Canal RSS

Archivo de la etiqueta: dictadura

DICTADURA (TERCERA PARTE: LA NADA)

Publicado en

Después del golpe de junio de 1973, y – particularmente después de la intervención de la Universidad en octubre – la dictadura, por lo menos en mi percepción , se hizo cada vez más dictadura. Poco a poco se fueron ahogando los últimos focos de resistencia que a esa altura eran simplemente testimoniales.

Los principales líderes políticos caían presos, se exiliaban o intentaban pasar WilsonFdesapercibidos.  Mucha gente criticó a Wilson Ferreira Aldunate por su actitud de huir del país, siendo, como era, el principal líder de la oposición. Circulaba un chiste. “Saben como le dicen a Wilson? Fideo de Manzanares, porque es blanco, barato y no tiene huevos”.  Explicación para los más jóvenes: Manzanares era una cadena de almacenes que vendía productos baratos y en general de baja calidad. Sus pastas eran de un color blanquecino, seguramente porque carecían de huevo en su fórmula. La alusión a “barato” es porque Wilson en algún momento había calificado de “baratos” a la parte herrerista de su partido, debido a que algunas de sus figuras aceptaron cargos en el gobierno de Bordaberry contrariando una decisión del Directorio. (“Sabemos que hay blancos baratos que se quieren vender”) http://www.lr21.com.uy/editorial/388356-a-los-jovenes-blancos. Es difícil juzgar hoy  aquella actitud de irse del país. Nunca sabremos qué hubiera pasado con él si se hubiera quedado. Probablemente lo hubieran apresado – estaba requerido – y hubiera tenido la misma suerte que Seregni. Pero de haber sido así hubiera estado – al igual que el General – adentro de las negociaciones de la salida democrática y no al margen, y es probable que la salida hubiera sido antes y diferente. No lo podemos saber. Tampoco fue cómodo su exilio. De hecho en 1976 tuvo que escapar de Buenos Aires, porque estuvieron a punto de matarlo. Y siempre en estas circunstancia se necesita algún líder político que actúe desde el exterior, y en ese sentido fue muy activo. Lee el resto de esta entrada

DICTADURA (SEGUNDA PARTE: LA UNIVERSIDAD)

Publicado en

28254scr_6a99503f36906b0

Luego de consumado el golpe el 27 de junio de 1973 el cerco sobre las libertades se fue cerrando de a poco. No fue de un plumazo, sino que durante unos meses persistieron algunos espacios donde la mano de hierro de la dictadura se tomaría un tiempo adicional en llegar.

11531Inmediatamente después del 27 se declaró la huelga general. Fueron 15 días y ahí se terminó. Mientras duró se hizo sentir: no había transporte, no se conseguía combustible. Dos o tres días después de consumado el golpe, con algunos compañeros de facultad, hicimos una chorizada en la casa de uno de ellos;  no tenía nada de connotación política, simplemente era de camaradería . Para los que vivían más lejos no fue fácil conseguir transporte. Algunos compañeros que habían conseguido que su padres les prestaran el auto llevaban a otros a la reunión. Pero lo que se hacía, ademTANQUETAZOás, era que quienes andaban en auto llevaban a gente que, por la calle, andaba haciendo dedo. Mientras estábamos en la chorizada nos enterábamos que en Chile se producía el llamado tanquetazo: un grupo del ejército se rebelaba, sin éxito,  contra el Presidente Allende. Entre los oficiales del ejército que más activamente habían participado en reprimir a los insurgentes estaba el mismísimo Augusto Pinochet, que fue clave en abortar el golpe.  Pese al triunfo de Allende la sensación era que el cerco se estrechaba: la sombra del Cóndor ya era visible en esta zona. Lee el resto de esta entrada

DICTADURA (PRIMERA PARTE: EL GOLPE)

Publicado en

 

El martes pasado fue 27 de junio y se cumplieron 44 años de que la Fuerzas Armadas y el Presidente Bordaberry disolvieran el parlamento, cumpliendo la última etapa del golpe de estado que daría inicio la infame y triste dictadura cívico-militar, que  ha marcado y seguirá marcando a fuego la memoria de los uruguayos durante mucho tiempo. Yo no recuerdo que en los 60 o los 70 , – o sea 30 o 40 años después   de la dictadura de Terra y algo menos de la de Baldomir  – se siguiera hablando de ellas con la intensidad que se sigue haciendo hoy con la que iniciara Bordaberry, que además es una referencia ineludible en nuestra historia reciente. Fue un dictadura diferente a todas las demás, seguramente de lo peor que se experimentó en el siglo XX en Uruguay.

Por eso me pareció adecuado hacer un post sobre mis vivencias de aquella época. No pretendo hacer una historia sobre el golpe de estado, para eso están los historiadores. Simplemente quiero contar un poco como vivió toda esta etapa un joven de 18 años, sin contactos con la política militante, aunque atento a lo que pasaba. Por supuesto, una persona muy distinta a la que es hoy este Salmón.

No fui de los más afectados por la dictadura. Quiero decir, no estuve preso, ni sufrí tortura, exilio o persecución de ningún tipo, ni tampoco nada de ello le ocurrió a mis familiares más cercanos. Eso no quiere decir que la dictadura no me haya afectado; sentí la falta de libertad, la represión, el miedo; tuve amigos y compañeros a los que les pasaron cosas terribles (presos, exiliados, desaparecidos). Y  también sentí un gran vacío,  una gran nada, ya que para un joven de entonces no había demasiadas posibilidades de ocupar el tiempo en actividades gratificantes, más allá del estudio o el trabajo (y en ocasiones ni eso). Comparo con la f Lee el resto de esta entrada

Y VENEZUELA SIGUE MADURANDO

Publicado en

Maduro-ChávezNo suelo en este blog hacer comentarios sobre temas políticos, pero hay momentos en que es difícil evitar hacerlos. Sobre todo cuando tocan algunos aspectos relacionados más que a los hechos en sí a la forma en la cual las personas se posicionan frente a estos hechos y allí empiezan a salir todos los monstruos que contienen los pensamientos dogmáticos. Me propongo en este post trasmitir algunas vivencias de El Salmón sobre Venezuela y, fundamentalmente (por más que este último aspecto ocupe la menor parte del blog), efectuar una reflexión sobre la manera en que las personas toman partido al respecto. Estuve 5 veces en Caracas, y en función de las impresiones de aquellas visitas , me queda muy claro que Chávez y Maduro no surgieron por generación espontánea, sino que lo que ocurre hoy es consecuencia de algo que se venía gestando desde hacía mucho tiempo.

1)

Las dos primeras visitas que hice fueron a principio de los 90. En aquella época, Venezuela era uno de esos países de los cuales no se hablaba demasiado por estos lados. La percepción que había era de que allí no pasaban demasiadas cosas que merecieran ocupar los titulares de los diarios. Se sabía que tenía una aparentemente sólida democracia que había sobrevivido a los embates dictatoriales que la mayor parte de América del Sur atravesó en los 70, que  tenía mucho petróleo, lo cual les permitía a un sector de la población mantener elevados niveles de vida y que jugaban muy mal al fútbol, el peor de toda Sudamérica. Tamb Lee el resto de esta entrada

BENEDETTI REVISITADO: CUARTA PARTE

Por fin aquí tienen la cuarta y última parte de esta saga que seguramente ya los tenga un poco cansados. Les repito de nuevo lo que les dije en el blog anterior: si leer esto les cansa, imaginen lo que será leer todos los cuentos.

En esta entrega terminaremos de analizar los cuentos de su segunda etapa. Corresponden a dos obras: Geografías y Despistes y franquezas. En la primera de éstas Benedetti analiza el tema del exilio. En la  segunda – que más bien trata del desexilio – sus cuentos hacen honor a la primera parte del título: el despiste del escritor es total. 

Estos cuentos agudizan las características de los anteriores. Por supuesto Benedetti no abandona la vieja receta de la cotidianeidad citando nombres de calles o personas. Solo que como muchos son cuentos desde el exilio se condimentan con la nostalgia y además se le agrega lo cotidiano de los lugares donde están los personajes: ahora aparecen nombres de lugares, personas o cosas de Buenos Aires, Madrid, Barcelona, París (mechado con muchas palabras en francés, por supuesto eso da un toque de distinción intelectual), como para que no nos quede dudas que Mario ha visitado todos esos lugares.

Geografías Lee el resto de esta entrada

BENEDETTI REVISITADO. TERCERA PARTE

La segunda etapa de los cuentos

En un principio este iba a ser el último post sobre este tema. Pero lo siento, me quedaba demasiado extenso y los lectores se quejan. Y en este caso la extensión tiene otra contra más, ya que el contenido de este post, por razones que ya verán es muy repetitivo. Además se me terminan los temas y tengo que estirarlos (se reciben sugerencias de lectores sobre temas a  tratar). Así que decidí hacerlo en dos partes. La primera es una reseña de los cuentos de Benedetti de la etapa de la dictadura, la segunda de la etapa del exilio. Encontrarán – como ya dije – ambas reseñas reiterativas y aburridoras, y esa es justamente la idea que quiero dar, porque estos cuentos son así. Si  los termina abrumando imaginen lo que puede ser leer todos los cuentos. Hablan casi de lo mismo, contienen los mismos elementos que aparecen una y otra vez hasta el hartazgo. Leyendo la trama de unos se puede adivinar la del resto.   Esta  etapa es la peor de todas. Si los cuentos de Montevideanos o La Muerte y otras sorpresas eran mediocres por sus argumentos flojos, sus repeticiones, su exceso de simplicidad y la previsibilidad de muchos de ellos, los cuentos posteriores son – sencillamente – panfletos.  Son historias dominadas pura y exclusivamente por lo político, pero con un manejo absolutamente maniqueo y  grotesco, sin ningún tipo de sutilezas. Uno recuerda lo difícil de aquella época trágica dominada por la brutalidad en que los militares ejercieron un poder dictatorial encarcelando y torturando gente y puede entender la necesidad de un escritor comprometido políticamente de expresar sus angustias. Pero eso no es excusa para escribir malos cuentos y convertir la literatura en un panfleto.

Lee el resto de esta entrada

EL CANTO POPULAR URUGUAYO (SEGUNDA PARTE)

Publicado en

 

Continuamos con la segunda parte de la nota referida al canto popular uruguayo. Veremos el rol de los medios de difusión y el tema del nacionalismo.

Antes una aclaración previa: en aquellas épocas de la dictadura yo también asistí a algunos recitales de canto popular (nunca jamás de Universo o Pareceres), e incluso llevé a mis hijos a ver Canciones para no Dormir la Siesta, que disfrutamos tanto ellos con sus ritmos pegadizos como yo con las guiñadas políticas.  Pero eso no quita nada a los comentarios hechos aquí respecto a la mala calidad de buena parte de esta música (con excepciones), las posturas sectarias y conservadoras de muchos de sus seguidores y a la forma en la cual una vez recuperada la democracia la mayor parte de esta música quedó totalmente anacrónica y sin razón de ser.

Como dijo Jaime Roos (se puede ver en youtube en el video Historia del Canto Popular capítulo 8, alrededor del minuto 41) a “aquella música de canto popular recalcitrante, le faltaba swing, había poco ritmo, no había improvisación, faltaba estallido vital”

Los medios de difusión

Si bien  era común la queja de que “el canto popular uruguayo no trasciende porque las radios no lo difunden, privilegian a los de afuera” la verdad es que la realidad era bastante diferente. Lee el resto de esta entrada