Canal RSS

UN PASEO POR LA RAMBLA DE POCITOS (TERCERA PARTE)

Publicado en

 

RECORDAMOS DAR CLICK EN LAS FOTOS PARA VERLAS MEJOR

Las pescaderías artesanales

Un poco antes de llegar a la Punta de las Carretas, más concretamente donde desemboca la calle Tabaré, existen una serie de pescaderías artesanales, de las cuales, aparentemente, la única que sobrevive es la Pescadería “Manzanita”.

La verdad, no tengo nada contra el señor Manzanita. En este video se ve que es un señor muy trabajador y sacrificado, aunque ciertamente no se me ocurriría comprar pescado ahí; me entran un poco de dudas respecto a la higiene del lugar, sobre todo después de ver los lindos gatitos que aparecen a partir de los 21 segundos del video. Y convengamos que su presencia no ayuda demasiado a la estética de la zona.

 

20150206_07482720150204_083827

 

 

 

 

 

20150204_08382420150129_080618

 

Por otra parte, la pregunta que nos hacemos es ¿por qué está este buen hombre instalado aquí, en una zona de Montevideo cuyo  terreno debe valer un buen dinero, FormatFactory20150206_074840seguramente mucho más que lo que él pueda pagar para comprarlo, alquilarlo o incluso pagar la contribución.  Aparentemente, este terreno le fue cedido en concesión por la Intendencia a un abuelo suyo, y dicha concesión se fue renovando periódicamente. A esta altura muchos estarán pensando en mi frivolidad de agarrármela con un pobre trabajador que se gana la vida honradamente. No, no me la estoy agarrando con él. El pobre hombre seguramente no tiene la culpa de estar en la situación en que está, y además aprovecha la oportunidad que le han dado para trabajar honradamente por su sobrevivencia y la de su familia. Solo que se le debió haber dado otra solución a este tema. Apunto más bien a la forma en la cual a veces se manejan estas cosas, con la práctica del hecho consumado.  Manzanita ocupa un terreno muy valioso que podría  tener otro destino. Además, sin duda, que debe haber cientos de uruguayos que estarían dispuestos a tener la misma oportunidad que Manzanita de ocupar un terreno de este tipo para vivir de la pesca, y que tendrían el mismo derecho que él para estar ahí. ¿Por qué tiene que ser justamente Manzanita el que esté ahí? ¿no podría estar otra persona?. Tampoco se trata de sacarlo a patadas y dejarlo en la calle y, ya que hoy nos encontramos frente al hecho consumado, perfectamente podría encontrársele otro lugar. Costa no le falta a Montevideo.  O incluso hasta se lo podría jubilar, entregarle un subsidio equivalente a los ingresos que obtiene normalmente y licitar la zona en concesión para algún otro tipo de emprendimiento. El concesionario podría emprender alguna actividad lucrativa que permitiera pagarle al estado – como parte de la concesión – una contribución varias veces superior al eventual subsidio al pescador. Y así, todos contentos: Manzanita con su futuro asegurado sin necesidad de levantarse a las 5 de la mañana a pasar frío en el Río, ganando el mismo o más dinero que ahora, el emprendedor haciendo plata con un negocio rentable, el estado recaudando  dinero por lo que quede de la contribución después de pagar el subsidio  y los vecinos y turistas contando con un entorno más agradable. Puede que no sea totalmente justo, pero sí es una situación mucho mejor que la actual, para todo el mundo: Manzanita, empresario eventual, estado y vecinos. Después de todo, a veces el estado le ha pagado muchas veces a algunos trabajadores públicos inútiles un sueldo para sacárselos de encima. ¿por qué no puede hacerlo con un trabajador humilde y esforzado? Y si no se está dispuesto a hacer esto, y por algún motivo se decide mantener la pescadería (por ejemplo porque queda de onda tener una pescadería artesanal en el medio de Punta Carretas, ya que es un sello de la idiosincrasia igualitaria y sencilla de los uruguayos, o porque se considera algo exótico que atrae a los turistas), por lo menos se le debería exigir que cambie su estética, incluso con ayuda de la propia Intendencia, porque seguramente Manzanita no tenga recursos para revocar y pintar su establecimiento.

Pero esto no es lo peor. Mal o bien el local está ocupado por una persona que lo utiliza para ganarse la vida honradamente. Pegado al lugar existe otra pescadería en estado de abandono, “La Virazón”, que es un lamentable asentamiento lleno de mugre, ocupado vaya a saber por quién y que, en reiteradas ocasiones, ha sido denunciado por los vecinos por ser refugio de malvivientes.  http://www.elobservador.com.uy/vecinos-la-rambla-denuncian-prostitucion-local-abandonado-n243898

Las fotos eximen de todo tipo de comentario. Y20150129_080642 esta zona está así desde hace por lo  IMG_3861menos 3 años.

20150206_08384420150206_083836

 

 

IMG_3863

IMG_4970

IMG_3862

20150129_080639

 

 

 

 

 

20150129_080709

 

 

 

 

 

 

 

Los monumentos

 

Todo paseo tiene sus estatuas, sus monumentos, sus bustos, y el de la Rambla no es 20150609_084001(2)una excepción. Llama un poco la atención la heterogeneidad de los mismos, así como que en general tienen poca empatía con el entorno.  Algunas de las estatuas o bustos pertenecen a personajes no demasiado conocidos por los montevideanos, lo cual en sí no es ni bueno ni malo para el paisaje, dependiendo de la estética, pero es característico de esa costumbre de querer rendirle homenaje a alguien colocando un busto por ahí sin preocuparse demasiado de que la gente sepa quién es. Seguramente no debe ser mucha la gente que sepa quién fue Luis Sambucetti, pero parece que alcanza con un busto para cumplir con homenajearlo. Yo tampoco lo sabía, pero es un músico clásico uruguayo que vivió entre 1860 y 1926 y fue fundador del Insituto Musical Verdi (donde hoy está la sala de teatro con ese nombre).

Luego hay un busto que homenajea a Mahatma GIMG_3837andhi. Este sí, un personaje más IMG_3838conocido por todo el mundo, pese a que el que no reconoce su inconfundible silueta va a tener alguna dificultad por enterarse de quién es, ya que es difícil leer las borrosas letras estampadas en el bronce, pese a que el lugar cuenta con el muy buen mantenimiento de la Compañía de Oriente, la cual, pese a ello, parece no haber reparado demasiado en la ilegibilidad del cartel.

También está el monumento al poeta y escultor Zorrilla de San Martín, una estatua tradicional, hecha a lo grande, alta, elevada, de dimensiones desproporcionadas, como para que se vea de lejos, ý no por la gente que pasa caminando, ya que el pedestal está más arriba que la estatura normal de una persona. Es el tipo de estatuas que uno se ha acostumbrado a ver, y por ello no puede valorar adecuadamente.

20150204_084232

Uno de los monumentos que más me ha llamado la atención es el de las fotos de abajo, cerca de Punta Carretas. 20150129_08073520150129_080744En mi modesta opinión, un verdadero adefesio, pero puede que esté equivocado, ya que no sé mucho de esculturas. Pero, además, he pasado varias veces  al lado de él y lo he mirado tratando de encontrarle el sentido. Lo he tratado de ver desde distintos ángulos, a distintas horas, para ver si la gracia del mismo estaba en algún efecto de luces y sombras, pero no he podido encontrarle nada. Aparece ahí, como una piedra misteriosa, con un agujero en el medio, como si se tratara del monolito de 2.001 Odisea del Espacio, solo, 20150129_080759en el medio del pasto, con apenas una escalerita para acceder a su contemplación desde cerca. Tampoco hay un solo cartel que explique qué significa y quién ha sido su creador. Durante meses cada vez que pasaba por ahí seguía con la misma curiosidad hasta que un día consulté en internet. El monumento es un homenaje al guitarrista Abel Carlevaro, y fue hecho por su sobrino nieto Giorgio Carlevaro. De hecho, cuando uno tiene esa información, puede darse cuenta que la escultura simula la parte de arriba de una guitarra, aunque sin cuerdas. Puede apreciarse los agujeros de las clavijas, incluso, y supongo que esa especie de escalerita que tiene en el agujero de arriba debe simbolizar la escala musical ascendente hacia la claridad del cielo ….  una verdadera “Stairway to Heavens”…..caramba !!!… siIMG_4972 era tan obvio!!! como no me di cuenta antes.  Repito que yo no sé mucho de esculturas y probablemente no sepa apreciar esta obra en su real magnitud. Pero sospecho que la mayoría de la gente que pasa por ahí tampoco. Por lo que en todo caso su ubicación más apropiada debería ser dentro de un museo, no en un espacio público.

20150129_08220520150129_082311

Otro monumento importante es el que recuerda el Holocausto del Pueblo Judío, que se ubica justo antes del comienzo de los clubes de pesca. Realmente el monumento está bien diseñado. Si uno se interna entre sus paredes inclinadas puede sentir un cierto sentimiento de opresión y vacío que invita a reflexionar, aunque sea unos instantes, sobre un evento tan desgraciado de la historia reciente de la humanidad. Por otra parte el diseño se inserta perfectamente dentro de la 20150129_082253estética de la Rambla., ya que las paredes y muro de granito le 20150129_082301dan continuidad al paisaje. Sin embargo, hay algo que falla, y  es su ubicación.  El memorial está lejos, como perdido, apenas se ve. (ver foto de más abajo). ¿Quién baja desde la Rambla para visitarlo?   Queda como a trasmano. Un monumento de este  tipo, con las connotaciones que tiene, debería estar en un lugar donde la gente, caminando, pase naturalmente  al lado de él, se tope con él,  y quede integrado familiarmente al paisaje como el Obelisco, el Monumento al Gaucho o el Entrevero. De forma que – por ejemplo – un niño que pasea con sus padres les haga la lógica pregunta: ¿que es esto? ¿que fue el Holocausto?, dando pie a una explicación enriquecedora. Hoy no aparece integrado, pese a que – repito – arquitectónicamente sigue perfectamente la estética de la rambla.  Tal vez, en realidad, no sea un problema del Memorial, sino que sea un problema de la misma Rambla por haber marginado, como ya se dijo en notas anteriores, todos los espacios verdes ,en lugar de integrarlos. Si la senda peatonal pasara pegada al mar el Memorial quedaría adentro del paseo y no estaría casi oculto, como está ahora.

20150129_084444

Finalmente, entre todos estos “monumentos” hay algunas curiosas construcciones desperdigadas por las zonas verdes.

20150129_081945Por ejemplo, aquí tenemos nuestro propio Stonehenge, y como el Stonehenge original nos genera el mismo misterio de qué habrá sido esta extraña construcción en sus orígenes.

 

O si no, objetos como estos: pequeñas construcciones de piedra, restos de algo olvidado que nadie se preocupó nunca de sacar

20150129_08025620150129_08084320150129_081204

 

IMG_4977

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ni qué hablar de las entradas de la red cloacal, que por algún motivo, en lugar de estar a ras del suelo sobresalen varios centímetros de éste (foto de abajo).

 

IMG_4976

 

Del lado de la playa

Dirijamos ahora la mirada molesta hacia el este, la parte de Rambla que atraviesa la Playa Pocitos. Sin duda que la conjunción de arena, mar, edificios y la propia forma de la Bahía delinean un paisaje único, además a una escala perfectamente humana. Sin embargo, si entramos a reparar en los detalles aparecen signos de deterioro, desidia y de haber tomado decisiones equivocadas.

Un primer aspecto a señalar es el deterioro que tiene el murito del lado de la playa. Al margen que parece diseñado en base a sobras de material, ya que la parte superior del muro presenta aspectos totalmente heterogéneos, sin ningún sentido aparente, buena parte de las lozas están rotas, desde hace ya bastante tiempo.

IMG_4985IMG_4986

Sobre la mitad de la playa, aproximadamente, se construyó una especie de balcón. Una buena idea, sin duda, ya que permite ampliar el espacio de paseo,  descanso y visibilidad de quienes caminan por la vereda. El problema está en que abajo de dicho balcón dejaron un espacio abierto, que es una invitación a la mugre y a servir de refugio de vagabundos. Realmente está feo. Agradezca el lector que las fotos reflejan sólo las imágenes y no el olor del lugar.

IMG_4981IMG_4988IMG_4987IMG_4980

 

 

 

 

 

 

IMG_4979Tampoco están en muy buen estado de conservación las otras construcciones de la zona, como el parador y el local que está sobre la finalización de la playa. Graffitis, paredes despintadas, suciedad. Confluyen la mala educación de algunos vecinos y el poco empeño de los concesionarios y las autoridades de la intendencia en el mantenimiento, probablemente, en muchos casos impotentes y ya derrotados ante el hecho de que lo que se  limpia y se repara se estropea a las pocas horas.

 

20150204_081157

20150204_081150

 

Y por último, el detalle, la “intervención” seudo ecológica. Seguramente a alguien se le ocurrió que la playa de Pocitos quedaba mejor con dunas. Pocitos nunca tuvo dunas. O por lo menos hace muchas décadas que no tiene dunas. Para qué forzarlas? Pocitos no es Cabo Polonio, ni nunca lo será. Entonces ¿a santo de qué alterar el paisaje pretendiendo fabricar dunas? Si la arena se pierde, puede haber otras formas de reponerla que no impliquen estropear el paisaje. El resultado es esta especie de matorral urbano instalado en medio de la playa

IMG_4978IMG_4982IMG_4983

20150204_080142

 

 

 

 

 

 

Estos arbustos plantados a los efectos de ir generando dunas afean el paisaje. Son como una especie de barrera que se interpone en la visibilidad del lugar, impidiendo que la vista se pierda libremente en el paisaje extenso de la arena. En algunos lugares, directamente, no dejan ver el mar y su vegetación heterogénea y desprolija es sencillamente desagradable. Y también – en contraste con la limpieza natural de la arena – amenazan en convertirse en depósitos de basura. Es que un matorral en medio de esta zona tan densamente poblada de la ciudad no es lo mismo que si estuviera en medio del campo, porque ya se sabe que la ciudad genera más basura y es muy difícil que a estos lugares no llegue la contaminación y la inmundicia.

20150729194002

20150729194012

20150729194022

20150729194038

20150729194045

20150729194053

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que se ve en la última foto es lo que efectivamente se imagina el lector: caca humana. Y ese objeto azul es un buen hombre durmiendo. Imaginemos en lo que se convertirá esto cuando el matorral – por el momento incipiente – adquiera mayores dimensiones. Una linda forma de estropear la Playa Pocitos.

Construcciones feas y descuido

No tengo nada con que haya una estación de servicio instalada a la altura de Punta 20150206_075722Carretas. Más aún, su minimercado llena un gran vacío, ya que por todo ese lugar no hay nada donde aprovisionarse. De hecho, un día cualquiera de verano se pueden apreciar largas colas de personas que pasean por la zona, desesperados por consumir algún refresco. Pero…no habr20150129_081331á forma de mejorarle un poco la estética para que no desentone con el lugar?  La estación está en medio de la tierra, toda rodeada de contenedores y de restos de construcciones desparramadas en total desorden. Ella misma parece que estuviera aún sin terminar.

20150206_075734

Otra construcción que me parece fea es la sede del Nautilus: más que un club deportivo parece la entrada de un sanatorio o una comisaría. Si bien está prolijo y las canchas de tenis muy cuidadas, la parte de la sede con ese color terracota y los techos como de lata no son elecciones muy afortunadas.  Y ya digamos de paso, que aquí también vale la misma pregunta que para el caso de los clubes de pesca, las canchas de fútbol o de Manzanita: ¿cuáles son los motivos que justifican que ese club esté instalado ahí y a cambio de qué se le ha otorgado una concesión para que usufructúen ese lugar tan privilegiado de la zona? No reitero la pregunta para la estación de servicio o los establecimientos gastronómicos que están en la zona, pues parto de la suposición de que, al ser emprendimientos con fines de lucro, la concesión se le debe haber otorgado a cambio de la entrega de algún dinero o contribución anual que guarde razonable equivalencia con las posibilidades de la explotación económica que ofrece el lugar. Si no fuera así, peor todavía.

20150204_083128

FormatFactoryIMG_3839

Finalmente

A modo de conclusión después de estas tres notas, y para no ser tan negativos, pese a todos estos problemas la Rambla de Montevideo, no solo en el caso particular de Pocitos que hemos analizado, es un lugar espléndido. Un paseo sumamente recomendable, un lugar adecuado para el descanso, el ejercicio, la recreación. Solo que podría ser mucho mejor aún, ya sea porque algunas partes están sin aprovechar o porque se han ido deteriorando. Y la culpa, sin duda. es compartida por autoridades y ciudadanos.

DISCULPAS A LOS LECTORES:  Como podrán apreciar algunos textos quedaron intercalados entre las fotos en forma inconveniente. Desconocemos las razones por las cuales el editor que usa El Salmón hace esto. Pero ciertamente luego de un buen rato tratando de arreglarlo me resigné a que pone los textos donde se le canta. Será porque es bizarro.


posts relacionados:

Un paseo por la Rambla de Pocitos (primera parte)https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/07/26/un-paseo-por-la-rambla-de-pocitos-primera-parte/

Un paseo por la Rambla de Pocitos (segunda parte) https://salmonbizarro.wordpress.com/2015/08/02/un-paseo-por-la-rambla-de-pocitos-segunda-parte/

Anuncios

»

  1. Hola, un comentario porque estoy mas o menos de acuerdo con las 3 partes. Las dunas tienen como objetivo la preservación de la playa. No es un tema ecológico en si mismo. Sino que sin dunas, en pocos años el mar (gracias a sus mareas) se va a comer suficiente arena como para que la arena quede por debajo del nivel del mar y sin dunas para “reponer” la arena, pocitos se quedaría sin playa.

    Me gusta

    Responder
    • El punto es si no hay otra forma de preservar la arena de la playa que no pase por hacer esas dunas espantosas, por ejemplo transportando la arena de otro lado donde sobre. Yo más que nada apuntaba a lo feo que queda y sobre todo a la mugre que se junta. Lo que no me queda claro es por qué las mareas se llevan la arena, me imagino que llevan y traen, pues esas playas han estado así sometidas a las mareas desde hace mucho tiempo, pero bueno, eso es un tema técnico y realmente ignoro. Pero tal vez hayan otros factores que juegan. Una vez oí algo que la arena que lleva la gente en sus pies cuando sale de la playa poco a poco la va vaciando. Y aunque parezca medio extraño por lo mínimo que puede ser, tal vez miles y miles de personas llevándose algunos granitos durante muchos años puedan tener impacto.
      Gracias por tu aporte.

      PD. Aqui encontré algo que puede ser ilustrativo al respecto. http://www.180.com.uy/articulo/11921. En realidad sería el viento, no el mar.
      y este otro donde se menciona alguna otra medida implementada: http://www.elobservador.com.uy/la-arena-que-el-viento-se-llevo-n261351

      Me gusta

      Responder
      • El tema es que las mareas se llevan mas de lo que traen. Como la arena “pesa” mas que el agua tiende a depositarse en el fondo. Cuando la marea sube, arrastra la arena suelta (el mismo efecto de tire y hola) pero lo que devuelve es menos.
        Lo del viento y la gente son, evidentemente, factores importantes (hasta hoy no sabía cuanto!). Y pienso en como se pone la ruta que va por la rambla de Piriápolis (o pasando la Barra en Punta) y es bastante obvio. Lo que es 100% cierto es lo feo que quedan esas dunitas con mugre.

        Me gusta

      • muchas gracias por tu aporte constructivo.

        Me gusta

      • El comentario de Gonzalus puso foco en un tema en el que me interesó profundizar un poco. Así fue que me topé con este trabajo de tesis de magister sobre la ‘”Dinámica sedimentaria de la costa uruguaya – Evolución y tendencias de playas urbanas en el marco global”. Este trabajo no sólo me pareció muy didáctico, sino que muy adecuado para el punto de tratar de entender por qué pueden estar esa vegetación allí en la playa Pocitos, si son el resultado de alguna medida bien estudiada. Cosa que me adelanto a confesar que a priori que ya tendía a creer que sí, porque he visto carteles en las playas al costado de las dunas que refieren al proyecto de reforestación. La tesis hace un análisis de las playas urbanas, y en particular a la playa Pocitos a la que hace referencia el Gran Salmón. Hace mención a cambios en la circulación atmosférica en los últimos cuarenta años, como la disminución de la frecuencia de las tempestades (una sorpresa, no?), los cambios en los arcos de playa, la elevación del nivel del agua del Río de la Plata, aspectos del ecosistema de la playa que son necesarios cuidar si se pretende mantener la estructura de las mismas (por ejemplo conservar la cantidad de arena seca si se pretende un uso humano de las playas para el disfrute). Aparentemente la que tiene más chances de “recrear sus estructuras”según el informe es la playa Malvín, entre varias analizadas de Montevideo. Es decir, lo que quiero decir es que el tema tiene muchas puntas y cuestiones técnicas a considerar, y que no es tan simple como uno puede llegar a pensar rápidamente como para decir vegetación sí o vegetación no.

        Según este informe, la existencia de vegetación puede tanto favorecer la generación de dunas como entorpecerla, dependiendo de cómo afecta la circulación de arena. Y si bien, se manifiesta sobre la vegetación en la playa Malvín, lamentablemente no encontré referencia al caso de la playa Pocitos.

        Esto me hace acordar a las dunas del Cabo Polonio, que son móviles, y que según me han dicho los lugareños están en una situación complicada. Imagínense que en el Polonio con lo poco que hay para hacer, en el tema de las dunas todos son expertos. Es como preguntar por Gardel en Valle Edén, pero eso sería comentario para el otro post salmonesco. Debido al crecimiento de la vegetación en el tramo que va desde donde salen los camiones hasta la playa (los ex-del “francés”, ahora reglamentados por el MTOP y concesionados a una empresa de un ex-Intendente de Rocha según dicen los camioneros), el movimiento de las dunas ha descendido y con ello su tamaño.

        Finalmente, para cerrar quiero referirme a la citada playa Piriápolis. Es un buen ejemplo de cómo se elimina el arena seca de una playa haciendo el muro de piedra donde se hizo: adelante (hacia el agua) de donde terminaba la vegetación, eliminando su existencia de la playa. Como bien explica Juan Grompone en su novela “Asesinato en el hotel de baños”, el muro debería haberse hecho respetando la vegetación existente, en lugar de donde se hizo, priorizando el objetivo de Piria de que la gente se bajara del tren (la estación está justamente detrás del Hotel de Baños, donde hoy funciona una oficina turística enfrente al Argentino Hotel) y caminara muy poco para mojarse los pies en el agua. Pero esto ya casi es “arena” de otro costal.

        Me gusta

      • Excelente aporte, señor Cíclope.

        Le gusta a 1 persona

  2. La verdad que la rambla de Pocitos apesta, entre la mugre, los pichis/planchas, perros en la playa y esto que contas, ya ni da para bajar.

    Y en verano peor! vienen todos los pichis a “jeder” a la playa, no se puede ni caminar con las bicis “tuneadas” o salir un rato sin escuchar motitos chinas con escape libre. Todo bien con la gente de otro barrio, pero yo no le voy a romper los quinotos a los demás.

    Deberían cuidar la rambla, muchos turistas dicen que es horrenda, al que no lo afanaron lo corrieron con la desidia. Basta mirar foros de viajes y ver que la rambla ya no es lo que era

    Me gusta

    Responder
  3. Creo que el Sr. Leoncius olvidó mencionar las madres con botijas “down” o minusválidos (dan lástima y nos entristecen el paseo), los asquerosos gays caminando de la mano (yo no voy seguido, pero un día vi a dos…besándose!), menos mal que en mi pueblo lo hacen a escondidas (…como debe ser). Presumo que no eran de su barrio, aunque tenían ropa de marca (seguramente robadas).
    Bueno Saludos a la gente linda del barrio.
    Le saluda atte. la abuela de Guayabitox
    P.D. Yo ya tuve varias peleas con mi nieto, porque insiste que hay que reclamar a los inspectores, alcaldes y políticos amigos, en las fiestas y en la campaña electoral… en vez de preguntarle por la señora y sus preciosos nenes (… miren si voy a empañar la noche con esas ordinarieces!). Ah! y queda más “chic” mencionar arándanos, en lugar de quinótos (están muy baratos).

    Me gusta

    Responder
  4. no se que tenes encontra del pesacador pero sos un sorete de mierda

    Me gusta

    Responder
    • Sabía que iba a aparecer alguien a insultarme por el tema del pescador. Si hubieras leído bien mi post verás que no tengo nada contra el pobre laburante, que si bien digo que no está bien que esté ahí no propongo que lo saquen a patadas y que además estoy proponiendo varias solucines que lo dejan bien y que son mejor para todo el mundo, él incluido. Si algo le critico es su falta de higiene, que me parece peligrosa: si mañana vas a una carnicería y te encontrás un perro al costado del mostrador comiendo restos de carne, o vas a una panadería y encontrás palomas al lado del horno comiéndose migas de pan, o a una quesería y ves ratones en el piso alimentándsoe de restos de queso….seguramente no pisarías nunca más. ¿por qué hay que tolerar que haya gatos comiendo restos de pescado? no me parece algo muy higiénico. A veces tendemos a tolerarle todo al más débil simplemente porque es más débil. Gracias por participar.

      Me gusta

      Responder
  5. Nicolás Ruiz

    siiii claro…mejor sacar al pescador y asi construir unas hermosas torres como el Forum o algo similar…el pescador claro…las mirara de afuera…porque es un perdedor y no esta preparado para esta sociedad !…muy “micky vainilla” lo tuyo salmoncete !

    Me gusta

    Responder
    • Claro, nos pasamos de un extremo al otro. yo no hablé de hacer torres en ningún momento. Y tampoco en dejar tirado al pescador. Con ese criterio no se podría hacer nada y deberíamos permitir cualquier asentamiento en cualquir parte de la ciudad. Y respecto a la torre forum, a mí tampoco me gusta una torre de ese tipo en ese lugar. Pero, en todo caso no creo que los obreros que trabajan en su construcción opinen lo mismo. O los que vayan a trabajar en los servicios de la torre. Mire que uno también uno puede ser Micky Vainilla poniéndose del lado de los “perdedores”

      Me gusta

      Responder
  6. Paseando por la rambla del lado del agua, y en varias oportunidades, entre rocas y pasto para mi asombro y profundo malestar (en sentido literal) me encuentro con los desechos de cabezas, espinazos y colas de pescado en descompocisión dejados por las distintas “pescaderías artesanales”; en distintos lugares de la rambla montevideana. Desde Playa Honda hasta la Punta de las Carretas, y viendo como también pescan tirando sus redes a 20 m de la costa lo cual está prohibido. La DINARA lo sabe, pero… siguen así los “depredadores artesanales”.

    Me gusta

    Responder
    • Gracias por su comentario. Totalmente de acuerdo. Muchas veces detrás de los rótulos políticamente correcto de “artesanal”, “humilde”, “ecológico” o “natural” se esconden depredaciones “justificadas”

      Me gusta

      Responder
  7. Como vecino de la rambla de toda la vida, de acuerdo con todo.

    El tema del tráfico por la misma, los fines de semana y entre semana en horario de entrada o salida laboral es insufrible. No sería hora de “ganar” espacio al río, extendiendo las playas para ensanchar la rambla? Porque se permite estacionar sobre la rambla los fine de semana restando una zenda al tráfico? No sería hora de junto a esa ampliación de la rambla, generar una ciclo vía en serio junto a sendos espacios verdes con comercios gastronomicos? yo sé que el agua esta fea, pero el paseo se puede aprovechar… claro que en unos años quedará todo como están ahora esos bares de playa de la pocitos, como si fuera sacado de Chernobil.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: