la sombra del Cóndor ya era visible en esta zona. Lee el resto de esta entrada