Canal RSS

Y VENEZUELA SIGUE MADURANDO

Publicado en

Maduro-ChávezNo suelo en este blog hacer comentarios sobre temas políticos, pero hay momentos en que es difícil evitar hacerlos. Sobre todo cuando tocan algunos aspectos relacionados más que a los hechos en sí a la forma en la cual las personas se posicionan frente a estos hechos y allí empiezan a salir todos los monstruos que contienen los pensamientos dogmáticos. Me propongo en este post trasmitir algunas vivencias de El Salmón sobre Venezuela y, fundamentalmente (por más que este último aspecto ocupe la menor parte del blog), efectuar una reflexión sobre la manera en que las personas toman partido al respecto. Estuve 5 veces en Caracas, y en función de las impresiones de aquellas visitas , me queda muy claro que Chávez y Maduro no surgieron por generación espontánea, sino que lo que ocurre hoy es consecuencia de algo que se venía gestando desde hacía mucho tiempo.

1)

Las dos primeras visitas que hice fueron a principio de los 90. En aquella época, Venezuela era uno de esos países de los cuales no se hablaba demasiado por estos lados. La percepción que había era de que allí no pasaban demasiadas cosas que merecieran ocupar los titulares de los diarios. Se sabía que tenía una aparentemente sólida democracia que había sobrevivido a los embates dictatoriales que la mayor parte de América del Sur atravesó en los 70, que  tenía mucho petróleo, lo cual les permitía a un sector de la población mantener elevados niveles de vida y que jugaban muy mal al fútbol, el peor de toda Sudamérica. También Venezuela era famosa por los importantes éxitos que tenía en los concursos internacionales de belleza femenina. Pero uno de los hechos más notables y conocidos era la gran solidaridad con la cual su sociedad y gobiernos actuaron durante la dictadura uruguaya, acogiendo exiliados y rompiendo relaciones cuando aquel trágico hecho de la Maestra Elena Quinteros, sacada por la fuerza de la Embajada Venezolana en Bulevar Artigas (donde hoy hay una sucrusal del CASMU) y posteriormente desaparecida.

Las pocas referencias que tuve previo a partir eran, precisamente, de personas que habían vivido su exilio en aquel país y que habían retornado luego de finalizada la dictadura.  No  eran demasiado auspiciosas: hablaban de una sociedad complicada y de una ciudad de Caracas insegura y descuidada, donde había muchos lugares a los que convenía ni acercarse, como el Centro por la noche. Todo ello lo pude confirmar en los distintos viajes que hice. Lo que más me impresionó fue el miedo de la gente, algo que en aquel momento en Montevideo todavía no experimentábamos a ese nivel y – me aventuraría a afirmar  aún hoy no lo experimentamos.  Yo me había alojado en la zona de Sabana Grande, un lugar de mucho movimiento con un amplio bulevar peatonal, una zona relativamente tranquila y muy concurrida, llena de cafeterías, tiendas, centros comerciales y restoranes. Llevaba, como ocurre frecuentemente, algunos paquetes con regalos  y cartas que me habían dado para 2 familias que vivían allá y a las cuales yo no conocía.  Cuando me comuniqué  con ellos para decirles que les dejaba las cosas en la recepción del hotel la respuesta fue coincidente en ambos casos: “es muy tarde para ir hasta ahí. Es peligroso”. Eran las 5 de la tarde y la zona no era de las peores, precisamente.  Las historias que hacían las personas en aquellos lugares eran terribles: gente a la cual le cortaban la mano de un machetazo, para sacarle un reloj o un dedo para robarle un anillo, disparos a las cubiertas de los autos en pleno día en la única carretera que une Caracas con el aeropuerto, robos terminados en asesinatos inútiles luego que les habían entregado todo, copamientos, secuestros.  Todas las casas estaban enrejadas y además era frecuente la presencia de guardias de seguridad privada en las puertas de edificios o locales comerciales, normalmente exhibiendo ostentosas armas largas. En Caracas llueve mucho, por lo que yo siempre andaba con un paraguas en la mano, el cual además, particularmente por la noche, llevaba empuñándolo como si fuese un arma en posición de defensa.  Tal era la paranoia que se me había contagiado. Un día tuve que ir a un banco a cobrar un dinero y – acostumbrado a lo que era la usanza en aquella época en Montevideo – paré un taxi por la calle para irme hasta el hotel. Me llamó la atención el recorrido que hizo éste y comencé a ponerme nervioso. Yo tenía controlado el camino hacia el hotel, pero el taxi tomó por una vía que rodea toda la ciudad y a la cual los caraqueños llaman la “Cota mil”, una avenida con una gran cantidad de entradas hacia la ciudad y hacia las zonas marginales de ésta. Llegué sin problema a mi destino, pero cuando al otro día lo comenté me dijeron que había cometido una inconsciencia. Uno nunca debía salir de un banco y tomar un taxi en la calle, corría el riesgo de ser secuestrado. Curiosamente la forma más segura de viajar era el Metro. Nunca se me hubiera ocurrido ir con una cantidad importante de  dinero en el Metro. El Metro había sido recientemente inaugurado y todo el mundo hablaba de la “cultura del Metro”. Era como un mundo aparte que contrastaba con la superficie. Estaba impecablemente limpio y las cámaras de seguridad eran sumamente eficientes: si alguien tiraba un papel al suelo o se pisaba la línea amarilla que está al borde del hueco por donde va el tren una voz por altavoz lo advertía: “el señor calvo de traje azul, por favor dé un paso atrás que está en zona de riesgo”. Pese a todo eso la ciudad se movía, había buenos restoranes donde se comía bien – ya fuera comida tradicional  (arepas, cachapas) o internacional (mucha comida “étnica”, recuerdo el pato laqueado de un restorán pequinés) –   los venezolanos son personas bastante alegres y con un poco de tiempo había ocasión de visitar algunas playas del Caribe que no quedaban muy lejos y – si bien no eran de las mejores – no 1997 Caracas003estaban nada mal. Eso sí, todo en medio de una tremenda sensación de caos. Para ir hasta la playa recomendaban salir bien temprano y no quedarse más allá del mediodía. Si uno se pasaba de cierta hora corría el riesgo de no conseguir ómnibus para el regreso y podía quedarse todo un día varado a apenas 40 kilómetros de la capital. Los ómnibus que partían hacia algunas de estas localidades (Catia la Mar, Marina Grande) había que ir a tomarlos a unas localidades medio tenebrosas y no demasiado recomendables para andar paseándose por ellas; una de ellas se llamaba 1997 Caracas016Gato Negro, la otra la Hoyada. Era muy pintoresco ver cómo los ómnibus se iban llenando de gente bulliciosa y con radiograbadores de gran tamaño a todo volumen. Los ómnibus no tenían horario de partida y cuándo le pregunté al conductor de uno al que me había subido a qué hora salía me contestó extrañado: “cuando se llene, por supuesto”. Pude disfrutar de la playa y regresar justo a tiempo para estar en mi hotel al mediodía y  pegarme una ducha, diez minutos antes que el agua se cortara, ya que por ese entonces había escasez de agua en la ciudad y en la tarde la cortaban en la zona en que yo estaba.  Escaseaba el agua,  pero no la gasolina, y según decían ésta era más barata que aquélla. El parque automotor – compuesto mayormente por autos de alta cilindrada – ocupaba mucho más espacio que el que la ciudad podía contener, lo que hacía el tránsito totalmente pesado.

DSC_0573Impresionaban mucho, también, los contrastes sociales. La carretera que lleva del Aeropuerto de Maiquetia en La Guaira a Caracas estaba (y está) rodeada por montañas llenas de viviendas marginales en el estilo de las favelas brasileñas (barrios, le llaman en Caracas). Y la pobreza también era apreciable por muchas partes de la DSC_0577ciudad. Pero también se veían zonas donde se veía alto poder adquisitivo y un nivel de elevado consumismo, una sociedad que parecía estar mirando permanentemente a Miami, pendiente del último modelo de 1997 Caracas011tal o cual artículo. Conocida es la costumbre de las venezolanas de pedir al cumplir los quince años como regalo una siliconada en los pechos. Muchos de los excedentes obtenidos por los altos precios del petróleo se veían volcados en construcciones faraónicas y ostentosas, mientras muchas de las necesidades básicas de buena parte de la población estaban insatisfechas. Un amigo mío que trabajaba en el teatro El Galpón y que había ido allí varias veces en giras me hacía un comentario que era  muy descriptivo de como los sucesivos gobiernos asignaban sus recursos: “construyen grandes salas de teatro, como pocas veces he visto en mi vida, pero las obras que representan generalmente son tremendamente pobres”.

2)DSC_0374 En Caracas, y supongo que en el resto de Venezuela también, padecen de la misma desviación iconodúlica que en Uruguay:  una gran y desmedida profusión de lugares que llevan el nombre y las fotos, bustos o estatuas del Libertador Simón Bolívar. Me animaría a decir que el fenómeno es mucho más que en Uruguay con Artigas. El culto a la personalidad que vendría con la llegada de Chávez no es más que una continuación lógica de esta adoración mística.

3)

Cuando estuve sobre fines de los 90 la situación lucía claramente desmejorada. El 1997 Caracas006Bulevar Sabana Grande estaba poco menos que intransitable. Un edificio de un centro comercial se había incendiado hacía unos meses y el esqueleto permanecía allí dándole un entorno lúgubre al lugar. La inseguridad seguía creciendo y todo lo que  hoy pasa en Uruguay ya hacía mucho que sucedía en Caracas y más aún. Pero lo más impactante de todo era el gran descrédito del sistema político. Todo el mundo comentaba sobre la 1997 Caracas007gran corrupción imperante entre las últimas administraciones. Se hablaba de fortunas desviadas al exterior, de un ex presidente que le giraba con cargo al contribuyente venezolano todos los meses sumas millonarias a su amante en Miami y cosas por el estilo, ciertas, falsas o exageradas, pero sin duda reveladoras de que ya nadie creía en las instituciones. En esos momentos la figura de Chávez ya se proyectaba con fuerza. Hacía poco había salido de prisión luego de su fallido golpe de estado contra Carlos Andrés Pérez y se lo anunciaba como candidato con muchas posibilidades para las siguientes elecciones. Encarnaba la esperanza de muchos venezolanos por un cambio que recuperara la confianza en el CaXodjAW4AAv30f.jpg largesistema y pocos ponían objeciones a su pasado golpista. Nunca olvidaré la conversación que tuve con el taxista que me llevó de regreso al aeropuerto. El hombre comenzó despotricando – como todos – contra el sistema político y la corrupción y hablándome luego maravillas sobre Chávez, contándome además la historia de aquel golpe fallido que lo elevaba a la categoría de héroe. Yo le dije que tuviera cuidado, que en los militares golpistas no se podía confiar, que era un peligro, le dije que venía de Uruguay y le conté lo que había ocurrido cuando éstos tomaron el poder y cómo se quedaron muchos años imponiendo una terrible dictadura. Al taxista no pareció fidel-solidarioimportarle demasiado lo que decía y simplemente se limitó a preguntarme: “Stroessner, no?” La historia era familiar.  La putrefacción del sistema ya había generado el caldo de cultivo para que se desarrollara el populismo bolivariano. Nada de lo que vendría después sería de extrañar, dados los antecedentes y lo que terminaba pasando en otros países con situaciones similares.

4)

aeropuerto bolivariano

Mis siguientes visitas fueron en 2013, a la Caracas post-Chávez, con Maduro y sus pajaritos instalados en el Palacio de Miraflores. Salvo el mejor aspecto que lucía el IMG_6838Bulevar SabanaIMG_6839 Grande, que había sido remodelado y estaba realmente agradable, todo lo demás estaba peor.  La primera experiencia alucinante la tuve en el mismo aeropuerto: una gigantesca foto de Chávez rodeada de niñitos de escuela diciendo algo así como “sigamos juntos“. Carteles que hablaban de la “aduana DSC_0170socialista”,socialismo o muerte” y otras expresiones con típica terminología de la revolución cubana le daban su recepción al visitante. DSC_0171

Pude observar las colas de la gente en los comercios, el IMG_6842IMG_6848culto a la personalidad (fotos de Chávez y Maduro por todos lados)  la lúgubre oscuridad en las calles, el miedo y la inseguridad cada vez mayor (varias personas nos manifestaron que a los venezolanos no les importaba ni la inflación ni el desempleo, sino llegar sanos a su casa). El tránsito era totalmente caótico. Ir de Sabana Grande al centro y del aeropuerto a la ciudad nos llevó hora y media y dos horas respectivamente debido a los grandes atascos; tomar un taxi en la noche era algo prácticamente imposible y no recomendable, el metro estaba tugurizado y si uno se metía allí corría el riesgo de quedarse dos o tres horas parado entre dos estaciones, dados los frecuentes cortes de luz. Había unos motociclistas que – aprovechándose de la situación – ofrecían un servicio de traslado rápido de una parte de la ciudad a la otra (los mototaxis) violando todas las reglas de tránsito posibles y IMG_6698poniendo en serio riesgo la vida de pasajeros y transeúntes. En una ocasión el conductor del auto que me llevaba al hotel, al pasar frente a una discoteca cercana a éste, nos advirtió que no pasáramos nunca por ese lugar y menos aún que nos metiéramos allí, ya que todos los días ocurría algún asesinato entre bandas rivales.  Parecía una exageraamor a chavezción. Sin embargo al otro día, en la mañana temprano al regresar de una caminata por el Bulevar Sabana Grande, me encontré con un grupo de personas curiosas  apiñadas formando un círculo en torno a “algo” que había en el piso. Cuando me acerqué, también ganado por la curiosidad, pude apreciar los cuerpos de dos personas tirados en la calle y apenas tapados por cartones. Al preguntar qué era lo que había pasado me contestaron que había sido un tiroteo ocurrido a la salida de la discoteca sobre la cual, precisamente, el día antes, nos había advertido el conductor del auto. De hecho la noticia salió en la prensa.  http://www.eluniversal.com/sucesos/130921/dos-muertos-y-un-herido-tras-tiroteo-en-la-casanova

Otro día este mismo conductor nos habló de lo que eran las cárceles en Venezuela, lugares donde los presos estaban encerrados pero sueltos dentro, sin que la policía pudiera entrar, todo un mundo aparte, adentro hacían lo que querían, tenían de todo y desde allí manejaban una red donde planificaban secuestros, extorsiones, asesinatos, lo que fuera. A los pocos días pude ver una noticia en el diario que coincidía con la versión del conductor: habían trasladado a un líder de la cárcel de un lugar a otro, y la policía había entrado en el penal y encontrado de todo, hasta mascotas. http://www.reportero24.com/2013/09/sabaneta-el-mocho-edwin-se-entrego-a-las-autoridades/

Otro aspecto insólito es lo que ocurría con el cambio de moneda. Teniendo algún contacto que permitiera evitar el cambio oficial se podían cambiar dólares a un muy buen precio. Por otra parte, los hoteles estaban obligados a fijar su tarifa en bolívares, y lo hacían en relación con el cambio oficial. Para hacerla breve les diré que una noche de alojamiento en un hotel 5 estrellas como el hotel Meliá terminó saliéndome poco más de 35 dólares y una comida buffet de primera en el mismo unos 5. La pregunta inevitable que cualquiera medianamente sensato se podía hacer era a quién terminaba favoreciendo este particular sistema cambiario. ¿tenía sentido que beneficiara a personas que se alojaban en hoteles 5 estrellas?   Por aquella época el dólar se podía cambiar en el mercado negro a unos 60 bolívares (unas diez veces más que en el oficial). Un compañero que iba conmigo logró contactarse con una persona que le cambió unos doscientos dólares (curiosamente, el tipo se llamaba Bolívar). El detalle es que se los dio en billetes de 20 bolívares –después nos enteramos que había exceso de billetes de esa denominación – o sea un total de 600 billetes que tuvo que cargar en una bolsa, como las que usaban los ladrones de bancos de las películas del lejano oeste.

DSC_0576En ese momento ya se notaba mucho descontento con el gobierno. Por lo menos en la gente común y corriente que trabajaba y no pertenecía al aparato. Los taxistas casi todos se quejaban. Era muy curioso como mucha gente muy asustada por el tema de la inseguridad no tenía, en cambio, miedo a hablarle a desconocidos en contra del gobierno. El día que nos regresábamos el taxista estuvo todo el viaje quejándose del gobierno y del chavismo. Nosotros le tirábamos de la lengua, claro, pero las versiones eran coincidentes en todos lados. Nos mostró a lo lejos un gran edificio sin concluir, de 45 pisos, que había estado originalmente destinado a un centro financiero,  y al que llamaban la torre de David,y que fuera tomado por “okupas” alentados por el propio Chávez cuando llamó por radio a los pobres a que tomaran lo que necesitaban. https://maduradas.com/en-exclusiva-impactante-asi-lucia-la-torre-de-david-por-dentro-fotos-y-video/ (no se pierdan de abrir este link y ver las fotos de la torre)

Confinanzastorre david

Y algo que era muy común de encontrar: el taxista nos reconoció que la primera vez había votado a Chávez porque lo que había antes estaba muy jodido ,  pero nunca se imagino lo que iba a venir después. Una versión más suave de esta postura era la de los que decían que “una cosa era Chávez y otra muy distinta Maduro”. Muchos seguían viendo un héroe en Chávez y a Maduro lo tenían simplemente como un idiota o en el mejor de los casos un incapaz. Generalmente este último discurso se podía encontrar en muchos funcionarios públicos, los cuales, ellos sí, tendían a cuidarse un poco más.

Pero en medio de este caos un recorrido por los barrios más ricos de la ciudad (Las Mercedes, La Castellana, Altamira),  seguía mostrando signos de altos niveles de consumo: restoranes llenos y grandes shoppings construidos hacía muy poco tiempo; en un lugar, incluso estaban construyendo uno que decían iba a ser de los más grandes de América Latina. Sin duda el socialismo del siglo XXI no había generado un modelo idéntico al cubano. Cuando uno pregunta lo obvio: ‘’¿quién invierte en medio de este caos?”, las respuestas apuntan al surgimiento de una nueva clase social (los llamados boliburgueses) crecida al calorcito del poder chavista y al lavado del dinero proveniente del narcotráfico.   Chávez, sin duda, había sido muy inteligente en su reparto de riqueza y  mientras le duró el precio alto del petróleo supo sacarle muy buenos dividendos políticos a la situación.

5)

Además de estas visitas a Caracas tengo unos cuantos amigos venezolanos – entre ellos algunos chavistas – y hoy por hoy en Montevideo es bastante común encontrarse con emigrados de aquel país –normalmente gente de buena formación – trabajando en centros comerciales y con los que suelo ponerme a hablar apenas identifico su característico acento. También tenemos internet y redes sociales. Así que es relativamente sencillo estar informado de una manera más o menos confiable, más allá de las “distorsiones en la información creadas por el imperio”. Y en general las versiones apuntan a lo mismo: el chavismo, como le ha ocurrido inexorablemente a todos los populismos ha desembocado en un régimen autoritario donde – una vez finalizado el boom del producto de exportación que lo sostiene – comienza a darse caída en la producción, destrucción de riqueza y descontento social. Las condiciones de vida de las personas son terribles: faltan los productos más elementales (pan, leche, medicamentos, papel higiénico) y solo tienen acceso a ellos quienes pueden pagar altas sumas de dinero o quienes están pegados al poder. Los venezolanos hacen largas colas en los comercios estatales y privados para poder obtener algunos de estos productos y suele ocurrir que terminen saliendo con las manos vacías. Y muchas veces, a la hora que abren estos comercios es común que aparezcan bandas de motorizados afines al régimen que arrasan con toda la mercadería ante la impotencia de quienes han estado pacientemente haciendo cola desde las  tres de la mañana, los que no se atreven ni a chistar, a riesgo de que les peguen un tiro. También existe una extendida red de corrupción – que permite a algunas personas acceder a grandes cantidades de estos productos gracias a sus vínculos con los distribuidores oficiales –  y comercializarlos a precios elevados en los mercados negros. En cuando a la situación política e institucional el régimen se ha ido degradando progresivamente y – si bien durante mucho tiempo fue capaz de mantener una fachada democrática con los tres poderes controlados por el chavismo – hoy por hoy ha derivado en una dictadura tradicional con muertos, presos, torturados, personas expulsadas de los empleos públicos por ser opositores; un estado policíaco que había grabado en un CD, que se repartía en las oficinas públicas, los nombres de todas las personas que habían firmado a favor del referendo revocatorio. Figurar en esta lista podía significar perder el empleo.  En definitiva, todos procedimientos que los uruguayos conocemos muy bien. Es muy sintomático el hecho de que cuando  la Asamblea Legislativa – aún con mayoría chavista – le votó poderes extraordinarios a Maduro, transfiriéndole prácticamente sus funciones, la ley que determinó esto tuviera el nombre de Ley Habilitante, exactamente el mismo nombre de la ley con la cual Hitler obtuviera todos sus poderes del Reichstag en 1933.  Por otra parte la personalidad de Maduro diciendo estupideces a cada rato y repitiendo el cantito de la conspiración del imperio es un agregado adicional a la debacle. Para muchos Chávez habría manejado mucho mejor esta situación. Es imposible saberlo, pero tengo mis dudas y no sé hasta qué punto esa apreciación no corresponde a esa tendencia que tenemos a ver en los líderes políticos seres todopoderosos, más cuando ya no están. Los grandes líderes populistas cuando se exceden en su megalomanía crean monstruos que los desbordan. Ahí está clarito el ejemplo de Perón.

DSC_0384

6)

Para terminar algo nada menor – y que es en realidad el objetivo al que apunta este artículo, ya que tiene que ver con los principios que tradicionalmente ha defendido esta página – y es referido al lamentable posicionamiento que han tomado algunos grupos políticos en Uruguay absorbidos por la ideología, incapaces de ver una dictadura cuando quienes ejercen el poder son sus compañeros de pensamiento. O, lo que es peor, dándose perfecta cuenta de lo que está pasando, pero buscando todo tipo de justificación traída de los pelos. Uno puede entender que al militante que durante muchos años ha creído en un ideal o una utopía y ha luchado por ella, ocupando buena parte de su vida, e incluso arriesgándola, le sea difícil, desde el punto de vista afectivo, cortar con quienes fueron sus “compañeros ideológicos” y repudiarlos. Es como en una pareja, uno no aparta de primera a la persona de la que se enamoró y de la cual luego se empezó a aburrir o desencantar.  Durante un tiempo esperará un cambio, intentará tolerar determinadas actitudes que no le gustan o incluso buscará ignorarlas tratando de no verlas. La defenderá incluso frente a otras personas que le aconsejen romper.  Pero todo tiene un límite. Y realmente es difícil  creer que en nuestro país haya gente que fue víctima de prisión, tortura o que tuvo parientes o conocidos que pasaron por esas situaciones durante la dictadura y hoy siga apoyando estos mismos procedimientos en Venezuela. Es que las similitudes con lo que ocurrió aquí son cada vez mayores y más evidentes.   Como también decían aquí los militares, en Venezuela no hay presos políticos sino delincuentes comunes que han intentado desestabilizar la democracia.  Hay opositores presos que están prácticamente desaparecidos. A vía  de ejemplo –  por más que alguien piense que Leopoldo López ha cometido crímenes de la peor calaña – no existe ningún justificativo coherente con el respeto de los derechos humanos para que su familia haga más de un mes que no lo ve ni sepa donde está. Hay gente que es expulsada del trabajo por sus ideas. Represión, muertos.  Los hechos son cada vez más contundentes y frente a esos hechos contundentes cada vez son más absurdos e infantiles los intentos de justificación. Siempre está presente el imperio, los medios de comunicación que manipulan, la plata de la Cía, el intento de apoderarse del petróleo venezolano, la conspiración de Colombia o de la Triple Alianza. Es la “realidad lisérgica” a la cual alude constantemente el analista argentino Claudio Fantini . http://noticias.perfil.com/2017/05/01/implosion-y-explosion-venezuela-amenaza-a-la-region/ No voy a dar ejemplos concretos de los posicionamientos de los distintos actores políticos uruguayos y de los retorcimientos que han tenido que hacer en sus pensamientos para poder justificar lo injustificable. Supongo que los lectores de El Salmón están lo suficientemente informados como para que no me tenga que explayar en ello.  Y por otro lado no querría bajar hacia el análisis de la política partidaria.  Cabe aclarar también que esta situación no es propia de Uruguay. Ahí tenemos al Papa acusando a la oposición venezolana de hacer fracasar su (dilatoria) propuesta de acuerdo de paz por estar dividida sin hacer una sola crítica al gobierno de Maduro y al lamentable y deplorable Pérez Esquivel,  cuya condición de premio Nobel de la paz no le impide defender a cuánta dictadura de izquierda anda por ahí.

También hay otro punto que es bueno aclarar y que me hace volver a lo que expresaba al principio de esta nota. La debacle del modelo chavista, así como el agotamiento de otros regímenes con bases ideológicas similares  (Argentina, Brasil) y algunas desprolijidades en nuestro propio país ha llevado a otro sector de la opinión pública a reflotar la teoría de los dos demonios. Parece que todo lo que ocurrió en la década de los 60 y los 70 con el surgimiento de la guerrilla en nuestro país hubiera salido de la nada y que a un grupo de aventureros un buen día se le ocurrió tomar las armas para desestabilizar la democracia porque sí. Y que la culpa de la dictadura la tendrían los tupamaros. Sin negar la responsabilidad que tuvieron en el advenimiento de ésta, aportando unos cuantos y pesados granos de arena, es necesario recordar que, así como Chávez surgió de la podredumbre del sistema político venezolano de la época, también los tupamaros y la misma dictadura fueron fruto de la descomposición del nuestro.  Sería bueno tenerlo siempre presente, porque ha pasado a lo largo de la historia permanentemente, aquí y en otras partes del mundo.

Anuncios

»

  1. Interesante reflexión final.
    Puede que interesante se a casi un eufemismo.
    Me desperté leyendo sobre el congreso del FA que quería una cláusula a favor de Maduro y luego en un acto de masoquismo matinal me pasé a Caras y caretas
    Me encanta sufrir
    También recuerdo de hace unos días decir a C Moreira que había que defender a Venezuela porque era nuestra Cuba de hoy
    Bah,la supuesta afinidad ideológica y los compromisos asumidos con ella y sus yo internos no separan , valga la redundancia , esas afinidades de realidades diferentes . Todas parecen las misma
    La más mínima , repito, mínima , se considera traicion
    Me salió facho el comentario
    Hoy usted no es un salmón , es pescado podrido
    Uy, no lo saludé.
    Buenos días !

    Me gusta

    Responder
  2. Una pequeña aclaración
    Seré pesimista pero creo que todos y cada uno de nosotros estamos teñidos de eso supuestamente llamado ideología y que leemos y revortamos realidades incluso con las mejores de las intenciones
    En el caso de los políticos y grupos de poder de cualquier signo se practica esta especie de esquizofrenia según la conveniencia
    No hace falta ser muy vivo para ver que lo practicamos tanto los políticos , los sindicalistas como nosotros los boludos anónimos

    Me gusta

    Responder
  3. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Esqui, yo separaría, los que sufrimos esquizofrenia ideológica somos los que usted denomina como”los boludos anónimos” los otros ” políticos y grupos de poder” lo que padecen es de “como te digo una cosa te digo la otra” que vendría a ser la “conveniencia” al menos eso me parece a mi

    Me gusta

    Responder
  4. Confirmatorio informe. Su experiencia personal con anécdotas y referencias puntuales no asombra a los que estamos convencidos del caos venezolano, pero tal vez sirva para que alguno ponga en duda las versiones que trajo el dirigente sindical Abdala. Algo parecido le pasó a un amigo integrante de un conocido grupo folklórico que hace unos 10 años realizó una gira por Venezuela. Este amigo y vecino de toda la vida nunca tuvo actividad política y hasta podría considerarse un agnóstico en esas cuestiones, lo que da mucha credibilidad a su relato. Resulta que por un convenio (o algo así) entre nuestro MEC y su similar venezolano, el grupo que conduce mi amigo tuvo la oportunidad de recorrer infinidad de zonas de aquel país, resumiendo…vino maravillado del empuje de una revolución que construía casas para los pobres , etc etc ” todos con los que hablé dijeron estar contentos con el régimen” repetía. Ya por esos tiempos yo era un desencantado de la visión izquierdista de la vida (dogma que había cultivado la mayor parte de mi vida) y no cesaba de manifestar mis dudas sobre el desenlace de los gobiernos populistas como el de Chavez y el nuestro inclusive (a pesar del gozoso derroche que muchos aplaudían). No terminaba de entender esa versión de la historia, porque otro conocido ( muy honesto también ) me mostraba las cartas de su hermana, que hacía 20 años que vivía allá, donde relataba cosas tenebrosas del diario vivir, parecidas a las que Ud describió. No hay cosa que confunda más que enfrentar dos verdades “verdaderas”, hasta que unos de esos días hablando del tema me dice mi hijo “Papá no te das cuenta que los llevaron de la mano por Venezuela” Tenía razón, luego hablando con mi amigo descubrí que todas las charlas que tuvo en aquel país fue al bajar de los escenarios o en los hoteles que paraban, siempre acompañados por “guías turísticos” del régimen.
    “Como encuestador serías un desastre papá, sos capaz de preguntar sobre el FA en un recital de Larbanois- Carrero” me dijo un día el insolente imberbe.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  5. Primero las cosas livianas.

    Si, somos malazos en futbol. Pero el futbol no es popular en Veneuela. No se si alguna vez clasificaremos en un mundial. Sería un milagro. Pero somos muy buenos en Béisbol. Los Uruguayos no nos haría ni una “carrera”. Sin embargo los campeonatos mundiales nos hacen fanáticos del fútbol pero sólo por el tiempo que duran. Obviamente hinchamos por Brasil, pero si no es Brasil, hincharemos por cualquie otro equipo latinoamericano con una excepción: Argentina. Argentina, no se porqué razón, tiene pocos seguidores. 😉 Y en una final entre Uruguay y cuaquier otro esquipo latinoamericano hincharemos por Uruguay porque es el mas chiquito.

    Es cierto que el nombre de Bolívar esta en todas partes y en todas las cosas. El centro de cada ciudad es la Plaza Bolívar y nuestra unidad monetaria es el bolívar, y en cada escuela y en cada oficina pública hay un retrato de bolívar. La razón es que a Bolivar lo respeta todo venezolano. Hasta yo para quien nada es respetable automáticamente, le tengo respeto y simpatía. Bolívar es el unico lazo indiscutido entre los venezolanos. Creo que el tipo se lo merece. Les echaría algunos cuentos pero solo les diré que no solo liberó a la Gran Colombia (Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador) sino también a Bolivia, parcialmente al Perú y propuso desembarcar en Cuba y liberarla. Asi mismo abolió la esclavitud y nos dejó a los latinoamericanos un mensaje: que tendríamos serios problemas en el futuro con USA. Y esto lo dijo por ahi por1825. Otra razón es que le gustaban mucho las mujeres y hasta llegó tarde a un importante batalla por estar follando. Para nosotros eso no solo es perdonable sino alabable. Una dama se merece eso y mas. Finalmente Bolívar era de la rama “ïlustrada”, masón e irreligioso. Recuerden que los curas se opusieron a la Independencia en algunos de nuestros paises entre ellos Venezuela. Como era muy rico, la familia lo mandó por algunos años a Europa y a allá se contagió (el tipo era muy inteligente). La primera Constitución que propuso para la Gran Colombia era de las mas avanzadas de su tiempo, pero demasiado avanzada para los salvajes venezolanos de su tiempo. El montón de plata que tenía lo gasto financiando la guerra de Independencia y murió sin un centavo. No me digan que no era un tipo interesante.

    Después seguiré con los aspectos mas complicados.

    Me gusta

    Responder
    • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

      Hola Voltaire, a pesar que viendo el mundo que me toco me considero apatrida creo que Don Simon al igual que Don Jose Gervasio intentaron algo que hubiere sido fantastico,(la patria grande)en esta zona hay gente que cuestiona a Artigas y venera a sus ladinos traidores,este articulo muestra algo de ese espiritu http://www.republica.com.uy/artigas-y-la-patria-grande/351045/

      Me gusta

      Responder
    • He leído hace mucho algunas cosas sobre Bolívar bastante polémicas. Para algunos es un personaje muy controvertido: un monárquico con grandes ansias de poder, se lo ha comparado incluso con Napoleón a quien en algún momento admiró. Sin duda debe haber sido como tantos hombres que ejercen el poder y luchan en una revolución un tipo con muchas luces y sombras. Cuando empezamos a llenar plazas, calles, unidades monetarias, etc. con su nombre y sus estatuas empezamos a olvidarnos de las sombras y pensar que todas fueron luces. Eso es lo que no me gusta de esa veneración casi religiosa a los héroes patrios. Lo que sí veo de positivo es que por lo menos en torno a Bolívar hay cierta polémica, García Márquez ha escrito un libro en el que lo muestra en sus facetas humanas. Aquí con Artigas es imposible hacer algo así. No se lo discute, siempre tuvo razón en todo.

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Salmón, mi opinión sobre Bolívar se parece en mucho a la suya. Incluso me hacía mucha gracia ( al comienzo) que Chávez se lo pasara nombrando cuando en realidad la ideología de Bolívar fue muy diferente.
        Con respecto a Venezuela hoy, su informe es bastante claro y lamentablemente no veo una salida pacífica.
        Las opiniones de quienes hoy en Uruguay defienden al Mico Mandante ( y antes al otro Mico Mandante) no deben extrañar. Son los herederos de los que dejaron de criticar a Hitler cuando el pacto de 1939 entre Von Ribentropp y Molotov, los que fueron y vieron maravillas en la URSS de Stalin en los 50, los que defendieron las atrocidades de la Revolución Cultural de la China de Mao, los que creían y aún creen(!!!) en la Cuba “revolucionaria” ( hasta repiten los mismos argumentos estúpidos: es una democracia distinta, es la democracia a su manera…), los que hablaban contra la guerra en Viet-Nam pero se olvidaban de la invasión de Afganistán, los que se quejaban de los golpes militares en América pero no miraban por encima de la Cortina de Hierro para ver la realidad de la vida diaria de esos pobres pueblos y las matanzas del 56 en Hungría o del 68 en Checoeslovaquia , los que se quejaban del Apartheid pero pretendían ignorar olimpicamente los traslados masivos de poblaciones y etnias enteras entre las Repúblicas Soviéticas que hizo Salin y que fueron gérmen de todas las guerras religiosas y étnicas actuales en esa zona, los que felicitaban a Ceaucescu en su cumpleaños pocos días antes que lo colgaran en la plaza, los que “no se enteraron” del Kmher Rouge, de los genocidios y hambrunas africanos, los que siguen defendiendo a CFK, a Lula, a Correa, al violador de menores Daniel Ortega, en fin, no les pida que cambien, es imposible. Son así y listo.
        Veo con agrado que comparte mi aficción a Claudio Fantini, ese cordobés la descose, yo pensé que leía pero cuando lo escuchaba en Sarandi con Sotelo y Ponce noté que le preguntaban de cualquier tema fuera de lo previsto para el día, el animalito arrancaba y explicaba sin dudar, un fenómeno.
        Y veo que compartimos la opinión sobre Pérez Esquivel. Y sobre el Papa, que cuando se mete en política borra con el codo todo lo bueno que ha venido haciendomodernizando, dentro de ciertos límites lógicos y esperables, a la Iglesia. Pero que se puede espera, en materia política, de un peronista?

        Me gusta

      • Acá hay historiadores y otros estudiosos de la historia del Uruguay que han escrito sobre Artigas en serio. Y esos textos difieren mucho, muchísimo, de la imagen de Artigas que nos venden a granel. Se lo discute y mucho. Es muy interesante.

        Me gusta

      • Sinceramente no veo esa discusión en público. A Artigas generalmente se lo adora como dios y se lo idealiza. Los que lo cuestionan son los menos y reciben normalmente el repudio de sus colegas.

        Me gusta

      • Ah, totalmente de acuerdo Salmón. En público no hay discusión alguna. Es culto y adoración ciega, lisa y llana. También en lo otro, a los que han osado investigar y escribir seriamente sobre Artigas y la historia del Uruguay, se los ha ninguneado y atacado desde varios frentes. No es rentable dudar de un prócer o pensar el desarrollo y surgimiento de una nación sin grandes glorias ni héroes. Sí es rentable lo contrario, una país, una patria, con un héroe bueno y justo, con gloriosas batallas y victorias. Qué lindo tema para el nado de algún salmón… eso sí, salmón con armadura, porque seguro le lloverían piedras de todos lados.

        Me gusta

  6. Lindo tema. Aunque reconozco que no lo leí todo, me tiene aburrido el asunto, en realidad, lo que se dice sobre el asunto.

    Coincido con El Esquina respecto a la interesante reflexión final y más importante, respecto a que ideología tenemos todos, y nos hace ver las cosas teñidas de un color u otro, no existe la visión neutra, transparente, impoluta. Claro que es más fácil señalarla en los que sus lentes ideológicos son tan gruesos que prácticamente ven siempre un telón de un color único, liso, homogéneo, opaco.

    Muy bueno lo de Guayabox… de esas verdades, de gente honesta y bienintencionada, que no son tan verdades. Es bueno dejar de regar algunos viejos dogmas de izquierda… mientras hayamos aprendido a reconocer dogmas en general, porque lo más común es cambiar un conjunto de dogmas por otro. Abandonar viejos dogmas de izquierda(o derecha), para abrazar nuevos dogmas de izquierda, derecha, centro, progresismo, globalismo, nacionalismo, mano mágica de mercado, individualismo meritocrático, comunismo infantil, agenda de derechos, igualitarismo, etcétera.

    Me gusta

    Responder
  7. Ya sabemos lo que pasa en venezuela, yo puedo decir con coherencia que nunca me gustó Chávez, ya en 1999, cuando mucha gente estaba encandilada, por ser un outsider por una cara nueva, en 2002 zafó del golpe fallido, pero viendo las caras de los chavistas que retomaron la transmisión de Venevisión, me di cuenta que el desastre era inevitable.
    Acá lo que hay que pensar es como va a quedar el Uruguay (el Estado, el Gobierno, el País, la República) con Venezuela, porque cada día que pasa estamos quedando re-pegados, y de esto no se vuelve, pensando en otros gobiernos en Venezuela y Uruguay claro está.
    Con el boom petrolero del 50′, y el 70′ más los exiliados, muchos emigraron a Venezuela, sí ya en los años 50′, ya iban a Venezuela.
    Y ahora?, da un poco de vergüenza el papel de nuestra cancillería, mirando para el costado, siendo todo el tiempo haciendo equilibro, más en off side no podemos quedar no?.
    La política exterior era de lo poco serio que teníamos, pero eso ya se fue para siempre.

    Además aquella venezuela de mujeres hermosas, autos americanos, el buen clima, telenovelas sin fin, se acabó para siempre. Y no creo que nos merezcamos el buen trato cuando por cosas del destino se de vuelta la moneda y estemos como aquellos años 70′

    Me gusta

    Responder
    • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

      Pablo le cuento que esos “off side” en politica no hay linea que los cobre,el juego sigue como si nada,las ofensas,desaires y demás solo las tomamos en cuenta a nivel de piso (los de a pie) en las “alturas políticas” todo se disipa y es momentáneo o relativo según convenga, basta con recordar a pedro visitando a luis para decirle : vengo para que hagamos mierda a tabare, o el famoso : yankees go home ! del frente en su momento para ver que la venta de espejitos sigue en alza permanente y seguimos comprando

      Me gusta

      Responder
      • En este caso se cobran, o se van a cobrar, en cuenta corriente, pero en campeonatos futuros, y no el línea sino el pueblo venezolano. Algún día se irá este desgobierno y los que vengan tomarán nota de qué países fueron condescendientes o miraron para otro lado. No hablaba tanto de la política interna, sino del ámbito regional. Ya el barrio está cambiando de orientación y estamos quedando con los equipos que se van a la B.

        Teléfono para la FEUU, PIT CNT, SERPAJ, Familiares, Crisol, y demás.
        Ah! imagino la cátedra de Derechos Humanos en Facultad de Derecho actualmente, dando ejemplos prácticos del caso venezolano (habeas corpus, estado de excepción, separación de poderes, convención int. ddhh, carta democrática,) espero que sí no?. porque da para preparar bien el examen con lo que pasa allí.
        Ahora tenemos una constituyente-militar, para todos aquellos que aquí demonizaron todo lo de color verde oliva o camouflageado.

        Me gusta

  8. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    tampoco se ve cuestionar a don fructuoso,cada uno ve lo que quiere ver,no existe ser humano 100% “bueno,honesto e inmaculado” si se le busca se le encuentra,es asi

    Me gusta

    Responder
    • Igno, no se trata de eso no. También están los que al mejor estilo Intrusos, le buscan antecedentes que hoy sean considerados inmorales a figuras históricas para hacer ruido y ganar unos pesos. Eso no es estudio serio, eso es chimento barato. Como los que acusan a Artigas, despectivamente, de tirano y mujeriego. Eso son tontuelos ignorantes que desconocen hechos tan triviales como las diferencias culturales y de todo tipo entre una sociedad de hace 200 años y la actual.

      Muy distinto es saber que Artigas tenía muchas mujeres y quién sabe cuántos hijos. Y eso, en esa época, no tenía nada de malo, no lo convertía ni en mujeriego ni en irresponsable, simplemente hacía lo que hacían todos los caudillos de la época.

      La cuestión es no cimentar un país en una mentira, o en muchas mentiras. Ni tampoco ver héroes o tiranos según lo que quiera cada uno. Se trata de ver una historia lo más verídica posible, con personas de verdad, no imaginarias, que obviamente tienen características muy variadas, que hoy podremos considerar buenas o malas, la mayoría de las veces equivocadamente.

      Me gusta

      Responder
    • como que no? debe ser uno de los tipos más cuestionados de nuestra historia. solo los colorados lo defienden.

      Me gusta

      Responder
    • Pablo Crossroads

      Rivera es sin duda el más cuestionado de los próceres. Por lo que he leído y no solo en la escuela o el liceo, era un típico representante de su época, un día contigo un día conmigo, mujeriego, buen conversador y chistoso, malgastador, pero un guerrero genial. Todas cosas que miradas con los ojos politicamente correctos de hoy en día, se ven mal. Hasta genocida le dicen, cuando no existía tal concepto y mucho menos aplicado a los indios, que no eran sino cosas molestas. No es ajena a esta postura la mirada interesada de aquellos que creen encontrar un flanco donde atacar a figuras de los PPTT para deslegitimarlas, son anacronistas seriales y pobres de espíritu, aparte de ignorantes en Historia.
      Lo mismo pero más suave aplica para Lavalleja pero “casualmente” no para Otorgués, a quien robaron la bandera para convertirla en la de un partido político con intentos de anclaje en el pasado. Y justamente son los presuntamente opuestos quienes se encuentran hermanados en esta causa de sacralizar héroes: militares y la izquierda. Tóquenle a Artigas a un chupador de mate del comité…mamma miiiia.
      Caramba que coincidencia: el mate….otro “héroe” sacralizado por la izquierda, que es urbana, busquen en campaña un hombre de campo con el mate abajo del brazo trabajando, o mateando a caballo de viaje de un lado a otro…Han logrado crear una falsa tradición uruguaya! En el Consejo de la facultad, que se reunía 2 horas por semana, con suerte, había 12 consejeros y otros tantos mates, dejate de joder, laburá concentrado y después chupas la bombilla.
      Y ya que estamos busquen uno que se siente a comer sucio, o que no se bañe luego de las tareas y antes de sentarse a matear previo a la cena, o que diga groserías frente a cualquiera. No solo de mitos con héroes viven algunos, también inventan mitos de ser sucios, desprolijos y groseros porque son de chacra…

      Me gusta

      Responder
      • Pablo Crossroads

        Y alguien por ahí, al comienzo menciona a Constanza Moreira. Una auténtica burra ilustrada. A quienes conocimos a su padre, colega de profesión y de docencia, no nos puede sorprender, such an ass, such a fart.

        Me gusta

      • Yo prefiero el café o té para mi dosis diaria de cafeína. Pero soy el clásico ejemplo de citadino burgués…

        Me gusta

  9. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    ♪♫♫ ♫ ♪♪♫ “Hasta genocida le dicen, cuando no existía tal concepto y mucho menos aplicado a los indios, que no eran sino cosas molestas.” ???al lado de esto adolfo es un bebe de pecho

    Me gusta

    Responder
    • Pablo Crossroads

      Ayyy Igni, no hay peor turro que el que quiere serlo! No me compare a Rivera con Hitler. En el siglo XIX todavía no se consideraba, por peor que nos parezca, a los indígenas como humanos iguales a lo europeos o sus descendientes. Por eso es que no se debe aplicar la categoría de genocida a quienes vivieron en esa época. Hitler sabía que, por ejemplo los judíos ( y también los gitanos, homosexuales, etc) eran humanos, si bien los consideraba de menor categoría y los quiso destruir, sabiendo, repito, que eran humanos. Y el concepto fue introducido justo allá por 1939 o 1940, buscalo si querés pero no más atràs.
      Por eso Adolfo no es un bebé de pecho ni Rivera un genocida.
      Se que no va a querer entender pero igual me gasto, vio?

      Me gusta

      Responder
      • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

        coincido en lo de los turros,nunca hice la comparacion que usted da sino otra, usted dice que mientras no se tenga el concepto de “algo” ese “algo” no existe? recalculando…….no,no me da para entender,sera que no soy tan inteligente como otros

        Me gusta

  10. Marta Canessa : Rivera, un oriental liso y llano.
    No lo leí ni pienso leerlo
    Pa” eso tenemos a El salmón
    Crossroads, bata algo más del oriental liso y llano del padre de Constanza

    Me gusta

    Responder
    • Pablo Crossroads

      Nooo El esquina, no me pida que prenda el ventilador :):):) mire como actúa la hija y tendrá una idea de como actuaba el padre..Y ni le cuento de otras cosas académicas de doña Constanza cuando era Decana…fuahhh

      Me gusta

      Responder
      • Me acuerdo cuando su consultora largó en canal 10 que el frente había ganado.
        Año ? Bah 1994 puede ser ?
        Decana de qué?
        Guardé tranquilo el Punktal

        Me gusta

  11. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    Realmente como a cambiado todo,que tiempos aquellos en que el gaucho trabajaba de sol a sol para que el patron le diera la comida pa’llevar a las casas y que la china le lavara las ropas y le limpiara el culo al senorito pa’ que fuera a la escuela limpito, parece cosa e’mandinga lo que pasa hoy

    Me gusta

    Responder
  12. Si , excelente artículo Guaya

    Me gusta

    Responder
  13. Tiene sentido juzgar a los personajes istóricos según los estándares morales de epocas futuras? o deben ser juzgados según los de su propia época? el tema es bien interesante y la respuesta varía siempre según quien sea el personaje. Recuerdo haber leído que Alejandro Magno era uno de los pocos perosnajes istóricos que podía escapar a ese juicio moral moderno. No recuerdo ahora el argumento detrás de ello, pero claramente para el día de hoy, Alejandro era un genocida o como se quiera llamar, hecho y derecho con total orgullo. Es un tema intersante para el cual no tengo una respuesta fija.

    Me gusta

    Responder
    • Históricos… 😦

      Me gusta

      Responder
    • Claro.
      Genocida y puto.
      No existían los GAYS en esa época .
      De acuerdo con juzgar en su propio tiempo a las personas pero sin darle tampoco por eso una absolución políticamente correcta.
      Creo que me metí en el mismo lío que vos.
      Y hablando de putos , prohibiciones y persecuciones por serlo, Inglaterra, hoy tan amplia y a la cabeza de los derechos ajenos , recién a fines de los 70 ( del siglo XX ) terminó con semejante anormalidad.
      Juzgado en su época un puto era una aberración humana.
      Me tocó , porque me llevaron a chusmear ir a un pub de gays ( los antes nombrados como putos ,!briscos , etc ) . Londres 2004. No pude evitar arder toda mi homofobia mientras me bajaba mi segunda pinta al ver a un asiático a los besitos y caricias con un anglosajón
      Ok, casi nada que ver salvo que Maduro esgrimió como argumento en contra de Capriles su supuesta homosexualidad.
      Y como diría más de uno, en una forma muy caribeña que nos cuesta entender a los democráticos uruguayos

      Me gusta

      Responder
  14. Ignorante . Chusmear en la jerga gay significa hacerse el salmón. Rosadito y comestible .
    En fin, cada cual nada dónde puede

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  15. Bah, se la digo de una , amo a Abba, Barbra Streisand , a Whoopie Goldberg y al Oso Aguirre
    Homofóbico de mierda

    Me gusta

    Responder
    • ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

      o sea que habría que validar acciones como matar iguales porque no creen que.. (lo que sea el tema de momento) valiéndose del “es lo que hay valor” ? en ese caso el sol seguiría girando en torno a la tierra,y un rey valdría mas que millones de parias ( a pesar que las castas siguen totalmente vigentes solapadamente) la realidad demuestra que la condición humana no a cambiado un ápice,solo muta para lograr “mas de lo mismo”

      Me gusta

      Responder
    • Y a Cristiano Ronaldo

      Me gusta

      Responder
      • Cuando era Disc Jockey llegué a pasar a Village People y en las lentas a Adrian Gurvitz con su “Classic” (me enteré a los 6 meses que era una “temática de género” gay) Meramente un interés comercial y no propagandístico.
        PD A. Gurvitz antes de salir del closset era el líder de la banda The Gun que tuvo un pionero heavy éxito en el año 68 con “Run with the Devil”. Simple que aún poseo pero que no me animo a escuchar desde entonces. Una vez se lo mostré a Perro en Twitter y esa noche soñé cosas raras.

        Me gusta

      • “Race” debí escribir (vieron?! ,sólo su mención ya me trajo consecuencias de cambios)

        Me gusta

      • Gran Tema. Yo dormí como un bebé luego de escucharlo.

        Me gusta

  16. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    digamos que el Oso pertenece a los “tapados” que no se animan a salir del closet como muchos, aunque la manta que los tapa sea transparente

    Me gusta

    Responder
  17. Lo que han hecho con Fructuoso Rivera, no tiene nombre, tal vez de los mejores caudillos que pudo dar la banda oriental, conocía la campaña, los paisanos, su estrategia de misiones fue clave para terminar de cuajar la separación con el imperio del Brasil y adelantar muchos años la convención preliminar de paz de 1828, nuestra verdadera independencia, 4 de octubre de 1828, debería ser feriado, como el 25 de mayo, que alguna vez lo fue. Si Rivera fue genocida, yo soy Donald Trum. Tildarlo de Genocida es un mal chiste.
    De Artigas, se oculta su vida antes de 1811, sus rasgos autoritarios, sus campos de detención, sus ejecuciones arbitarias, su pésima estrategia militar y política. Su deserción para vivir una vida cómoda en sus tierras.

    Me gusta

    Responder
  18. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    seran los genes uruguayos? esta frase “sus campos de detención, sus ejecuciones arbitarias, su pésima estrategia militar y política.” seria aplicable por ejemplo a julio maria b (el papa de pedro) o al nabo’ del pepe y calzaria bien, como que se “avanza” en circulo infinitamente

    Me gusta

    Responder
    • Pabloaurinegro

      La imagen de Artigas como prócer tiene muchos agujeros. Incluso no se sabe como era su aspecto, los pintores se inspiraron en su sano saber y entender y en proyecciones de un dibujo de un Artigas anciano..
      Gran terrateniente de familia con grandes tierras, un líder nato, pero perdió liderazgo político y perdió la guerra, hay que analizar a fondo el ser humano detrás del prócer, su fracaso político y militar, su proyecto era interesante, pero en 1811 ya tenía 47 años, algo pasó, porqué los caudillos de menor rango se le dieron vuelta y los caudillos provinciales. Su lado oscuro denota autoritarismo terquedad, incluso estar alejado de la realidad política al estar mucho en la campaña y carecer tal vez de buenos mensajeros y consejeros?, La relación edulcorada con los pueblos originarios y la población esclava africana, es una farsa total, y algún día quedará al descubierto.
      Vázquez Franco es el historiador medianamente conocido que ha tocado un poco esta realidad.

      Me gusta

      Responder
  19. ignostico_misantropo_nihilista_iconoclasta

    al paso que vamos no hay lot que nos salve

    Me gusta

    Responder
  20. Continuando despues de un largo hiato:

    Dice el Salmón:

    “He leído hace mucho algunas cosas sobre Bolívar bastante polémicas. Para algunos es un personaje muy controvertido: un monárquico con grandes ansias de poder, se lo ha comparado incluso con Napoleón a quien en algún momento admiró. ”

    Perdona Salmón, pero Bolívar era cualquier cosa menos monárquico. Que admiró a Napoleón es cierto pero hubo dos Napoleones: el brillante jefe militar de la República y luego el golpista que usurpó el poder y se coronó emperador. Beethoven se arrepintió de haberle dedicado una de su mas bellas sinfonías, la Heroica.

    En cuanto a sus ansias de poder, los hecho dicen otra cosa. Renunció al poder unsa vez que se dió cuenta de que si bien su proyecto de sacar a los españoles de Suraméric etaba casi completo (una pieza impotante que faltaba era Cuba que servía de portaviones a España), su otro proyecto, crear una fuerte confederación latino americana que pudiera enfrentar la cruzada de la Santa Alianza para recuperar las olonias perdidas y a USA con su Destino Manifiesto, no se lograría.

    Y lo hizo cuando todavía era presidente de lo que hoy son 5 paises, Adicionalmente su mejor general era el Presidente de Bolivia (bautizada con ese nombre en honor a Bolívar); y controlaba el mejor ejercito latinoamericanode su tiermpo. Pero se dió cuenta de que esa unión, dados los diferentes intereses regionales, era imposible. En 1830 había que elegir un nuevo Presidente de la Gran Colmbia. Los colombianos no aceptaba un nuevo presidente venezolano después de Bolivar, ni los venezolanos continuarían dentro e la Gran Colombia si el presidente era Colombiano. Renunció y se dirigió a Europa y murió en el trayecto.

    Hay un par de asuntos controversiales sobre Bolivar: Uno es el fusilamiento de Piar y otro es su “Decreto de Guerra a Muerte”. Piar en su momento era el segundo al mando y se lo había ganado. Intentó suplantar a Bolívar en el peor momento para la naciente república cuando estaban desembarcando en Venezuela 15000 soldados españoles bien entrenado en la guerra contra Napoleón, y Bolivar decidió cortar por lo sano. El Decreto de Guerra a Muerte ya es mas largo de explicar, pero fué un instrumento para deslindar el campo entre realistas e independentistas. Si no estabas con la independencia eras parte del enemigo asi que había que definirse y correr con las consecuencias.

    El consenso de los historiadores venezolanos, y hay bastantes que son bien buenos, es que Simón se ganó el respeto que le tenemos. Pero respeto no es lo mismo que afecto. Los peruanos lo destestan porque según ellos les quitó el Alto Perú. El problema es que el Alto Perú, hoy Bolivia, no quería ser parte del Perú, y Sucre (no Bolívar), a cargo de la campaña que derrotó las tropas del Virreinato en el Alto Perú, decidió aceptar la partición.

    Despué voy con Chavez.

    Me gusta

    Responder
    • Buen aporte. Respecto a Napoleón, justamente por eso dije que “en algún momento” y por lo que recuerdo siguió el mismo proceso que Beethoven. Tendría que repasar la cosas que leí sobre Bolívar ya hace tiempo, ya que no puedo afirmar nada sobre él, salvo decir que hubo ciertas controversias. Algo había leido que muchos atribuyen la fundación de Bolivia a la creación de un estado para que Bolívar gobernara el resto del tiempo y no jorobara más, ya en su decadencia. también hay dos Bolívar, uno el que intentó hacer un primer intento independista y no fue comprendido por el resto, ya que era totalmente elitista. La gente de a pie se puso del lado español. Creo que después de eso tuvo contacto con el lider haitiano Toussaint Loverture que influyó mucho en su pensamiento. Allí volvió de nuevo a América para emanciparla, libertó a los esclavos y logró tener una base popular mucho más ancha que la primera vez y así pudo llevar adelante la revolución. Pero en algún momento se pronunció por la monarquía parlamentaria como el gobierno idea. El problema con los personajes históricos es que muchas veces ellos mismos mutan a lo largo del tiempo, entonces no siempre los juicios que podemos hacer sobre ellos son absolutos, depende el momento que miremos.

      Me gusta

      Responder
  21. Pablo Crossroads

    Don Guaya, veo que mantenemos la Conexión…nº 5. abrazo

    Me gusta

    Responder
  22. Pablo te acordás del cantor Roberto Rimoldi Fraga? (yerno de Lanusse)
    “Argentino!! , argentiiiiino hasta la mueerrte!!!!”
    PD: mirá si existe un castigo divino y por esas cosas de la Divina Providencia el Salmón tiene que purgar un castigo eterno escuchando todos los Long Plays ultrachauvinistas de ese cantor.
    No…no estoy dando ideas, Por favor!!….

    Me gusta

    Responder
    • Se la dejé bien encarnada, pero no “picó” Y eso que está como tararira entre los juncos ..a los “tarascones” con las “monjarritas”.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: